viernes, 25 de septiembre de 2015

¡Esta mujer tiene 4 ojos! y otras imágenes divertidas







Embelesar: el curioso origen del término, te embelesará.

Que tus sentidos, a pesar del significado de esta palabra, no se suspendan, arrebaten ni cautiven. Presta atención a esta historia que va a comenzar y luego, cuando el relato acabe, si quieres, embelésate.

Preguntaba el nieto a su abuelo, sentados los dos frente a la chimenea que caldeaba la cocina, qué era aquella música que sonaba en la radio. Era tan dulce, tan embriagadora que el niño se sentía acunado entre sus notas y los ojos se le cargaban de sueño. «Es una nana», respondió el abuelo sin apartar sus ojos de las llamas. «Y te está embelesando». El nieto, extrañado ante el cultismo que su abuelo había utilizado, quiso saber más y dejando de prestar atención durante un momento a la melodía que sonaba, preguntó al abuelo qué era aquella palabra tan rara que había pronunciado y de dónde venía.

«Si fueras pescador, lo sabrías», respondió el anciano. Y empezó a contar.

Cuando los peces eran tan avispados que no se dejaban atrapar y se burlaban del anzuelo que les lanzaban desde la orilla, los pescadores, poco dados a regresar con el cesto vacío de pescado a su casa, se veían obligados a usar otras artes menos nobles. Quería la naturaleza facilitarles la pesca y ponía a su disposición la belesa, una planta de la que se extraía un narcótico capaz de dormir al más pintado. Los pescadores, sabedores del poder adormecedor de la belesa, arrojaban a las aguas del río unas cuantas plantas para atontar a sus presas. Y los peces, embelesados, subían a la superficie para ser capturados sin esfuerzo por los pescadores.

«Pero eso es trampa, abuelo», respondió el nieto.

Y el abuelo, sonriendo al niño, guiñó un ojo sin decir nada más.



Vitruvio, porque aunque pasen 1500 años, nada cambia.

Seguramente el nombre te suena. El hombre de Vitruvio es ese dibujo de Leonardo da Vinci que muestra a un hombre con los brazos extendidos en dos posiciones distintas, inscrito en un cuadrado y un círculo. El dibujo es todo un icono gráfico y cultural, una de las obras más famosas de Leonardo; desde luego, es su dibujo más conocido. Está en camisetas de esas que se compran en las tiendas de souvenirs, está en la propaganda de gimnasios y academias de dibujo, y hay versiones humorísticas, futuristas, de Lego, de Batman, de los Simpson e incluso de Mickey Mouse… 

Pero ¿de dónde viene eso de ‘Vitruvio’? ¿Es alguna ciudad italiana o un monte de aquellas tierras? Poca gente de la que lleva las camisetas esas sabe que Vitruvio fue un arquitecto de Julio César, autor de un tratado de diez libros de arquitectura, que vivió quince siglos antes que Leonardo y cuyas ideas sobre el arte de construir inspiraron a los artistas y arquitectos del renacimiento. Vitruvio es el representante de la arquitectura de la antigüedad clásica. Permítanme recordarles que quince siglos es un montón de tiempo. Hace mil quinientos años, por ejemplo, la biblioteca de Alejandría todavía seguía en pie. Así que se pueden hacer idea de la importancia de Vitruvio, cuyos libros de arquitectura fueron impresos, traducidos y difundidos por toda Europa quince siglos después de su muerte.

Vitruvio describió no solo los edificios de la antigüedad y su proporciones, su utilidad y los métodos de su construcción, sino que además dejó constancia del funcionamiento y los detalles de múltiples ingenios y máquinas de construcción. Explicó cómo se hacían los famosos acueductos romanos, cómo eran las ruedas de drenaje o las norias hidráulicas de la época. Es realmente impresionante ver la imaginación y la técnica con las que hace más de dos mil años (que también es un montón de tiempo) se construían edificios que aún hoy, en la era de la torre Burj Khalifa o las Petronas, nos siguen maravillando.

Pero déjenme contarles una cosa que escribió Vitruvio en el proemio a su libro noveno. En esa obra de hace tanto tiempo, aquél arquitecto, ingeniero, artesano, carpintero, albañil y armador romano, se queja de que sus contemporáneos rinden admiración «a los atletas célebres … que entran victoriosos y triunfantes en las ciudades por donde pasan», que según él, «con sus luchas hacen más fuertes sus propios cuerpos» y sin embargo no se tiene la misma fascinación por «los escritores, filósofos y sabios»que, como dice Vitruvio, «no perfeccionan solo sus entendimientos sino también los de todos los hombres».

Denle una leidita al proemio del libro noveno de Vitruvio (es una página nada más), cierren los ojos, denle un par de vueltas a la cabeza y pongan la televisión. Pobre Vitruvio, ¡pero a quién se le ocurre, hombre! Hoy en día esos atletas célebres (hoy casi exclusivamente los futbolistas) nos encandilan tanto o más que hace dos mil años y les prestamos la atención de todos los medios y focos, dejando para las páginas interiores a los escritores y sabios. No me malinterpreten, a mí también me gusta el fútbol y otros deportes, pero no estaría de más alimentar el interés por quienes perfeccionan el entendimiento de todos, ¿no les parece?

Me entristece de alguna manera pensar que en este país, según la encuesta de la Fundación BBVA (del año 2012) más de un 40 por ciento de los habitantes no sabía nombrar a ningún científico, ¡a ninguno!, ni siquiera a ese hombre de pelo blanco revuelto que también es un icono gráfico y cultural, que también está en camisetas de esas que se compran en las tiendas de souvenirs.

Soy optimista por naturaleza y por opción, y aunque hayan pasado dos mil años sin muchos avances en esto que decía Vitruvio, me dan ganas de abrazar al viejo arquitecto y decirle que aún estamos a tiempo, que esto va a mejor.



Mas que simples fotos...







La canción que Sam Smith compuso para "Spectre" la última película de James Bond.

Sam Smith ha revelado por fin la ansiada canción principal de la banda sonora de Spectre, la próxima película de James Bond. El tema se llama Writing’s On The Wall y se ha dado a conocer el viernes 25 de septiembre y lo puedes escuchar al final del post.



El cantante tenía en sus manos una importante tarea al tener que crear una canción que compitiera con Skyfall de Adele, y ha tratado de ponerse a la altura. Además de la imponente voz del cantante, en el tema ocupa un lugar central la orquesta, algo que ya destacaba en el pequeño adelanto de apenas 15 segundos que se publicó unos días atrás.

Los fans ya pueden comprar y escuchar en streaming el tema. Por su parte, los expertos predicen que Writing’s On The Wall podría convertirse en una de las pocas canciones de bandas sonoras de James Bond en llegar al número uno de ventas.

Sam pudo leer el guión de Spectre antes de componer el tema, composición en la que apenas tardó 20 minutos. Sin embargo, la letra de la canción apenas dan detalles de la trama de la película, aunque no hay duda de que los más acérrimos fans de la saga la diseccionarán para ver qué encuentran.

Quizá alcance el número 1 de ventas pero, ¿podrá este compositor y cantante salido del Factor X británico llevarse un Oscar como hizo Adele en 2013?


La mujer que grabó durante 35 años, los informativos de la televisión en 144.000 cintas VHS.

Hay a quien le da por guardar recortes de prensa, otros son incapaces de deshacerse de los suplementos dominicales por “si un día tengo un rato para leerlos”, pero el caso de Marion Stokes supera cualquier otra plusmarca del síndrome de Diógenes informativo. Esta frágil mujer, que fue bibliotecaria antes que productora de televisión, grabó pacientemente todos los informativos que recibía en su casa de Boston entre 1977 y 2012 hasta sumar 144.000 cintas de vídeo VHS con casi un millón de horas de noticias, desde la guerra de Irán-Irak hasta el huracán Katrina.

Marion Stokes murió en 2012 de una enfermedad pulmonar a los 86 años. Su increíble y desmesurada colección de cintas de vídeo ha sido donada a Archive.org, una fundación que lleva desde principios del presente milenio digitalizando todo el material informativo que se tope con el objetivo –un tanto quijotesco- de crear una gigantesca hemeroteca multimedia abierta al público. La institución se enfrenta ahora a la pesadilla logística de digitalizar la colección de VHS heredadas, que ocupa varios contenedores.

¿Cómo y por qué pudo Stokes acumular y financiar semejante proyecto para inmortalizar lo que aparecía en la pantalla de su TV? La respuesta la formula Sarah Kessler en un estupendo artículo en Fast Company: la mujer empezó a grabar los programas con su primer vídeo en 1977 y, poco a poco, su afición se convirtió en una obsesión, trabajando 24 horas al día para grabar todo lo que emitieran las cadenas nacionales de EEUU, con hasta 8 televisores y sus correspondientes magnetoscopios grabando a todas horas.

Semejante pasión acumulativa obligaba a Stokes –quien, para más datos, sólo tenía una mano- a salir de casa lo justito, no más allá de las seis horas que duraba cada cinta para poder estar presente a la hora de poner a grabar otra tanda. Para no perder ni un minuto llegó a aleccionar a un familiar suyo, Frank, para que hiciera lo propio en su ausencia. Lo más curioso del caso es que la antigua bibliotecaria nunca abandonó el vetusto formato de Sony  JVC, aun incluso cuando durante su último lustro ya eran populares los receptores con disco duro tipo TiVo. Cuestión de hábitos.

Huelga decir que el archivo acumulado por la mujer tiene un valor documental incalculable. “Algunas emisiones locales se han perdido para siempre –se lamenta Roger Macdonald– uno de los documentalistas del proyecto Archive.org- pero, quién sabe, igual hay por ahí un puñado de Marion Stokeses con una pasión similar”.

Archive.org va a ser la fundación beneficiaria de la estrafalaria herencia de Marion. El otro candidato, el archivo de noticias de TV Vanderbilt renunció al encargo al conocer la magnitud de la colección y el coste asociado a su digitalización, el proceso contrario al que la mujer dedicó 35 años de su vida. Al contrario que Archive, Vanderbilt es una empresa de clipping que subsiste de vender el acceso a su base de datos a otras televisiones, agencias de noticias y otras empresas. Tan sólo el traslado de las 144.000 cintas desde Filadelfia, la última ciudad donde residió la coleccionista hasta el cuartel general de la fundación en California va a costar 12.000 dólares.

Una vez allí, pondrán a una persona a reproducir una por una las 144.000 cintas y convertirlas a digital, a la espera de extraer algo de sabiduría de tantas toneladas de información banal.

Además de las cintas de vídeo, la buena de Marion Stokes había acumulado medio siglo de periódicos y 192 ordenadores Macintosh. Para almacenar tal cantidad de objetos, la abuela había ocupado ocho apartamentos de su –por suerte- boyante y paciente familia.



En la segunda guerra mundial los soldados británicos le temían a ¡Los Gremlins!

Estos seres se hicieron famosos cuarenta años antes de la película, cuando el Ejército británico les hacía responsables del fallo de sus aviones en las batallas contra los nazis.

La secuela de los «Los Gremlins» ya está en marcha. Lo único que se sabe hasta el momento de la tercera entrega es que continuará en la misma línea, «con el mismo universo, las mismas reglas y los Gremlins», ha asegurado Columbus. Y poco más le hace falta, si tenemos en cuenta que con esta sencilla fórmula, la película dirigida por Joe Dante que se convirtió en todo un clásico del cine adolescente de los 80, llegando a recaudar nada menos que 150 millones de dólares solo en Estados Unidos.

A pesar de éxito obtenido y cimentado a lo largo de las última tres décadas, muy pocos saben que la fama de estos seres fantásticos no llegó en 1984, con el estreno de la película, sino cuarenta años antes... por lo menos en lo que al Ejército británico respecta.

Se sabe que los gremlins son criaturas mitológicas de naturaleza malévola pertenecientes a la tradición de países de habla inglesa y nacida, probablemente, a comienzos del siglo XV. De hecho, una pequeña iglesia gótica del mismo siglo al suroeste de Nantes, Chapelle de Bethléem, alberga estatuas de estos seres en su fachada, absolutamente iguales a como aparecían en el filme.

Averías sin explicación
La historia popular, además, los describe como criaturas capaces de sabotear todo tipo de maquinaria. Una percepción que se extendió entre los soldados británicos durante la Segunda Guerra Mundial, creando cierto temor por las supuestas consecuencias de aquellas malévolas criaturas.

Al comienzo de la contienda, en 1939, comenzó a ser habitual que los aviones de la Royal Air Force (RAF) sufrieran todo tipo de fallos mecánicos a los que no encontraban una explicación sencilla. En los casos en los que nadie lograba averiguar el origen de la averías, el personal del Ejército británico comenzó a achacarlos a una extraña criatura que vivía dentro de los motores de los aviones. Curiosamente, el aviador que pilotaba ese aparato, Paul Tibbets, era el mismo que se encargo de lanzar la bomba de Hiroshima en el Enola Gay.

La belleza de las calles japonesas.

El fotógrafo Takashi Yasui se dedica a captar la belleza de las calles japonesas. “La fotografía es más que un placer, es una pasión,” escribe en su web. Aunque las imágenes de Yasui transmiten más curiosidad que emoción: su cámara observa a la gente pasar, distante incluso estando en medio de ellos.
También conocido como “Tuck”, recorre las calles de Kyoto, Osaka y Tokyo. También es el fundador de RECO, un colectivo de fotografía que usa de todo, desde iPhones a videocámaras para hacer sus fotos.




La insólita respuesta de Miss Italia

Ya es casi pan de cada día. No hay concurso de belleza donde las candidatas por la corona no den una frase para el bronce.

En julio pasado Giovana Salazar Quintana, Miss La Paz, hizo noticia por una respuesta sin sentido en Miss Bolivia Universo 2015. En la ocasión, la presentadora del certamen le preguntó “¿Qué le dirías a la gente que critica y que no está de acuerdo con los certámenes de belleza?“. La respuesta que dio la estudiante de Derecho de 24 años no se entendió mucho.

Con bastante desplante señaló: “Los certámenes de belleza están hechos para personas que le gustan los certámenes de belleza. Por ejemplo a mi me gusta el fútbol y no el básquet. Gracias“. Posteriormente volvió a su lugar, como si hubiera dado la mejor respuesta del mundo.

Ahora la respuesta de otra modelo se volvió viral, esta vez en el marco del Miss Italia 2015, el que fue transmitido por la cadena italiana La7.

Se trata de Alice Sabatini, una modelo y jugadora de baloncesto de 18 años, quien tras ser consultada sobre ¿En qué época le habría gustado vivir?, dio una respuesta que generó una ola de críticas y comentarios: “Me hubiera gustado haber nacido en el 1942 para vivir la II Guerra Mundial. En los libros hay páginas y páginas… Yo la hubiera querido vivir de verdad. Al fin y al cabo, como soy mujer, no habría tenido que hacer el servicio militar”.

Pero esa no fue toda su respuesta, pues también agregó que “Adoro a mi bisabuela Augusta, de 91 años, que ha vivido la guerra y me la cuenta desde que soy niña. Fueron años en los que sucedieron cosas terribles, pero hoy todo es tan plano, tan rutinario…”, intentando mejorar sus argumentos.

Finalmente, pese a toda la ola de críticas que recibió, fue elegida como Miss Italia.

Según publicó el medio español El Mundo, su respuesta no cayó nada bien en el alcalde de Stazzema (localidad italiana), quien invitó a Sabatini a conocer el pueblo que perdió a más de 500 personas en manos de los nazis. “Podrás sentir el testimonio de los sobrevivientes para saber lo que significa vivir en el 1942 o 1944, cuando la vida no tenía ningún valor”.



Detrás de escenas de algunas icónicas películas.







Humor polígamo.







Si te molestan las "frases inspiradoras", este post NO es para ti.







Terminar con el hambre mundial es mucho mas fácil de lo que crees.

¿Alguna vez te has preguntado que sucede con la comida que se desperdicia a diario? Un nuevo informe de la FAO (Organización para la Agricultura y la Alimentación de las Naciones Unidas) afirma que sólo el 25% de los alimentos que desperdiciamos salvaría la vida de las 795 millones de personas que están en riesgo de morir por desnutrición y bastaría para cubrir las necesidades de los 870 millones que padecen hambre.

La ONU también afirmó que el desperdicio alimentario no solamente es uno de los principales factores de la inseguridad alimentaria, sino también es responsable de graves efectos en el cambio climático y ha demostrado ser el síntoma de la ineficacia de los sistemas de distribución y consumo de los países primer mundo.

El reporte de la FAO indica que cerca de 670 millones de toneladas de comida son desperdiciados anualmente por los países industrializados, mientras que los países en desarrollo sólo desperdician 630 toneladas. Dentro de los alimentos que más se tiran están: los vegetales (50%), el pescado (35%), cereales (30%) y la carne (20%).

La FAO asevera que los países de primer mundo desperdician casi tanta comida (222 millones de toneladas) como la producción entera de África Subsahariana (230 millones de toneladas), esto a nivel general. Mientras que a nivel individual, una persona de un país desarrollado llega a tirar entre 95 y 115 kilogramos de alimentos cada año – en los países subdesarrollados la cifra se estima entre los 6 y 11 kg.

Los países que más desperdician comida son E.U.A., Canadá, Australia y Nueva Zelanda, entre éstos tiran el 39% de toda la comida que compran; seguidos por los países de la Unión Europea que desperdician el 31% de los alimentos adquiridos.

Entre los factores que más influyen que se tire tanta comida están los altos estándares de calidad que enfatizan demasiado la apariencia de los alimentos y el consumo excesivo, es decir, comprar más comida de la que necesitamos.

En cuanto a impacto medioambiental, la FAO habla de una producción de 3.3 gigatoneladas de dióxido de carbono debido a la comida desperdiciada. Además se utilizan aproximadamente1,400 millones de hectáreas para cultivar alimentos que no llegan a ser consumidos. Y por último esta el uso de agua potable, se desperdicia más en el cultivo de alimentos que no utilizamos que la que se usa en todo un años en países como China e India.

Así que la próxima vez que vayas a comprar tus alimentos sería buena idea comprar directamente a los productores, y en caso de consumir en grandes supermercados entonces comprar con moderación.

Para conocer más acerca del desperdicio alimentario y cómo prevenirlo visita: www.fao.org




Cómo sacar buenas fotos de la luna sin ser un experto.

Este domingo tenemos triple fenómeno astronómico y la Luna nos ofrecerá una cara muy inusual gracias al eclipse total de superluna. Si vas a trasnochar para sacarle una buena foto a nuestro satélite aquí te dejamos algunos consejos para sacar su mejor cara que valen también para cualquier otra noche.

Buscar el lugar ideal
Huye de las farolas
Si alguna vez has mirado al cielo nocturno en mitad del campo sabrás de qué estoy hablando. Las grandes ciudades emiten una cantidad de luz brutal por las noches. Esa luz hace que el firmamento se vea menos negro y con muy pocas estrellas.

Además está la cuestión de tus propios ojos. Los seres humanos tardamos un rato en acostumbrarnos a diferentes niveles de luz. Si tratas de sacar fotos de la luna en un entorno muy iluminado es posible que ni siquiera seas capaz de juzgar bien si las tomas son las adecuadas. Lo ideal es que busques un lugar lo más alejado posible de la gran ciudad. Si no es posible, un parque grande puede hacer las veces.

Cuidado con el clima
Este factor no depende de nosotros, pero nunca viene mal echar un vistazo a la predicción meteorológica de varios lugares para buscar el más despejado. Si el tiempo no acompaña en ningún lado poco se puede hacer. Toca confiar en que un claro entre las nubes nos de la oportunidad que estamos buscando.

Enmarca tu foto

Las fotos más llamativas de la Luna son las que muestran algo más que el satélite en medio de la nada. Busca un lugar bonito que sirva de marco a la imagen y piensa detenidamente el encuadre antes de sacar la foto. No tengas prisa, la luna no va a ir a ninguna parte en los próximos minutos.

Lo ideal es un objeto por encima de tu posición que esté a bastante distancia, como un campanario, una montaña, o simplemente las ramas de un árbol. Los objetos muy cercanos no sirven porque no podemos mantenerlos enfocados. Tienen que estar más allá de la distancia focal máxima de nuestra lente.

El momento adecuado

La hora de oro para sacar la mejor cara de nuestro satélite es al anochecer o al amanecer. La razón es que en esos momentos la Luna está más baja en el cielo y es más fácil encuadrarla junto al paisaje. Si no sabes a qué hora anochece solo tienes que consultarlo en aplicaciones como Moon (iOS) o Moon Phases Lite (Android).

Por otra parte, en esos momentos, el cielo no está tan oscuro, y es más fácil obtener un firmamento con preciosos tonos azulados y más información del entorno. Esto no siempre es posible en el caso de fenómenos astronómicos que empiezan y terminan a una hora determinada

El equipo
Cámara, no móvil
Olvídate del móvil. En serio, olvídate de él por muy buena que te digan que es su cámara. Para tomar una buena foto de la luna necesitas una cámara con controles manuales y un sensor de buen tamaño. Una DSLR o una sin espejo son ideales.

La lente más larga posible
La luna está muy lejos (¡Duh!) así que para sacarla lo más grande posible necesitamos un zoom muy largo. Una lente de 200 mm es el mínimo para empezar, pero si queremos detalle lo ideal es una 300 o 500mm. Una cámara súper-zoom también puede valer.