sábado, 4 de junio de 2016

Breve selección de imágenes divertidas (edición fin de semana)







Subastan las fotos de la última sesión de Marilyn Monroe antes de morir

Sensual, desnuda y a color: así posó Marilyn Monroe a finales de junio de 1962, en su última sesión de fotos, que ahora se subastará en Viena.

A aquella última sesión con el fotógrafo Bert Stern, que se desarrolló durante tres días, se le conoce como "The Last Sitting" y de ella salieron algunas de las imágenes más emblemáticas de la actriz y que han contribuido a perpetuar su mito.


Algunas de esas instantáneas se exponen hasta el 10 de junio en la galería vienesa WestLicht, fecha en la que serán subastadas.

Más de medio siglo después de su muerte, el interés por la exhuberante rubia se mantiene vivo entre coleccionistas privados de todo el mundo.

Las 56 fotos de la serie "The Last Sitting" que se subastarán tienen un valor estimado de hasta 120.000 euros.

"Las históricas fotografías se han convertido en un clásico. Stein se hizo famoso gracias a ellas porque son algunas de las instantáneas más célebres que existen de Marilyn Monroe", aseguró a Efe Anna Zimm, una de las responsables de la exhibición.

El vodka y el champán corrieron durante la sesión porque Stern quería captar la faceta más sensual y desenfadada de la actriz.

Terroríficas portadas de discos de ventrílocuos.







Chicles y otros conocidos productos hogareños que te pueden matar (si los comes en exceso)

Chicles. No hablamos de atragantamiento por mascar chicle, esto puede producirse, pero no es el tema de hoy. Hablamos de dosis letal en cuanto a sorbitol, el compuesto químico que da el sabor dulce a los chicles y que puede llegar a matarnos si masticamos 404 paquetes de chicles de una tacada.

Aunque, por otro lado, si nos dedicamos a mascar demasiados chicles al día (entre 10 y 20, que no suena tan descabellado), los efectos pueden ser una diarrea crónica y una gran pérdida de peso a largo plazo como un caso que sucedió hace unos años en Berlín.

Zanahorias. Otro caso menos conocido, por razones evidentes, es la carotenosis o exceso de caroteno en sangre que podría producirse por el consumo desmesurado de algunos alimentos. El vegetal más conocido con grandes dosis de caroteno, muy usado para intentar aumentar el moreno de nuestra piel, es la zanahoria.

Pero, ¿cuántas zanahorias deberíamos consumir para acabar muriendo? Según los datos, unas 215 zanahorias o 17 kilos de este vegetal. La dosis es acumulativa, por lo que no es buena idea pasarse con su consumo. Mejor ir a la playa (¡con protección solar!).

Canela. Otra sustancia poco conocida por su elevada dosis letal es la canela. Este “polvo” parece inofensivo, pero si consumimos la ingente cantidad de 40 cucharadas de canela podemos acabar saludando rápidamente la Muerte y su guadaña.

Esto se debe a un producto que contiene la canela, el benzaldehído, un producto químico que se encuentra de forma natural en frutas y frutos secos, y que tiene diversos usos en la industria alimentaria. En poca cantidad no causa daños, pero si nos pasamos puede ser peligroso.
El alcohol es otro de esos productos conocidos que, a pesar de que sabemos que tiene diversos efectos perjudiciales para la salud, nos seguimos pasando con frecuencia. En elevadas cantidades es posible llegar a la dosis letal, aunque nuestro pobre estómago probablemente lo expulsará antes de que esto suceda.

Sin embargo, existen casos donde esto ha sucedido por beber ingentes cantidades de alcohol en poco tiempo. Para llegar a la dosis letal deberíamos tener casi medio litro de alcohol circulando por la sangre (5,6 ppm o 450 ml), cosa que se consigue si consumimos 3 botellas de vodka en una hora. Nada recomendable.

Asimismo, tenemos otro tipo de alcohol llamado alcohol metílico, un componente de anticongelantes y limpiacristales. Si se nos ocurre beber limpiacristales, con tan solo 60 ml nos emborracharíamos en una hora (aunque su efecto posterior es muchísimo peor que el alcohol común), y llegar a consumir 400 ml podría matarnos.

Finalmente, tenemos algunos productos químicos de uso cotidiano que jamás deberían pasar a nuestro sistema digestivo, pero que comentaremos por mera curiosidad.

Por un lado, el típico detergente para lavar la ropa. Su dosis letal se encontraría en unos 17 cacitos de este polvo, aunque tan solo medio cacito ya nos haría vomitar espuma. Si a pesar de eso llevamos a cabo la estupidez de continuar, el ácido de este producto puede causarnos graves daños.

Por otro lado tenemos la pasta de dientes, la cual siempre acaba en nuestro estómago en pequeñas cantidades por algún descuido mañanero. Para llegar a su dosis letal tendríamos que tener un descuido equivalente a 13 tubos de pasta de dientes, así que cuidado.


Perros, los mejores amigos...







Humor atlético







Imágenes que desafían las leyes de la física







7 enfermedades perturbadoras











Google guarda un registro de todo lo que le dices a Google Now (Así puedes borrarlo)

Google Now es una herramienta realmente útil para conseguir información y realizar algunas tareas simplemente usando tu voz. Pero hay un detalle bastante divertido que quizá no conocías: Google almacena un registro de absolutamente todo lo que le has dicho a Google Now. La buena noticia es que puedes borrarlo.

Sí, a Google le gusta guardar información que compartimos con sus servicios (ya sea de forma voluntaria o involuntaria), pero siempre dan la opción de eliminarlo. En el caso de las consultas, órdenes y búsquedas usando la voz podrás encontrar todo tu registro disponible en los servidores de Google, y eliminarlo de la existencia con un par de clics (y después mudarte a una cabaña sin acceso a ningún tipo de red, si quieres evitar que algo similar te suceda de nuevo).

Simplemente tienes que acceder a la página de “Actividad de voz y audio” desde tu cuenta de Google (o desde este enlace). Allí encontrarás todas esas cosas que le has dicho a Google Now y, por supuesto, podrás escucharlas de nuevo si así lo deseas (un consejo amistoso: ten mucho cuidado de si lo haces cerca de alguien).

En esta página podrás borrar las grabaciones una a una de los servidores de Google, o simplemente presiona el botón de “Más” (tres puntos de forma vertical en la parte superior de la pantalla), allí accede a “Opciones de borrado” y allí selecciona “Avanzado”, para luego elegir si quieres borrar la actividad de las últimas cuatro semanas o todo el registro.

La próxima vez que uses Google Now recuerda que Google guardará una copia de eso que le preguntaste a tu sistema. Pero no es el único, Siri almacena las órdenes de voz de los usuarios por dos años, así que al final solo estaremos a salvo en esa cabaña que mencioné hace algunas líneas.


Impactantes anuncios anti tabaco

Presentamos 10 ejemplos impactantes, provocativos y convincentes de publicidad destinada a combatir el tabaquismo. Al ver estas imágenes sobran las razones para dejar el perjudicial vicio del cigarro para siempre.

"Su cuerpo es su casa, no fume".

"Besa mi cenicero". Esta publicidad hace un juego de palabras con la expresión 'kiss my ash'.


"Fumar causa cáncer de pulmón".

"Fumar sofoca".

En esta publicidad sobre los fumadores pasivos se lee: "Debido al humo en los hogares cada año hay 17.000 niños son hospitalizados en Reino Unido".