viernes, 12 de febrero de 2016

¡Hace media hora que el fotógrafo espera que mires la cámara! y otras imágenes divertidas







Al leer esta frase: "El azúcar es malo", puedes aumentar de peso...

Una serie de tres estudios realizados por la Universidad del Estado de Arizona descubrió que quienes hacen dieta y están expuestos a mensajes negativos sobre la comida tienden a comer alimentos menos sanos.


De acuerdo con Health.com, en el primer estudio las personas que leían mensajes negativos sobre los postres tenían más pensamientos positivos sobre las comidas que son malas para la salud en relación con quienes leyeron comenarios positivos o neutrales.

En el siguiente estudio, quienes hacían dieta leyeron mensajes positivos o negativos sobre snacks azucarados y luego vieron un video comiendo unas galletitas. El resultado fue que el grupo que recibió los mensajes negativos comió 39% más galletas que quienes recibieron mensajes positivos.

En tanto, el último estudio, los investigados miraron una lista de pros y contras de los alimentos y eligieron menos comida poco sana, en relación con quienes habían recibido los mensajes negayivos.

Nguyen Pham,uno de los investigadores del estudio, sostuvo: “Pensamos que quienes hacen dieta aumenta su interés y consumen más comida poco saludable luego de ver mensajes que solo muestran lo negativo de los alimentos porque sienten que su libertad de controlar su comida es amenazada”. El investigador resaltó que para hacer que se coma menos de algo es importante resaltar lo bueno y lo malo, y de esa manera no se cometerán excesos.



Imágenes que no necesitan palabras para decirnos cosas







Jamás pongas esta fecha en tu iPhone, porque se bloquea definitivamente

Un usuario en Reddit se dio cuenta de que hay un error en modelos de iPhone a partir del 6 y 6 Plus, éste, aunque muy peculiar, también resulta letal para los dispositivos que le activen. Así que creo que está demás decirles que no es un “truco” recomendable para probar en sus dispositivos.

El error se activa al poner la fecha 1 de enero de 1970. Varios usuarios han reportado que al activarla, sus teléfonos no pudieron volver a reiniciarse, por lo que para volver a activarlos tuvieron que hacer algunas maniobras como retirar la tarjeta SIM, pero en la mayoría de los casos no fue posible reactivar el teléfono, así que la solución fue acudir a una tienda de Apple.

Algunos medios han intentado contactar con Apple para ver si la compañía planea lanzar un parche próximamente, pero hasta ahora no ha habido respuesta alguna.

Al principio, al cambiar la fecha no ocurre nada, el problema viene al reiniciar el dispositivo, ya que ni restaurar una copia de seguridad, ni colocarlo en modo DFU para abrirlo en iTunes, ayuda a solucionarlo.

El internauta advierte a través de un vídeo que cuando se conecta a una red Wifi pública, el iPhone calibra los parámetros de fecha con un servidor NTP, momento que puede ser utilizado por piratas informáticos para enviar solicitudes de NTP maliciosas y ajustar la fecha de todos los iPhone conectados a la misma red y romperlos. 

Parece ser que este problema afecta sólo a los dispositivos iOS con procesadores de 64-bit de Apple. Por lo tanto, cualquier dispositivo con procesador A7, presente en los iPhone 5s y sucesivos, pueden sufrir este colapso.



Cuando la empatía hace milagros

Una anciana canadiense que viajaba en el metro resolvió una situación potencialmente violenta, usando como arma un simple gesto de empatía.


Ehab Taha, de 26 años de edad, viajaba hace dos semanas en el metro de Vancouver, cuando se produjo un hecho poco común en la habitualmente apacible ciudad canadiense.

Según su relato, "un hombre corpulento, que parecía drogado o con problemas mentales" subió al vagón y mostró un comportamiento agresivo.

"Se movía de forma errática, gritaba a todos e insultaba", cuenta al pasajero, "hasta que una mujer de unos 70 años, decidió extender la mano en su dirección, y él la tomó".

Todos en el coche temían lo peor, pero lo que sucedió fue asombroso.

"Fue increíble lo mucho que se calmó en un momento a otro, fue la cosa más emocionante que he visto en mi vida", dijo Taha. Emocionado, el joven tomó una foto del momento.

"Hablé con la mujer luego y ella simplemente dijo: ‘soy una madre y él necesitaba a alguien que lo tocara' y luego se puso a llorar", agregó.

A pesar de que su gran empatía logró controlar una situación difícil, la mujer se asustó tanto como el resto de los pasajeros ante la actitud del iracundo pasajero.

"Ella fue muy valiente, incluso me contó que tuvo miedo de que él le clavara el bolígrafo que tenía en la otra mano, pero aseguró que era más importante lograr que no se sintiera solo", relató el testigo.



70 minutos: El tiempo que aguanta un hombre de compras con una mujer

Seguro que hayas ido o no a Ikea, has oído terribles historias de broncas, rupturas, amistades truncadas, divorcios exprés y niños perdidos en ese laberinto del minotauro que es la multinacional del mueble sueco. De hecho, muchos se niegan a traspasar las puertas de ese Edén del bricolaje obligatorio, guiados por el pánico que resulta de la ecuación “Hombre + mujer + Ikea = bronca”.

La incursión en este universo desde la experiencia personal no hace otra cosa que desentrañar las diferentes actitudes de hombres y mujeres respecto a las compras, ese microcosmos de la vida. Los gigantescos almacenes de Ikea hacen las veces de escenario del teatro vital. Así, “las diferencias en los procesos de compra se remontan a las habilidades que cada sexo ha ido desarrollando desde hace miles de años: las mujeres se dedicaban a recolectar y los hombres a cazar”, según un estudio de la Universidad británica de Essex, realizado tras analizar los hábitos de compra de más de 2.000 ingleses.

El dato que encabeza este artículo lo enarbola Alfredo Fraile, director de la consultora Interbrand. Reproducimos a continuación sus elocuentes palabras: “El hombre ve este proceso [la compra] como una necesidad, una misión de caza que ha de acabar lo antes posible. Entrar, buscar, encontrar, pagar y salir. Los artículos de Ikea están expuestos de tal forma que se ven todos y hay muchísimos. A la mujer le gusta verlos, comparar precios, tomarse su tiempo en decidir. Al hombre no, se encuentra incómodo, tiene prisa por irse. Existen estudios que afirman que hombres y mujeres pueden comprar juntos durante sólo unos 70 minutos: más allá, las posibilidades de bronca aumentan inexorablemente según avanzan las manecillas del reloj”.

Según el estudio, en términos físicos la compra también se puede asemejar a un orgasmo, que se traduce en que los hombres experimentan en el acto de comprar una excitación más intensa, pero también más corta, a juzgar por los niveles de presión sanguínea. La excitación física resultante de una compra le dura a una mujer un promedio de 15 minutos más después del acto comercial. Así que, cuando el varón entra en crisis, a la mujer aún le quedan cuerda para seguir comprando.

Ahí reside el quid de la cuestión para las broncas en Ikea: la laberíntica disposición de estas tiendas de muebles actúan como una trampa para el comprador, que tiene que completar la gymkana a través de todo el catálogo para llegar a la caja, pero también para las parejas heterosexuales, quienes, incapaces de completar el circuito en menos de los 70 minutos preceptivos –el límite de la paciencia- se ven abocados a una crisis matrimonial en su vano intento de conseguir una estantería Nybygge y un juego de servilleteros.



Siluro, el pez gigante que bloqueó la entrada de agua a una central hidroeléctrica

¿Cuánto puede llegar a medir un siluro? Trabajadores de una central hidroeléctrica austriaca, que buscaban eliminar una obstrucción en la entrada de agua a una presa sobre el río Danubio, descubrieron un enorme siluro muerto (también conocido como pez gato o bagre) atrapado en una de las parrillas de protección de la tubería forzada. Tan grande era que, en vez de una caña de fibra de carbono como Jeremy Wade, tuvieron que “pescarlo” con la grúa con la que limpian estas rejas, diseñadas precisamente para que la basura no entre en las turbinas.

Tras pesarlo, el personal de la central de Kraftwerk Abwinden-Asten, situada cerca de la Linz, informó que el ejemplar dio en báscula unos nada desdeñables 90 kilos, con una longitud de 2,25 metros. Normalmente las especies de Siluriformes pueden crecer hasta 1,5 metros y los descubrimientos de ejemplares de más de 2 metros de longitud son bastante raros. Pero todo un trofeo codiciado para los pescadores de río de todo el mundo. Sin embargo, los expertos en peces austriacos aseguran que esta especie se ha multiplicado en los últimos años en el río Danubio, apareciendo más y más especímenes monstruosos como éste.



El principal problema es que los ejemplares son cada vez mayores y ya se han comido casi el resto de los peces. Su tamaño es algo que preocupa bastante porque no se sabe a ciencia cierta qué límite de peso puede alcanzar. Además, son animales que pueden vivir varias décadas. Se han pescado ejemplares de 2,47 metros, pero lo cierto es que el récord lo tiene un británico que en 2013, tras 7 años recorriendo el mundo tras una pieza así, sacó un siluro albino de 2,5 metros de largo y 93 kilos de peso en el sistema de embalses del Ebro entre Mequinenza y Ribarroja de Ebro, muy parecido al conseguido en la presa de Kraftwerk Abwinden-Asten.

Sin embargo, existe una notable confusión sobre la talla máxima que puede alcanzar un siluro (Silurus glanis). No es difícil encontrar historias con tamaños increíbles de peces rondando los 5 metros de largo y los 306 Kg. de un ejemplar que se dice pescado en el río Dnieper, cerca del Mar Negro. A pesar de todo, el mayor siluro cuyo peso pudo ser verificado “con suficiente fiabilidad” es un ejemplar de 2,78 metros y 144 Kg. capturado en el río Po, Italia.


Tras estudiar a fondo el fenómeno, investigadores de pesca de la Universidad francesa de Toulouse aseguran que el gigantismo de los siluros se debe a mutaciones causadas por una dieta inadecuada: a falta de una alimentación a base de algas o peces pequeños, los gigantes y hambrientos siluros comenzaron a lanzarse en masa contra cualquier otra presa, incluyendo palomas, pequeños mamíferos y carroña, cebándose en exceso y creciendo en tamaño.

También es conocida la afición de los ciudadanos británicos o alemanes por la pesca de esta especie. Y en la confluencia de los ríos Ebro y Segre existe un importante movimiento económico de empresas que traen a este tipo de turistas para pescar en el sistema de pantanos aragoneses. Hasta tal punto es así que las cuencas del municipio zaragozano de Chiprana acogen desde hace años el World Catfish Classic, el Campeonato del Mundo del Siluro, un concurso privado que reúne a participantes de todo el mundo.

Al ser un pez de río gigantesco, se convierte en un reto pescar algo tan grande. Sin embargo, mientras los extranjeros sacian sus ansias de trofeos de pesca en nuestros mares interiores, los siluros sigue reproduciéndose y creciendo sin parar, acabando con el resto de especies. Un buen cebo para la economía local, pero que resulta fatal en términos de ecología global.



"El cuerpo muere, pero la conciencia es eterna"

Investigadores hablan de un libro que está levantando dudas entre las comunidades metafísicas y científicas llamado “Biocentrismo: Cómo la vida y la conciencia son las claves para entender la verdadera naturaleza del Universo”.

En él, Robert Lanza científico autor del documento, afirma que “la vida no termina cuando el cuerpo muere, al contrario es completamente eterna”, explicó en una entrevista al New York Times.

Lanza afirma que la inteligencia realmente existió antes que la materia, lo que sugiere que la inteligencia es una especie de cosa generalizada, sin fin. También explica que el espacio y el tiempo no son objetos sino herramientas de nuestra comprensión, según el científico el espacio y el tiempo se realizan dentro de nosotros, lo que significa que existimos fuera de ellos.

Así que si el cuerpo crea la conciencia, y el conocimiento muere cuando el cuerpo hace, eso es simple de entender. Pero si la conciencia es simplemente recibida por el cuerpo desde fuera de él, entonces no importa si el receptor muere, la señal sigue ahí.

Habla de múltiples universos en los que la conciencia se puede mover, así como aseguró el investigador Ranga-Ram Chary, cosmólogo del Instituto de Tecnología de California. "Demandas inusuales como evidencia de universos alternativos requieren una gran cantidad de pruebas", confirmó en su informe, publicado en línea en arXiv.org. "La búsqueda de estos universos paralelos es un desafío”.

"Existen muchos universos diferentes, donde el alma puede moverse después de la muerte", por lo menos de acuerdo con la teoría del neo-biocentrismo. Hay poca evidencia para probar estas teorías. Algunos apuntan a las experiencias cercanas a la muerte como prueba de que la conciencia sale del cuerpo. Pero es difícil saber a ciencia cierta.


365 días junto a su esposa, en 365 dibujos

Curtis Wiklund, fotógrafo de bodas de Michigan dibujó cada día durante todo un año para documentar su vida con su querida esposa Jordin.

Wiklund se inspiró en su propia esposa, quien llevaba a cabo un proyecto fotográfico de 365 días. “Durante ese año mucha gente nos dijo que sentían que nos conocían mejor a través de los dibujos, como si echaran una ojeada a nuestra vida personal,” escribe Wiklund en su web.

Ya sea cepillándose juntos los dientes o cuando vieron el positivo en el test de embarazo, Wiklund lo dibuja con calidez y ternura. Es un bonito recordatorio de que siempre hay sitio para el romance en la vida diaria.

Aquí mostramos 20 de sus dibujos, si quieres ver los 365 visita este sitio: drawings365.com

1. Rascar la espalda para relajarse

2. Embarazada

3. La quiero mucho

4. Mi chica dormilona

5. Cortando cebollas con gafas de esquí

6. Tras la ducha sin peinar

En el lugar y en el momento correctos: Vendedora de pan se convierte en modelo

La gente dice que los cuentos de hadas son solo para niños, pero cuando ocurren en la vida real, todos sienten la magia. Hace poco, el músico inglés Tinie Tempah y la fotógrafa y cantante Ty Bello se encontraban en Nigeria haciendo una sesión de fotos cuando una vendedora de pan hizo photobomb accidentalmente. ¿Cuál es el problema? Ninguno, la foto era perfecta y a Bello le encantó.

“¿Quién es ella? Todos nos preguntábamos si la dama era modelo… Fue una coincidencia perfecta,” escribió Bello en Instagram. Se inició la búsqueda y finalmente la encontraron: Olajumoke Orisaguna, de 27 años y madre de 2 hijos. Pero la historia no acaba aquí. Con ayuda de Bello, consiguió un contrato de modelo y acaba de aparecer en la portada de This Day Style.






La poderosa belleza de las olas







Gramática explicada en 41 imágenes







Humor accidentado