Páginas

viernes, 19 de agosto de 2016

Colocan perturbadoras esculturas de Donald Trump desnudo en varias ciudades de EEUU

El jueves por la mañana cinco ciudades estadounidenses se encontraron con una sorpresilla en sus calles. Nueva Yok, Cleveland, Seattle, Los Ángeles y San Francisco amanecieron con una escultura de Donald Trump... desnudo.

A todas ellas les falta una parte del cuerpo a la que el candidato a la presidencia seguro le tiene mucho aprecio... 

Las esculturas son obra de un grupo anarquista llamado Indecline. Tienen una fuerte presencia online y una historia de protestas a través del arte. El nombre del proyecto The Emperor has no Balls (El emperador no tiene pelotas), parece una referencia directa al cuento El Traje Nuevo del Emperador.

El Huffington Post contactó con Indecline para preguntarles acerca de las motivaciones que había tras este proyecto y, especialmente, por el motivo de haber representado a Trump sin testículos: "Decidimos hacer a Trump sin pelotas porque nos negamos a reconocerlo como un hombre, es un niño pequeño y arrogante" respondieron.

Según explica el Washington Post, la encargada de elaborar las polémicas esculturas fue una artista de Las Vegas llamada Ginger, quien está especializada en hacer monstruos para casas del terror.

"Los chicos me contactaron por mi habilidad para crear monstruos" explicó, "Trump es otro monstruo más".

Ginger utilizó 136 kg de arcilla y silicona para hacer las cinco curvilíneas figuras del candidato a la presidencia, pero de todo ese material utilizó muy poquita cantidad en las partes bajas del republicano, algo que ha dado mucha vidilla a la maldad de los tuiteros.


"El Departamento de Parques y Jardines de la ciudad de NY sobre la escultura de Trump: 'Nueva York se opone firmemente a erigir cosas sin permiso en los parques de la ciudad, no importa lo pequeñas que sean."


NYC parks department on naked Trump statue: "NYC Parks stands firmly against any unpermitted erection in city parks, no matter how small.”


Aunque las esculturas fueron rápidamente retiradas, la gente tuvo tiempo de disfrutar echándose unas fotos con una versión de Trump que, a la mayoría de nosotros, nos cae bastante más en gracia que el original.



No hay comentarios.: