miércoles, 13 de abril de 2016

Por fin estoy durmiendo con el amor de mi vida...y otras 102 imágenes divertidas







Cuando quieras ponerle nombre a algo (o alguien), no hagas una campaña en Intenet.

Tenía que pasar. Las autoridades científicas británicas pidieron nombres para bautizar un nuevo buque y desde Forocoches, germen de muchos troleos en internet, se movilizaron para que recibiera el nombre de Blas de Lezo, aquel navegante español que aniquiló a la flota británica en la Batalla en Cartagena de Indias en 1741. 

Evidentemente, tras 46.000 votos e incluso una campaña de los ingleses para boicotearlo, los promotores retiraron esta opción. Sin embargo, esta no fue la primera vez (ni será la última) que una campaña de nombres en internet sale mal.

Que se lo digan, si no, a las autoridades de Eslovaquia. Tras la construcción de un puente con carril bici que unía este país con Austria, se lanzó una campaña ‘online’ para ponerle nombre. Durante dos meses, los internautas pudieron hacer elecciones de todo tipo. Pero claro, tenía que ganar la más mamarracha: Chuck Norris, con 12.599 votos.
Puente "Chuck Norris"
Como en gran parte del planeta y tal y como informaba Reuters, “el trabajo del actor ha llegado a ser una fuente popular de diversión ‘kitsch’ entre los eslovacos y un sostén para chistes locales sobre la fuerza del macho y la invencibilidad”. La idea no hizo mucha gracia en la Asamblea Regional de Bratislava, que tenía la última palabra sobre la votación, y finalmente se optó por Puente Carril Bici de la Libertad, que solo había obtenido 457 votos. La opción democrática habría sido mucho más llamativa.

Un puente es un puente y no tiene sentimientos, pero hay padres que sí. Sobre todo, unos que pensaron que debería ser muy divertido que internet decidiera el nombre de su hija. Y claro, luego se arrepentirían del momento en que se les ocurrió semejante idea.

La opinión de la ciencia para que las rondas de penales en los partidos de fútbol sean mas justas

En la actualidad, es una moneda la que lo decide todo. Después de 120 minutos de partido (contando con la prórroga), el árbitro la lanza para determinar quién será el primer equipo que tire la pena máxima. El azar aquí no es baladí, porque quien empiece la ronda de penaltis tiene todas las de ganar. Ahora, dos matemáticos proponen un nuevo sistema para que las tandas sean más justas.

Un día de verano del año 2002, España se enfrentó a la selección de fútbol de Corea del Sur y a un árbitro egipcio para acceder a la semifinal del Mundial. Más allá de las decisiones del colegiado, la selección nacional terminó fuera de la competición por culpa de la dichosa moneda: los coreanos lanzaron la primera pena máxima y, así, las posibilidades de ganar fueron aún menores para los españoles.

Detener un penalti no es nada sencillo para el portero, pero el lanzador tampoco tiene fácil meter la pelota en la portería. Especialmente, cuando su equipo es el segundo en la ronda. Además del cansancio físico, un estudio demuestra que la presión psicológica hace que sea el primer equipo el que, en un 60 % de ocasiones, termine ganando la tanda de penaltis y, con ella, el partido.
Ahora, el matemático Steven Brams, de la Universidad de Nueva York, propone junto a su colega de la Universidad de Maastricht Mehmet Ismail una nueva forma de organizar las rondas de penaltis, tras analizar sesudamente el funcionamiento de los sistemas de desempate de diferentes deportes. Todo, para que sean algo más ecuánimes.

El sistema propuesto por estos dos matemáticos, al que han bautizado como regla ‘Catch-up’, tiene dos diferencias principales respecto al que regula hoy las tandas de penaltis. Por una parte, cuando ambos equipos fallen sus respectivos tiros, el orden cambiará automáticamente. Así, el segundo equipo que ha lanzado será el primero en hacerlo en el siguiente intento.

Este cambio de papeles no es el único que proponen los profesores. De hecho, sugieren que, cuando un equipo marque y el otro falle su intento, también se inviertan los papeles para que el que no ha logrado meter la pelota en la portería sea el primero en tratar de hacerlo en la siguiente ocasión.

“Las reglas de muchos deportes no son justas”, afirma el profesor Brams. “No garantizan que competidores igualmente cualificados tengan la misma probabilidad de ganar”, explica este experto en la teoría de juegos.
Con su propuesta, ambos matemáticos no solo esperan crear unas rondas de penaltis más equitativas, sino unas que resulten más interesantes para el público. No en vano, con el constante cambio de papeles entre ambos equipos en función de sus fallos y aciertos en los lanzamientos, se introduce un componente estratégico que todos los equipos deberían manejar a la hora de elegir qué jugadores tiran; o, incluso, si les conviene arriesgarse a fallar uno para volver a lanzar en primer lugar.

Para llegar a estas conclusiones, Ismail y Brams analizan en su estudio las reglas de otros deportes en lo que a los empates se refieren para así hallar la forma más neutral de hacerlo. Según los dos matemáticos, el fútbol no es el único deporte que podría beneficiarse de un cambio sustancial en sus normas: las del bádminton le dan ventaja al jugador que saca, mientras que las del voleibol son más cómodas para el equipo que recibe.

No obstante, también explican que otras prácticas deportivas cuentan ya con sistemas equilibrados para acabar con el desempate. Es el caso del tenis. En su caso, las normas dan las mismas posibilidades a ambos jugadores, según los matemáticos.

“En casi todos los deportes competitivos, las reglas permiten algún elemento de azar, como quién va a dar el primer paso”, reconocen los autores del estudio. No obstante, no renuncian a su sueño.

Ya sea en competiciones de selecciones o de equipos, el futuro del fútbol podría cambiar mucho con la regla ‘Catch-up’. Quizás, con ella, España habría superado a la selección de Corea del Sur en aquella fatídica eliminatoria, y hoy la historia del fútbol sería muy distinta. Con permiso del árbitro egipcio, claro.



33 geniales trucos para conservar por (mucho) mas tiempo los alimentos

En este mundo donde todo sube a diario, y cada vez es mas cara la vida, es fundamental no tirar nada de lo que has comprado, y cuanto mas dure mas ahorrarás al no tener que tirar a la basura alimentos que no llegaste a usar pero se echaron a perder.

Pero cómo hacer con esos alimentos, que los necesitas sí o sí a diario, pero que a veces si pasan los días se pueden arruinar? Te traemos una selección de 33 ideas muy sencillas que harán que todos tus alimentos duren desde unos días hasta 8 meses más! Frescos como recién comprados, y sin gastar dinero de más.

1. Conservación de tus Cebollas.

Agarra una media de nylon que ya no utilices, llenala con cebollas dentro, y realiza un nudo entre cada cebolla, o cada dos cebollas. De esta forma podrás tenerlas almacenadas hasta 8 meses en perfecto estado ya que no están aplastadas y están aireadas constantemente.

2. Cebolla de verdeo y cebollín congelados.

Corta ambos en trozos y llena una botella de plástico con ellos. Luego guarda la botella en el freezer, y cada vez que quieras podrás simplemente abrir la tapa y sacar cebolla de verdeo fresca y lista para cocinar.

3. Utiliza estos huevos para absorber el gas etileno que se acumula en el freezer.

Las frutas y verduras cuando están en el frigorífico desprenden este tipo de gas. Puedes utilizar estos huevos absorbentes que podrás conseguir en dietéticas y supermercados.

4. Trata a las plantas delicadas como si fueran tus flores preferidas.

Cuando se trata de verduras o plantas aromáticas para condimento que son muy débiles y fácilmente dañables, lo ideal es cubrir cada racimo con una bolsa plástica y sellar la misma a la altura del tallo con una atadura de goma. De esta forma podrás refrigerarlas y disfrutarlas durante mucho más tiempo.

5. NUNCA guardar papas, cebollas y manzanas juntas.

Estas deben almacenarse por separado siempre, ya que de lo contrario se echan a perder. Lo ideal para las papas es almacenarlas en un sitio oscuro para que no creen gérmenes ni la tóxica solanina.

6. Cómo hacer durar las frutillas?

Cuando compres frutillas frescas, si logras no comértelas todas, colócalas inmediatamente en un recipiente con agua y vinagre (una parte de vinagre cada diez de agua). Luego déjalas secarse en un colador, y luego guárdalas tranquilo que ahora sin microorganismos biológicos durarán mucho más!

7. Cuidando la Miel.

Para conservar la miel es ideal guardarla en un frasco siempre de vidrio, que cierre perfectamente y en lugar fresco. Así pasa a ser uno de los alimentos más duraderos de cualquier cocina.

8. Qué hacer para que dure más la leche?

En verdad, aunque no lo creas, sería ideal congelar toda la leche, y descongelar sólo lo que vas a consumir. Así, sin ningún tratamiento ni químico especial, la leche dura hasta 3 meses, con una contextura algo diferente, pero la misma calidad intacta.

Cuando el alma se rompe.

“Este era mi pasillo el pasado miércoles: roto, afilado y traicionero. Así estaba.

Fue mi hijo quien lo hizo.

A veces, o muy a menudo en realidad, las cosas se rompen irreparablemente, y te dejan sin aliento… en ese instante.

A mí se me cortó la respiración cuando mi hijo irrumpió en el baño, frustrado, enojado y harto de sus propias -y muy importantes para él- razones. Momento en el que decidió cerrar de un portazo la puerta del baño, provocando que el pesado espejo de la entrada cayera al suelo, rompiéndose en miles de pedazos.

Me quedé callada. Observé el daño y respiré profundo. Saqué al perro fuera para que no se cortara las patas y puse al gato en el sótano por la misma razón.

Salí al patio trasero y sentí mis cálidas lágrimas deslizándose por mi rostro. Es increíble lo solos que nos podemos sentir los padres solteros en momentos como este. Me di cuenta también de lo asustada y decepcionada que me sentía. ¿Realmente ha pasado esto? Sí, era real.

Mientras estaba de pie considerando si esto era un indicativo de su carácter y desarrollo, escuché su llanto a través de la ventana del baño.

Su alma estaba dolida, entonces supe que él tampoco esperaba eso.

“Hola ira, no recuerdo haberte invitado a mi casa”. Y lo imaginé asustado, avergonzado y preocupado.

Respira profundo, mamá guerrera, respira profundo, me dije a mí misma. Esta pequeña y frágil alma te necesita ahora. Te necesita en tu mejor estado y con tu mayor compasión. Tu más gentil, suave y firme amor. Tu seguridad de madre. Respira profundo de nuevo y vamos mamá.

Ve y ve ahora. Abre la puerta de la entrada, esquiva los cristales rotos, escúchalo mientras nota que te acercas, mira por la rendija entreabierta abierta de la puerta del baño. Mira la cara que más amas en el mundo roja de preocupación y húmeda de llanto. Su voz de repente suena tan pequeña: “Mamá, no lo volveré a hacer, lo siento tanto”. Más lágrimas, más llanto. Tanta incertidumbre en su dulce rostro.

Ve mamá, tómalo y ponlo en tu regazo. Sí, también estás llorando. Maldición, esto es importante. Sujétalo fuerte. Mira cómo se hace pequeño en tus brazos rápidamente. Mira qué dispuesto está a que le quieras y le des seguridad. Mira qué pequeño es todavía. Mira lo frágil que es su espíritu.

Te quiero. Estás a salvo. Estoy justo aquí. La peor parte ya pasó. Te quiero.

Háblale de la ira. Díselo ahora. La ira es un sentimiento muy poderoso. Tienes derecho a sentir ira, pero la ira quema. Puede purificar, pero también puede destruir. Él lo afirma, lo siente, él acaba de conocer la ira.

Hay una mejor forma de demostrar tus sentimientos.

Vamos a trabajar en esto juntos… mañana.

Estoy aquí para ayudarte.

Estás seguro.

No estarás nunca solo en tu ira.

Nunca estarás solo con tus miedos.

Estoy aquí. Estamos aquí juntos.

Ahora limpiaremos juntos.

Y así limpiamos los trozos rotos. Barrimos y aspiramos. Fue un trabajo silencioso, fue cuidadoso. Fue un trabajo reflexivo.

A veces las cosas se rompen. Algunas veces las rompemos. No es la ruptura lo que importa sino el cómo y por qué. Lo que importa es cómo elegimos responder a este hecho. ¿Esto nos daña? ¿Nos empuja a una espiral descendente de culpa y castigo?

¿O nos ayuda a recordar cómo amar más profundamente? ¿O nos empuja hacia la compasión por encima de lo “correcto” e “incorrecto”, hacia el amor?

Sí, amor.

Ve mamá. Ve ahora. Toma a este bebé tuyo y enséñale esto. Enséñale esto, vive esto. Se llama amor. ¡Ahora, ve!”

– Kathleen Fleming

Confía en mi, soy fotógrafo profesional de bodas...

La boda es uno de los eventos más importantes en la vida de los recién casados. Y las fotos son un buen medio para la captura de estos valiosos recuerdos. Sin embargo, para esta novia de Singapur, se convirtieron en una pesadilla. Ella afirma que todas sus fotos, originales o editadas, se veían horribles, razón no le falta a juzgar por estas maravillosas imágenes:







¡Esto si que ha salido mal!







La curiosa paradoja del cumpleaños.

A veces, la intuición falla en asuntos de probabilidad, y la paradoja del cumpleaños es uno de ellos. Realmente, no es una paradoja, sino simplemente una certeza matemática que contradice la intuición. Si quisiéramos reunir una serie de personas en una sala y con toda seguridad tener dos personas que cumplieran años el mismo día (obviemos los años bisiestos y gemelos) rápidamente, diríamos 366; pues si tengo 365 personas es posible que ninguna coincida.

Ahora bien, imagina que tenemos 23 personas. Si nos preguntamos cuál es la probabilidad de que en ese grupo haya al menos dos personas que cumplan el mismo día, ¿cuál sería nuestra respuesta intuitiva? Diríamos que realmente baja. El problema es que si hacemos el cálculo sale 50,7%, lo que va totalmente en contra de la intuición. Para poner un ejemplo, lo que se espera es que en uno de cada dos partidos de fútbol, si tomamos a todos los jugadores de ambos equipo y al árbitro, encontraremos al menos una coincidencia.

¿Cómo puede calcularse? Haciendo justo lo contrario: buscar que todas las fechas de nacimiento de esas personas sean diferentes. Supongamos que una determinada persona tiene una fecha particular de nacimiento. La probabilidad de que una segunda persona no coincida con la primera es de 364/365. Para que una tercera persona no coincida con las dos anteriores, la probabilidad es 363/365 y así sucesivamente hasta 23 términos. Entonces, la probabilidad de que 23 personas no coincidan en fecha de nacimiento es:

Pero precisamente, lo que queremos es lo contrario, o sea, que haya alguna coincidencia, por lo que la probabilidad es restar la unidad a la anterior cifra, que es cuando nos da ese 50,7%. Y si en vez de tener 23 personas tenemos 30, como puede ser una clase de alumnos, la probabilidad de que dos de ellos coincidan en el cumpleaños es del 70%.

Hay quien confunde los conceptos pensado que al llegar a un grupo de 30 personas, la probabilidad de que coincida el cumpleaños de uno mismo con otro es el 70% antes citado. No es así. Lo que aquí ha de hacerse es escribir todas las fechas de nacimiento de todos en un papel y entonces buscar coincidencias. Son casuísticas diferentes.

Cuando la lotería cae en la paradoja
Esta paradoja ha tenido consecuencias muy curiosas pero en otros ámbitos, como en el de la lotería.

En cierta ocasión, los funcionarios de la lotería canadiense fueron sus víctimas. Decidieron devolver cierto dinero de premios sin reclamar que habían acumulado de sus 2,4 millones de abonados. Compraron 500 coches y con un ordenador generaron 500 números de forma aleatoria. Los que tuvieran aquel número se llevarían el coche. Los funcionarios publicaron la lista y resulta que en dicha lista había un número repetido. El galardonado reclamó los dos coches y se los dieron. ¿Cómo era posible que hubiera un número repetido?

Pues aquí está la paradoja del cumpleaños que nos dice que la probabilidad de que salga algo así es aproximadamente un 5% (se calcula igual que lo hemos hecho antes). Es una probabilidad pequeña, pero no despreciable y debe tenerse en cuenta.

Algo similar sucedió en Alemania con la lotería el 21 de junio de 1995. La serie de números que salió era idéntica a la que había salido el 20 de diciembre de 1986. Fue la primera vez que en 3.016 sorteos pasaba algo así. Las probabilidades de que se repita una misma combinación haciendo números es de un 28%. Tampoco es, por tanto, una probabilidad despreciable.




¿Cuánto debes aislarte para evitar el resfriado común?

El mundo está medio vacío. Toda la humanidad podría vivir en una país un poco más grande que la Península española con una densidad demográfica no mucho más elevada que la estimada en una ciudad de Nueva York. Así que, si nos lo tomamos en serio, somos capaces de vivir separados unos de otros por una gran distancia.

Según explica Randall Munroe en su libro ¿Qué pasaría si...?, si dividimos la superficie de la Tierra en partes iguales, a cada uno de los habitantes del planeta le corresponden 2 hectáreas, con la persona más cercana a 77 metros de distancia.

Eso sí, debemos asumir, también, que gran parte del globo es poco agradable para la vida humana, como el desierto del Sahara (450 millones de personas) o la meseta Antártica (650 millones de personas).
El rinovirus es un género de virus de la familia Picornaviridae. Los rinovirus son los patógenos más comunes en humanos; son los agentes causantes del resfriado común. Probablemente si estamos a 77 metros de cualquier ser humano, podríamos bloquear la transmisión de este virus.

Si los rinovirus no disponen de suficientes humanos entre los que prodigarse, se extinguen. ¿Acabaríamos así con el resfriado común? Según Munroe, sí: De hecho, hemos visto esta extinción viral en acción en poblaciones aisladas. Las islas remotas de San Kilda, en el extremo noroeste de Escocia, acogieron a una población de unas 100 personas durante siglos. Las islas solo eran visitadas por unos pocos barcos al año y sufrían un síndrome inusual llamado cnatan-na-gall o "tos del extranjero". Durante varios siglos, la tos arrastraba la isla como un reloj cada vez que llegaba un nuevo barco. La causa se desconoce, pero probablemente los rinovirus eran responsables de muchos de ellos.

El único handicap de esta tesis es que no todos disponemos de los mismos sistemas inmunitarios, y los rinovirus deberían ser eliminados por éstos. En la mayoría de las personas, los rinovirus se eliminan del cuerpo en diez días. Pero si la persona tiene el sistema inmunitario deprimido, entonces la infección puede durar semanas, meses o años.

Este pequeño grupo de personas inmunodeficientes serviría de puerto seguro para los rinovirus. Por lo tanto, la esperanza de erradicarlos es escasa: solo necesitarían sobrevivir en unos pocos huéspedes para luego extendenderse de nuevo y reconquistar el mundo.

O en otras palabras: deberíamos vivir siempre a 77 metros de distancia unos respecto a otros. O, al menos, hasta haber garantizado en todos nosotros que el virus, efectivamente, ya no existe.



Confía en mi, soy arquitecto...







Humor salvador







Google Chrome comienza a bloquear los falsos botones de descargas.

Los falsos botones de descarga que encontramos en miles de páginas web nos pueden llevar a la desesperación y de paso colarnos algún que otro invitado indeseado en nuestro ordenador y móvil. Desde hoy lo tendrán un poco más difícil para complicarnos la vida, de la misma forma que los anuncios engañosos, con la activación de la nueva función dentro de Safe Browsing de Google Chrome.


A principios de febrero nos hacíamos eco de la promesa de Google para luchar contra los falsos botones de descarga. Estos botones replican la apariencia de uno legítimo pero suele esconder una descarga o redirección a un contenido poco apropiado o plagado de malware. A partir de hoy, el sistema Safe Browsing nos protegerá de todo esto mostrando una alerta al acceder.

Google sigue empeñado en luchar contra la instalación de software malicioso sin conocimiento del usuario y contra las técnicas de phishing que buscan quedarse con nuestros datos como contraseñas, número de teléfono o tarjeta de crédito. Contra todos estos abusos luchará Safe Browsing en Google Chrome.

Se acabaron los pop-up que nos indican que tenemos una actualización pendiente, las notificaciones sobre un millonario premio y los botones falsos que aparecen a raudales cuando entramos en alguna web de descargas. Todos los anuncios, botones, banners, pop-up y demás elementos que aparezcan en una web con la intención de engañar al usuario serán objetivo prioritario de Google y Safe Browsing.

Desde Google afirman que esto es sólo el principio de la lucha contra los engaños y timos que circulan libremente por Internet. Recomiendan a los administradores de páginas web que cuiden mucho el contenido que aparece en las mismas para evitar problemas. Ya sabemos que el buscador está degradando a todos los sitios que hacen estas prácticas a los últimos lugares entre los resultados.