domingo, 3 de enero de 2016

¡Para que me creas aquí tengo una foto mía en el estadio! y otras imágenes divertidas







¡Pero si siempre lo hago y nunca pasa nada!

 





Divertidas fotos tomadas en el momento exacto







¿Por qué cuando tenemos fríos castañeamos los dientes?

A veces castañeamos los dientes. Producido por el movimiento involuntario de la musculatura mandibular en respuesta al frío, la fiebre o una situación de estrés y miedo, se ha calculado que, al castañear, los dientes chocan entre sí de 240 a 260 veces por minuto. Si nos centramos en el frío, ¿por qué castañeamos los dientes? ¿Qué ventaja nos produce?

Si la temperatura corporal es muy baja, unos receptores del frío apretadamente distribuidos por la piel envían impulsos al hipotálamo, un órgano diminuto que resulta muy importante en la conexión entre el sistema nervioso y el hormonal. Entre otras cosas, controla nuestra temperatura corporal.

A unos 8ºC de temperatura exterior, nuestra piel actúan para evitar la pérdida de calor corporal erizando el vello corporal. Esto ya no sirve de gran cosa porque tenemos menos pelo que nuestros antepasados. Los vasos sanguíneos de la peil también se contraen, a fin de que fluya menos sangre caliente por las capas externas de la piel, especialmente manos y pies, y así se ahorra calor.

También el cuerpo intenta generar calor de forma activa, elevando la frecuencia cardíaca. Los músculos también se ponen en tensión para contribuir a ello. Si esto no es suficiente, entonces empezamos a tiritar con todo el cuerpo, pues los músculos se contraen involuntariamente. Cuanto más tiritamos, más calor vuelve a producirse en el organismo. El castañeo de dientes, pues, es un efecto secundario de estas contracciones: los músculos de la zona de las mejillas se mueven rápidame y rítmicamente y las mandíbulas chocan la una contra la otra.



¿Por qué los prospectos están doblados de una forma tan complicada?

La mayoría de nosotros, una vez despliega el prospecto que hay dentro de cualquier medicina, raramente consigue volver a plegarlo tal y como estaba (y, en consecuencia, ya no caben en la caja del medicamento). Y es que los prospectos están endiabladamente plegados sobre sí mismos. O al menos, eso parece, porque en realidad su plegado es la manera más sencilla de hacerlo para ocupar menos espacio en la caja del medicamento.

El patrón de doblado es por el medio, siempre en la misma dirección, cada vez volviendo la mitad inferior hacia arriba, hasta que una hoja de, por ejemplo, 30 centímetros de largo se transforma en una especie de salchicha de un dedo de grosor. Los especialistas denominan a esta clase de plegado como "plegado en zigzag".

Tal y como lo explican en el libro 70 preguntas curiosas sobre el mundo que nos rodea, editado por Martin Grent: El plegado en zigzag no tiene solo motivos técnicos: por una parte, para la máquina lo más es sencillo es plegar siempre en la misma dirección. Para plegar en sentido transversal, el llamado "plegado en cruz", hay que añadir a la máquina un mecanismo adicional. Por otra parte, para el fabricante es de gran importancia que determinadas informaciones se vean con toda claridad en cuanto se saca el prospecto de la caja: el nombre del preparado y en lo posible el principio activo deben poder leerse una vez doblado el prospecto, y no quedar ocultos por las dobleces. Muchos fabricantes trabajan con códigos de barras que igualmente tienen que quedar hacia fuera después de plegar el papel. Y como mejor se consigue esto es con el plegado en zigzag.



¿Se puede terminar el oxígeno si te encierras en una habitación pequeña con mucha gente?

Cuando te pasas muchas horas metido en una habitación con mucha gente, y la estancia tiene la puerta y las ventanas cerradas, el aire enrarecido (y ocasionalmente el tufo corporal reinante) puede hacerte sentir claustrofobia, e incluso que te cuesta respirar. Pero ¿podrías quedarte realmente sin oxígeno en este contexto o resulta imposible porque siempre entra suficiente por las rendijas de la estancia?

La respuesta corta es no. Pero con matices.

Una persona necesita, por término medio, entre 10 y 50 litros de oxígeno por hora. En una habitación de 20 metros cuadrados hay unos 10.000 litros de oxígeno. Es decir, que si queremos que se acabe el oxígeno vamos a tener que estar encerrados muchas horas, días, incluso, dependiendo de la gente que nos acompañe.

Pero, a pesar de ello, a partir de determinado momento puede que el aire nos parezca sofocante y necesitemos airear la habitación para combatir el agobio. En este caso no estamos sufriendo escasez de oxígeno, sino abundancia de otras sustancias: dióxido de carbono y compuestos orgánicos volátiles (VOC).

El dióxido de carbono es el gas que expelemos cuando respiramos, y en grandes concentraciones tiene un efecto narcótico. Tal y como se explica en el libro 70 preguntas curiosas sobre el mundo que nos rodea, editado por Martin Gent: En una habitación con aire de buena calidad, la proporción de dióxido de carbono no supera el 0,1%. Pero en una habitación sin ventilación puede ser superior al cabo de una hora aproximadamente. Los compuestos orgánicos volátiles provienen de las vigas, la alfombra, etc. (…) En casos extremos puede dar lugar a dolores de cabeza o mareos, o sencillamente a que alguno se quede adormilado (…) si seguimos en nuestra sala de 20 metros cuadrados, y suponemos que hay diez participantes, el aire debería renovarse completamente cada hora y media para evitar un aumento del dióxido de carbono y VOC.



Vivimos la época en que se ha vuelto correcto, hablar y escribir como burros...

Era lo que se dice un tipo cansino. Cuando algo se le metía entre ceja y ceja no paraba hasta conseguirlo. Era capaz de perseguir a su presa hasta la saciedad. La estrategia era siempre la misma: insistir, insistir e insistir sin piedad hasta que el contrario se rendía y acaba aceptando su propuesta, por absurda que fuera. Un día se le ocurrió que, como las fiestas patronales de la ciudad se celebraban en verano, lo ideal sería cambiar el traje regional tradicional por los bañadores. Era mucho más fresco y apropiado para esa época del año. Se pasó días diseñando cuál sería el modelo perfecto para representar a su pueblo. Cuando hubo acabado la línea masculina y femenina de su bañador regional, se encaminó al Ayuntamiento y asaltó el despacho del alcalde que, casualmente, se encontraba reunido con otras personalidades importantes de la ciudad. La respuesta fue un rotundo no, claro está. Pero él volvió al consistorio un día tras otro, tras otro, tras otro hasta que el alcalde, harto de él hasta llegar al borde del asesinato, aprobó su idea y dio orden de que las damas de honor y las autoridades vistieran aquellos bañadores regionales en las próximas fiestas patronales...

Lo mismo está ocurriendo con el lenguaje y con la gramática. No sabemos si por insistencia de los hablantes y su manera de expresarse, o porque la RAE se hace mayor y ya no tiene fuerzas para oponerse, el caso es que hay una serie de palabras de esas que antes considerábamos burradas (perdón, vulgarismos) que han conseguido hacerse un hueco en la nueva edición del Diccionario. Otras son extranjerismos que se han adaptado a nuestro idioma y que ahora pierden su lugar a palabras mal dichas y mal escritas.

De esta manera, ya podemos definir a las palabras raras o mal dichas como palabros. Por mucho que nos chirríe, existen las toballas y las almóndigas, aunque las dos están en desuso y es preferible usar toalla y albóndiga respectivamente. Lo mismo le pasa a murciégalo, que debe ceder su puesto al más correcto murciélago. Culamen, pechamen y pompis también se han incorporado al Diccionario. Pero la RAE deja claro que no le gustan porque las ha etiquetado como vulgarismos y en desuso.

Uebos es una de las más sorprendentes. Pero, ojo, que no se refiere a los que te comes con patatas y ponen las gallinas. Uebos viene de opus, pero se nos había olvidado y prueba de ello es que está en desuso. El Diccionario nos recuerda que su significado es «necesidad, cosa necesaria». Así que cuando Trillo and friends decían aquello de «manda uebos», se referían en realidad a la expresión «mandat opus» (necesidad obliga). Lo que pasa es que los periodistas, que son muy malas personas y tergiversan todas las cosas, lo escribieron mal solo por fastidiar.

Asín, como te lo cuento, también encontrarás este adverbio vulgar en el Diccionario. Conceto y otubre también. Y no te extrañe ver escrito a partir de ahora cosas como cederrón (CD-ROM), jipi (hippie), jonrón (home run), órsay (offside) bluyín (blue jean) y yin (jean). Beberemos güisqui, en setiembre nos volveremos friquis y nos arremangaremos cuando haga falta. 

Que no digan que el Diccionario no se adapta a los nuevos tiempos.






Los smartphones desaparecerán en el año 2020.

El smartphone es ese compañero inseparable que va contigo a todas partes y del que no te despegas ni en el baño, ni el cama, ¡ni nunca! ¿Te imaginas vivir sin tu teléfono móvil?

Si la respuesta a esta pregunta es un rotundo "no", es posible que estés equivocado, porque el estudio 10 Hot Consumer trends for 2016 que ha llevado a cabo Ericsson vaticina que los smartphones desaparecerán en los próximos 4 años. ¿Te lo puedes creer?

Según recoge el documento que ha publicado la compañía, los teléfonos móviles tienen los días contados por una sencilla razón: a causa de los avances en Inteligencia Artificial, otros dispositivos electrónicos suplirán sus funciones y dejaremos de necesitarlos.

Para elaborar el informe, Ericsson ha realizado diferentes estudios y encuestas para recoger la opinión de miles de usuarios de teléfonos móviles en ciudades de todo el mundo, y los resultados que han obtenido parecen dejar bastante claro que la IA matará al smartphone.

El estudio revela que el smartphone es la principal ventana que los usuarios utilizan para acceder al universo digital y conectado, pero en el futuro esta tendencia cambiará. El 85% de los encuestados consideran que el uso de asistentes electrónicos wearables estará muy extendido muy pronto, y el 80% cree que tendremos sensores internos para medir nuestro bienestar y mejorar la memoria, así como los sentidos de la vista y el oído.
La mayoría de los usuarios está de acuerdo en que dentro de 4 años dispondremos de otras interfaces de IA, como gafas o cascos de realidad virtual, que nos permitirán hablar con otras personas, navegar por la web, buscar viajes, reservar restaurantes, acceder a aplicaciones o recibir indicaciones de rutas GPS, entre muchas funciones más. Es decir, que habrá otros dispositivos más innovadores y mejor adaptados a la vida del futuro que los teléfonos móviles.

¿Veremos la desaparición de los smartphones? No olvidemos que la televisión también iba a matar a la radio, y que los PCs estaban en peligro de extinción. Habrá que esperar a 2020 para verlo.



Humor Disney








12 llamativos datos sobre Arabia Saudita.

Conocida ante todo por sus notorias riquezas petroleras y los problemas de derechos humanos, Arabia Saudita es un país de grandes contrastes, ilustrados en la siguiente recopilación de los hechos más llamativos de carácter cultural, económico y social sobre el país, realizada por 'The Independent'.







Las mujeres de senos grandes gastan mas dinero en las compras.

El tamaño de los senos ejerce cierto efecto en la forma en la que los hombres ven a las mujeres y también en cómo ellas se ven a si mismas, no por nada existen cirugías para aumentar los pechos y otras para disminuir aquellos pechos demasiado voluminosos. Un estudio reciente llegó a una interesante conclusión: el tamaño de los senos femeninos se relacionaba con sus hábitos de compras y las mujeres de senos grandes gastan más dinero al comprar. Veamos de qué se trata.

Senos grandes, más gastos
Alibaba es uno de los mayores portales de ventas del mundo y para incrementar sus ganancias desarrolla numerosas investigaciones para estudiar a su público. Todo importa, desde el sexo a la edad, el país, las actividades que llevan a cabo y hasta el tamaño de sus senos. Así es, el portal analizó las costumbres de compra de mujeres según la talla de sujetadores que habían adquirido anteriormente y los resultados son bastante interesantes.

Las mujeres con copa B, que corresponden al 65% de las clientes de Alibaba, gastan poco dinero y si bien son mayoría, solo el 7% de ellas cae en la categoría de grandes compradoras. En un punto medio, las clientes con copas C y D estaban dentro del promedio de gastos en un 61% de los casos.

Finalmente, las mujeres con copa E o superior, tenían mayor presencia en la categoría de grandes compradores. Si bien tener copa E es bastante inusual y los sujetadores suelen ser bastante costosos, gastaban un 24% más de dinero en Alibaba con respecto a aquellas de senos copa B. La distancia era menor con las copas C y D, representando apenas un 9%. Los datos son muy interesantes (aunque corresponden al mercado chino), pero quedaría saber por qué ocurre esto.

Relación del tamaño de los senos con los hábitos de compra

Lo primero que se me viene a la cabeza es que las mujeres en China no suelen destacar por tener senos de gran tamaño, por el contrario, una copa B sería considerada promedio, a diferencia de otros países con mujeres más voluptuosas.

Si estas mujeres se caracterizan por tener senos pequeños, es probable que aquellas que tienen copas por encima de lo común se hayan sometido a operaciones de aumento de busto, las que de por si son costosas, lo que apuntaría a que tienen más dinero y, por ende, mayor capacidad de compra.

Mi hipótesis sería correcta si utilizamos otros datos de Alibaba: las mujeres con gastos promedio solían comprar sujetadores con almohadillas, que hacen ver los senos más grandes. Por otra parte, las chinas de pechos grandes y los gastos que no están sobre lo habitual se caracterizan por su interés en la fotografía, un hobby que no es demasiado costoso y en donde los ingresos no son una barrera.

Analizando a los hombres, estos solían preferir a las mujeres de senos grandes y al comprar sujetadores de regalo adquirían lencería de precio bajo. Son tacaños, pero quienes tienen senos aumentados quirúrgicamente, no requieren sujetadores de tanta calidad como las mujeres que son muy voluptuosas de forma natural.

Faltaría una análisis mundial, pero conociendo a la sociedad china, donde recientemente se han registrado personas con altos ingresos económicos y un comercio más abierto, los datos resultan muy interesantes.




Increíbles esculturas de animales, con motosierra.

Este artista no utiliza cinceles ni otros elementos clásicos en la escultura. Lo suyo es mucho mas ¿moderno?...Para realizar estas impecables esculturas de animales, utiliza una motosierra creando sus detalladas figuras directamente en el tronco del árbol. Luego de logrado el o los animales que tenía en mente, les da color, logrando un efecto sumamente realista. Mira a continuación algunas imágenes de sus obras, que son realmente sorprendentes: