Páginas

sábado, 24 de septiembre de 2016

La nueva y asquerosa moda que triunfa en Internet

Puede que no sepas ni que existen, pero los tonsilolitos son la nueva sensación entre los aficionados a las filias bizarras que recorren los rincones peor ventilados de Internet. Tienen un nombre divertido, sí, pero son algo verdaderamente repugnante.


Los tonsilolitos o piedras de la amígdala son acumulaciones de células muertas, moco o comida que se atascan entre las grietas de las amígdalas y se endurecen. Los más pequeños son inofensivos —más allá de lo desagradables que son— pero los más grandes pueden causar dolor de garganta, de oído o mal aliento.

Sin embargo, la gente está descubriendo lo placentero que es removerlos, quitarlos y mostrárselos al mundo. De igual manera que sucede desde hace años con la acción de reventar granos, las fotografías y vídeos de tonsitolitos de todos los tamaños, colores y formas están llenando la red.


Con tan solo un bastoncillo y unas pocas gárgaras de agua con sal, el intrépido excavador puede sacar todo un tesoro de sus amígdalas. El siguiente paso es colocarlo junto a un objeto que pueda dar fe del tamaño de la pieza, fotografiar el hallazgo, subirlo a Internet y disfrutar.

Esta estrambótica tendencia tiene incluso sus estrellas, como el usuario de YouTube, Tonsil Stone Man, cuyos vídeos de extracciones de tonsilolitos acumulan miles de visitas.

Con una música de thriller, giros de cámara endiablados y planos cortos e impactantes, lo cierto es que el vídeo es adictivo. Lo miras con asco pero a la vez no puedes apartar los ojos de esa enorme piedra de desperdicios.






No hay comentarios.: