miércoles, 8 de junio de 2016

No es montaje, están en el agua...y otras imágenes divertidas







El búho que abraza a su salvador tras reencontrarlo.

Gigi, un búho real hembra, estaba al borde de la muerte cuando la llevaron al centro de rescate Wild at heart, en Mississippi. La pobre sufría un enorme traumatismo craneal, posiblemente tras chocarse con un coche.

“Esta ave es uno de los casos más críticos que hemos tenido que cuidar,” dijo Missy Dubuisson, la fundadora del centro. “El hecho de que haya sobrevivido está fuera de nuestra comprensión.” Sin embargo, tras un largo tratamiento, Gigi mejoró. Esto no habría sido posible sin los cuidados de Doug Pojeky, al que llaman “el susurrador de las aves de presa.”

“En todos mis años trabajando con aves de presa, nunca vi a nadie con un vínculo semejante con estos magníficos animales,” explicó Dubuisson. Gigi confía completamente en Pojeky. Se fue unos días a visitar a su familia en Michigan, y a su vuelta, Gigi se puso contentísima. Se puso a bailar, puso su cabeza en el hombro del cuidador y lo abrazó. “Se me saltan las lágrimas al verle interactuar con estas aves,” añadió Dubuisson. “Le conocen y confían totalmente en él. Ves la confianza en sus rostros.”




Lugar indicado + momento justo = fotos perfectas







Las imágenes mas WTF que verás hoy







¡Genios del pohotoshop!







Ni loco!






"David Copperfield me hizo desaparecer y ahora tengo daño cerebral"

El ilusionista David Copperfield lleva años asombrando al mundo con su magia. Desde escapar de la cárcel de Alcatraz hasta hacer desaparecer la Estatua de la Libertad, en su repertorio hay trucos para todos los gustos. Trucos que nadie se explica, y que él nunca explica. Porque ese es el mejor capital de un mago. De ahí la relevancia de la sentencia que obliga a Copperfield a revelar los secretos que subyacen a uno de sus trucos más famosos, Vanishing Audience, con el que hace desaparecer "mágicamente" a 13 personas.

Todo es fruto de una demanda interpuesta por Gavin Cox, que acusa al ilusionista de provocarle daños cerebrales durante una ejecución de Vanishing Audience en 2013.

Aquel año, Cox y su mujer asistieron como público a un espectáculo de Copperfield en el casino de MGM en Las Vegas. El hombre fue seleccionado por el mago para ser parte de Vanishing Audience.

Cox entró junto a otras 12 personas dentro de una estructura metálica con 13 sillas que luego fue suspendida en el aire. Una vez sentados todos, Copperfield dejó caer la cortina y cubrió la plataforma, mientras los participantes del truco iluminaban el interior con unas linternas. Segundos después, todos habían desaparecido. Al descorrer la cortina, el público pudo ver la estructura metálica con todas las sillas vacías.

Gavin Cox, uno de los participantes en un truco de David Copperfield, ha demandado al mago por provocarle lesiones cerebrales durante el desarrollo de uno de sus números

Obviamente, esas 13 personas no habían desaparecido por efecto de la magia. En realidad fueron conducidas por un pasillo secreto fuera del teatro, para luego aparecer en la parte trasera del escenario.

Fue durante ese corto trayecto cuando Cox se cayó y dislocó el hombro. El afectado sostiene que esa caída y la lesión que le provocó son fruto de la presión ejercida por el equipo de producción del mago durante la ejecución del número.

“Fue como si una alarma de incendio se hubiera encendido. Ellos gritaban ¡rápido!, ¡corre, corre, corre !. Era un pandemónium. No sabías donde debías ir. Era oscuro y había manos empujándome por la espalda. Entonces, cuando di la vuelta en una esquina, mi pie tropezó y caí contra el suelo”, explicó Cox en declaraciones al Daily Mail.

La lesión hizo que el afectado haya tenido que ser operado numerosas veces de la espalda y cuello, lo que le habría provocado, según su versión, un daño permanente en el cerebro, similar a Parkinson.

Los abogados del mago niegan todo y alegan que se trata de un truco que Copperfield lleva realizando durante más de 15 años y en el que han tomado parte más de 100.000 personas que nunca habían sufrido daño alguno. Salvo Cox.

La demanda lleva tres años en los tribunales. No obstante, no será hasta enero de 2017 cuando el juez dicte sentencia y decida si el ilusionista más famoso del mundo debe indemnizar a Cox.

De momento, David Copperfield ya ha tenido que romper la regla Nº 1 de los magos de nunca revelar el secreto de un truco...


4 consejos ridículos de la ciencia para (no) conquistar a las mujeres...

Existen infinidad de libros pseudocientíficos dedicados por entero al tema de la conquista femenina. Manuales basados en estudios y experiencias personales de gurús que, de la noche a la mañana, pasaron de idiotas a auténticos rompebragas.

Recientemente, hasta el Telegraph se ha animado a sacar su propia guía ilustrada con fotos cutres de stock. Tan ridícula que, misteriosamente, acabó desapareciendo del diario británico días después.

Sin embargo, como nada de lo que se ha publicado una vez en internet desaparece por completo, aquí rescatamos algunos de sus consejos y los comentamos para poner nuestro granito a la extinción de la humanidad.

1. Dúchate “En un estudio publicado en noviembre por el doctor Peter Jonason, se encontró que lo que más le baja la libido a una mujer es una apariencia desaliñada. Las mujeres prefieren a hombres que se asean antes de salir”.

Vaya, ¿quién lo hubiera podido imaginar? A la hora de crear una buena primera impresión, lo mejor es que tu imagen y olor corporal no indiquen que vienes de rebuscar en un contenedor de basura. Qué criaturas tan superficiales y raras que son a veces las mujeres...

“ Limpiarse las uñas es una buena idea. Si quieres causar una buena impresión: sácale brillo a tus zapatos, plancha tu camisa y lávate el pelo”.

Por lo visto, el autor debe de considerar que el hombre es un cerdo que pasa el día escarbando en busca de comida.

2. Viste de rojo “El profesor Andrew Elliot, psicólogo de la Universidad de Rochester estudió el efecto que los colores tienen en nuestra percepción personal y descubrió que el rojo es la mejor opción a la hora de seducir. Su estudio determinó que las mujeres perciben a los hombres vestidos de rojo como más proclives a ganar dinero y ascender en la escala social, un juicio que prende la mecha de la atracción”.

Mi recomendación personal es que combines un buen traje rojo con un chiste para romper el hielo. Acércate por la espalda, tócale el hombro y, cuando se gire, dile con una gran sonrisa: “Hola, soy tu regla”.

“Cuando las mujeres ven el rojo, se despierta en ellas algo profundo y, probablemente, biológico. En nuestra cultura decimos que los hombres se comportan como animales en relación al sexo pero parece que las mujeres podrían actuar del mismo modo".

¡Extra, extra! Las mujeres no son alienígenas sino que forman parte del reino animal. ¡Qué descubrimiento! ¿Por qué no se está estudiando esto en biología? Oh, espera un momento... ¿que ya se sabía?

3. Un macho auténtico es rudo "La universidad de British Columbia reveló que las mujeres encuentran más atractivos a los hombres sombríos y fanfarrones que a los que son simpáticos. Por lo tanto, no te acerques a ellas con una sonrisa. Según publicó el American Psychology Journal, a las mujeres les atraen menos los hombres que sonríen y más aquellos que se parecen poderosos, orgullosos o malhumorados”.

Básicamente, según este estudio en el que la lógica brilla por su ausencia, si quieres gustarle a una chica, lo mejor que puedes hacer es tratarla como a una mierda pegada a la suela de tu zapato. No la saludes, quítale la copa de las manos y bébetela tú sin su permiso. Luego oblígala a bailar contigo. Nada de pedírselo. Demuéstrale que no hay quien te soporte y caerá rendida a tus pies.
4. No actúes con naturalidad “Utiliza la conversación para venderte sutilmente. Hazle ver que tú serías una buena pareja haciendo comentarios que hagan referencia a tu carácter, cultura o riqueza”.

Es decir, sobre todo, no actúes como una persona normal. No eres alguien que se conoce a sí mismo y confía en lo que tiene que ofrecer al mundo, eres un producto overpromise de la teletienda.

Ahora solo te queda salir a poner tus nuevos conocimientos en práctica. Un método que te garantiza al 100 % volver caliente a casa. Pero de las cachetadas que te van a dar...











Humor educativo







El arte en antiguos carteles de cine

Hubo un tiempo en el que los carteles que anunciaban las películas eran auténticas piezas dignas de ser conservadas en un museo. Fue a partir de la década de 1990, cuando los posters de cine (salvo gloriosas excepciones) se volvieron más rutinarios y perdieron su belleza de antaño. Pero, probablemente, fue en la época del cine mudo cuando estos carteles alcanzaron su máximo grado de belleza. Aquí compartimos una selección con algunos realmente hermosos.

Marmorhaus

Cartel promocional del Marmorhaus Theatre, el cine más famoso de Berlín, que abrió sus puertas en 1913.

Haxan, la brujería a través de los tiempos (1922)

Impresionante película danesa, que recrea la paraonia de la caza de brujas medieval, a través de imágenes impactantes y surrealistas.

Opium (1919)

Delirante cinta alemana que mezclaba melodrama y cine de aventuras, y cuya acción transcurría en China, en un sanatorio para adictos al opio.

Ben Hur (1925)

La primera adaptación de la famosa novela de Lew Wallace. Fue el filme más espectacular rodado hasta ese momento, lo dirigió Fred Niblo, y lo protagonizó Ramón Novarro, el principal rival de Rodolfo Valentino. Hay quien considera que esta versión es incluso mejor que la de 1959.

Sangre y arena

Y hablando de Valentino, aquí le teníamos encarnando al torero protagonista de esta cinta basa en la novela de Vicente Blasco ibáñez. La dirigía también Fred Niblo.