Páginas

lunes, 26 de septiembre de 2016

La escuela que cambió los castigos por meditación


El colegio Robert W. Coleman en Baltimore podría ser una de las mejores escuelas que hay. ¿Por qué? Porque no castigan a nadie.

Sí, como lo lees. En vez de un cuarto de castigo tienen un cuarto de “momento consciente”, un oasis de calma de brillantes colores que es lo contrario de aquellos cuartos de castigo sin ventanas donde se suelen meter a los niños desobedientes. Es parte de un programa de actividades extraescolares llamado “Yo holístico”, una iniciativa que enseña a los niños a practicar meditación y ejercicios de respiración mientras se les anima a hablar a profesionales del comportamiento.

El programa funciona junto a una organización sin ánimo de lucro llamada Holistic Life Foundation, y hasta ahora los resultados han sido bastante impresionantes. De hecho, desde la primera vez que este colegio formó parte del programa hace 2 años, no han tenido que expulsar a nadie.

La meditación consciente ha existido de una forma u otra desde hace miles de años, pero recientemente, la ciencia ha empezado a analizar sus efectos en nuestras mentes y cuerpos, y se ha encontrado con algunos efectos interesantes. Un estudio, por ejemplo, sugiere que la meditación consciente podría darle a soldados una especie de armadura mental contra las emociones perturbadoras, y también puede mejorar la memoria. Otra estudio sugiere que la meditación consciente podría mejorar la capacidad de atención de una persona y su enfoque. Incluso, se ha convertido en parte importante de ciertas terapias psicológicas con bastante éxito.

El programa también ayuda a enseñarles sobre el medio ambiente: ayudan a limpiar los parques locales, construir jardines, y visitar las granjas cercanas. Incluso enseñan a los niños a ser maestros, dejándolos dirigir las sesiones.


No hay comentarios.: