martes, 13 de octubre de 2015

¡Un ojito para acá, otro ojito para allá! y otras imágenes divertidas.







Médica llega tarde a su boda porque en el camino debió ayudar a víctimas de accidente.

Una médica que iba rumbo a su casamiento se desvió para asistir a las víctimas de un accidente de tránsito: una fotografía retrató el inusual episodio.


Un inusual episodio ocurrió en una carretera de Estados Unidos, cuando una mujer vestida de novia asistió a los lesionados que dejó un siniestro de tránsito.

Se trata de Sarah Ray, una médica estadounidense que estaba yendo a la Iglesia para contraer matrimonio con su novio y se desvió para asistir a los accidentados.

Pero la razón de su desvío tuvo una particular razón: una de las accidentadas era su abuela. Por este motivo, la joven no dudó en acudir al lugar.

"Fui a ver a mi abuela para constatar cómo estaba y ella me dijo que estaba triste porque había arruinado mi boda", explicó la médica a WTVF, afiliada de CNN. "Le dije que no era su culpa", agregó.

Ningún accidentado resultó con heridas graves. Pero el espectáculo causó furor en las redes sociales: una fotografía que retrató a la flamante novia fue compartida más de 6000 veces en Facebook y tuvo miles de likes.



¡Esto no está saliendo como lo había pensado!







La policía ya tiene un algoritmo que les permite saber cuándo vas a cometer un crimen.

Que la policía se abalance sobre ti sin motivo aparente, un día cualquiera, mientras llevas tu vida normal, podría ser algo muy cotidiano: te acusarían de que estás a punto de cometer un crimen y te esposarían como si fueras un asesino. Gritarías, te enfrentarías a ellos. No has hecho nada para que te traten así. Pero un ordenador sí lo cree: tenías todos los números para atracar una tienda. O para matar al socio que te ha estafado.

No, no estás en Minority Report.

La compañía tecnológica japonesa Hitachi acaba de lanzar un software de predicción de crimen que puede detectar acciones criminales antes de que se produzcan. Media docena de departamentos de policía en EEUU han comenzado este mes de octubre un período de prueba. El nombre de las ciudades se desconoce.

El sistema, conocido como Hitachi Visualization Predictive Crime Analytics acumula millones de datos y hace ecuaciones automáticas para establecer patrones criminales en individuos y puntos geográficos concretos.

Los datos que analiza este software son —entre otros— mapas de tráfico,conversaciones en las redes sociales y previsiones climáticas. Es decir, si has amenazado con matar a alguien por un mensaje de Facebook, el ordenador predirá el lugar donde podría cometerse el crimen —por tu localización y la de la víctima—, el tiempo que tardarías en llegar a la escena del crimen aún no cometido en función del tráfico, y la hora a la que podría producirse, según el clima.

Para los desarrolladores del software, este constituye una herramienta capaz de procesar millones de datos y encontrar correlaciones entre ellos, algo que un detective solo jamás podría hacer.

Todos los datos se muestran en un monitor en tiempo real en las oficinas de la policía. Si en el mapa parpadea el icono de una pistola es que es probable que pueda producirse un homicidio. También detecta de manera específica potenciales robos, violencia sexual, etc.

El sistema también mide el nivel de alerta de crímenes potenciales —la probabilidad de que ocurran— en diferentes áreas del mapa y permite visualizar toda esta actividad en una precisión de hasta 200 metros cuadrados.

Lo que Minority Report avanzó con los precogs, los seres superdotados que veían el futuro, ya es una realidad apenas 13 años después. Y al igual que la película planteaba el debate filosófico sobre los límites de la libertad humana, este nuevo software también. Pero ya no en la teoría.

Las curiosas paradas de ómnibus de la era Soviética.

Ver construcciones tan exhuberantes y extraordinarias como éstas es más común de lo que parece en los países que integraban la extinta Unión Soviética.

Son paradas de autobuses que el fotógrafo canadiense Christopher Herwig ha recorrido durante 13 años en auto, moto, bicicleta y taxi.

En total ha cubierto una distancia de 30.000 kilómetros a través de 14 países que pertenecieron a la URSS.

"Estas estructuras representan una mirada única hacia la imaginación de muchas personas que vivieron tiempos de opresión creativa", dice el fotógrafo, que comenzó su proyecto en 2002.

Para Herwig, el objetivo de este trabajo es estimular a las personas a viajar. Esta serie de fotografías forma parte del libro "Paradas de autobuses soviéticas", publicado por Fuel.

Parada de autobús en Abjasia, república autónoma dentro de Georgia.

En Aral, una pequeña ciudad en el sudoeste de Kazajistán.

Otra muestra tomada por Herwig en Kazajistán.

Esta es una de las paradas favoritas del fotógrafo canadiense. Se encuentra en Saratak, Armenia.

A Herwig le llamó mucho la atención este diseño en Charyn, Kazajistán, creado en un tiempo de aparente restricción creativa en la Unión Soviética.

Los pobladores de Kazajistán tienen como parte de su cultura celebrar su creatividad a través de cualquier medio.

Hermosas ilustraciones de personas, completadas con objetos reales.

Kristina Webb añade objetos reales a sus ilustraciones. Esta joven artista neozelandesa de 19 años ha encontrado temprano la fama en Instagram y en la actualidad tiene 2 millones de seguidores. Recientemente ha sacado su primer libro “Color Me Creative“, recibiendo buenas críticas. Desafía a los jóvenes más creativos con 50 proyectos distintos.

Webb consigue el efecto surreal de estas imágenes sacando fotos, escaneándolas y luego combinándolas con sus ilustraciones. Saca su inspiración de cualquier cosa que la rodea: un cuaderno azul resulta ser una piscina perfecta para su ilustración de una sirena.





Si borramos los teléfonos celulares de las fotos, quedan personas solitarias e indiferentes mirando el vacío.

El fotógrafo americano Eric Pickersgill se ha dedicado a borrar los smartphones y otros dispositivos digitales de sus retratos de la vida diaria. El proyecto “Removed” intenta mostrar nuestra adicción a la tecnología y a la hiperconectividad, sabiendo el propio Pickersgill que es uno de ellos. Consiguió este efecto surreal en las fotos pidiendo tanto a amigos como a desconocidos que se mantuvieran en posición mientras miraban sus móviles, quitándoselos entonces de las manos y luego haciendo la foto.

“Este miembro fantasma se usa como una manera de indicar que estamos ocupados y no disponibles para los extraños, mientras que a la vez existe como una fuerza adictiva que promueve la división de la atención entre los que están físicamente contigo y los que no.”

Un encuentro casual en una cafetería de Nueva York inspiró a Pickersgill para comenzar el proyecto. “Una familia sentada junto a mí en el café Ilium, totalmente desconectada los unos de los otros,” escribe en sus notas de ese día. “No hablan mucho. El padre y dos hijas están con el móvil. La madre no tiene o ha decidido dejarlo. Mira por la ventana, triste y sola en la compañía de su familia más cercana. De vez en cuando el padre levanta la cabeza para anunciar alguna información que ha encontrado online.”






Un meteorito cayó sobre una casa en Uruguay.

Un meteorito de 712 gramos atravesó el techo de una casa en San Carlos, Maldonado, Uruguay,  y rompió también una cama y un televisor. 

La familia entregó la roca a la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República para que la estudiaran y semanas después los expertos determinaron que se trataba de un meteorito.

Gonzalo Tancredi, profesor en el departamento de Astronomía de la Facultad de Ciencias, señaló en un comunicado que el hecho ocurrió en la noche del 18 de septiembre y que "los daños causados fueron advertidos por la familia la mañana siguiente al notar que la luz del sol entraba por el techo roto de dolmenit y lambriz de la habitación donde impactó".

Cuando la familia sospechó que podría tratarse de un meteorito se contactaron con investigadores y entregaron la roca.

Se comprobó que se trata del "primer meteorito uruguayo y uno de los pocos casos registrados en que un meteorito atraviesa el techo de una casa".

"A partir del estudio realizado en la Facultad de Ciencias y con la colaboración de colegas extranjeros se pudo clasificar inicialmente el meteorito como rocoso del tipo brecha. Se trata de una pieza de 712 gr. Se estima que la roca impactó el techo a una velocidad del orden de 70 m/s (250 km/h)", indica el comunicado.

Los expertos siguen estudiando la roca para determinar su composición química y petrológica para su clasificación final. "Dadas las características de la roca, es de esperar que haya sido parte de una roca mayor que se fragmentó al ingresar a la atmósfera. Por tanto es muy factible que haya otras rocas similares dispersas en el entorno de San Carlos, especialmente en la zona al Oeste de la ciudad hasta una distancia de 3-4 km. Se hizo una primera búsqueda pero no se encontró ningún nuevo fragmento", añaden.


Los astrónomos y geólogos de Facultad de Ciencias que investigan este hallazgo han analizado más de una veintena de rocas enviadas por personas de todo el país pensando que eran meteoritos, pero hasta ahora es el único caso en que se trata efectivamente de uno.

Mañana miércoles a las 11 horas habrá una conferencia de prensa en la Facultad de Ciencias para detallar la investigación y el hallazgo.



Hipsters que han llevado la locura un poquito mas allá.







Humor solucionado.







Cansado de que lo roben creó una ingeniosa "trampa para ladrones"


Harto de los numerosos robos que se registran en su negocio, el dueño de una tienda decide tender una trampa al próximo ladrón. Su invento consta de un pasillo del que no hay salida si la puerta de entrada se cierra.

En las cámaras de seguridad se puede apreciar cómo funciona esta ‘emboscada’ y como sufre el ‘pobre’ ladrón atrapado durante más de una hora, que incluso parece aliviado por la llegada de la Policía.

El video de 9 minutos es una pieza de puro disfrute para quienes estamos constantemente expuestos a este tipo de personas, al ver la desesperación, la lucha, y finalmente la rendición de este "amigo de lo ajeno", el que seguramente en el futuro siempre tendrá la precaución de dejar la puerta abierta...

Abrazar árboles: La ciencia lo aprueba.

“Treehugger” (abrazadores de árboles) es un término que se utiliza como un insulto contra los ambientalistas, pero que felizmente han adoptado. Es una manera notoria que muestra que una persona se preocupa por los árboles. Pero científicos aseguran que abrazar árboles vale mucho más que eso.

Cegados por la ciencia, un libro publicado por Matthew Silverstone, demuestra que los árboles en realidad pueden impartir impactos positivos para la salud como en la depresión, los niveles de concentración, el estrés, y algunas formas de enfermedad mental. También encontró que pasar tiempo cerca de los árboles, y abrazarlos quita dolores d cabeza.

Estudios en niños han mostrado una mejora psicológica y fisiológica significativa en su salud cuando están involucrados con plantas y árboles. Algunas investigaciones mostraron que los niños funcionan mejor en entornos verdes y son más creativos en entornos verdes naturales.

Un estudio realizado por el investigador Marc Berman, asegura que la naturaleza es realmente eficaz para aliviar los síntomas de la depresión, e incluso promover la atención y la memoria en el trabajo.

“Los espacios verdes seguros pueden ser tan eficaces como los medicamentos recetados en el tratamiento de algunas enfermedades mentales." Explicaron científicos de la Universidad de Stanford.

Silverstone demuestra cómo las propiedades vibracionales de los árboles y plantas son en realidad lo que nos da los impactos netos positivos para la salud. Se ha demostrado que un vaso de agua tratada con una vibración de 10 Hz es capaz de causar que la coagulación de su sangre cambie casi de inmediato. Es lo mismo con los árboles, ya que tienen diferentes patrones vibratorios que tú.



13 curiosas supersticiones.

Con las supersticiones no se discute. Para no enfadar a los dioses, debemos mantenernos atentos y respetar algunas de estas prohibiciones, tomar las medidas que se nos piden para no tentar al destino. Por suerte, para cada mal de ojo, desliz a la hora de cumplir la tradición o traspié accidental de nuestra fortuna, hay una solución que por lo general endereza la suerte a nuestro favor.

No le pidas a las supersticiones que tengan sentido o que sean racionales, tú solo trata de evitar la desgracia. En honor a todos los que se protegen de gatos negros y espejos rotos gracias a patas de conejos, te contamos (y prevenimos) sobre supersticiones que quizás no conozcas. Así que, ¡cuidado con burlarte de las creencias de los demás…!
  • 1. No dejes que nadie barra tus pies o quedarás soltero para siempre. Si ves a alguien con una escoba, cuidado donde pisas. Barrer puede alejar los malos espíritus de una casa (y el polvo, pero eso es secundario) pero se convierte en una potente maldición si tus pies se entrometen cuando alguien más está limpiando. ¿Accidente… o destino? Hazlo por tus futuros hijos, ¡huye!
  • 2. Para soñar con tu futuro marido o mujer, debes poner torta de bodas… ¿debajo de la almohada? No estamos seguros de cómo funciona, pero no suena muy higiénico ni cómodo. La tradición dice que además de atraer hormigas y dejarte enchastrado, con esto tendrás un vistazo del amor de tu vida. Recuérdalo la próxima vez que vayas a una boda y llévate un pedazo de pastel.
  • 3. Prender tres cigarrillos con un mismo fósforo, nunca No es el hábito de fumar lo que te va a matar, es cometer la atrocidad de no apagar antes el fósforo. ¿Crees que ha sido una suerte que no se consumiera? Lo contrario. Tres cigarrillos, una misma llama, es receta para el desastre.
  • 4. Cose una pluma (mejor si es de ganso) a su almohada para prevenir infidelidades Ni la dieta que estás haciendo, ni cocinar lo que a tu pareja más le gusta va a hacer que no te traicione a menos que consigas una de estas delicadas plumas y te tomes el trabajo de zurcirla. No descansarás tranquilo si ni por lo menos intentas evitar la catástrofe. 
  • 5. Jamás duermas con un ventilador prendido En Corea del Sur, incluso se apagan solos después de cierta hora, y no es porque teman algún accidente. Dormir en la misma habitación que un ventilador está mal. Hay que ser kamikaze para hacerlo.
  • 6. Si vas a dormir en un hotel o cuarto de huéspedes, toca primero a la puerta aunque sepas que no hay nadie. Es de buena educación pedirle permiso a los espíritus antes de dormir en ese espacio que no te pertenece. No esperes una respuesta del más allá, pero si tienes pesadillas o duermes incómodo en un hotel, no digas que no te advertimos.
  • 7. Tijeras, ten cuidado a dónde las apuntas y ni sueñes en dejarlas abiertas. Tanta calamidad se puede evitar con el correcto uso de las tijeras. ¿Cómo? Varias razones: el filo, el mango, el magnetismo de la punta, son complejos vórtices de energía...  Apuntar a alguien con una (como una pistola láser de la mala suerte) o peor, no cerrarlas, es como ir directo al ojo de la tormenta. Cuidado.
  • 8. Apoyar una cartera en el suelo, es dejar que el dinero se escape. Si quieres que los gnomos se hagan ricos a costas tuyas, adelante, hazlo. Pero si valoras el oro, digo, el dinero, no dejes que tu bolso toque el suelo. Es como una canilla abierta: un desperdicio.
  • 9. Junta platos rotos y a fin de año, tíraselos a tus amigos. ¿Cómo no haber pensado en esto antes? Es la receta del éxito. Los platos rotos son una clara vía de comunicación con los planos más sutiles y a tus amigos les encantará (y los dejará un poco perplejos, salvo que estés en Dinamarca donde esto es normal).
  • 10. Escupe a tus amigos actores. En Alemania y Rusia, una forma clásica, distinguida y muy bien recebida de desearle éxito a un actor es escupiéndole el hombro izquierdo. Reserva tus escupitajos para las noches de función y no abuses.
  • 11. Atrapa una hoja y no te enfermarás. Cambiar de estación es difícil, nos deja a todos más sensibles y vulnerables a engriparnos. Bueno, no para esta gente prevenida e inteligente que logró atrapar una hoja desprendiéndose de un árbol al comenzar el otoño. Ellos están a salvo.
  • 12. Derramar agua atrás de alguien. Símbolo de fluidez y adaptación, el agua que derramas a espaldas de alguien que va a una entrevista de trabajo es como una bendición. Solo precisas inclinar el vaso o la botella, y que el agua haga su trabajo. Garantizado, especialmente si estás en Serbia.
  • 13. Cuidado con dejar ropa tendida de noche. En primer lugar, es inútil. Además, la luz de la luna vuelve la ropa más permeable a la penetración de los espíritus. Es como una forma fácil de que seas poseído a través de la vestimenta. Aunque te tengas que levantar de la cama si te olvidaste, no la dejes colgando.