viernes, 13 de mayo de 2016

Ni una mas, ni una menos: 111 imágenes divertidas







"Tengo una zanahoria metida en el ano porque comí sopa hace dos dias": WTF! médico

Médicos recopilan las más locas explicaciones que dan los pacientes que se presentan con objetos atascados en sus partes íntimas.

Una reciente entrada en los foros de Reddit ganó rápida popularidad, haciendo reír y polemizar a numerosos internautas.

En el post varios profesionales de la salud -al menos eso decía- compartían las más increíbles explicaciones dadas por pacientes que solicitaban asistencia por accidentes de carácter íntimo. Generalmente, involucraban la zona genital con objetos de uso doméstico.

De manera que si algún día se te atasca una botella en la retaguardia -anécdota que se ha atribuido a muchas personas- no le digas al médico que te caíste con mucha puntería: no te va a creer ni medio.

He aquí una selección de los mejores casos, seleccionados por el periódico The Independent.
  • 1) Palo palito "Un hombre se presentó en el hospital diciendo que tenía un palo trancado dentro de la uretra, y que lo había introducido allí para mantener la erección. Después de varios exámenes físicos y una radiografía (ese es mi trabajo), no apareció nada. Ni siquiera en una ecografía de pene y vejiga. Finalmente, el doctor decidió que si el tipo era capaz de orinar con normalidad, no debería tener problemas en irse a casa. La enfermera le dio un frasco para una muestra de orina, y el hombre regresó con el frasco, la orina y un palo dentro. Era absolutamente evidente que ese palo había sido puesto en el frasco adrede. Su forma y tamaño hacían imposible que estuviera dentro del pene, o que saliera luego con la orina".
  • 2) Una sopa indigesta "Un sujeto se presentó con una zanahoria alojada en el recto. Dijo que podría ser porque había comido sopa de zanahoria dos días antes".
  • 3) Pare la música "Un adolescente llegó diciendo que no podía orinar. Le pedí que se bajara los pantalones y me llevé una sorpresa: "Un par de auriculares de iPhone salían de su pene!. Su explicación fue que estaba durmiendo mientras escuchaba música, y los audífonos debieron caerse e ingeniárselas para meterse allí".
  • 4) Fantástica esta fiesta "Una mujer llegó a la sala de urgencia con un juguete sexual en el recto. Por el otro extremo, el objeto simulaba ser una cola de caballo. Dijo que se estaba disfrazando para una fiesta infantil y el traje se le quedó trancado".
  • 5) El pelado ponedor "Un hombre llegó al hospital con un huevo de pascua de plástico metido en el recto. Nos dijo que quería saber cómo se sentía ser una gallina".
  • 6) No duermas con tijeras "Un tipo vino con unas tijeras trancadas en el pene, y nos quiso hacer creer que se había dormido mientras hacía manualidades".
  • 7) Humillante limpieza "El hombre llegó con el pene atascado en la manguera de una aspiradora. Venía de zapatos, medias y tapado con una frazada, y dijo que estaba limpiando su casa desnudo, porque le habían dicho que eso era lo mejor para su alergia al polvo. Según sus propias palabras, se sintió ‘inexplicablemente cansado' mientras aspiraba, y tomó una repentina siesta con el aparato todavía encendido. Y seguro fue en ese momento en que el pene fue absorbido por el tubo. Además, insistió en que la erección que presentaba era totalmente involuntaria, seguramente fruto de la succión de la máquina. Hubo que cortar la manguera con una sierra".
  • 8) Se anda con chiquitos "Un hombre llegó al hospital con un enano de jardín (bastante chico, pero igual...) atascado en el ano. Dijo que todo se debía a una ‘inoportuna caída' de una escalera"
  • 9) Se hizo la luz "Un sujeto llegó con la boquilla de una aspiradora en el recto. Era de aluminio y podría resultar peligrosa, y el tipo dijo que se le había ‘clavado', al caer mientras cambiaba una lamparita de su armario. Lo raro es que el objeto estaba envuelto en un par de medias, y hasta tenía un condón por encima".

Eres un genio (y no lo sabías)

Están por todas partes, como una plaga bíblica. Puede que no lo sepas, pero los genios llenan tu vida. Tanto que hasta puede que tú mismo seas uno. ¿No te lo has planteado nunca?

Los tests de inteligencia ya han quedado obsoletos y por otra parte eran demasiado polémicos. Ahora, los psicólogos han desarrollado nuevas técnicas para medir la excepcionalidad. Nada de pruebas lógicas ni preguntas de vocabulario, tus hábitos, defectos y manías le están gritando al mundo lo especial que eres sin que te des cuenta.
Actualmente se llevan a cabo tal disparidad de estudios que demuestran con hechos tu genialidad que cualquier señal puede ser síntoma de lo extraordinario que eres. Y no, no estamos hablando de que tengas el coeficiente intelectual de Albert Einstein o que hayas conseguido matrícula en todas las asignaturas de tu carrera, estar delgado o tener un gato puede ser suficiente para ser un auténtico cerebrito encubierto.

Aquí las 8 señales que demuestran sin lugar a dudas que eres un tío listo, al menos más listo que la mayoría de la gente que te rodea.
  • 1. Si eres alto, eres más listo que el resto. No es por meternos con los que no superan el metro y medio, pero un estudio de Princeton realizado en 2008 llegó a la conclusión de que las personas más altas conseguían puntuaciones mayores en pruebas de inteligencia. ¿Te arrepientes ahora de no haber comido suficientes petitsuisses?
  • 2. Si eres delgado, eres más listo que el resto. A más centímetros en la cintura, menos capacidad cognitiva. O eso asegura un estudio de la Universidad de Toulouse de 2006 y corrobora otro de ese mismo año de la Universidad de Glasgow. El último halló que los niños de 11 años con puntuaciones más bajas en pruebas verbales y no verbales eran más propensos a ser obesos con 40. Los investigadores creen que los niños más inteligentes posiblemente podrían haber conseguido mejores oportunidades de educación, lo que se tradujo en un mayor estatus y mejores empleos pagados con los que permitirse restaurantes con estrellas Michelín y no hamburguesas de 1 euro de carne dudosamente identificable.
  • 3. Si tienes un gato, eres más listo que el resto. Lo siento por todos aquellos amantes de perros. Vuestro sacrificio de sacarlos a pasear varias veces al día y recoger su caca caliente con una bolsa en la mano, no está siendo recompensado. Un estudio de 2014 demostró que las personas que tenían gato también conseguían puntuaciones más altas en la prueba que mide la capacidad cognitiva.
  • 4. Si te gusta emborracharte, eres más listo que el resto. La psicología lo deja muy claro: si bebes cada fin de semana hasta el punto de rozar el coma etílico, eres, sin duda, una persona asombrosamente inteligente. Bienvenido al club de Bukowski, Hemingway, Kerouac y Poe. El club de los hombres extraordinariamente alcohólicos. El club de los hígados muertos. El psicólogo evolutivo Satoshi Kanazawa y sus colegas hallaron que los niños con mejores resultados de CI de adultos tenían la tendencia de beber más alcohol.
  • 5. Si te gustan las drogas, eres más listo que el resto. No estamos haciendo una apología a las drogas, solo le estamos haciendo caso a la ciencia. Según un estudio de 2012, existe un vínculo real entre el alto índice de inteligencia en la infancia y el uso de las drogas ilegales en la edad adulta. Por lo visto, los niños inteligentes de mayores tienen más opciones de adoptar comportamientos potencialmente dañinos para su salud.
  • 6. Si eres zurdo, eres más listo que el resto. Algo que antes era señal de estar poseído con el tiempo ha pasado a ser conocido como un símbolo de genialidad. Según un documento de 1995, los zurdos tienen un "pensamiento divergente" del que los diestros carecemos. El mismo estudio demuestra que los zurdos eran más hábiles en la combinación de dos objetos para formar un tercero.
  • 7. Si eres de izquierdas, eres más listo que el resto. Algunos llevamos tiempo sospechando que el conservadurismo no lleva a nada bueno. Políticas austeras y racistas nos parecían dar la razón pero ha tenido que llegar la ciencia para confirmar nuestras sospechas. El mismo psicólogo evolutivo que aseguraba que los alcohólicos son más inteligentes, Kanazawa, ha demostrado que las calificaciones más altas en pruebas de inteligencia corresponden a niños y adolescentes más progresistas.
  • 8. Si te preocupas mucho por todo, eres más listo que el resto. ¿Eres una drama queen? ¿No puedes dormir por las noches porque le das cien vueltas a lo mismo? ¿Te afecta todo tanto que vives constantemente al borde de un ataque de ansiedad? Enhorabuena, eres tremendamente inteligente. Una reciente investigación revela que las personas ansiosas son más inteligentes, se preocupan más y consiguen mejores resultados en las pruebas de CI.
Ahora que ya sabes que vives rodeado de genios, quizá el mundo te parezca un lugar mejor para habitar. Si no cumples ninguna de las señales anteriormente descritas no te preocupes, posiblemente todos estos estudios hayan sido realizado por mediocres. Porque, ¿desde cuando los genios han sido comprendidos?



Si te digo que es WTF! entenderás







A veces los desastres ocurren y no puedes hacer nada para evitarlo







Magníficas imágenes que lo dicen todo







La mejor forma de proteger a los jóvenes en Internet es dándoles total libertad

Durante los últimos años y fruto del célere crecimiento de la tecnología, son muchas las facetas de nuestra vida que se han visto alteradas y que abarcan ámbitos tan diversos como la forma en la que disfrutamos del tiempo libre, hasta nuestra salud y entrenamientos deportivos. Unas “novedades” que, sin embargo, también han llevado aparejadas ciertos recelos y temores asociados, principalmente, al mal uso de estos avances.

Por ejemplo, no son pocos los que atribuyen a este desarrollo la aparición de enfermedades tan específicas como la nomofobia, la adicción a las redes y otras patologías que se presentan como los grandes males de la actual sociedad. Unos problemas ante los que resultaría imprescindible controlar exhaustivamente determinados colectivos, supuestamente vulnerables ante determinadas prácticas. Sin embargo, parece que el asunto no es tan sencillo. Pero expliquémonos.

En concreto, nos estamos refiriendo a los menores y adolescentes, cuya exposición tratamos de mitigar online con el objetivo de protegerles de determinadas prácticas. Ahora bien, según un reciente estudio llevado a cabo por Pamela Wisniewski de la Universidad de Pensilvania (Estados Unidos) y respecto a estos últimos, la prevención y limitación de Internet no sería una buena opción, sino más bien todo lo contrario.

La investigación
De hecho, su investigación pone de manifiesto todo lo contrario: que los padres deberían dejar que los adolescentes decidiesen sus propios límites en lugar de prohibir el uso de Internet. ¿La razón? Muy sencillo, que enfrentarse a determinados riesgos supone un aprendizaje, un proceso que incrementará su capacidad para enfrentarse a determinadas situaciones.

Y no solo eso, sino que el documento indica que la resiliencia (la competencia que tiene una persona para enfrentarse y superar circunstancias traumáticas) mitiga la posible adicción a Internet y la exposición a riesgos futuro. Una forma fina de decir lo que todos sabemos: que a golpes se aprende y un factor clave para su protección.

“No podemos proteger plenamente a los adolescentes de experimentar riesgos en línea; sin embargo, podemos tratar de comprender mejor el impacto que tiene esta exposición que, curiosamente contribuye a que no lleven a cabo conductas de riesgo […]incluso cuando los jóvenes tienen altos niveles de adicción”.

El estudio también considera, precisamente, que esta capacidad de adaptación neutraliza los efectos psicológicos negativos asociados con esta adicción y hace hincapié en la importancia de alumbrar soluciones que potencien esta resistencia y fuerza, en contraposición a “aquellas medidas dirigidas a los padres que a menudo se centran en la restricción y la prevención de riesgos”.

"Por mucho que hay aspectos negativos asociados con el uso en línea, también hay una gran cantidad de beneficios al uso de las tecnologías en línea", dice Wisniewski. "Los padres deben ser conscientes de que la restricción de uso en línea por completo podría perjudicar a sus hijos educativo y social”, indica Pamela.

Y no es único en su especie
Asimismo, el estudio llevado a cabo por Wisniewski no es único en su especie, sino que parece que las últimas investigaciones apuntan en esta misma dirección. Es el caso del análisis llevado a cabo por Fellicity Duncan, profesora del Cambrini College (Estados Unidos) que sugiere que los más jóvenes no solo están sabiendo adaptarse, sino que han aprendido a protegerse frente a estos “peligros” aparejados al mal uso de la red.

El curioso caso del hombre que recuerda cosas que nunca vivió

El pasado y el futuro de Matthew son inciertos.

Luego de recuperarse de una cirugía en el cerebro, regresó a su trabajo de programador de computadoras, y tuvo una reunión con su jefe para explicarle que vivía con una lesión cerebral permanente.

"Mi jefe me dijo: ¿cómo podemos ayudarte? ¿Qué podemos hacer para que recuperes el ritmo en la oficina?", cuenta Matthew.

"Eso fue lo que me dijo, pero lo que yo recordaba al día siguiente era que me iban a despedir. No permitirían de ninguna manera que regresara al trabajo".

Para él, ese era un recuerdo muy real, tan verdadero como si hubiese ocurrido. Sin embargo, todo era un invento de su cabeza.

¿Qué estaba sucediendo con él?
Una "confabulación"

Hoy en día, el mal que sufre Matthew es conocido como "confabulación", un trastorno de la mente producto de una lesión cerebral.

Esta afección no implica mentir o engañar, sino que obedece a una falla en la manera cómo los recuerdos son procesados en el inconsciente, confrontado problemas para diferenciar los hechos de la ficción.

Descubrir esta situación fue otro golpe para Matthew (cuyo nombre verdadero se mantiene en confidencialidad para proteger su privacidad).

"Estaba muy asustado. Pensé que no podía confiarme en lo que realmente había pasado".

Más allá de esta condición extrema, es una demostración de la fragilidad de nuestros recuerdos y de la forma en la que nuestra mente construye su propia versión de la realidad.

Una vida complicada
Matthew es voluntario en Headway East London, una organización sin fines de lucro ubicada en Londres, cuya meta es ayudar a personas con lesiones cerebrales.

Él comparte su experiencia en los eventos de esta institución.

Cuando en sus intervenciones habla sobre su pasado, suele mirar a su colega Ben Graham, amigos desde hace 10 años, para confirmar los detalles reales de su vivencia.

Su infancia no fue tranquila. Cuando era niño pasó mucho tiempo fuera del país. Luego, de joven, no tenía donde vivir, hasta que un monje franciscano le dio amparo.

De día estudiaba y de noche trabajaba. El duro esfuerzo le permitió ganarse un cupo en el University College de Londres para estudiar matemáticas y ciencias de la computación.

Luego de graduarse consiguió empleo en su campo, pero a los pocos meses comenzó a notar algo extraño.

Empezó a perder la sensibilidad en los dedos, a sufrir intensos dolores de cabeza y tener visión doble. A menudo trabajaba con un ojo cerrado.

Una tomografía mostró que la causa de sus males se localizaba en unos de los ventrículos del cerebro.

Justo en la zona que contribuye a la circulación de fluido cerebroespinal alrededor del tejido neurálgico, había un quiste que obstruía el paso.

"El fluido atrapado había presionando cada vez más el cerebro contra las paredes del cráneo", explica Vaughan Bell, neurólogo del University College de Londres.

Esto también ejercía presión sobre el nervio óptico, lo cual provocaba la visión doble de Matthew.

Así se verían los personajes de Games Of Thrones si fueran interpretados por Nicolas Cage







¡Esto es amor...por la comida!







El tráiler sin censura de la películas mas polémica de Daniel Radcliffe

Así, a priori, del argumento podía salir una comedia extraña pero excepcional o una tomadura de pelo filmada. Un hombre, náufrago con tendencias suicidas, para más señas, halla un cadáver en una playa y lo convierte en su mejor amigo. El cuerpo no deja de emitir flatulencias y, además, exhibe continuas erecciones y... Cierto, sólo podía salir lo segundo.


Y eso que «Swiss Army Man», que así se llama la cinta, era obra de dos reconocidos cortometrajistas, Dan Kwan y Daniel Scheinert, y contaba con dos jóvenes actores cargados de éxitos de taquilla a sus espaldas: Daniel Radcliffe y Paul Dano.

El primero de los actores se pasó varios meses hablando de la cinta como «lo mejor» que había hecho nunca... Pero llegó Sundance, y el festival dio un sonoro veredicto en respuesta al actor. Fueron saliendo de la sala con incredulidad ante lo que estaban viendo. Ahora se está proyectando en las salas americanas un aperitivo, este tráiler en el que todo lo que nos habían contado parece poco. Vean, vean.


Humor haragán







¿Alguien ha entrado a tu cuenta? cambiar la contraseña no es suficiente

Cada día es más frecuente ver cómo un pequeño fallo de seguridad puede provocar que nuestros datos personales no estén a salvo por mucho que tengamos una contraseña segura para acceder a nuestras cuentas o servicios online, ya que puede ser aprovechado por los hackers y ciberdelincuentes.

De esta forma, es probable que puedan acceder a nuestras cuentas con el objetivo de robarnos información confidencial o incluso para hacerse pasar por nosotros. Cada vez que un usuario siente que alguien ha podido entrar en sus cuentas, lo primero que se aconseja es cambiar inmediatamente la contraseña de acceso a ella para que así nadie pueda volver a entrar.

Gestor de contraseñas
En la mayoría de sitios, nuestro correo electrónico suele ser el nombre usuario que nos identifica junto con la contraseña, por lo tanto, una vez que una de nuestras cuentas ha sido atacada o hackeada, nuestra cuenta de correo y las cuentas de los demás sitios que requieren nuestra dirección para identificarnos son vulnerables también.

Por lo tanto, una vez que los ciberdelincuentes saben nuestra dirección de correo, nos convertimos en blanco fácil del phising y del malware. El objetivo del phising es engañar a las víctimas a través del envío de un mensaje de correo electrónico para que introduzcan sus credenciales del banco, u otros sitios, en una página web falsa y así poderlas robar y realizar cualquier tipo de estafa.

Además, si antes de cambiar nuestra contraseña hemos sido infectados con malware de poco nos valdrá puesto que los ciberdelincuentes serán capaces de espiar nuestros movimientos y descubrir la nueva contraseña sin que nos demos cuenta, de ahí que nos tengamos que asegurar de no estar infectados antes de cambiar de contraseña.

Qué debemos hacer para protegernos

En el momento que detectemos cualquier actividad sospechosa en una de nuestras cuentas, además de cambiar la contraseña de acceso, debemos tener en cuenta otras cosas. Tener mucho cuidado con los mensajes de correo que recibamos que nos soliciten alguna de nuestras credenciales, puesto que puede ser phising, hacernos con algún programa que cifre las pulsaciones del teclado de nuestro equipo y contar con un software que nos permita escanear el ordenador en busca de malware.