Lo que quisieron decir y lo que dijeron...

Desde los carteles en un español ridículo hasta problemas más graves con las malas interpretaciones en hospitales y tribunales, un inconveniente que se expande de costa a costa en EEUU. Los casos de traducciones risibles abundan en un país donde los hispanos y los latinos constituyen la primera minoría, y que según estimaciones del Instituto Cervantes hacia 2050 será el primero en la lista mundial de los hispanohablantes, con 132,8 millones de ellos, por encima de México, el número 1 en estos momentos. A continuación varios ejemplos de traducciones que no salieron muy bien:

Quisieron decir: En obra. Por favor tenga precaución.

Quisieron decir: Fin del área vigilada de natación

Quisieron decir: Hecho en Turquía 

Quisieron decir: Alfombra hexagonal de caucho 

Quisieron decir: esta es un área libre de humo de tabaco
 
Quisieron decir: Extreme cuidados con el hielo

Quisieron decir: No fume en el edificio

Quisieron decir: Salida únicamente

Quisieron decir: Reglas de  la cancha de tenis

Quisieron decir: Por favor cierre las duchas cuando haya terminado. Gracias.



Comentarios