Páginas

jueves, 24 de marzo de 2016

Las velas aromáticas y los ambientadores pueden ser peligrosos para nuestra salud

Nos preocupa bastante convivir en un entorno agradable y saludable, aunque desafortunadamente puede que exista algo en tu hogar, aparentemente inofensivo pero que realmente esté poniendo la salud de tu familia en peligro.

Aunque suene un poco irreal, estudios recientes demuestran que los ambientadores y las velas aromáticas contaminan el interior de la vivienda contribuyendo a la muerte de miles de personas al año.

Se trata de objetos que todos tenemos en casa y usamos para crear una atmósfera agradable cuando realmente nos pueden estar enfermando.

Se ha publicado un estudio que indica que al menos 40.000 muertes al año en Reino Unido pueden estar relacionadas a la contaminación del aire tanto del interior como del exterior de la vivienda.

De acuerdo con la noticia “La contaminación del interior de nuestras viviendas puede estar relacionadas con 99.000 muertes anuales en toda Europa.”

Esta contaminación puede ser ocasionada por cualquier limpiador o perfumador que tenga productos químicos, incluidas las velas aromáticas.

¿Por qué son tan tóxicos para nuestra salud estos objetos cotidianos?.
De acuerdo con el Consejo de Defensa de Recursos Naturales que realizó su propio estudio especializado en los ambientadores comunes, el gobierno federal no aprueba el uso de ambientadores actualmente por seguridad.

Un estudio realizado en 2007 testeó 74 ambientadores y midió la cantidad de productos tóxicos que se acumulaban en el ambiente después de su uso: Los resultados revelaron que prevalecían en la atmósfera más de 350 químicos que afectaban a las hormonas del crecimiento y la reproducción, especialmente en los bebés.

Además, aparecieron muchos casos de personas que tenían problemas respiratorios y no encontraban el origen de la enfermedad hasta que dieron con este problema, mostraban síntomas de una tos constante y falta de aire en los pulmones, cerrando los bronquios en personas con asma.

Ahora debes de estar pensando: “Existe mucha más contaminación ahí fuera producida por los coches, las industrias… Seguro que son peores que encender una vela.”

Pero puede que haya algo que estas olvidando: En el exterior esas sustancias están en continuo movimiento, diluidas en el aire, no pasa lo mismo en el interior de tu hogar… Nuestras viviendas están diseñadas para que sean estancas, cuando estas sustancias tóxicas se esparcen en el interior del hogar, se van acumulando haciendo que respires cada vez químicos tóxicos más concentrados.

¿Cuál es la solución correcta para evitar que nuestra casa huela mal?.
En lugar de buscar la solución en los productos químicos, los expertos recomiendan abrir la ventana y dejar simplemente que el aire fresco haga su trabajo… Aunque siempre puedes optar por crear tu propio ambientador casero libre de químicos con aceites esenciales.





No hay comentarios.: