Páginas

miércoles, 12 de octubre de 2016

6 reveladores datos sobre la llegada de Cristóbal Colón a América

"Día de la hispanidad", "Día de la Raza", "Día de Colón", "Día del respeto a la diversidad cultural", "Día de la resistencia indígena", son algunos de los nombres con los que se conoce al 12 de octubre en España y diversos países de América Latina. Son todas formas de nombrar y recordar la llegada del navegante Cristóbal Colón a América en el año 1492.


1. Colón no descubrió América
En muchas escuelas del mundo se enseña que ese día se llevó a cabo "el descubrimiento" de América, a pesar de que cuando Colón llegó, en tierras americanas se desarrollaban importantes civilizaciones como los Incas y los Aztecas. Estas sociedades habían evolucionado desde la llegada de los primeros seres humanos al continente por lo menos 14.000 años antes.

Por el contrario, la llegada de Colón a América fue el comienzo de la conquista de ese territorio por parte del Imperio Español quién había financiado el viaje. Los datos son elocuentes: durante los primeros 150 años luego de 1492, según los datos de la Casa de Contratación de Sevilla, los barcos llevaron a España 181.000 kilos de oro y 16.000.000 de kilos de plata.

2. Colón no fue el primer europeo en llegar a América
Si bien la discusión entre "descubrimiento" y "conquista" fue saldada hace mucho tiempo, existe otra polémica histórica. Distintos arqueólogos dan cuenta que Cristóbal Colón no fue el primer europeo en llegar a América.

En la isla canadiense de Terranova se han encontrado asentamientos vikingos que datan, por lo menos, de 500 años antes a la llegada de los barcos españoles.

Asimismo investigaciones más recientes apuntan que barcos provenientes del sudeste asiático y la polinesia podrían haber llegado al continente varios siglos antes.

3. Colón no llegó a América el 12 de octubre
Aunque parezca increíble las tres carabelas comandadas por el almirante Cristóbal Colón no arribaron a las costas de las Bahamas en la fecha que ha pasado a la historia. Es que en 1492 se utilizaba todavía el calendario Juliano, creado bajo el gobierno de Julio César en la Antigua Roma.

Este calendario generaba un desfasaje temporal que fue corregido 90 años después de la llegada de Colón, en 1582, cuando el Papa Gregorio XIII instauró el sistema que se utiliza hasta la actualidad en la mayor parte del mundo. Esto implicó que aquel año el 4 de octubre pase de golpe a ser el 15 de octubre. Por ese motivo la fecha de llegada de Colón a América habría sido, en realidad, el 20 o 21 de octubre de 1492.

4. Colón estafó a sus marineros
Al partir del Puerto de Palos los navegantes comandados por Colón (muchos de ellos ladrones y estafadores) tenían un objetivo prioritario: hacer dinero. Por eso, como incentivo, los reyes católicos de España habían prometido una recompensa de 10.000 maravedís a la primera persona que avistara tierra.

Según consta en el propio diario de viaje de Colón, fue el marinero Rodrigo de Triana el primero en avistar tierra firme. Sin embargo, posteriormente el almirante contaría otra versión asegurando que varias horas antes él mismo había divisado la isla donde luego desembarcarían. Así se hizo con la recompensa y Rodrigo de Triana abandonó España y se convirtió en pirata.

5. Un sólo país latinoamericano no recuerda el 12 de octubre
La denominación que se le da a esta fecha en distintos países remite sin duda a una mirada de lo que implicó ese día. Es así como en Chile se lo llama "Día del encuentro de dos mundos" mientras que en Argentina hasta 2010 fue el "Día de la Raza" para luego pasar a denominarse el "Día del respeto de la diversidad cultural". O en Venezuela que, desde 2002, se llama "Día de la resistencia indígena".

Sin embargo hay un país en todo el continente americano donde la fecha no es recordada: Cuba. En vez de eso en la Isla se festeja el 10 de octubre que fue cuando comenzó la guerra de independencia de España en 1868.

6. Colón el tirano asesino.
«El gobierno de Colón se distinguió por una forma de tiranía», afirma Consuelo Varela Bueno, historiadora española que estudió y publicó documentos. «Incluso quienes lo admiraban tuvieron que admitir las atrocidades que habían ocurrido». Varela Bueno afirma  que «La historiografía que se nos ha conservado hasta ahora es única y exclusivamente la que le favorecía» y como resultado de su investigación concluye que «Colón, pese a su grandeza, no es un personaje simpático. Ahora lo es aún menos»

La reina Isabel y el rey Fernando respondieron removiendo a Colón del poder y reemplazándolo por Francisco de Bobadilla, miembro de la Orden de Calatrava.

Bobadilla, quien fue gobernador desde 1500 hasta 1502, cuando falleció debido a una tormenta, también había recibido el encargo de investigador las acusaciones de brutalidad hechas contra Colón. Al llegar Bobadilla a Santo Domingo, mientras Colón estaba ocupado con sus exploraciones del tercer viaje, fue recibido con quejas contra los tres hermanos Colón: Cristóbal, Bartolomé y Diego. Un informe de Bobadilla recientemente descubierto asevera que Colón frecuentemente usaba la tortura y mutilación para gobernar La Española. El informe de 48 páginas, encontrado en 2006 en el Archivo General de Simancas, contiene testimonios de 23 personas, incluyendo enemigos y partidarios de Colón, acerca del trato de Colón y sus hermanos a los súbditos coloniales durante sus siete años de mandato.

De acuerdo con este informe, Colón castigó a un hombre culpable de robar maíz haciéndole cortar las orejas y la nariz, para venderlo luego como esclavo. Los testimonios registrados en el informe aseveran que Colón felicitó a su hermano Bartolomé por “defender a la familia”, cuando este último ordenó que una mujer fuera forzada a desfilar desnuda en público y que su lengua fuera cortada por sugerir que Colón era de mal nacimiento. El documento también describía el modo como Colón controló el descontento y revuelta de los nativos. Primero, ordenó una represión brutal en la que los nativos fueron asesinados y luego sus cuerpos desmembrados desfilados por las calles en un intento de desincentivar cualquier otra rebelión.




No hay comentarios.: