lunes, 12 de octubre de 2015

¡Que bueno que está ese Rabino!, y otras imágenes divertidas.







Explican el por que de las curiosas formas de "La Torre del Diablo" y la "Calzada del gigante"

Científicos alemanes han logrado explicar el secreto de la formación de las columnas hexagonales de la Calzada del Gigante, ubicada al noreste de Irlanda, y de la Torre del Diablo, en Wyoming (EE.UU.) La extraña forma de estos monumentos naturales ha intrigado a los científicos y al público en general durante siglos.
La Torre del Diablo
La Torre del Diablo es un monumento natural de origen volcánico de más de 1.500 metros de altura, ubicado en el estado estadounidense de Wyoming. La Calzada del Gigante es una formación también del origen volcánico, que se sitúa en el noreste de Irlanda. En ambos casos se trata básicamente de un conjunto de columnas de basalto de forma hexagonal.

Un reciente estudio, publicado en 'Physical Review Letters', simuló condiciones de refrigeración de lava para averiguar cómo se formaron las peculiares columnas en Estados Unidos e Irlanda. Los científicos alemanes calcularon la energía necesaria para que la lava se distribuya uniformemente, y descubrieron que en las etapas iniciales del enfriamiento en su superficie aparecen las grietas que conducen a la formación de columnas rectangulares.
Calzada del Gigante
Sin embargo, a medida que la lava continúa enfriándose, las grietas se propagan desde la superficie hacia la profundidad. Entonces, desde el punto de vista energético, es más conveniente que las grietas se formen en ángulos de 120 grados (de forma hexagonal) y no de 90 grados (de forma rectangular).

Por lo tanto, el crecimiento colectivo de las grietas conduce al hecho de que las columnas se convierten de rectangulares a hexagonales. Posteriormente, la lava se solidifica, la deformación de las rocas se detiene, y las formaciones naturales toman su 'diabólica' forma actual.



¿Te gusta el café sin azúcar?: Podrías ser psicópta.

Un reciente estudio realizado por un grupo de científicos de una universidad austríaca ha revelado que las personas que prefieren los productos con sabor amargo son más propensas a mostrar signos de psicopatía, narcicismo y sadismo.

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Innsbruck en Austria, ha facilitado "las primeras pruebas empíricas de que las preferencias por el sabor amargo están relacionadas con rasgos malévolos de la personalidad", informa 'Daily Mail' citando a la revista 'Appetite'. Los resultados del estudio indican que las personas que prefieren los alimentos y las bebidas con sabor amargo, como el café o el agua tónica, podrían tener tendencias psicopáticas.

Asimismo, los científicos aseguran que esta preferencia la pueden tener personas más propensas a mostrar signos de maquiavelismo, sadismo y narcisismo. Estas personas también pueden estar más inclinadas a ser hipócritas, desalmadas, vanas, egoístas y con poca empatía, según la publicación.

En el estudio, que consistió en dos experimentos separados, participaron 1000 personas. En el primer experimento, a 500 hombres y mujeres, de una edad media de 35 años, se les pidió evaluar su preferencia por una larga lista de productos dulces, salados, agrios y amargos. A continuación, los participantes rellenaron cuatro cuestionarios de personalidad. Luego, los científicos llevaron a cabo otro experimento similar que confirmó los resultados obtenidos.

"Las preferencias generales por el sabor amargo resultaron ser fuertes indicadores de maquiavelismo, psicopatía, narcisismo y sadismo común", escribieron los investigadores en la revista. A su vez, el hecho de tener una personalidad agradable ―amable, simpática y cooperativa― se correspondía negativamente con las preferencias por los sabores amargos.

Aunque los investigadores no estudiaron las causas por las cuales se observa dicha correlación, una posible explicación puede ser el hecho de que en el mundo salvaje las plantas amargas tienden a indicar que pueden ser venenosas, pero para las personas con rasgos sádicos, la consumición de productos amargos puede "compararse al viaje en una montaña rusa, donde la gente disfruta de las cosas que inducen el miedo", escribió la autora del estudio, Christina Sagioglou.



"El día después de mañana" está mas cerca de lo que se creía.

Los océanos chocan contra los rascacielos, formando túneles acuáticos en las calles de Manhattan. Pesadas capas de nieve se apilan infinitamente, enterrando civilizaciones enteras en blancos pabellones. Eventualmente, el líquido se convierte en hielo y la vida como la conocemos es amenazada por un congelamiento eterno.

Este es el horrendo escenario de El día después de mañana, la película de ciencia ficción de 2004 dirigida por Roland Emmerich y protagonizada por Jake Gyllenhaal. Basada en un futuro imaginado de calentamiento global acelerado, la película fue un gran éxito de taquilla: recaudó cerca de US$ 500 millones en todo el mundo, pero los climatólogos enseguida pusieron en la mira su valor científico.

Patrick J. Michaels, un reconocido escéptico del cambio climático, escribió en USA Today luego del lanzamiento de la película: "Como científico, me erizo cada vez que mentiras disfrazadas de ciencia son utilizadas para influenciar el discurso político... Cada uno de estos fenómenos son físicamente imposibles".

Él se unió a un coro de críticos que calificaron la película como salvajemente contrafactual. Yahoo! incluyó a El día después de mañana en una lista de las diez películas más inexactas científicamente, mientras que el paleoclimatólogo de la Universidad de Duke, William Hyde, declaró: "Esta película es a la ciencia del clima lo que Frankenstein es a la cirugía de trasplante de corazón".

La extrema tendencia de enfriamiento retratada en la película es causada por un colapso en la circulación termohalina del Atlántico Norte (o AMOC por su sigla en inglés), una corriente que modera las temperaturas al norte del Ecuador. Cuando la película fue lanzada, sin embargo, todavía no había sido investigado si un evento de esa índole podía tener tales consecuencias.

Hoy, un estudio del clima por la Universidad de Southampton publicado en Nature Scientific Reports, indica que fuimos ingenuos al sentirnos seguros de que no habría una realidad como la de El día después de mañana.

5 mitos sobre Cristóbal Colón y su "descubrimiento"

Cada 12 de octubre, en gran parte del continente americano, se celebra el «Día de la Raza», también conocido como «Día de la Hispanidad» o hasta «Día de Colón». Un día muy peculiar, puesto que en diversas regiones del continente se desarrollan distintos eventos, se habla del «descubrimiento de América» y: o se vive como un simple día más del año o se habla todo el día sobre la gran mentira de Cristóbal Colón.

Lo cierto es que mucho, pero realmente mucho de lo que se habla sobre Colón, es una exagerada patraña, un pintoresco mito que ha perdurado a lo largo de los años. Conozcamos algunos de los más grandes mitos sobre Cristóbal Colón que, increíblemente, se sostienen aún en nuestros días. Presta mucha atención... quizá en los próximos días tengas que corregir a tus profesores.
  • Colón no intentó demostrar que la Tierra era redonda El mito de que Colón quería demostrar que la Tierra era redonda (y no plana como sostenían las autoridades eclesiásticas que defendían el creacionismo) es de los más comunes y frecuentes al hablar de esta personalidad, pero lo cierto es que profundas investigaciones históricas han demostrado que esto es falso. El hecho de que la Tierra no era plana, sino redonda, se supo miles de años antes, cuando varias personalidades de la antigua Grecia (Pitágoras, Aristóteles y Eratóstenes, entre otros) así lo sugirieron en sus escritos. En realidad Colón solo subestimó la circunferencia del planeta, el creía que Europa era mucho más grande de lo que realmente era y que Japón estaba mucho más lejos de China de lo que en verdad estaba, pensando que si navegaba en dirección oeste, llegaría a Asia. Colón simplemente tuvo mucha suerte...
  • Colón no fue el primer europeo en llegar a América Los vikingos, uno de los grupos culturales más espléndidos e interesantes sobre los cuales uno puede leer, verdaderos expertos de la navegación, fueron los primeros en llegar desde Europa a América. Lo hicieron mucho antes que Colón y volvieron a Europa —sin apropiarse de nada—. Numerosas investigaciones sugieren que (también antes que Colón) incluso también hubo contacto previo con civilizaciones orientales.
  • «La Niña» y «La Pinta» no eran los verdaderos nombres de las carabelas de Colón Las mentiras y errores sobre los viajes de Colón llegan a punto tal que hasta existen equivocaciones respecto a los nombres de las navegaciones. Lo que siempre se dijo es que estas eran: Niña, Pinta y Santa María. Sin embargo, lo cierto es que en la España del siglo XV, las embarcaciones tradicionalmente recibían el nombre de santos y solo la Santa María mantuvo su nombre oficial. «La Niña» y «La Pinta» fue el apodo que los marineros le dieron a Santa Clara, mientras que el verdadero nombre de «La Pinta» se perdió.
  • Colón descubrió América Alguien simplemente tiene que tener muy pocas luces como para creer que una persona puede descubrir un continente en el que millones de personas vivieron durante miles de años, formaron enormes civilizaciones y culturas realmente espectaculares. Como ya lo mencionábamos, existe amplia evidencia científica de que los vikingos ya habían llegado a este continente mucho antes y al único lugar al que Colón llegó (creyendo que había llegado a Asia), fue al archipiélago de las Bahamas.
  • Colón no hizo nada verdaderamente significante, murió pobre y desconocido Ahora bien, entonces ¿qué hizo Colón? ¿Qué es lo interesante de Cristóbal Colón? ¿Qué tiene de ejemplar o maravilloso? Nada. Cristóbal Colón fue un tipo terco que tuvo suerte, aunque tampoco le duró mucho. Murió a los 54 años en España, pobre y desconocido, en una pocilga de Valladolid, después de haber sido detenido durante semanas por la Corona Española por acusaciones de tiranía y brutalidad hacia los pueblos indígenas. En forma posterior, se le negaron las ganancias que reclamó por «sus descubrimientos» y que ya le había prometido el Rey Fernando e Isabel. Años más tarde, sus herederos reclamaron indemnizaciones a la corona real y hasta hubo varias demandas, conocidas como los pleitos colombinos.


Como eran varios, y eran barbudos, los denunciaron porque creían que eran del estado islámico.

Suecia: reunión internacional de barbudos es interrumpida por la policía, debido a una llamada que reportaba una supuesta acción de Estado Islámico.

La policía antiterrorista sueca intervino luego de recibir una llamada alertando sobre la presencia de un montón de barbudos que habían izado una bandera negra en las ruinas de un solitario castillo en la zona de Braehus.

Al llegar al lugar, los agentes no se toparon con un foco de EI, sino con una reunión de una organización internacional que nuclea a sujetos de grandes barbas.

El capítulo sueco de los "Bearded Villains" se reunió el sábado para una sesión de fotos en el mencionado castillo, y los miembros posaron muy satisfechos, luciendo sus luengas barbas y portando la bandera de la organización, cuyos colores son semejantes a la de los de los terroristas islámicos.

Y si bien el grupo podía resultar amenazante visto de lejos, bastaba acercarse un poco para comprobar que se trataba de un alegre encuentro de camaradas vestidos con formalidad y cuya actitud era festiva y no beligerante.

Andreas Fransson, miembro de la ya nombrada agrupación de barbudos y fundador de Ratemybeard.se, escribió en Facebook que el encuentro con los oficiales "fue algo completamente fuera de nuestro programa".

El hombre explicó que el grupo suele reunirse de forma mensual, y que el pasado fin de semana había hecho un encuentro especial, ya que acababan de recibir la bandera de marras. Tal pabellón luce espadas cruzadas blancas sobre un fondo negro, y va pasando de un país a otro.

"Ayer nos estábamos fotografiando con nuestra bandera cuando dos policías se presentaron, diciendo que habían recibido una llamada de alguien que desde la ruta había visto a unos 30 terroristas ondeando una bandera de EI", relató Fransson en declaraciones recogidas por The Independent.

"De inmediato se dieron cuenta de que éramos cualquier cosa menos terroristas. Estábamos en el medio de la nada, abrazándonos y divirtiéndonos", contó en la red social, agregando que una vez estuvo todo aclarado, policías y barbudos se tomaron el asunto con humor y rieron de buena gana.

John Ekeblad, co-líder del grupo sueco, dijo al diario local Metro que, mientras se reían sobre el incidente en el momento, quedaron de manifiesto los prejuicios que existen contra los hombres barbados.

"Uno de los fundamentos de nuestra hermandad dice que no se debe emitir juicio sobre algo antes de conocer bien los hechos. Lo mismo debería aplicarse a las barbas. No pasa día sin que alguien nos trate de terroristas", aseguró Ekeblad.

El movimiento "Bearded Villains" fue creado el año pasado, y ha sumado Adeptos en varios países

EKeblad reconoce que el diseño de la bandera, visto a la distancia, podría asemejarse a la usada por Estado Islámico. Pese a ello, le parece muy extraño que alguien sea capaz de confundir a su club con un grupo de terroristas. "Fue algo muy irreal", dijo.



Estoy casi seguro que estas imágenes tienen Photoshop.







Balas convertidas en obras de arte.

El artista Federico Uribe, acaba de dar a conocer su serie “We’re at Peace” (Estamos en paz) para el cual usa cartuchos de balas para crear paisajes o animales con caprichosos diseños que muestran obras llenas de vida a pesar de usar un elemento letal en su creación.







Divertidos disfraces de Halloween.







Raro...raro... hasta WTF! te diría...







Humor socialista.







Para no regalar: Los adorables peluches...¡muertos!

¿Qué habría sido de Hello Kitty si hubiese podido tomar las riendas de su existencia? Quizá no te guste pensarlo, pero posiblemente se habría clavado un cuchillo en el estómago, y hay una artista que quiere que lo sepas.

Los peluches de Patricia Waller son achuchables, adorables y terriblemente muertos. Una desconcertante colección de muñecos que chorrean sangre. «La sangre, en su forma más exagerada y bizarra, permanece en contraste con lo material. Para mí, en mi trabajo, la sangre es símbolo de la debilidad o la vulnerabilidad y la impotencia ante el destino».

A menudo, se trata de muñecos anónimos, pero entre sus peluches encontramos a Bugs Bunny, Winnie de Pooh, Bambi o Bob Esponja, todos ellos captados en el momento de una terrible y colorida muerte de la que alguno incluso parece disfrutar.
Si los niños prodigio pueden convertirse en juguetes rotos, ¿por qué no lo harían los dibujos animados de nuestra infancia? Waller se imagina cómo habrían acabado Ernie o Peggy, de Barrio Sésamo, de haberse hecho mayores: uno destrozado por la bebida y la otra introduciéndose alegremente en una picadora de carne. Waller reconoce que utiliza este tipo de personajes porque son inmediatamente reconocibles en cualquier parte del mundo.

«Los daños crueles y masacres desinhibidas son un elemento básico de las producciones de la máquina de Hollywood y la industria de los juegos. Han cambiado y moldeado nuestra percepción de la realidad sobre la violencia y la muerte. Sucumbimos a la fascinación de una representación estética de la violencia en los medios», explica. Por eso, asegura: «Trato con cuestiones sobre la forma en que nuestra sociedad se relaciona con varias formas de violencia y la creciente aceptación de la brutalidad», explica.

Así de subversivos son los peluches de esta artista que nació en Chile en 1962 y que se mudó a Alemania con cuatro años, cuando jugaba con muñecos que ya parecían empezar a perder la alegría de vivir. «Tuve una muñeca llamada Regalona a la que quise mucho. Tenía un agujero en la espalda porque el aparato para decir mamá se le había caído. Quizá me traumatizó esta herida en mi muñeca. Pero me gustaban todos mis juguetes. Siempre fueron mis leales amigos», recuerda.

"Descubrimiento de América": El mayor genocidio de la historia.

El genocidio más grande de la historia, la conquista y colonización de América, cumple hoy 523 años de su acto inicial, cuando Cristóbal Colón pisó por primera vez una tierra que lejos de pertenecer a un "nuevo" mundo, era habitada por distintas culturas desde hacía miles de años.

Los pueblos con organizaciones socio-políticas más complejas comenzaron a desarrollarse desde dos mil años antes de Cristo, y a la llegada de los españoles no había una, dos o tres culturas como suele enseñarse y difundirse, había infinidad de culturas a lo largo de todo el territorrio americano.

No obstante, normalmente se conoce y se nombran sólo a aquellos pueblos que entraron en contacto con el español, los que además tenían una organización expansionista.

La multiplicidad de situaciones y la heterogeneidad cultural es una característica de este largo período americano conocido y reducido al término de "precolonial" dejando en una nebulosa la riqueza cultural del continente. Sobre esa riqueza accionaron los europeos a partir de 1492.

Con la llegada de los conquistadores se inició un exterminio que arrasó con 90 millones de pobladores de la región y quebró el desarrollo cultural de este lado del Atlántico.

Un mundo que fue invadido por el apetito imperial y la soberbia eurocentrista, y sumió en la desolación la cosmovisión milenaria de la vida americana.

Definido primero como "Descubrimiento de América", luego como "Día de la Raza", más tarde como "Encuentro de Culturas", la llegada de los pensinsulares fue, para los pueblos originarios y para la historia universal, una conquista, una invasión, una masacre.

El poder en América comenzó a recorrer el camino de la aculturación, de la evangelización, la colonización, la destrucción de las economías autóctonas, y todo pasó a ser dominio de los invasores, tanto las riquezas naturales cuanto los hombres.

Siglos después se abrieron los procesos de independencia con luchas que recorrieron el continente y que fueron lideradas por los criollos, quienes expulsaron a los españoles.

Más tarde, los criollos edificaron los Estados Nacionales pero dejaron afuera a los pueblos originarios, invadieron sus tierras y los persiguieron. Se imponía una concepción racista al interior de los poderes locales.

No obstante, en las márgenes de esta historia y en medio de la destrucción, de la atomización y del dolor más profundo, hubo permanentes luchas de resistencia.

Y continuaron circulando los valores de las viejas culturas, que se fueron transmitiendo de abuelos a nietos en la más absoluta intimidad y clandestinidad.

"Ser" fue la aspiración que las distintas culturas originarias buscaron en forma subterránea.

Hoy mantienen vivo su origen y su cultura entre 50 y 60 millones de habitantes de Latinoamérica, según cifras de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Bolivia, Perú, Guatemala y Ecuador son los países donde la población es mayoritariamente indígena, luego sigue México y Honduras y el conjunto del subcontinente, donde el mestizaje testimonia las huellas originarias.

No obstante, las cifras sobre población indígena son difíciles de precisar por la misma discriminación y negación que sufren los pueblos originarios.

Nada que celebrar
Distintos historiadores coinciden en que el 12 de octubre no hay nada que celebrar, que no se puede celebrar la conquista y destrucción de pueblos.

Coinciden en que el festejo como "acto civilizatorio" -que es la idea que rigió para justificar su conmemoración- niega el valor de la vida humana, desconoce a los pueblos originarios y a los avances en las investigaciones de las ciencias sociales, que revelan "la otra historia".

Los pueblos originarios contemporáneos fueron los primeros en oponerse al festejo del 12 de octubre y organizaron un contrafestejo el día anterior como el último momento de libertad.

Como parte del contrafestejo, los reclamos por sus derechos vienen de lejos, la tierra, los recursos naturales, la identidad, la lengua, y abarcan todo el territorio latinoamericano.