Páginas

lunes, 25 de enero de 2016

Esta foto de una papa, cuesta mas de un millón de dólares.

Kevin Abosch no estudió arte, en realidad es biólogo (quizá por eso le gustan tanto las papas) y atribuye el éxito de su carrera, a su pasión, un poco de talento natural y a algunos momentos claves que lo han llevado hasta donde está. El año pasado su nombre apareció en la lista de Wikipedia de las fotografías más caras en la historia, en el lugar número quince. Vendió ‘Potato #345’ a € 1.000.000 (1.080.815 dólares americanos).

Aparentemente un comprador anónimo llegó a la casa de Abosch en París y quiso adquirir la pieza para su colección personal. El precio de ‘Potato #345’ no estaba en discusión. En la impresión 162x162cm se ve una papa, en el ya icónico fondo negro que Kevin utiliza para sus retratos altamente codiciados en el mundo de los magnates de la tecnología, los negocios, el cine y la política.

“A Kevin le gustan las papas porque, como las personas, son todas diferentes pero inmediatamente identificables de que todas pertenecen esencialmente a la misma especie. Ha fotografiado muchas patatas. Esta es una de sus favoritas.”

Una prueba más de que el valor del arte es subjetivo.



No hay comentarios.: