jueves, 10 de marzo de 2016

Escuchame bien, el plan es el siguiente..., y otras imágenes divertidas







Los dientes blancos no son síntoma de buena salud

Tendemos a pensar que los dientes deben ser blancos como perlas pero, de hecho, adoptan una variedad de colores diferente en función de la persona que analicemos, y ello no sinónimo de una deficiente higiene bucodental. Por ejemplo, los dientes moteados pueden ser producto de una ingesta excesiva de flúor, ya sea a través de la pasta de dientes o los enjuagues bucales.

El esmalte dental es traslúcido, de modo que los dientes adquieren el color de la dentina, sustancia dura amarillenta que se halla en su interior. Así pues, los dientes ligeramente amarillentos suelen ser más sanos que los totalmente blancos. Con todo, al igual que la piel no es totalmente monocromática, el color de los dientes depende de varios factores: primero, la herencia, y segundo, las capas del diente.

No debemos esperar grandes cambios usando pastas dentífricas, y su abuso o los tratamientos caseros más eficaces pueden resultar nocivos para nuestro esmalte dental. Por ello, si se necesita obtener un blanqueamiento más eficaz exento de riesgos es recomendable un tratamiento profesional en una clínica dental, que suele realizarse mediante la técnica láser o con lámparas de diodos.

Pero tampoco debe abusarse de estos tratamientos, y debe tenerse en cuenta de que estamos hablando de tratamientos meramente cosméticos. A la obsesión por la blancura inmaculada de los dientes se la denomina blancorexia.




En serio te lo digo: "Lo estás haciendo mal..."







Aquí está pasando algo muy WTF!







Esto está completamente fuera de control...







140 años de la primera llamada telefónica: "Sr. Watson, venga aquí"

Hoy 10 de marzo se cumplen 140 años de la primera llamada telefónica bi-direccional de la Historia, un buen momento para recordar el caótico proceso que llegó a esa conclusión.

Aún hoy en día existe una gran polémica por la autoría de la invención del teléfono, y siguen apareciendo historias y testimonios que apuntan a que varias personas estaban trabajando en el mismo concepto casi al mismo tiempo.

Pero principalmente, todo depende de qué consideres “teléfono”. ¿Un aparato para comunicarse a distancia? Entonces el teléfono es tan viejo como la idea de unir dos vasos por un hilo.

Los confusos orígenes del teléfono
¿El uso de electricidad? Entonces el concepto de Charles Bourseul e Innocenzo Manzetti de un disco que vibra con el sonido, variando la corriente de una batería, también sería un teléfono, aunque por aquel entonces, la década de 1840, ni siquiera se planteaban usar electricidad para la transmisión.

La persona que acuñó el término “teléfono”
¿Es un teléfono un aparato que nos permite convertir un sonido a una señal eléctrica? En ese caso el logro es del alemán Johann Philipp Reis, que, inspirado por el concepto de Bourseul, creó en 1862 un dispositivo basado en una bobina de cable colocada sobre un agujero en una caja; el cable se contraía cuando la corriente eléctrica pasaba por él y producía contacto con el receptor.


Reis fue la persona que acuñó el término “teléfono”, aunque en realidad a su aparato aún le faltaban muchos de los elementos que consideramos básicos, como la transmisión de palabras.

Las notas musicales eran reconocibles, pero no así el habla, aunque Reis lo intentó con una frase algo extraña, “Das Pferd frisst keinen Gurkensalat”, “El caballo no come ensalada de pepino” en alemán.

Efecto Coolidge: curioso patrón de comportamiento sexual

El trigésimo presidente de los Estados Unidos, Calvin Coolidge y su esposa Grace ilustran una curiosa anécdota que dio nombre a este patrón de comportamiento sexual. 

El “efecto Coolidge” expone la respuesta y el comportamiento de un mamífero ante sus relaciones sexuales con una o varias parejas sexuales en las que el periodo refractario, esto es, el tiempo que se necesita para recuperarse entre una y otra práctica sexual tras la eyaculación, puede aumentar o disminuir dependiendo de si va a practicar sexo con la misma pareja o con una nueva.

Lo que determina este patrón descrito en psicología y biología es que el tiempo de recuperación es mucho menor cuando el acto sexual va a realizarse con una nueva pareja y mucho mayor si se repite con la misma.

La explicación biológica se debe a que, ante la posibilidad de una nueva relación sexual -con una pareja distinta-, los niveles de dopamina se incrementan, condicionándonos o preparándonos para estar más activos de lo habitual, lo que redunda en un periodo refractario insignificante o nulo de cara al sexo. Por el contrario, ante una relación sexual con la misma pareja, el sistema límbico que gestiona respuestas fisiológicas ante estímulos emocionales, no reacciona tan rápidamente, haciéndose necesario un tiempo de recuperación –de mayor o menor duración-.

En los animales este comportamiento es más que frecuente (a pesar de que el ser humano se haya inclinado socialmente hacia la monogamia), donde una rata macho, por ejemplo, prefiere copular con dos hembras diferentes que dos veces con la misma.

Se considera que el término fue acuñado por el etólogo Frank A. Beach en el año 1955, a sugerencia de uno de sus estudiantes en una conferencia sobre psicología. Explica el neologismo a partir de un viejo chiste sobre Calvin Coolidge cuando era Presidente... Al Presidente y la Sra. Coolidge les estaban mostrando por separado una granja experimental gubernamental. Cuando la Sra. Coolidge accedió al área de las gallinas, advirtió que uno de los gallos se apareaba con mucha frecuencia. Le preguntó al encargado por la frecuencia de estos apareamientos, y éste le respondió: «Docenas de veces al día». La Sra. Coolidge dijo: «Cuénteselo al presidente cuando pase por aquí». Tras habérselo contado, Coolidge preguntó: «¿Con la misma gallina cada vez?». La respuesta fue: «Oh, no, señor Presidente; con una gallina distinta cada vez». Coolidge concluyó: «Cuénteselo a la Sra. Coolidge».


Leonardo Di Caprio murió hace tiempo y el Di Caprio de la actualidad es un impostor...

Una vieja leyenda urbana rescatada de la prehistoria de internet afirma que el renacido no sería Leo sino Devon, su competencia en los noventa.


La teoría empezó a sonar hará ya unos quince años. Por Internet empezó a correr un bulo que decía que Leo DiCaprio había sido encontrado muerto en su casa.

A primera hora de la mañana, su asistenta de la limpieza habría encontrado el cuerpo del actor en pleno rigor mortis en su casa de Hollywood. Sobre la mesilla descansarían varios botes vacíos de somníferos y, tras conocer los resultados de la autopsia, su muerte habría sido declarada oficialmente un suicidio.

El 23 de noviembre de 2001, la página para fans Leo Dicaprio the Best, alojada en Angel Fire, difundía la noticia: “ ¡¡¡¡¡ LEO HA MUERTO!!!!!”, decía un impactante titular en letras mayúsculas.

Eso sí, la página era misteriosamente cerrada unas horas después...

Aquel fue tiempo suficiente para que la noticia corriera como la pólvora entre los fans del actor que, en aquella época, tenían internet. Fans que, devastados y desorientados, empezaron a intercambiar emails, SMS y hasta llamadas entre teléfonos fijos asegurando que una amiga de un amiga había llegado a leer la noticia en la edición digital del New York Times .

Nunca se ha podido probar con una captura o un link, aunque sea roto, que aquella noticia llegara a publicarse en el periódico estadounidense, pero la rumorología se puso en marcha.

Se decía que, tras el éxito mundial que había cosechado con Titanic, Leo no había encajado bien convertirse en un ídolo de masas adolescente. Lejos de sentirse pletórico, él, que con solo 18 años había sido nominación al Oscar por interpretar a un discapacitado mental, sentía que había dado un paso en falso en su carrera.

Su no nominación al Oscar en 1998 por su papel de Jack en Titanic había supuesto un duro golpe para él. Más tarde, el Razzie por su interpretación en El hombre de la máscara de hierro, había terminado de hundirlo en una profunda depresión de la que solo supo salir con los pies por delante.

Los Geeks son responsables de los mas fabulosos cosplays







Marvel no defrauda con el segundo tráiler de "Capitan América: Civil War"

Era una cita pendiente en el día de hoy, pero Marvel no ha defraudado y aquí, a pocos meses de su estreno, ya tenemos el segundo trailer de Civil War. 

En el nuevo tráiler vemos más a fondo los motivos para la lucha entre los superhéroes, y por fin vemos las primeras imágenes del más esperado de todos

Capitán América: Civil War se estrenará en UK el 29 de abril de 2016, la primera cinta con todos los honores de Marvel después de Deadpool y antesala al estreno de la nueva franquicia que llegará de Marvel, será Doctor Strange, cuyo protagonista será interpretado por Benedict Cumberbatch, y se estrenará el 4 de noviembre de 2016.

¿Cómo se vería el mundo si faltara el agua?

No, no creas que venimos de nuevo a darte un sermón sobre lo importante que es cuidar el medio ambiente, eso ya deberías de saberlo; sin embargo y pese a que todos lo sabemos de memoria, NADIE HACE NADA, ni tienen el más mínimo interés por hacerlo.
Te lo voy a poner fácil. La posibilidad de que la Tierra se caliente más durante este siglo es muy alta, y puede elevarse si es que las personas no reducen el consumo de combustibles fósiles, como el carbón, el petróleo o el gas natural…

Sabemos que todas las consecuencias pueden ser fatales, pero seguimos más cómodos sentados frente a nuestra computadora o televisor; es por eso que el artista Joel Krebs se imaginó estas consecuencias  y las trasladó a monumentos históricos alrededor del mundo.

¿Quieres saber cómo se vería el problema? ¿Cómo afectaría la ciudad en la que vives?:







Ópera integra un adblock en su navegador y carga las páginas en la mitad del tiempo

Recientemente, el MIT anunciaba un algoritmo basado en Java que permitía recortar un 34% el tiempo de carga de cualquier navegador web. Opera está ya probando la beta de su nuevo navegador y carga las páginas un 90% más rápido. Para ello no le hace falta ningún algoritmo. Simplemente lleva su propio adblock integrado.

La idea va a traer cola porque los anuncios son precisamente el principal modelo de negocio y fuente de ingresos de Google. Con solo un 2% de cuota de mercado en navegadores web, a Opera la publicidad le da igual, y la idea de un navegador que bloquee los anuncios (sobre todo los más pesados e invasivos) es innegablemente atractiva.

La versión 37.0.2162.0 de Opera estará disponible para OSX y Windows próximamente, pero los que quieran ya pueden descargar la beta para desarrolladores. Ni siquiera hace falta registro. Los hemos probado y, sí, se nota mucha diferencia. El navegador no solo carga mucho más rápido las páginas sin anuncios, sino que también nos permite establecer excepciones en las URL que consideremos de confianza. Cuando bloquea algún anuncio también especifica lo que nos hemos ahorrado en tiempo de carga. Las diferencias rondan entre el 60 y el 90%.

Hay muchos plug-in que permiten bloquear anuncios en otros navegadores, pero la solución de Opera es bastante elegante y sus creadores aseguran que funciona mejor al estar integrada en el sistema.



No, no somos veganos naturales. Comer carne nos permitió evolucionar.

Hay decenas de razones fantásticas para aumentar la cantidad de frutas, verduras y legumbres que consumimos en nuestra dieta, pero decir que el ser humano es vegetariano por naturaleza no es una de ellas. No es que sea una mala razón, es que es científicamente incorrecta. 

Un nuevo estudio confirma que, de hecho, nuestra especie evolucionó en parte gracias al consumo de carne.

El estudio echa por tierra las teorías de asociaciones animalistas como PETA, que llevan tiempo defendiendo la el veganismo ideológico, según el cual el ser humano siempre ha sido vegetariano y lo de comer carne es básicamente una aberrante desviación posterior. Según Katherine Zink y Daniel Lieberman, la incorporación de proteínas animales a la dieta es uno de los factores que nos ayudó a evolucionar en lo que somos actualmente.

Zink y Lieberman son antropólogos evolutivos en la Universidad de Harvard, y su campo de investigación es la mandíbula. Hace 2,5 millones de años, los homínidos comenzaron a utilizar utensilios sencillos y ello los ayudó a cortar y consumir más carne.

¿Que tiene que ver esto con la evolución? La clave está en la masticación. El estudio ha llevado a cabo una prueba con 24 sujetos a los que se les pidió que comieran diversos vegetales y piezas de carne, todo ello crudo. El objetivo era ver qué grupos de alimentos eran más fáciles de masticar e ingerir sin pasar por la cocina. La cocción de los alimentos es una práctica que no llegó hasta hace alrededor de 500.000 años.

A nivel de masticación y digestión, la carne cruda ofrece unas cuantas ventajas. Para empezar reduce los movimientos de masticación un 17% y la fuerza que hay que ejercer con la mandíbula un 20%. Además requiere un 41% menos de esfuerzo digestivo. En otras palabras, comer carne requería entre un 39% y un 46% menos de menos esfuerzo físico, llevaba menos tiempo y era más eficiente desde el punto de vista nutricional.

El estudio concluye que la incorporación de carne en la dieta ayudó a especies como el Australopithecus a invertir menos tiempo en la masticación de vegetales como hacen los chimpancés modernos. A nivel evolutivo, esto permitió reducir drásticamente el tamaño y potencia de la mandíbula, lo que seguramente tuvo efectos beneficiosos a la hora de mantener la cabeza más erguida y facilitar los mecanismos del habla. Por otro lado, el incremento en la ingesta de carne ayudó a desarrollar el cerebro, un órgano cuya demanda energética es constante y elevada. Zink y Lieberman escriben: Sean cuales sean los mecanismos de selección natural que desembocaron en estos cambios, no hubieran sido posible sin la combinación de un mayor consumo de carne unido a técnicas rudimentarias de procesar los alimentos.

El estudio simplemente descarta la falsa creencia de que el ser humano es biológicamente vegetariano. Otra cosa muy distinta es que haya personas que decidan dejar de consumir un tipo de alimento por razones filosóficas o cuestiones morales. Las diferentes religiones llevan haciéndolo desde hace siglos y es perfectamente respetable, tan respetable como el que decide no acogerse a esos principios.