lunes, 21 de marzo de 2016

¡Seguro que muchos dirán que esto es photoshop!...y otras imágenes divertidas







Cosas que no nos gustaría que pasaran en un vuelo (pero ocurren)







La semana arranca con grandes WTF!







Experiencia aterradora: Un bebé elefante y un cabrito se ven por primera vez

Un elefante bebé y un cabrito se enfrentan cara a cara por primera vez. Y la experiencia es aterradora para ambos.

Un video grabado recientemente en Nepal muestra el encuentro casual entre un elefantito de pocas semanas de edad, y un joven ejemplar caprino.

Tal como se aprecia en las imágenes, el elefante se muestra tranquilo y confiado en compañía de un grupo de personas, a cuya presencia obviamente se encentra habituado.

Pero el animalito se alarma cuando un nuevo actor entra en escena: un inofensivo cabrito. Tras un instante de contemplación, el paquidermo emite un bramido casi humano y huye en pos de su mamá. A su vez el cabrito, que se había mostrado calmo y curioso, huye asustado del escándalo montado por el pequeño gigante.

Nada sabemos acerca de los motivos de la aversión del paquidermo para con su vecino, aunque es altamente probable que se tratara de "asperezas" del primer encuentro. Con un poco de paciencia, seguro que pueden hacerse buenos amigos.


Las "dietas de moda" no son asunto de ahora: La avinagrada dieta de Lord Byron y otras dietas famosas

Ahora es común que los famosos cuenten su dieta en internet y que miles de personas anónimas las sigan. Suelen llamar la atención por algo: la presencia masiva de un alimento, la falta de alguno de ellos… Sin embargo, esto no es una moda del siglo XXI, ni siquiera de las revistas de belleza que llevan con nosotros desde el siglo XX. Hace casi 200 años, todo un poeta británico popularizó (ya los médicos judíos españoles daban consejos allá por el siglo XII) eso de seguir los extravagantes preceptos nutricionales de una ‘celebrity’. Y no fue el único famoso que lo hizo.

El poeta inglés Lord Byron (padre de Ada Lovelace, una de las muchas madres que tiene la informática) pesaba 88 kilos en 1806 y 57 en 1811. 31 kilos en cinco años (Falete aseguró perder 40 kilos en un año y medio con las técnicas actuales). ¿Cómo lo hizo? En sus años universitarios se puso a dieta, porque decía tener “propensión mórbida a engordar” y quería mantener su figura y también, según él, la mente despierta. Para ello, siguió un método muy particular y que nadie osaría aconsejar hoy en día.

El presumido poeta, del que al parecer se burlaron cuando era pequeño por estar gordo, basaba su dieta principalmente en vinagre. Podía beberlo en grandes cantidades (mezclado con agua, al parecer), y no solo eso, sino comer otros productos mojados en el típico aliño de ensalada. Así, la comida estrella eran patatas mojadas en vinagre y galletas. Su desayuno consistía en una tostada de pan y una taza de té. La cena, un plato de verduras ligeritas y soda con unas gotas de vino. Antes de irse a la cama tomaba una taza de té verde, sin azúcar y sin leche. Si sentía hambre a lo largo del día, fumaba cigarros para calmarla. Todo muy sano.

No solo dependía de la comida para mantener la línea; también vestía varias capas de lana para transpirar. Lo que no sabemos es si hacía cardio o algún otro tipo de ejercicio, porque sudar no basta para adelgazar. En cualquier caso, algunas personas de aquella época siguieron su dieta de vinagre y le añadieron arroz para conseguir el aspecto pálido que el autor de ‘Werner’ tenía. Incluso, se dice que algunos años más tarde, e influida por el legado del poeta, la mismísima reina Victoria también siguió esta dieta, ya que estaba preocupada por su peso.
Lord Byron sentó un precedente a la hora de cuidar el propio aspecto. Sin embargo, sus métodos radicales le hicieron mella: su salud fue mermando y falleció en 1824, con apenas 36 años. Irónicamente, el también noble pensaba que las dietas obsesivas eran “la causa de más de la mitad de nuestras enfermedades”.

Las dietas se popularizaron durante el siglo XIX gracias a Lord Byron, y algunos famosos siguieron haciendo uso de ellas. Hasta el mismísimo Nietzsche intentó ponerse a régimen: por lo que ha trascendido, él simplemente intentaba consumir menos calorías de las normales. Sin embargo, el que fue capaz de decretar la muerte de Dios fue tan terrenal como cualquier otro y se acabó rindiendo.

La dieta de Henry JamesA comienzos del siglo XX, un estadounidense, Horace Fletcher, promovió una técnica denominada fletcherismo, que consistía en masticar un alimento o trozo de comida numerosas veces hasta, supuestamente, extraer todos sus nutrientes. Tras un buen rato mascando, había que escupir la masa de los presuntos desechos. De seguir estas indicaciones, según Fletcher, se defecaría mucho menos… y con mejor olor.

El fletcherismo se convirtió en un negocio: se organizaban hasta encuentros para aprender a masticar. Triturando y triturando, fueron muchos los que siguieron sus preceptos. Entre ellos, dos famosos escritores que hicieron lo que ahora hacen muchas celebridades: Franz Kafka (que además era vegetariano) y Henry James. Cuentan que el autor de ‘La vuelta de tuerca’, tras cinco años de fletcherismo, desarrolló un odio enfermizo a la comida (y también problemas gástricos). Era tan fan de la dieta de Fletcher que llegó a regalar un libro con sus preceptos a sus vecinos, explicándoles cómo le había cambiado la vida.

Y aunque Lord Byron las popularizó, los españoles ya proponían alimentos buenos o malos para estar saludables. Allá por el siglo XII, el médico judío Maimónides ya recomendaba los ingredientes ideales para una dieta. Así, las ciruelas, para él, son una buena forma de purgarse si se toman antes de las comidas, y el melón ayuda a eliminar la orina. Sin embargo, desaconsejaba los melocotones porque producían “humores corruptos” o los albaricoques, que son “una de las peores frutas”, sin razón aparente para ello, aunque se cree que fueron las malas condiciones higiénicas de aquel entonces las que le llevaron a su animadversión.

En cualquier caso, el melón y las ciruelas parecen más recomendables para una dieta que el vinagre y el abuso del té verde. Que se entere Lord Byron.



Versiones extremadamente resumidas de clásicos de la literatura

En lo que se refiere a literatura clásica, normalmente se puede dividir a la gente en 3 sectores:

1. Los que han leído.

2. Los que simulan haber leído.

3. Los que siempre dicen que van a leer pero nunca lo hacen.

Nuestros respetos para los primeros, pero no podemos culpar a los segundos y terceros. Después de todo, las novelas clásicas a menudo parecen demasiado formidables y a menudo también son bastante largas. Guerra y Paz son 1400 páginas, Don Quijote cerca de 1000, y Ulises… bueno, no es tan larga, pero es Ulises.

Pero gracias al dibujante John Atkinson, estos gigantes de la literatura ya no nos intimidarán, porque han sido reducidos a un puñado de palabras en estas divertidas ilustraciones. Ahora tú también puedes simular haber leído a los grandes, pero ten cuidado, porque hay espoilers.






Humor doloroso







Pronto podremos saber que están pensando nuestras mascotas

¿Recuerdas la tecnología que permitía hablar a Dug, el perro de la película de animación Up? Un invento de Joji Yamaguchi, un ingeniero japonés de software y hardware que está desarrollando un dispositivo que permitirá a los perros comunicarse con sus dueños.

El Inupathy, diseñado como si fuera un arnés y que se coloca en torno al cuerpo del animal, cuenta con un sensor de la frecuencia cardiaca y un led a todo color en la parte posterior que te permite visualizar en qué estado emocional se encuentra tu mascota: si está exaltada, la luz será roja; si está relajada, se mostrará azul; si se siente feliz, aparecerá un bonito arcoíris; y si está concentrada, la luz que verás será blanca. Está pensado para perros de entre 4 y 40 kg, estará disponible en gris, rosa y azul y la batería aguanta unas 5 horas, dependiendo del uso, aunque están trabajando en ampliar su duración.

La magia que hay detrás de este dispositivo es un algoritmo que se basa en el análisis de las variaciones del ritmo cardiaco del animal y que establece unos patrones para saber cuál es su estado emocional. Su inventor, que era investigador biólogo antes de iniciar su carrera como ingeniero, siempre ha mostrado un gran interés por el comportamiento animal, y, aunque reconoce que los resultados de la investigación han sido muy buenos, explica que tiene previsto optimizar todavía más el artefacto y hacer el Inupathy aún más cómodo de llevar para los perros, por lo que en un futuro puede haber cambios en el diseño. Para ello, el proyecto busca fondos en la plataforma de crowdfunding de Indiegogo.com.

El objetivo de este invento consiste en enriquecer la calidad de vida de la mascota, ya que visualizar su estado emocional puede ayudar al dueño a entender lo que el perro necesita. Y también será práctico para el humano, quien, por ejemplo, podrá visualizar cuándo su mascota se ha calmado realmente tras una riña con otros perros.

Asimismo, Inupathy tiene proyectado funcionar en la nube, de manera que todos los datos de la frecuencia cardiaca de tu perro queden registrados, una información diaria que puede resultar muy útil para el cuidado físico y mental de la mascota, ya que podrás monitorizarlo y seguir sus progresos a través de tu smartphone.

Incluso se sugerirá al usuario distintos tipos de juegos en función de cómo se encuentre el perro: desde la persecución de su objeto favorito hasta jugar al escondite o a encontrar un tesoro. Todas esas actividades otorgarán al usuario una puntuación, en una escala del 1 al 100, según la diversión que la actividad haya proporcionado a su mascota, y el dueño podrá chatear con otros para compartir con ellos sus experiencias.




¿Qué consecuencias tiene la actualización limitada de Windows 10 Mobile?

Windows 10 Mobile ha llegado oficialmente, pero lo ha hecho en un despliegue muy limitado que ha generado un fuerte malestar en muchos usuarios, que han visto como a pesar de participar en el programa Insider y de recibir builds que funcionaban bastante bien al final han acabado siendo excluidos.

Son muchos los terminales que al final no recibirán Windows 10 Mobile y que por tanto quedarán estancados en Windows Phone 8.1, o en las versiones Insider del primero, sin más opción, ¿pero que supone esto? Es una buena pregunta que merece una pequeña reflexión.

En datos implica que alrededor de la mitad de usuarios de Windows Phone quedan en el arroyo. Esto es importante, y por dos grandes motivos; el primero es que Microsoft tenía una oportunidad de oro para diferenciar su plataforma móvil de otras como Android, dando un buen soporte al usuario.

Dicha oportunidad se desvanece, y con ello la plataforma móvil de gigante de Redmond pierde un valor importante, pero hay otra cosa a que debemos considerar, y es que la compañía hizo una promesa no cumplida que ilusionó a muchos usuarios y que finalmente ha desembocado en una decepción clara.

Esto puede acabar jugando en contra de Microsoft y producir un “sangrado” de usuarios que acabe llevando a Windows Phone a mínimos históricos, y viendo la situación en la que se encuentra actualmente es lo último que necesita.

Algunas fuentes han apuntado que no se descarta totalmente la llegada de Windows 10 Mobile a más dispositivos, ya que ven en las palabras “no hay planes de una segunda oleada” un condicionante temporal que no descarta totalmente una ampliación de soporte a futuro.

Desde luego no parece muy probable y nos da la impresión de que viene a ser una interpretación demasiado optimista, aunque es cierto que no podemos descartarlo por completo.




¿Qué significa la letra M en la palma de tu mano?

La quiromancia es el intento de la adivinación a través de la lectura de las líneas de la mano. Se centra en el estudio de las líneas y montes que se hallan en las palmas de las manos que, por medio de la observación, revelan supuestamente el perfil psicológico y fisiológico de una persona. Aunque suele ir íntimamente ligada a la adivinación y a las ciencias ocultas, siempre ha existido una cierta aceptación popular. Comúnmente, la práctica de la quiromancia se denomina leer la mano o leer las manos, aunque también se conoce como echar, leer o decir la buenaventura. Científicamente se le considera una seudociencia.

Basados en esa creencia o supersticion: Mira la palma de tus manos. ¿Sus líneas forman una letra M? Considérate afortunado. Eres una persona con enorme intuición para los negocios.


La quiromancia analiza a la persona y predice su futuro mediante el arte de leer las líneas de las palmas de la mano.

Si has detectado la letra ‘M’ en el centro de tu mano, puedes seguir leyendo…

Se trata de la unión de 4 líneas más gruesas que el resto. Se corresponden a las líneas del Corazón, de la Vida, del Destino y de la Cabeza. Si las repasas con un rotulador de punta fina podrás diferenciarlas bien.

Las personas que poseen claramente la letra ‘M’ en el centro de la palma de sus manos tienen algo en común: son personas que atraen como imanes a los mentirosos o aprovechados, según explica la quiromancia. Por suerte, su enorme intuición, hace que sea más fácil para ellos sortear los obstáculos que se presenten por este motivo.

También se dice de estas personas que son echadas para adelante y saben aprovechar las oportunidades de la vida. No se arredran por un cambio de trabajo.



El genial invento que evitará que encuentres a tu bicicleta "descuartizada"

Hexlox es un invento para evitar que te encuentres tu bicicleta descuartizada en plena calle.

¿Te mueves en bici por la ciudad? entonces es probable que hayas optado por utilizar la más antigua que tengas o incluso comprar alguna con unos cuantos años encima para evitar sorpresas.

Por una parte las bicicletas en ciudad nos dan una movilidad y velocidad genial, pero por otro lado es prácticamente seguro que la tengamos que dejar en la calle enganchada a algún elemento público o, con suerte, a un parking de bicis. Y eso es lo que quieren los amigos de lo ajeno.

Una pequeña cabeza para bloquear los tornillos

En más de una ocasión te habrás encontrado con bicicletas a las que han robado las ruedas, el sillín o prácticamente todo hasta dejar únicamente el cuadro. En los últimos meses han aparecido varios inventos, desde bloqueadores inteligentes para ruedas hasta alarmas conectadas o pedales candado.

Hexlox es un accesorio mucho más sencillo, es casi invisible y se puede aplicar en todas las piezas de la bicicleta. Este bloqueo es una pequeña pieza que se introduce en las cabezas de los tornillos allen, que suelen ser los más utilizados en todos los componentes, ya sea en los cierres de las ruedas, tija, sillín, potencia, manillar…

Al introducirse, hace imposible que se pueda meter la herramienta correspondiente para desenroscar el tornillo y lo bueno es que también es imposible sacar el propio Hexlox si no se utiliza la llave especial que viene con él y que es única para cada propietario como si de la llave de una cerradura de puerta se tratara.

Así funciona Hexlox, para evitar que te roben piezas de la bici
Se trata de un bloqueo magnético, pero al mismo tiempo, no se puede extraer la pieza con imanes y queda lo suficientemente “pegado” como para quitarse con pinzas o alicates.

El proyecto ha tenido una gran acogida en KickStarter, ha conseguido superar por mucho su financiación y ahora mismo todavía lo puedes comprar por 23€ e incluye 2 hexlox, una llave única y una tarjeta de códigos por si en un futuro quieres comprar más cabezas compatibles con tu llave. Los envíos se harán en junio y, por supuesto, no sólo te sirve para la bici, sino para cualquier tornillo de este tipo de cualquier objeto.



El robot que va a trabajar por ti

Los robots presenciales pueden suponer toda una revolución a la hora de relacionarse presencialmente, especialmente en el mercado laboral.

Gracias a las grandes posibilidades de comunicación constante que ofrece Internet, el teletrabajo ha crecido mucho en los últimos años: para muchos puestos de trabajo ya no es necesario salir de casa e ir a una oficina, pues las oportunidades que ofrece Internet satisfacen las necesidades de comunicación.

En cualquier caso, la comunicación y coordinación de un equipo que trabaja en un mismo lugar sigue siendo superior por razones obvias. Por eso, la robótica puede suponer el próximo (y definitivo) gran paso para el teletrabajo, juntando las bondades que ofrece el trabajo a distancia con la excelente comunicación de un trabajo presencial.
Este hombre va a la oficina sin salir de su casa

El caso de Nick Brewer, por ejemplo, es muy interesante: como una persona cualquiera, Nick va por la mañana al trabajo, completa sus tareas, asiste a reuniones con sus compañeros y durante un rato de descanso, va a tomarse un café con sus colegas. Lo sorprendente es que él hace todo eso desde su casa en Nueva York, pero la oficina de su empresa, Doble Robotics, está en San Francisco.

Brewer controla desde su casa a un robot que fabrica su propia empresa y que hace las veces de él en la sede física de Double Robotics; como él, hay muchos otros empelados en el equipo que funcionan de la misma manera. Los robots Double consisten en un par de ruedas para dotar de movilidad al sujeto, un palo alargado que hace las veces de cuerpo y una pantalla que retransmite en tiempo real la cara de la persona a la cual “sustituye”.

Robots presenciales que nos permiten estar en la otra parte del mundo

A efectos prácticos, trabajar a través de un robot no supone un gran cambio: Brewer debe cumplir un horario como cualquier otro empleado, estar en las reuniones a tiempo e ir al despacho de su jefe cuando este le reclama, no se aplica un trato especial por su particular condición de trabajo. El único cambio que han tenido que aplicar en Double Robotics para hacer funcional este modelo es mantener siempre las puertas abiertas (excepto que necesites privacidad, claro), ya que sus robots carecen de brazos y consecuentemente las puertas suponen una obstrucción.

Los robots de Double se pueden comprar ya por 3000$, por lo que no sería extraño ver que otras empresas intenten funcionar de la misma manera en un futuro próximo. Sin embargo, aunque la aplicación en el mercado laboral parece la más evidente, este tipo de robots se podrían utilizar también para reunir familias o amigos separados por muchos kilómetros de distancia, o, en general, para “estar” en cualquier sitio en el que te gustaría o necesitas estar pero al que no puedes ir porque está demasiado lejos.

No cabe duda de que este es un concepto muy interesante, y puede convertirse en toda una revolución cuando las ruedas y el palo evolucionen hasta llegar a ser como un humano con extremidades y tronco plenamente funcional, también físicamente.



4 películas muy (poco) recomendables para Semana Santa

Olvídense por un rato de Ben Hur o La túnica sangrada y vamos a repasar algunas de las películas de Pascua más disparatadas o insólitas jamás rodadas. Cine sacro (o no tanto) que en estas fechas nunca ponen por la tele. ¿Por qué será?

El clan de los nazarenos (1975)

Una de las cintas más disparatadas que un servidor ha tenido ocasión de contemplar. Su protagonista, interpretado por el solvente Javier Escrivá, es un sacerdote tentado por el lado oscuro; ya saben, la carne, las drogas, el dinero... y que lidera una banda de delincuentes formada ¡por cofrades sevillanos! El fulano tiene un plan realmente diabólico. Llevar una vida absolutamente pecaminosa y en el último momento, cuando esté a punto de morir, arrepentirse para así salvar su alma. Un auténtico genio del mal, como verán ustedes. Pero como existe la justicia poética, la muerte sorprenderá a nuestro entrañable villano sin darle tiempo a arrepentirse y, acabará purgando sus maldades en el fuego del infierno. ¿Y luego dicen que el cine religioso no es divertido?

El largo viernes santo (1980)

Casi una obra maestra. Para que luego no se me quejen y me digan no les recomiendo también buen cine. Bob Hoskins y Helen Mirren protagonizan esta cinta británica sobre el enfrentamiento entre la mafia londinense y el IRA. Un salvaje ajuste de cuentas que teñirá el viernes santo de sangre. Es una película sucia, violenta, descarnada y amoral, donde no hay personajes positivos. Tan solo, cadáveres o individuos a un paso de serlo.

Lauren y los ninjas nazarenos del infierno (1984)

Hay títulos que bien merecen un Oscar. En este caso se trata del delirante título español que le pusieron a una desopilante película de acción turca protagonizada por Cuneyt Arkin, todo un ídolo del frikismo. Lo de Lauren se debe al parecido que el actor otomano guardaba con el desaparecido Lauren Postigo, y lo de los nazarenos a la similitud que los trajes de los ninjas guardan con los de los fieles espaañoles. La cinta no hay por donde calificarla. Es la prueba definitiva de que el infracine puede llegar hasta los más ignotos abismos de la abominación. Infrainterpretaciones, peleas de saldo, decorados (es un decir) de risa... Realmente parece una cinta filmada por aficionados muy malos, más que una película profesional.

Resurrección (1999)

El director Russell Mulcahy y el actor Christopher Lambert, que en los años 80 facturaron aquel taquillazo titulado Highlander Los inmortales, volvieron a unir sus fuerzas en este violentísimo thriller deudor de la mítica Seven. Aquí Lambert es un policía que investiga los asesinatos de un psicópata que siempre roba algún miembro de sus desafortunadas víctimas. El detective descubrirá que lo que el asesino pretende es reconstruir el cuerpo de Cristo antes del domingo de resurrección. La premisa argumental es realmente delirante, y la película no defrauda en lo que a desmelene se refiere. Pero tiene la virtud de recordarnos que, en el fondo, por muy píos que nos pongamos, la Semana Santa siempre ha tenido un indudable componente gore. En fin, una torrija sangrienta para que la disfruten los más ansiosos de sangre de la casa.