miércoles, 4 de mayo de 2016

¿Por qué tarjeta roja si apenas lo toqué?, y otras imágenes divertidas







Ley de Godwin: Cuando Hitler aparece en una discusión online

La ley de Godwin es una de esas leyes de Internet que por fantasioso que resulte, parece terminar cumpliéndose. La propuso Mike Godwin (Electronic Frontier Foundation, Wikimedia Foundation, Open Source Initiative) en 1990 y viene a suponer que si una conversación en línea se lía mucho, Hitler y los nazis acaban apareciendo en escena.

Bueno, lo que dice literalmente la ley, que en realidad no es tal, es que “a medida que una discusión en línea se alarga, la probabilidad de que aparezca una comparación en la que se mencione a Hitler o a los nazis tiende a uno“. ¿Pero de verdad es así? ¿Se cumple la terrible profecía? No al cien por cien, pero sí.

Lo ha comprobado un usuario por su cuenta y las cifras son de locura. Además, lo ha hecho en un campo de pruebas bastante sólido como es Reddit. El conocido agregador de noticias es un hervidero de discusiones y de las que se alargan in extremos. Ni corto ni perezoso, tomó los datos correspondientes, de libre acceso, y los escrutó.

Ley de Godwin
Para este experimento sin ninguna validez pero con cierta curiosidad, se escogió los hilos con más de mil comentarios, y de estos se eliminó los de temática histórica. Y ahí estaba ese 70% de media en el que Hitler y sus hordas nazis reaparecen para defender argumentos de cualquier tipo.

Se decía en la época de Usenet que mencionar al mismísimo o a sus legiones suponía dar por cerrado el hilo y por perdida la conversación, porque significa que el tema se ha desviado tanto que no merece la pena seguir con él.

Ahora bien, Hitler y el periodo nazi es hoy un recurso que vale para hacer películas, juegos, y no solo el clave histórica; el humor con el personaje está a la orden del día y especialmente en Internet, ha sido todo un fenómeno viral. Los vídeos de Hitler se entera de… están ahí ya para siempre, apegados a los documentales y todo lo demás.



Cada tipo de ejercicio tiene un género musical específico

Estudios han demostrado que escuchar música acorde mientras se realiza ejercicios aumenta la capacidad y eficacia de la persona.

Generalmente se elige una lista de canciones dependiendo del gusto de cada quien, pero si esta elección no es adecuada puede causar efectos negativos al realizar cierta actividad.

Puede que no todas las personas utilicen el efecto de la música con un mismo fin, ya que algunas la usan para llevar un ritmo, para saber cuántas repeticiones faltan o para distraerse del ejercicio en sí. Pero siempre funcionará como un motor de movimiento o simplemente para sentirse acompañado.

Seleccionar una lista de reproducción ideal es sumamente importante para conseguir mejores resultados. Los expertos se enfocan en el género, tipo de actividad que realizan, edad y rendimiento que buscan.

Según los especialistas, la mejor elección de música para hacer running es el soft rock, ya que permite mantener un ritmo constante y la respiración está sincronizada con lo que se está escuchando, ayudando a no estar pendiente del rendimiento.

El género rock pesado o ritmos intensos son perfectos para practicar Crossfit o actividades extremas, ya que causa una mayor intensidad en la persona.

Tanto el pop, como la electrónica y el reggaeton son escuchados para las clases de spinning, Kangoo Jumps, Step, Zumba y Pole Dance, debido que ocasionan que la persona se mantenga con mayor movimiento y distracción.

Los ritmos relajantes y suaves son utilizados generalmente para los estiramientos o actividades de relajación. Esto se debe a que en estas rutinas la música no debe ser la protagonista del ejercicio, sino un acompañante.

En los gimnasios los entrenadores son quienes seleccionan el género musical, y lo varían dependiendo de la intensidad que quieran llevar, ya que inconscientemente la persona toma el ritmo de la música que está escuchando.



No es un problema de género...







Las impresionantes imágenes que compiten por un premio de National Geographic

Haz clic en las imágenes para verlas en su tamaño completo o para descargarlas si deseas usar alguna como fondo de pantalla. Para ver mas imágenes puedes visitar la galería de National Geographic

Blackhawk, South Dakota. Una enorme supercélula es capturada por la cámara de James Smart - Crédito: James Smart

Arches National Park, Utah. La imagen muestra la piedra pendular y un árbol en soledad en plena noche. Manish Mamtani

Una serpenteante carretera en Trollstigen, Noruega, muestra cómo los automóviles se pierden en la niebla. La imagen fue capturada por Christoph Schaarschmidt

La Nave Espacial. La fotografía fue tomada en diciembre último en la Antártida por Massimo Rumi

Una maravilla de la naturaleza: la erupción del volcán La Fournaise, en la Isla de la Reunión. 
- Crédito: Gaby Barathieu

Ayers Rock, Australia. La imagen fue lograda gracias a la paciencia de Christoph Schaarschmidt - Crédito: Cristoph Schaarschmidt

Fotos tomadas en el momento y el lugar exactos







Cuando la pereza se convierte en una forma de arte







Los (poco) originales carteles de películas de Hollywood






¿Por qué el miércoles se simboliza con una "X"?

Seguramente muchos habrán notado que en algunos almanaques donde el nombre de los días están representados por la primera letra de su nombre, el miércoles aparece con una X en lugar de la M.

El miércoles era el cuarto día de la semana en la cultura cristiana original (siendo el primero el domingo) y es el tercero en las nuevas culturas.

Está situado entre el martes y el jueves. El nombre «miércoles» proviene del latín Mercurii díes, o «día de Mercurio».

¿Por qué una X?
En España, la abreviatura del miércoles suele ser X, para no confundirse con el martes (lo que nos da LMXJVSD en vez de LMMJVSD). Se usa así por la influencia de Alfonso X el Sabio en la normalización ortográfica y la traducción de manuscritos con abundantes abreviaturas.

Éstos son algunos de los nombres que recibe el miércoles en distintos idiomas:





Hay 13 países del mundo donde ser ateo puede costar la vida

Según el informe Libertad de Pensamiento, elaborado por la Unión Internacional Humanista y Ética, si vives en estos 13 países puedes ser condenado a muerte simplemente por no creer en Dios.

Haz clic en la imagen para verla en tamaño mayor

El atentado en París contra la redacción del semanario satírico Charlie Hebdo; el tiroteo en el centro cultural Krudttønden de Copenhague durante el seminario Arte, blasfemia y libertad de expresión; el asesinato a machetazos de cuatro blogueros laicos en Bangladesh; los decapitados, torturados o encarcelados por el DAESH, o las sentencias a muerte por declararse apóstata en Arabia Saudí y Mauritania: 2015 ha sido un año negro para ateos, humanistas y para todos aquellos que creen que la libertad de pensamiento y expresión son derechos fundamentales de las personas. Y como todo derecho, estos deben ser respetados sin que tu vida corra peligro por el simple hecho de ejercerlo.

Recientemente se ha presentado el informe Libertad de Pensamiento, elaborado por la Unión Internacional Humanista y Ética (IHEU, por sus siglas en inglés), que refleja el nivel de discriminación y persecución de los no creyentes por todo el mundo.

Como explica el presidente de la institución, Andrew Copson, “ El informe provee antecedentes, contextos, detalles específicos y casos relevantes sobre la situación actual de los no-religiosos alrededor del mundo. Es de vital importancia y relevancia para todos aquellos preocupados por los derechos humanos, y una parte indispensable de la libertad de pensamiento, conciencia, religión o creencia y la libertad de expresión”.

El documento también incluye un mapa en el que se detallan los 13 países del mundo donde las personas pueden ser castigadas por ateísmo o blasfemia: Afganistán, Catar, Arabia Saudita, Sudán, Irán, Malasia, las Maldivas, Nigeria, Pakistán, Mauritania, Somalia, Emiratos Árabes Unidos y Yemen. Además la lista crece hasta los 19 países si hablamos de los ciudadanos que pueden ser castigados por apostasía.

Para elaborar el informe se asignó un valor de "libertad de pensamiento" a cada país, diferenciando entre aquellos países "libres e igualitarios", aquellos en los que la libertad de pensamiento es "Mayoritariamente satisfactoria", o aquellos en los que se sufre "Discriminación sistemática" y "Violaciones graves".

Según el documento, en 55 países se considera delito ofender los sentimientos religiosos y en 39 de ellos el delito está penado con la cárcel. Además, hay numerosas leyes que afectan a los no religiosos. Entre ellas, la obligación de identificar una religión mediante el documento nacional (identificarse como no creyente está prohibido) o la prohibición de ocupar cargos públicos si no eres religioso.
Frente a esas regulaciones, los ateos, humanistas y todos aquellos que no se consideran religiosos, son una población creciente en el mundo. Mientras que la religión cae un 9%, el ateísmo crece un 3% entre 2005 y 2012, según un informe de la asociación internacional WIN-Gallup. Si la proporción sigue creciendo, quizás algún día el ateísmo deje de ser un delito.



Según una universidad mormona "las mujeres violadas son las pecadoras"

Mani Barney fue violada en el apartamento de su campus universitario de Utah. Cuatro días después fue a denunciar la violación a la policía.


Pero Mani Barney tenía un miedo. Temía que su universidad se enterara de la violación. Temía ser castigada por haber sido violada.

Un mes después, estaba sentada en una de las oficinas de su universidad con un abogado. "Hemos recibido un informe policial en el que a) parece que has sido violada y b) parece que has violado el código de honor", le dijeron.

Mani Barney era alumna de la Brigham Young University, una universidad mormona cuyo código dice que en una violación la culpable es la violada que, directamente, ha perdido todo su honor. Puede parecer mentira pero en pleno siglo XXI, en EEUU, hay universidades que protegen al violador y no a la víctima.

A Barney le dijeron que ya no podía acudir a más clases, que ya no era bienvenida en la institución a la que había ido su padre, sus tías, sus tíos y sus primos. La institución que las familias más devotas consideran el Harvard eclesiástico.

Sin embargo, Barney no se quedó de brazos cruzados. Luchó contra el ridículo código y ayudó a muchos otros sobrevivientes de violaciones a contar sus historias.

La indignación pública no tardó en llegar.

La cultura de la violación sigue imperando en muchos lugares del país. Esta misma semana conocíamos la decisión judicial de Oklahoma, que no considera abuso forzar a una persona incapacitada por el alcohol a tener sexo oral.

También hace poco, el precandidato republicano John Kasich aconsejó a una estudiante preocupada por las violaciones "no ir a fiestas donde hay una gran cantidad de alcohol".

La tendencia de considerar culpables de las violaciones a las drogas, al alcohol o a la propia víctima sigue presente en muchos imaginarios sociales.

El culpable de la violación de Barney, Nasiru Seidu, sigue libre bajo fianza. Durante el juicio, la muchacha presentó un documento policial con detalles acerca de su violación y el posterior examen médico.

Sin embargo, la universidad utilizó el mismo informe para investigar si se había violado el código de honor según el cual los estudiantes no pueden invitar a miembros del sexo opuesto a sus habitaciones y deben comportarse de forma casta, vestirse modestamente, no tomar drogas y asistir a los servicios religiosos.

"No estoy atacando a la universidad... No estoy diciendo que deben eliminar todo el código de honor. Solo tienen que añadir una pequeña cláusula que es de sentido común", ha declarado Barney.

Esa cláusula consistiría en conceder a las víctimas de abuso sexual inmunidad de las investigaciones de código de honor, para que puedan denunciar los crímenes sin temor a represalias que pueden resultar muy costosas para sus familias.

La lucha de Barney se ha convertido ya en una causa internacional que busca recoger 120.000 firmas online a favor de cambiar el "código de honor". Muchas otras mujeres que habían sido violadas en años anteriores y sufrieron represalias han apoyado su iniciativa.




Si eres feliz junto a tu pareja, engordarás.

¿Te sientes feliz con tu pareja?, si la respuesta es afirmativa te tenemos una mala noticia, ya que un estudio reveló que entre más sanas sean las relaciones más se tiende a aumentar de peso.

Una investigación realizada por la Universidad Metodista del Sur de Dallas, Texas, en Estados Unidos, demostró que las parejas que son muy felices tienen más posibilidades de engordar con el tiempo.

“Es común que al entrar en una relación estable las personas dejen de esforzarse tanto por su figura como lo hacían cuando eran solteros, debido a que saben que sus parejas las quieren más allá de su apariencia, sin embargo, la verdadera causa detrás del aumento de peso en las parejas son los hábitos. Los malos, por supuesto”, explicó Andrea Meltzer, psicóloga y autora principal del estudio.

Para llegar a esta conclusión, la investigadora analizó durante cuatro años a 169 parejas que se casaron, quienes les preguntaban sobre su satisfacción marital anualmente.

Esto reveló que en promedio, las personas que estaban más felices con su matrimonio tenían menos probabilidades de abandonar a su cónyuge y tendían a engordar más. En cambio, los voluntarios que no se sentían felices con su pareja mantenían su peso.

Los investigadores explican que esto ocurre debido que tanto los hombres como las mujeres que son felices juntos, engordan porque no buscan otra pareja, por eso descuidan su peso. “Nuestro estudio sugiere que las personas piensan en su peso en términos de atractivo más que de salud”, dicta el estudio.

Meltzer advierte que si se llega al sobrepeso esto puede afectar negativamente la salud, ya que puede desarrollar diabetes o enfermedades cardiovasculares.

“Al enfocarse en la salud más que en la apariencia, las parejas jóvenes podrían evitar aumentar de peso”, explicó la psicóloga.

Los expertos aseguran que para evitar subir de peso en una relación estable se tiene que modificar los malos hábitos. Además se tiene incentivar una vida saludable, como seguir una dieta y hacer ejercicios juntos.



Así sería el enfrentamiento de Donkey Kong y Super Mario, en la vida real.

En el año 1981, Nintendo la otrora compañía de juegos de cartas devenida en desarrolladora de videojuegos, lanzó para los novedosos arcades (popularizados en Uruguay como "maquinitas") el juego Donkey Kong, y con él a dos de sus más emblemáticos personajes: el gorila que da nombre al juego y Jumpman, quien años después cambiaría su nombre a Super Mario.

35 años después, un corto publicado por el youtuber Banks traslada al mundo real a estos personajes.

Las imágenes muestran la clásica historia del videojuego: Mario (o Jumpman) tiene que escalar una serie de plataformas de hierro, subiendo escalera y esquivando barriles arrojados por Donkey Kong para rescatar a su novia (Pauline) de las garras del gorila.

El corto de Banks fue publicado a principios de abril y acumula más de 200.000 visualizaciones. Este youtuber y productor audiovisual también a llevado a la vida real juegos como Pokémon, Call of Duty o Tetris.

Increíble acto de amor: Una madre fracturó 300 veces una pierna de su hija

La niña nació con una discapacidad en su cadera; su madre tuvo que romperle la pierna 3 veces por día durante 4 meses para que pueda crecer con normalidad.


Una madre haría lo que fuera por sus hijos. Así lo ha demostrado Jackie, una mujer de 28 años que tuvo que fracturarle 300 veces la pierna izquierda a su hija.

Para la familia de Michigan, EE.UU., no fue nada fácil todo esto. La pequeña Elsie nació con una extraña discapacidad que hizo que su cadera no se formara como debía. Los médicos buscaron la forma de corregir sus huesos, pero la única manera de que esto fuera posible era que alguien le hiciera tres fracturas diarias durante cuatro meses.

Si la madre no le quebraba la pierna tres veces al día mediante un sistema de tornillos, los médicos tendrían que amputársela. Jackie decidió aceptar la tarea para que su hija pudiera desarrollarse bien.

La pierna izquierda de la niña sólo había crecido hasta la altura de su rodilla derecha, por lo que los médicos intervinieron y la extendieron hasta que llegó al nivel normal.

Aparte de eso, los doctores reconstruyeron su cadera, el tobillo y la rodilla. Para concluir el tratamiento, la madre tuvo que activar manualmente el sistema mecánico que separaba el fémur de la tibia. El proceso era doloroso, pero Elsie logró resistir.

La niña estuvo medicada todo lo que duró el tratamiento. De no haberle dado sedantes, la pequeña habría sufrido demasiado cada vez que le fracturaban la pierna. Sin embargo, aun dándole medicinas, el procedimiento fue doloroso y Jackie se sentía desesperanzada al ver a su hija sufrir.

Afortunadamente todo resultó perfecto y la pierna pudo estabilizarse en la longitud que se esperaba.