10 datos estadísticos que demuestran que el mundo no está tan mal

Vivimos en la sociedad del miedo. En Europa y América tememos a los atentados. En el resto del mundo, a la verdadera guerra. El hambre golpea ante la indolencia de lo acomodados y la indiferencia de los poderosos. La sangre corre entre inocentes, sin salpicar a quienes la provocan.

Vivimos en la sociedad del estrés. Después de pasarnos años estudiando, nos damos de bruces con una búsqueda del tesoro mientras permanecemos varados en la cola del paro. Cuando lo conseguimos, debemos aceptar la precariedad para subsistir.

Ya no confiamos en nadie ni tenemos esperanza por un futuro mejor. Así hemos crecido y así nos han enseñado a vivir... pero, ¿realmente estamos tan mal?

Aunque no lo parezca, a lo largo de los últimos años hemos mejorado en varios aspectos que nos demuestran que vivimos en un mundo mejor. Estos son algunos de ellos:

1- Esperanza de vida Desde 1800 hasta 2011, la esperanza de vida media del planeta ha llegado a duplicarse. En algunos países, el crecimiento es aún más significativo:



2- Índice de desarrollo humano
Pero de poco sirve vivir más si no vives mejor. Sin embargo, el crecimiento del Índice de Desarrollo Humano (de la ONU) en el que se analizan la salud, la economía y la educación también ha crecido significativamente en las últimas décadas.




3- Pobreza
En la actualidad, menos del 10% total del planeta vive en condiciones de pobreza extrema. Es decir, en “una condición caracterizada por la privación severa de las necesidades humanas básicas, como alimentos, agua potable, instalaciones de saneamiento, acceso a la salud, la vivienda, la educación y la información”.

Que 1 de cada 10 personas todavía viva en estas condiciones sigue siendo demasiado, pero hay que tener en cuenta que, en 1900, el 80% de la población vivía en la pobreza absoluta. La verdad es que rebajar un 70% en poco más de 100 años no está nada mal.



4- PIB per cápita
A niveles macroeconómicos, no hay duda de que en los últimos 100 años la situación ha mejorado considerablemente. Además del crecimiento obvio del dólar, algunas de las antiguas naciones más pobres del mundo han ajustado su situación, y en todo el mundo se ha producido un gran desarrollo económico y de productividad.

Aquí puedes ver una muestra clara de la evolución de cada año:


5- Distribución de la riqueza
Aunque continúan existiendo claras desigualdades entre las diferentes economías, desde 1988 (en plena Guerra Fría) hasta la actualidad se ha producido un claro avance en favor de regiones como Latinoamérica o China.

6- Educación Pero ¿qué estamos haciendo con este dinero? Al parecer, gran parte se destina a la educación. En la actualidad, el 82% de las personas de más de 15 años han seguido un proceso educativo formal.


7- Nutrición
También ha mejorado considerablemente nuestra dieta, con mayor número de alimentos que llegan a todo el planeta a través de un acceso más globalizado.





8- Electricidad
Por no hablar del acceso a la energía eléctrica y su utilización por países. Desde 1960 hasta la actualidad, el uso de la electricidad se ha multiplicado, dando acceso a mejoras tecnológicas y a una calidad de vida difícil de imaginar por entonces.

Además, ahora es mucho más barata. Y llega a una potencia considerablemente mayor.





9- Condiciones laborales
Todavía existen jornadas laborales explotadoras, pero la media del número de horas se ha reducido considerablemente. En gran parte, debido al papel de los sindicatos y a las leyes que apuestan por ayudar al trabajador.


10- Democracia
Quizás el secreto de todos estos avances sea la evolución del sistema político. Solo hay que echar un vistazo al GIF para darse cuenta de cómo la democracia ha calado en nuestro planeta. Claro que, en algunos lugares, de manera más restrictiva de lo deseado.


Aproximadamente, la mitad de todos los ciudadanos del mundo viven en condiciones democráticas, en comparación al 10% de 1901. Y esto, también, ha originado que hayan menos guerras:




Comentarios