martes, 6 de octubre de 2015

Este abrigo me lo hizo mi abuela para que no sienta frío cuando buceo...y otras imágenes divertidas.






Bosque otoñales de ensueño

Janek Sedlar es un joven fotógrafo autodidacta procedente de la República Checa cuya especialidad es la fotografía de paisajes con un toque irreal. Se convirtió en un fotógrafo “en serio” en 2011, y la mayoría de sus cautivadoras imágenes fueron captadas en la región donde vive, Moravia, y en la reserva natural de los Cárpatos Blancos.

“Encuentro la inspiración en la vida diaria, en la NATURALEZA, en mi sentimientos y pensamiendos,” afirmó en una entrevista para Interesting Photographers. “Estar en estos bosques y praderas es como volver a la infancia, me devuelve la energía vital, e intento compartir esos momentos con mi cámara, el proceso en sí mismo es como meditar para mi.”






Si los animales pensaran como humanos...

El webcómic “Poorly Drawn Lines”, creado por el artista Reza Farazmand, es uno de los más divertidos de internet. El humor comedido y sarcástico junto a los dibujos sencillos crean una brillante combinación.




Avril Lavigne murió y la Avril Lavigne de la actualidad, es una actriz.

Una teoría conspiratoria sobre su muerte en 2003 se extiende por la red a pesar de que su creador ha confesado que es mentira.

Muchos ya la habían dado por muerta musicalmente pero, este fin de semana, Internet ha intentado cargarse del todo a Avril Lavigne.

No es la primera vez. En 2011, la cantante ya fue víctima de un hoax en el que su muerte accidental haciendo snowboard se extendió como la pólvora por las redes sociales. Aunque, en esta ocasión, su nuevo fallecimiento ha sobrepasado todos los límites del surrealismo y ha hecho que Avril pase a formar parte de un prestigioso club del que también son miembros Paul McCartney, Elvis Presley o Keanu Reeves.

El club de la leyenda urbana.
Todo empieza en Brasil. En un terrorífico blogspot llamado “Avril esta morta”, escrito en portugués y abierto desde 2011 que recoge la teoría de queLavigne murió en 2003 y fue sustituida por una actriz.

En aquella época, el primer y exitoso disco de la canadiense acababa de publicarse. Avril se había postulado como la popstar que venía a ponerle el contrapunto a las Britney Spears del momento y su cara inundaba las habitaciones de todas las niñas que se negaban a enseñar el ombligo.

Sin embargo, según esta teoría, Avril no supo encajar la fama. Eso, unido a la muerte de su abuelo, el divorcio de sus padres y la presión por sacar un segundo disco igual de exitoso que el primero, la sumió en una profunda depresión de la que solo fue capaz de salir con los pies por delante.

Matthew McConaughey, calvo y con unos kilos de más en su nueva película.

Matthew McConaughey vuelve a sorprender con su metamorfosis cinematográfica.

Esta vez se ha convertido en un tipo grueso, trajeado y calvo. Como si los años le hubieran jugado una mala pasada, el actor aparece caracterizado así en Gold, la última película de Stephen Gaghan.

McConaughey encarna a Kenny Wells, ese típico empresario mediocre al que la vida no parece sonreírle. Pero Wells, a diferencia de otros, no se refugiará en la droga para escabullirse de sus problemas. Él tiene una misión: buscar oro en la selva de Indonesia.

No es la primera vez que Matthew McConaughey reaparece con un aspecto tan distinto y asombroso: en Dallas Buyers Club ya tuvo que adelgazar veinte kilos para representar su papel de sidoso, el cual, además, le ayudó a llevarse un Oscar.

Esa capacidad suya de transformarse es quizá la que le ha ayudado a relanzar su carrera. De hecho desde que las imágenes del rodaje se difundieron en redes sociales, Gold se ha convertido en uno de los estrenos más esperados de 2016.



¿Con cada actualización tu celular anda mas lento?

Las actualizaciones de software son importantes para el usuario y el dispositivo, en tanto que introducen nuevas funciones y están planteadas para aumentar la seguridad. Ahora bien, con cada lanzamiento, según en qué modelo de dispositivo nos fijemos, los usuarios reportan menor velocidad en el funcionamiento global de sus terminales. ¿Quiere esto decir, que una actualización es sinónimo de perder rendimiento?

Nos centraremos en los iPhone, pero simplemente porque iOS no tiene los problemas de fragmentación que existen en Android. Ahora bien, el caso es perfectamente aplicable al resto de sistemas operativos. Como podréis ver en la gráfica que acompaña a este artículo, con cada nueva versión de software los usuarios corren a Google a buscar por qué su móvil funciona más lento. Según estos datos, evidentemente, es una sensación generalizada que, curiosamente, coincide también con el lanzamiento de nuevos dispositivos.

Es decir, lo que se plantea es una hipotética obsolescencia forzosa a través de actualizaciones de software, y con la intención de favorecer a los nuevos productos de la compañía en cuestión, la que sea, aunque la gráfica se centre en datos de Apple, que lo hace mucho más evidente. Ahora bien, el hecho de que tengamos la sensación de que nuestro terminal funciona con mayor lentitud tiene una explicación.

Sí, efectivamente, tu móvil funciona más lento, a pesar de que haya podido beneficiarse de mayor autonomía y, evidentemente, nuevas características. Y aunque pueda asociarse con una estrategia de ventas para conducir la demanda en favor de dispositivos nuevos, no necesariamente es así. Hay dos ejemplos concretos, uno de ellos es Android KitKat, que redujo la memoria RAM física para optimizar el rendimiento en terminales con hardware más antiguo. Y otro ejemplo es iOS 9, que ha intoducido novedades para facilitar la instalación en dispositivos de 8 y 16 GB.

Por lo tanto, todo apunta a que no, Apple y Google –entre otros- no pretenden dejar obsoleto tu dispositivo, aunque sí pierden rendimiento a causa de una mayor carga de software diseñada para los últimos lanzamientos de hardware. Por otra parte, las nuevas interfaces suponen también una carga más pesada para el terminal, entre otros aspectos que podríamos revisar. Sin duda alguna, como ya adelantábamos, cada actualización supone, en mayor o menor medida, una pérdida de rendimiento. Ahora bien, tampoco podemos olvidar que implican más seguridad y nuevas características, luego en nuestra mano está optar por uno u otro camino.




Fascinantes fotos de las misiones Apolo recientemente liberadas por la NASA.







Cuando la obsesión por la belleza, destruye la belleza.

Lara Flynn Boyle actualmente con 45 años es una actriz estadounidense de gran belleza.

Después de actuar en varias películas como Dead Poets Society y Wayne's World, además de ser aclamada por la crítica por la serie Twin Peaks, en el año 1997,actuó en la serie The Practice, por la cual es nominada para el Premio Emmy. 

Dueña de una mirada hipnotizadora, de un rostro privilegiado y de un cuerpo escultural, no se conformó con que el paso del tiempo le quitara esos atributos y decidió ayudar a mantener su belleza con varias cirugías estéticas, que la transformaron de princesa en sapo...

Mira tras el salto, lo que el exceso de botox, y cirugias le hicieron al rostro y al cuerpo de esta, en el pasado, bellisima mujer:

Casi casi...







Humor valioso







¿Para qué sirve el pelo?

Es verdad, con el tiempo y la evolución, los humanos hemos perdido la gran mayoría de nuestro pelo. El poco que nos queda, insistimos en sacarlo: desde cera hasta láser o luz pulsada, probamos prácticamente todo. El único pelo por el que parecemos tener un poco de respeto es el que cubre nuestras cabezas, aunque mucha gente también se deshace de él. Al fin y al cabo, ¿de qué sirve el pelo? Te lo contaremos a continuación:

Abrigo y algo más
Sin importar si pensamos en nuestra especie o en algún otro mamífero, una de las principales funciones del pelo es bastante obvia: nos mantiene abrigados. Es la razón por la que los animales que viven en climas fríos, como los zorros árticos, tienen pelajes tan abundantes y densos. Pero eso no es lo único que hace el pelo.

En muchos casos, puede servir como camuflaje. Si volvemos al caso de los zorros árticos, su pelaje blanco les permite esconderse en la nieve. En muchos casos, el pelo también sirve de protección. Algunos casos son más extremos, como los erizos, cuyas espinas son en realidad una suerte de pelos huecos cubiertos por keratina. En otros casos, el pelo puede ser una protección contra los rayos UV del sol.

Entonces, ¿por qué lo perdimos?
Parecería que cuanto más atrás vamos en el árbol genealógico de nuestra especie, más pelo encontramos. Acabamos de ver que cumple varias funciones muy útiles… entonces, ¿por qué fuimos perdiendo nuestro pelaje?

La respuesta parecería ser, como suele serlo, la selección natural. En algún momento, ya sea por cambios climáticos o por el desarrollo de nuevas tecnologías, el pelaje que mantenía abrigados a nuestros antepasados dejó de ser una ventaja evolutiva.

Una teoría, es que la pérdida de su abrigado pelaje habría permitido a nuestros antepasados cazar en horas en que otros depredadores más peludos debían descansar en la sombra. Otra teoría bastante más difícil de creer es que en algún momento los humanos (o nuestros abuelos homínidos) habrían pasado por una etapa de vida acuática, en la que habrían perdido su pelo para moverse por el agua con más facilidad.

Lo que nos queda
Se cual sea la verdadera razón por la que comenzamos a perder el pelo, no lo hemos perdido todo. Nuestro cabello, por ejemplo, nos protege de la luz directa del sol y forma una especie de capa aisladora entre nuestro cuero cabelludo y la superficie más caliente de nuestro pelo para que el sudor se evapore y nos refresque.

Aunque los expertos todavía no se ponen de acuerdo sobre si algunos de nuestros pelos tienen un uso o son un simple vestigio evolutivo, sí hay muchos otros, además del cabello, que cumplen una función. Este es el caso de las cejas (que impiden que el sudor llegue a nuestros ojos) o incluso el tan detestado y depilado vello púbico.


El pubis es una de esas zonas donde el vello suele crecer en abundancia.

En primer lugar es un protector natural ante la entrada de patógenos al organismo,  ya que con su presencia, forma una especie de barrera que dificulta la entrada de patógenos al sistema urogenital, principalmente en las mujeres, ya que la vagina es mucho más ancha y accesible para los gérmenes que el conducto masculino.

Por otro lado, estos vellos actuarían también como amortiguadores de la irritación en la región genital durante el coito o acto sexual, caracterizado por un continuo roce durante un tiempo que, de ser solo de piel contra piel, puede causar enrojecimientos y afectaciones de la epidermis que pueden resultar muy incómodas.

Estas dos serían las funciones que hoy en día darían más significado al vello púbico, aunque otras razones también se han planteado, como por ejemplo, su papel como regulador de la temperatura. Esto es importante sobre todo en el caso de los testículos, ya que los cambios bruscos de temperatura pueden dañar sensiblemente la producción de espermatozoides. Hoy en día este papel esta minimizado ya que, aunque no todos lo hacen, es usual el uso de la ropa interior que ya cumple este papel.


Otra función, ya en desuso pero que en su momento histórico pudo ser importante, es la de indicador de la llegada de la madurez sexual, que advertía entonces que la hembra estaba lista para la procreación o que el macho tenía la madurez apropiada para ello. Hoy en día esta función se enmascara por el uso de las vestimentas y más recientemente por la propia moda de la depilación.



El ají picante ¿es bueno o malo para la salud?

Los hay de todo tipo e intensidad. Los que dan un toque de sazón al paladar y los que te quitan la respiración y te hacen llorar.

Durante miles de año el ají picante, los chiles, jalapeños, o la pimienta han sido parte de ese placer culinario y masoquista de los humanos, únicos mamíferos en consumirlo, dividiéndonos entre quienes los consumimos y quiénes no.

Ahora, más allá de su sabor, hay razones médicas que apuntan a que el picante puede convertirse en nuestro mejor aliado. Pero, ¿por qué?
Te hiere, te cura

Paul Bosland, de la Universidad del Estado de Nuevo México, en Estados Unidos, cuenta que hace 20.000 años, cuando el hombre llegó al hemisferio occidental, se encontró con una planta que le producía dolor.

"La planta –el ají- los afectaba, pero se propusieron domesticarla porque le encontraron utilidad, y creo que fue para fines medicinales", relata Bosland.

Pero ese poder para sanar, se contrasta con el potencial para producir lesiones, y eso ha generado históricos debates entre científicos, médicos y nutricionistas.

Un equipo de la Academia de Ciencias Médicas de China revisó durante varios años el comportamiento de casi 500.000 participantes de un estudio en ese país.

Encontraron que los individuos que afirmaban utilizar picante en sus comidas una o dos veces a la semana, registraban una tasa de mortalidad 10% menor que aquellos que consumían picante menos de una vez por semana.

La diferencia se amplía a medida que las personas ingieren alimentos picantes seis o siete veces a la semana.

El ají picante fue la especie más utilizada en las muestras del estudio, y quienes lo consumieron fresco disminuyeron en particular el riesgo de morir de cáncer, enfermedades coronarias y diabetes.

Lu Qi, miembro del equipo investigador y amante del picante, señala que hay muchas razones que explican estos efectos.

"Los datos obtenidos nos animan a pensar que al comer más comida picante mejoramos nuestra salud, y reducimos el riesgo de mortalidad en personas de edad avanzada", comenta.

No obstante, Qi aclara que el picante puede que no sea beneficioso para personas con problemas digestivos o úlceras estomacales.
Los secretos de ají

Para mirar dónde reside el poder del ají, córtelo y en su interior descubrirá una suerte de placenta amarilla a la cual están pegadas las semillas.

En la mayoría de las variedades de ají, en ese lugar se esconde su arma secreta: la capsaicina, un compuesto químico que genera irritación en los mamíferos.

La capsaicina se mide en la escala Scoville, una medida del picor en los chiles. Se cuenta en unidades de calor, es decir, en el número de veces que una muestra de ají seco debe ser diluida por su propio peso en agua con azúcar antes de perder su calor.

Para un pimentón verde la escala registra cero.

Pero para un ají habanero la medición oscila entre 100.000 y 350.000. La capsaicina pura alcanza una cifra de 16 millones, por lo que no se recomienda su uso ni culinario ni medicinal.
Como un arma química

Aún cuando el simple contacto con el chile Cuernos Rojos puede quemarte por completo la garganta, el extracto de capsaicina luce inodoro e incoloro, y por su intensidad está prohibido su consumo en la Unión Europea.

Así que su uso es más efectivo como arma, en el conocido formato de spray.

Desde tiempos precolombinos el ají se ha utilizado como arma. Se dice que los mayas quemaban hileras de esta planta para crear una cortina de humo que causaba irritación al entrar en contacto con ella.

Y en lo que parece ser una versión antigua del rincón del castigo, el códice azteca muestra a un padre obligando a un niño de ojos llorosos a acercarse a un hoyo con chiles encendidos.

10 frases de Bette Davis en el aniversario de su muerte.

Ruth Elizabeth Davis, más conocida como Bette Davis (1908 – 1989) fue una actriz de teatro, cine y televisión estadounidense, considerada uno de los principales “Mitos del Séptimo Arte” gracias, sobre todo, a sus dramas románticos. Era una actriz de carácter, con múltiples recursos y gran capacidad camaleónica.

De familia de clase media y de padres divorciados, inició sus estudios de interpretación muy joven en una compañía de teatro. Tras participar en diversas representaciones teatrales y acudir a la John Murray Anderson’s Acting Dramatic School de Broadway, se traslada a Hollywood para empezar sus primeras películas con Universal Studios. Decide incorporarse a Warner Bros, una decisión que fortaleció su carrera gracias a sus personajes cínicos, antipáticos, incombustibles y tremendamente altivos.

Participó en más de 100 películas a lo largo de su vida, fue la primera mujer en ser presidente de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas y obtuvo el premio de la Academia como Mejor Actriz en dos ocasiones (además fue la primera persona en alcanzar 10 nominaciones a los Óscar).

Davis siguió trabajando hasta poco antes de su muerte. Murió a los 81 años víctima de una larga lcuha contra el cáncer de mama, dejándonos multitud de inolvidables obras como “Jezabel”, “Eva al desnudo”, “La loba” o “¿Qué fue de Baby Jane?”.

Recordamos algunas de sus frases más famosas:
  • “Hollywood siempre me quiso para que fuese bella, pero yo luché por el realismo”.
  • “Las mujeres fuertes sólo se casan con hombres débiles”.
  • “No me retiraré mientras siga manteniendo mis piernas y mi caja de maquillaje”.
  • “Trabajo para estar viva”.
  • “Si nunca has sido odiado por tu hijo, nunca has sido un padre”.
  • “Yo fui el Marlon Brando de mi generación”.
  • “Todo el mundo tiene corazón, excepto algunas personas”.
  • “Me casaría de nuevo si encontrara a un hombre que tuviera quince millones de dólares, me cediera la mitad, y me garantizara que estaría muerto dentro de un año”.
  • “La vejez no es lugar para señoritas”.
  • “Volvamos a esos días felices en los que aún había héroes”.



Para reducir el estrés: Lavar los platos.

Tras un día agotador de trabajo, las tácticas que utilizamos para reducir ese estrés acumulado y relajarnos pueden ser de lo más variopintas: ir al gimnasio, abrir una botella de vino, ver nuestra serie favorita, sacar a pasear a nuestra mascota... Ahora, un nuevo estudio de la Escuela de Psicología de la Universidad Estatal de Florida (EE.UU.) ha añadido uno más: fregar los platos.

Lavar los platos es una actitud consciente en la que centrar nuestra atención en la calidez del agua, el tacto de los platos o vasos y el olor del jabón que utilizamos, puede desencadenar un estado de ánimo positivo. Esta es la conclusión del experimento que llevaron a cabo con 51 estudiantes universitarios a los que se pidió que lavaran los platos a lo largo de un día.

“Estaba particularmente interesado en cómo las actividades cotidianas de la vida podrían utilizarse para promover un estado consciente y, por tanto, aumentar la sensación general de bienestar”, explica Adam Hanley, coautor del estudio.

Los participantes fueron divididos en dos grupos: al primer grupo se le pidió que leyera un pasaje descriptivo sobre cómo fregar los platos antes de hacerlo y al otro grupo se le pidió que leyera un texto descriptivo en el que la clave se centraba en importancia de concentrase en la tarea de lavar los platos. Tras evaluar su estado de atención tras la tarea, el grupo que se había centrado (y concentrado) en lavar los platos y lo que rodeaba a esa tarea experimentó un estado mental más positivo que el grupo de control: una reducción del 27% del nerviosismo y un aumento del 25% de la inspiración.

Los investigadores están convencidos de que la atención plena a esta actividad nos obliga a omitir pensamientos negativos o de distracción para permitir traer al plano actual los sentimientos del momento presente. Esto hace que disminuya nuestro nivel de ansiedad y estrés -reduce el riesgo de depresión- y además contribuye a mejorar la calidad del sueño.

El estudio ha sido publicado en la revista Mindfulness.