viernes, 18 de diciembre de 2015

Mientras el agua no me toque el colchón, la inundación no me preocupa...y otras imágenes divertidas.







Un modelo de casa uruguayo fue la vencedora del "Solar Decathlon" latinoamericano.

La Casa Uruguaya, proyecto de la Universidad ORT de Uruguay, fue elegida como la casa solar más sustentable del Solar Decathlon de América Latina y el Caribe, celebrado en Cali, Colombia.

La casa recibió un puntaje total de 779.15 sobre los 1,000 puntos que sumaban las 10 pruebas de la competencia.

Durante la competición, la Casa Uruguaya recibió también el primer lugar en las categorías Innovación y Balance energético, variable en la que hubo un quíntuple empate. 


Además, obtuvo el segundo lugar en Condiciones de Confort, Funcionamiento de la casa y Sustentabilidad.

El segundo lugar fue para Calicvita, de las universidades colombianas Javeriana de Cali e Icesi, con 777.5. HísCali, proyecto conjunto de las universidades de Santiago de Cali y de Sevilla, obtuvo el tercer lugar con 764.38 puntos.

Ésta es la primera vez que el Solar Decathlon se lleva a cabo en América Latina. El certamen fue creado en Estados Unidos en 2002 por el Departamento de Energía.

Y desde entonces se habían celebrado siete ediciones en ese país, cuatro en Europa y una en Asia.



Qué nos pareció "Stars Wars El despertar de la fuerza" (Reseña sin spoilers)

Si hay una máxima infalible es que la historia se repite muchas veces a lo largo de la vida de una persona pero, también, en la historia del mundo. A juzgar por la última película, a esa máxima no puede ni escapar el universo de Star Wars.

El lado oscuro de la fuerza es más fuerte que nunca y los jedis están prácticamente acabados. Sin embargo, existe un antiguo sabio que puede lograr restaurar el balance de la fuerza, pero está escondido en un planeta lejano. Para encontrarlo es clave la participación de un androide simpático y fiel. ¿De qué película se está hablando? De Star Wars IV, la primera de la serie, y la VII, la que se estrenó este jueves.

Es que Star Wars VII: El despertar de la fuerza es, en esencia, la misma historia de las tres películas originales solo que sucede 30 años después de los eventos de Star Wars VI: El retorno del jedi. Aunque esa repetición de la historia tiene sentido, porque la lucha entre el bien y el mal es algo constante, y la fuerza, que está compuesta por todos los seres vivos, no es algo estable sino que es cambiante y vulnerable.

Por eso el que sea más o menos la misma historia no es algo malo. Porque después de la pérdida de cierta gracia que había sufrido la saga con sus precuelas, una película que homenajea los orígenes de esta ópera espacial es más que bienvenida.

Aunque a veces las similitudes se vuelven demasiado obvias, como, por ejemplo, con el personaje de Lupita Nyongo —Maz Kanata— una especie de Yoda mujer y anaranjada, que con frases reflexivas imparte sabiduría a los jóvenes. Aunque, de no conocer a Yoda, el personaje está buenísimo.

Daisy Ridley encarna a Rey, una chatarrera que vive en un planeta llamado Jakku y que por casualidad —si es que existe la casualidad— se encuentra con BB-8, un androide que está buscando a su amo. Ese androide, que contiene información vital para la Resistencia, la llevará a vivir varias aventuras, como sucedió con Luke Skywalker luego de encontrar a R2D2.

Ese mismo día Rey también se encuentra con Finn (John Boyega), un ex stormtrooper que, luego de fugarse de la Primera Orden intenta permanecer lo más alejado posible de ellos. Los dos novatos —Ridley y Boyega— son encantadores y es imposible no quererlos. Con el personaje de ella, en particular las mujeres, es imposible no sentirse identificada y sentir cierta admiración por una chica fuerte, honesta y buena. Algo similar a lo que sucedía con Leia Organa al principio.

La próxima vez que te emborraches, puede que termines así...







Curiosas imágenes de la producción de "Alien"







¡Seguro que en tu trabajo, tienes momentos como éstos!







Una imagen dice mas que mil palabras...







Humor orgásmico







Windows 10 mobile con retraso saldrá en enero de 2016.

Microsoft acaba de lanzar una nueva versión de Windows 10 Mobile (v 10586.36) en el programa Insider pero llega con una mala noticia: la actualización desde terminales compatibles con Windows Phone 8 y Windows Phone 8.1 se retrasa hasta “principios de 2016″, según anuncia Gabe Aul en el blog oficial.

Después de un primer retraso sobre lo previsto inicialmente, Microsoft prometió que la actualización gratuita vía OTA desde terminales anteriores llegaría en el mes diciembre, pero no será posible. Tampoco se publicarán nuevas versiones al canal de prueba hasta 2016, ni de la versión móvil ni tampoco de la general para PC y tablet.

“En esta época del año muchos de nosotros tenemos la oportunidad de pasar tiempo con la familia y disfrutar de unos días de vacaciones por lo que el equipo de ingeniería va a un ritmo más lento y personal clave que impulsa el desarrollo estará fuera, incluyéndome a mí”, escribe Aul.

La última build no ofrece notas de la versión detalladas, pero en este momento parece que Microsoft se centra en corregir errores en el software en lugar de añadir nuevas características o aspectos de la interfaz. Dicho esto, Aul explica que la versión incluye mejoras específicas para los usuarios que actualicen desde versiones anteriores, así como una actualización de la aplicación de la cámara o del cliente de correo Outlook.

Así las cosas, hasta que llegue la OTA, los usuarios que quieran probar Windows 10 Mobile tendrán que hacerlo vía el programa Insider (aunque en estas versiones no se garantiza una total estabilidad) o bien comprando uno de los nuevos Lumia 950 o 550 que incluyen la RTM del sistema. Para el primer trimestre de 2016 esperamos el lanzamiento de otros terminales Windows 10 como el Jade Primo de Acer.

Microsoft no ha detallado exactamente los smartphones anteriores que se podrán actualizar, ni todas las características a las que que podrán acceder porque algunas como Continuum no funcionarán con todos los terminales actualizados. En cuanto tengamos información oficial te ofreceremos el listado de terminales actualizables a Windows 10 Mobile.



¿Comerías tu propia placenta?

La placenta es increíble: ningún otro órgano es compartido por dos seres humanos sanos al mismo tiempo, y es la base de la alimentación de los bebés no nacidos, una efímera bolsa creadora de vida. Pero no es a eso a lo que se refiere la etiqueta del frasco que la estrella norteamericana Kim Kardashian ha publicado en su propia app, que bajo su propio nombre le recuerda el contenido de las píldoras: “Tu increíble placenta”, dice. ¿Pero por qué querría alguien envasar y comerse su propia placenta? Tiene sus motivos.


La placenta es uno de los exóticos ingredientes de la medicina China que se ha puesto de moda en algunos entornos europeos y de Estados Unidos. Según los adeptos a la placentofagia, se come cruda o cocinada. Pero no debe estar muy buena porque la americana ya dio cuenta de la de su anterior embarazo, preparada por su chef particular, y tras el parto que tuvo el 5 de diciembre ha preferido conservarla en forma de píldoras. El motivo de la obsesión: dicen que reduce el dolor posparto, aumenta los niveles de energía, ayuda a la producción de leche y fortalece el lazo entre madre e hijo.

Los estudios científicos no apoyan esta teoría. Uno de la universidad Northwestern University, publicado este verano en la revista Archives of Women's Mental Health, revisó varios trabajos sobre el tema y no pudo corroborar los efectos positivos. Es más, como la placenta actúa como filtro para proteger al feto de las sustancias tóxicas, los científicos señalaron que podría contener virus o bacterias que hayan llegado hasta ella durante el embarazo. Eso sí cada uno es libre de comerse ese pedacito de sí mismo.



Hermafroditas: Criaturas sexualmente privilegiadas.

Si no sabes bien cómo debes dirigirte a personas con características sexuales masculinas y femeninas, en el arte romano hay un manual completo sobre el tema. La composición de los frescos y las esculturas tienen instrucciones para todos: hombres, mujeres, figuras humanoides y animaloides, como los sátiros. Quizá encuentres respuestas que te sorprendan, pues según la filósofa sueca Linnea Åshede, las hermafroditas son criaturas sexualmente privilegiadas. No lo hemos sabido hasta ahora, al menos algunos de nosotros, porque su figura ha sido malinterpretada a causa de nuestros prejuicios modernos. Y el razonamiento tiene su truco. Presta atención.

Åshede, que ha llegado a esta conclusión en su tesis doctoral en la Universidad de Gothenburg, defiende que Hermafrodita no solo es el culmen de la sexualidad romana sino que sirve para comprender la peculiar visión del sexo que tenían los romanos. Hija de la diosa griega del amor Afrodita y de Hermes, el mensajero de los dioses, la figura no refleja la dualidad de caracteres sexuales femeninos y masculinos como hoy pensaríamos. En su lugar, representa una amalgama de la belleza de la mujer y de los jóvenes, que en la cultura romana eran objetos pasivos del deseo adulto. Sí, solo los hombres adultos eran merecedores de satisfacer su deseo sexual, mientras todos los demás eran objetos pasivos.

Por eso no hay rasgos marcadamente masculinos en las representaciones de Hermafrodita, y por eso tenía un atractivo especial. “Hermafrodita se representa como una figura atractiva, idealizada y positiva”, resume Åshede. “Así que lo más singular de Hermafrodita no son las características sexuales dobles sino que la figura puede ser representada artísticamente como deseosa y deseada”, apuntala la sueca. Y eso sí que era una transgresión de género.

Eso sí, los romanos no pensaban lo mismo del hermafroditismo cuando aparecía fuera de las obras de arte. En esos casos, su trato distaba de ser cordial. Pero las mentalidades han cambiado mucho desde entonces. Y, aunque es una pena que, con el progreso, hayamos perdido la capacidad de interpretar el arte romano, tenemos la suerte de que los filósofos nos ayuden a desarrollarla.



Sin pasión no somos nada.

Sin pasión, nos habríamos quedado en la cueva y la glaciación, o un oso, se habría tragado al último Homo Sapiens. Todos los vivos hoy, somos descendientes de innumerables pasiones que acabaron con éxito. A otros, también apasionados, les aplastó un mamut (probablemente) y no andan ahora preocupados por los regalos de Reyes.

Pero todos los nuestros son los ancestros que bajaron del árbol, dejaron la cueva y se quitaron los calcetines para cortejar a machos y hembras, lloviera o tronara, hasta encontrar pareja… De ahí que 16 millones de personas en este planeta sean todas de la misma familia que el bárbaro Genghis Khan. Bárbaro, sí, cruel, también. Pero hacía el amor todas las noches (cuentan), lo que ha hecho que su ADN se expanda apasionadamente hasta nuestros días. Si uno solo de los antepasados de nuestra línea evolutiva hubiera dicho: “¡Uff, qué pereza!”… no estaríamos aquí.

Pero la pasión es como una peli en la que no sabes si el prota es bueno o malo. Apasionados bailamos tango; corremos un maratón; estudiamos una ingeniería; subimos a la Luna y bajamos… También, apasionados, pegamos puñetazos, lloramos hiel por el abandono, o perseguimos a un ex amante por cada red social enviándole restos moribundos de nuestros gatitos compartidos.

Buena, o mala, pero es la pasión lo que nos saca de la cama. A los humanos, y a los osos panda. Así lo muestras científicos del Meghan Martin-Wintle del Instituto de Conservación del Zoo de San Diego.“Los osos panda necesitan más pasión en su vida amorosa”, titula el Huffington Post. Eso, o se exinguen.

Los científicos encontraron que el plácido devorador de bambú se reproduce solo si se lo trabaja. Cuando el panda corteja, se muestra interesado por la hembra, y le echa pasión al flirteo, se reproduce. Cuando no lo hace, y se deja los calcetines puestos, pues el éxito reproductivo es 0. ¡¡La ciencia ha hablado!!



Motivos científicos para lograr tus metas de fin de año.

Año nuevo, vida nueva. Muchas personas aprovechan estos días para hacer balance de los últimos 12 meses y, cómo no, elaborar una lista de buenos propósitos. Si eres de los que cada año prometen dejar los vicios y llevar una vida sana, aquí tienes una serie de evidencias científicas que te reafirmarán en tus buenos propósitos. ¡Y feliz año nuevo!

Apuntarse al gimnasio
Un estudio publicado en la revista PLoS Genetics demostró que los beneficios del deporte se empiezan a manifestar tras seis meses de práctica: se reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares, descienden las grasas acumuladas y además se producen cambios beneficiosos en el material genético. Además, el ejercicio te ayuda a mantener el autocontrol y mejora tu sistema inmune: un gran aliado contra los resfriados del invierno.

Si prefieres algo más tranquilo, como el yoga, te alegrará saber que cada vez son más los estudios científicos que avalan las bondades de esta práctica: reduce el estrés y la ansiedad, mejora tu actividad mental y fortalece tu corazón.

Dejar de fumar
Los efectos negativos que tiene el tabaco sobre la salud son de sobra conocidos y, si te planteas dejarlo, te animará saber que un estudio publicado en la revista Drug and Alcohol Dependence demostró que abandonar el hábito mejora la memoria en un 15%. Otro trabajo reveló que dejar de fumar antes de los 30 alarga la vida una década.

Aprender idiomas
No solo te sirve para mejorar tus expectativas laborales, también es bueno para tu cerebro. Los estudios científicos demuestran que el aprendizaje de otras lenguas mejora la concentración, aumenta la plasticidad cerebral y hasta retrasa el alzhéimer. Además, parece que hablar dos idiomas ralentiza el deterioro cognitivo del envejecimiento.

Llevar una dieta sana
Después de los excesos navideños, nada mejor que una dieta saludable. ¿Seremos capaces de mantenerlo? Para motivarte, te recordaremos que comer bien mejora tu salud cognitiva, y que dietas como la vegetarianabajan la presión arterial. Además, recientes estudios ensalzan los beneficios de seguir una alimentación baja en calorías, pues mejora salud y retrasa el envejecimiento.