sábado, 18 de junio de 2016

60 "fotos perfectas"







Breve selección de 40 imágenes divertidas







Cartel de bienvenida en pueblo chileno: "No tenemos hospital ni cementerio"

Este sábado apareció un inusual letrero en el acceso a Alto Hospicio, región de Tarapacá, desde el oriente por la Ruta 16, una carretera que presenta mucho flujo vehicular.

La Región de Tarapacá, es un territorio chileno, considerado por Chile como una de las quince regiones que lo constituyen. Limita al norte con la Región de Arica y Parinacota, al este con Bolivia, al sur con la Región de Antofagasta y al oeste con el océano Pacífico.


La curiosa y particular señalización que da la bienvenida a la ciudad a los conductores, brinda un mensaje muy particular: “Bienvenido a Alto Hospicio. Conduzca con precaución, no tenemos hospital ni cementerio”, dice el aviso.


El municipio de la ciudad descartó que ellos hubiesen instalado el letrero, por lo que hasta ahora se desconoce su origen.

El particular mensaje hace referencia a problemas importantes que viven los habitantes de la comuna. Los últimos tres gobiernos han prometido construir un hospital, pero éste no se ha concretado.

En tanto, el municipio tiene un proyecto para crear un cementerio, pero éste ha sido dilatado por el Ministerio de Desarrollo Social, por lo que tampoco se ha vuelto realidad.



Estas fueron las primeras (vergonzosas) primeras apariciones en pantalla de 8 celebridades

Para llegar hasta donde están hoy, las celebridades tuvieron que pasar por un largo camino que incluyó apariciones esporádicas en programas de TV, cientos de casting y decenas de roles secundarios que quisieran olvidar.

Pero de no ser por esas vergonzosas apariciones, hoy no serían figuras destacadas y admiradas por miles de personas en el mundo. Sin mencionar, que sus cuentas bancarias tampoco serían iguales.

Pero por más que quisieran hacer desaparecer esas incomodas imágenes, vivimos en la era de la tecnología donde nada puede ser olvidado.

1. Jennifer Lawrence


Antes de ser ganadora del Oscar y una de las actrices mejores pagadas del mundo del espectáculo, Jennifer Lawrence tuvo roles secundarios en diferentes series de televisión y películas de bajo presupuesto.

Una de ellas fue un spin-off para TV de la cinta Not Another Teen Movie. Y al parecer la producción era tan pero tan mala, que Comedy Central -la cadena que realizó la serie- decidió no sacarla al aire y quedarse sólo con el capítulo piloto.

Not Another High School Show era una parodia a programas de adolescentes como Buffy, la cazavampiros y Dawson’s Creek, y en ella Lawrence tuvo una pequeña participación como Amy, una de las estudiantes de la secundaria y compañera del personaje de Alison Brie.

En 2013, cuando ya estaba camino a convertirse en una estrella, protagonizó un comercial para el programa de MTV My Super Sweet 16. En él se le ve celebrando su cumpleaños 16 junto a su familia cuando una bola cae desde el cielo hasta su torta.

2. Aaron Paul

Gracias a su rol en Breaking Bad, Aaron Paul pasó a la historia de la televisión como uno de los grandes actores de la pantalla chica. Sin embargo, mucho antes de eso probó suerte adivinando el precio de diferentes productos en un programa de concursos.

Paul fue participante del popular espacio estadounidense The Price is Right, pero no fue cualquier concursante, sino que uno de los más entusiastas que ha tenido el espacio.

Desde el momento en que fue elegido, se mostró eufórico, saludando a todo el mundo y gritando. Incluso tras perder el concurso, el joven muestra una efusiva reacción.

Años después, específicamente en 2013, el actor recordó dicho episodio en una entrevista con CBS donde señaló que había tomado seis latas de una bebida energética. “Sabía que querían a personas con energía. Funcionó, pero no me podía sentar tranquilo. No fue nada saludable”, reconoció.

3. Jennifer Connelly

Jennifer Connelly es una de las grandes actrices de Hollywood con bajo perfil. No sólo ganó un premio Oscar por su interpretación de la esposa de John Nash en Una Mente Brillante, sino que también ha trabajado con las más importantes figuras del cine.

Desde pequeña sus padres vieron talento en ella, por lo que impulsaron su carrera como modelo, la que tuvo una gran aceptación en Japón. Fue allí donde también tuvo uno de sus trabajos más peculiares.

Jennifer no sólo probó suerte en la música, sino que también grabó un single para un comercial de electrodomésticos japoneses. En 1985 se lanzó Ai no monólogo (monólogo de amor), un tema que se convirtió rápidamente en un éxito.

El comercial pudo haber quedado en el olvido, si el animador Stephen Colbert no lo hubiese mostrado en su programa de conversación en noviembre del año pasado. Al recordar las imágenes, la actriz no pudo dejar de reír.

4. Jon Hamm

Jon Hamm tiene una larga trayectoria en el mundo del espectáculo, pero lo que pocos saben es que también buscó el amor en televisión.

El protagonista de Mad Men participó en un dating show llamado The Big Date en 1995, donde competía con hombres por conquistar a una mujer. En ese tiempo llevaba el cabello más largo y una sonrisa que asustaba un tanto.

Pero su look poco lo ayudó. En el programa confesó que tenía una adoración secreta por los pies, por lo que su cita perfecta terminaría con un masaje allí. A pesar de sus esfuerzos por seducir a la joven protagonista del espacio, no logró avanzar en el concurso.

¿Vivirías en una "casita" de estas?







Locura total: El increíble caso del hombre que construyó un "buldozer" para destruir su ciudad


4 de junio del 2004. Una vez entró en la cabina y cerró la tapa sabía que jamás iba a salir de ahí con vida. Marvin Heemeyer estaba listo para iniciar el plan que llevaba trazando un año y medio. Había construido el buldócer definitivo, blindado con chapa antibalas, cámaras de vídeo, refrigeración interna para sobrevivir en el calor de la batalla, fusiles, semiautomáticas y rifles de largo alcance modificados… Una máquina de destrucción total con la que arrasaría el pueblo que a su ojos se había corrompido por la política.

Lo curioso es que antes de que esa fecha llegara y el pueblo de Granby (Colorado) se convirtiera en lo más parecido a una batalla de los Transformers, Marvin Heemeyer era un tipo al que todos reconocían como afable en el trato, un hombre honrado y amable que por alguna razón quebró en algún punto. Por eso y antes de relatar las horas que transcurrieron después de cerrar la escotilla de su máquina, tenemos que retroceder en el tiempo.

Marvin Heemeyer vivía en Grand Lake (Colorado), a 26 kilómetros de distancia de Grandby. El hombre se había enamorado del estado en el momento en el que fue destinado cuando pertenecía a la Air Force estadounidense. Tras terminar su servicio e instalarse en la comunidad a principios de los 90, Marvin abrió una pequeña cadena de tiendas de silenciadores y componentes de coche en la zona. Pasado un tiempo comenzó a arrendar algunas de las tiendas a terceros, aunque nuestro hombre se quedaría con una, precisamente la que se encontraba en Granby, con la que pensaba retirarse tranquilamente.

Fue una época donde nuestro protagonista se involucró en la comunidad, también en la política, “un hombre agradable que haría lo imposible por la comunidad” decían los vecinos; “se desvivía por cualquier persona”, contaría si hermano Ken Heemeyer. Aún así, siempre hubo quién estaba más familiarizado con la otra cara de Heemeyer, un lado donde se mostraba el temperamento volátil del hombre.

El hombre denuncia la situación y muchos empiezan a sospechar en la zona que existe un negocio turbio entre la empresa privada y el consejo de la ciudad, de otra forma no se entendía lo que le estaba ocurriendo a Marvin

Una cara que mostró en varios episodios públicos. Por ejemplo cuando estuvo a punto de llegar a los puños con un periodista (y un periódico) que se oponía a la construcción de un casino en la zona (Marvin era defensor de la propuesta), o quizá aún más extremo, cuando amenazó de muerte a un cliente que se negó a pagar la reparación de un silenciador defectuoso. Una disputa donde el cliente acabó pagando a través de un intermediario por miedo.

A finales de los 90 la familia Docheff se acerca a Marvin con la idea de comprarle el único taller de silenciadores que le quedaba. La idea era construir sobre el terreno una planta mezcladora. Por la razón que fuera (probablemente por intereses de terceros) se hizo público que Heemeyer había comprado el terreno en 1992 por 42 mil dólares de la época. El hombre aceptó la oferta de la familia Docheff para la venta del mismo por 250 mil dólares, pero el acuerdo se vino abajo cuando Marvin acaba elevando la cifra hasta los 375 mil dólares.

¿Qué hicieron los Docheff? Se cansaron de las dudas de Heemeyer y acudieron al ayuntamiento de Granby tratando de volver a zonificar las tierras circundantes al taller de silenciadores de nuestro hombre. Como podemos imaginar, bajo este nuevo escenario con el proceso de re-zonificación, Heemeyer está totalmente involucrado desde el primer momento, asistiendo a todas las reuniones de la ciudad con las que aparentemente mantendrá sus interesas protegidos.

Ocurre que en 2001 la comisión de la ciudad y los sindicatos aprueban la solicitud de cambio de zonificación. Todo bien, si no fuera porque el plan incluye que la planta de hormigón corte la única vía de entrada para el taller de silenciadores de nuestro hombre. Y es que Heemeyer había utilizado la propiedad adyacente como una manera de llegar a su taller, el nuevo plan bloqueaba esa entrada. No sólo eso, a Heemeyer se le junta que la ciudad le multa con 2.500 dólares por exceso de basura o chatarra en los alrededores de su taller y por no tener conectada su tienda a la línea de alcantarillado.

Un cúmulo de adversidades con las que Marvin no se rinde. Lo primero que hace es acudir a la comunidad. Una serie de acciones y peticiones de ayuda vecinal con las que promover su defensa y lo que el hombre veía como sus derechos legítimos. También apela la decisión de la comisión de zonificación. Finalmente reúne las firmas necesarias de los vecinos de la ciudad para una petición oficial en contra de la creación de la planta.

Heemeyer vende el local a una empresa de basura pero les pide a cambio un año y medio para desocuparla, cree que tiene el tiempo suficiente para comenzar y terminar su nuevo proyecto.

Insólito: En España multan a un niño de 19 meses por tirar a la calle un papel (que ni siquiera tocó...)

El insólito caso ocurrió el mes pasado en la ciudad de Madrid, y lo cuenta Esteban, abuelo del niño "infractor", al periódico local ABC.

La familia recibió la desagradable noticia el pasado 31 de mayo y por correo, ya que la multa no fue puesta "in fraganti", dado que -según el testimonio- no hubo tal infracción.

De acuerdo al relato de la madre del pequeño, ella lo llevó a un consultorio médico sito en la calle Ventura Rodríguez, y al salir de allí concurrió a una farmacia para comprar los medicamentos que le prescribieron.

Una vez hecho esto, arrojó la receta "rota y dentro de una bolsa de plástico" a una papelera. "Por la noche, esa zona -próxima a la plaza de los cubos, en el distrito de Moncloa- se llena de drogodependientes que rebuscan en las bolsas y vierten sus contenidos fuera", afirma la mujer.

Así, el inspector halló luego el papel en la acera y la utilizó como prueba para sancionar al pequeño por una "deficiente presentación de los residuos ocasionando suciedad en los espacios públicos".

La madre del chico interpuso una denuncia ante la Fiscalía Provincial de Madrid contra el Consistorio, donde detalla que "en el buzón no aparece su nombre, ni en las recetas pone su domicilio, pero sí en el Padrón Municipal, por lo que sabían perfectamente que estaban imputando una infracción a un niño que ni siquiera habla".

La actitud de los inspectores municipales en Madrid en los últimos años ha sido polémica, especialmente desde la sanción de una norma en 2009, que los transformó virtualmente en espías.

El Consistorio envió a varios centenares de inspectores a hurgar en las basuras que los madrileños depositaban en los tachos de sus edificios para examinar si los vecinos reciclaban correctamente. Con el objetivo de que ningún inquilino pudiera resistirse al examen, se otorgó a los inspectores la categoría de agentes de la autoridad.

Eso les permitía acceder sin previo aviso a las instalaciones en las que se desarrollaban actividades reguladas en la ordenanza de basuras para inspeccionar el contenido de las bolsas de basura y del resto de contenedores de residuos. El goteo de sanciones, de entre 100 y 150 euros, saturó los juzgados de recursos judiciales.

Un año después, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid dejó sin efecto los artículos que permitían semejante práctica, señalando que "la bolsa de basura que cada vecino deposita en el contenedor de su edificio es suya hasta que la sacan a la calle, quedando prohibido que ningún inspector municipal puede abrirla con ningún fin".



El extraño comercial japonés que anticipa la victoria de Donald Trump

Japón es sin lugar a dudas la meca de la cultura popular a nivel mundial, con diversas representaciones de la singular visión del mundo del país oriental que han invadido occidente, en lo que calificaría como una de las invasiones estéticas más efectivas de la historia.

Sin ir más lejos, el submundo de las animaciones ha sido monopolizado los últimos 30 años por la influyente isla, la cual supo forjar a través de los siglos un verdadero imperio en base a un ejército implacable y la astucia de sus milenarios comerciantes.

Mucho antes de la llegada de Internet y las redes sociales, las cuales lograron reducir las distancias culturales entre naciones y permitieron a personas situadas literalmente en un mundo aparte, poder disfrutar de los mismos contenidos en simultáneo.

Creaciones como Transformers, Power Rangers, Tamagotchi y Pokémon marcaron a fuego a generaciones enteras, fascinadas por los colores de propuestas visuales que se encontraban a años luz de productos contemporáneos desarrollados desde occidente.

Corrientes como el manga, JPop, la influencia de barrios como Harajuku y Shibuya, y el arte contemporáneo japonés, son seguidas por personas de todo el mundo que se sienten atraídas por lo diferente.

Fue justamente esta peculiar perspectiva del mundo la que llevó al youtuber Mike Diva a crear un comercial que anticipa el triunfo del candidato republicano en las inminentes elecciones presidenciales de los Estados Unidos.

El video comienza en la habitación de una joven japonesa, al parecer una verdadera seguidora del controvertido magnate donde se puede ver, a través de las noticias en su televisión, que el conservador gana las elecciones, lo que lleva a la simpática adolescente de pelo azulado en un viaje lisérgico repleto de bosques con árboles cuyas copas tienen pequeñas cabezas de Trump en vez de flores.

En definitiva, las palabras no son suficientes para describir una sucesión de imágenes que hablan por sí solas.

El producto no es más que una creativa manera de explorar los miedos de todo un planeta al que le cuesta digerir un futuro con Donald Trump al frente del país y, sobre todo, del ejército más poderoso del mundo.

Humor igual







¿Arte o delito? Fotografía en secreto a sus vecinos durante un año

El fotógrafo neoyorquino Arne Svenson ha estado captando en secreto a lo largo de un año todo lo que sucedía frente a las ventanas de su apartamento de Manhattan (Nueva York, EE.UU.). Hay personas que califican el resultado de obra de arte, mientras que otras, incluidos algunos de los vecinos pillados in fraganti, han llegado a interponer demandas contra Svenson.

Svenson explica que la idea surgió hace seis años, cuando se topó con un teleobjetivo. Un amigo suyo había utilizado ese aparato para observar aves.


Al percibir los rituales de sus vecinos, el fotógrafo captaba sombras, siluetas, perfiles, espaldas, pies. "Pero nada más", indica.

"Los vecinos, por supuesto, no sabían que los estaba fotografiando. Evitaba especialmente los ángulos desde los que se les pudiera reconocer", afirma Svenson.

"Al fin y al cabo, yo los veía no como seres humanos, sino como representaciones abstractas de la humanidad. De todos nosotros", cuenta.

"La estructura en cuadrículas de las ventanas enmarcan las actividades de los vecinos formando imágenes que son desconcertantes, entrañables, teatrales y a menudo parecen imitar una historia de arte, desde Delacroix a Vermeer", afirma el fotógrafo.

La exposición 'Vecinos' abrió sus puertas en Nueva York en mayo de 2013 y enseguida atrajo la atención de multitud de medios de comunicación.

Uno de los protagonistas presentó una demanda alegando una violación de privacidad. "El proceso ha durado 2 años. La corte se ha puesto de mi parte basando su decisión en la Primera Enmienda de la Constitución de EE.UU., que garantiza a todo ciudadano la libertad de creación", explica Svenson.



¿Qué significa el "Fi" de "WiFi"?

Muchas personas se han interesado por un curioso debate que pasa por encontrar el significado del término Wi-Fi, si proviene de una abreviatura de palabras o cuál es su origen exacto. De manera generalizada creemos que “Wi” es la abreviatura de Wireless mientras que tenemos bastantes dudas sobre el origen de “Fi”, que parece que vendría por “Fidelity”. ¿Es esto cierto? ¿Cuál es el origen de uno de los términos más populares del momento?

A lo largo del día podemos repetir la palabra Wi-Fi unas cuantas veces sin llegar a ser conscientes de ello. ¿Estás conectado al Wi-Fi? ¿Tenéis Wi-Fi? ¡Qué lento funciona el Wi-Fi!… y así sucesivamente. Pese a ello, no tenemos demasiado claro el significado de este término y hemos terminado por asumir algunas cosas como reales cuando en realidad no tienen ninguna base probada.

Ha habido mucha discusión y muchos se han aventurado a dar una explicación al término Wi-Fi. Por ello, la creencia generalizada es que es la abreviatura de “Wireless Fidelity” aunque la realidad es que el término no surgió como una abreviatura de nada. La creación de la palabra nunca busca abreviar nada aunque sí que es cierto que jugó con el término Hi-Fi.

Tal y como podemos leer en la Webopedia, la Wi-Fi Alliance registró el término y el logo como un marca y nunca buscaron que significara nada ni que fuera una abreviatura de nada. El término se empezó a usar comercialmente en 1999 para simplificar el nombre “IEEE 802.11b Direct Sequence”. Interbrand fue la empresa responsable de acuñar el término y definir la marca.

Wi-Fi no es Wireless Fidelity
Si nos fijamos en muchos de los trabajos de esta compañía, tenemos varios formados por sonidos o combinaciones de palabras para crear un nuevo término sin que realmente terminen de significar nada en concreto. La propuesta de llamarlo Wi-Fi está relacionado con la forma en que se creó Hi-Fi que sí que es una abreviatura de dos términos.

En aquel momento, la Wi-Fi Alliance buscaba popularizar el uso de las redes inalámbricas en los hogares para la transferencia de audio y vídeo. La mejor forma pareció en aquel entonces buscar algo de complicidad con la palabra Hi-Fi aunque no tuvieran ninguna relación. Hoy, muchos años después, sigue existiendo controversia sobre el término.

Sin embargo, tenemos que culpar también a la Wi-Fi Alliance por incluir la frase “The Standard for Wireless Fidelity” un poco más tarde junto con el nombre en un intento desesperado por darle sentido al término. Sin embargo, en menos de un año se retiró esta frase pero ha seguido calando entre la sociedad.

Por todo ello, podemos concluir que ni “Wi” ni “Fi” tienen un significado ni son la abreviatura de nada. Wi-Fi es un término completo que debemos utilizar así y no buscar más donde no hay nada que rascar. Sin embargo, el debate volverá con el término Li-Fi que si abrevia las palabras “Light Fidelity”.




9 alimentos que no debes consumir antes del sexo

Sí, los alimentos que ingieres horas antes de hacer el amor deben ser lo más livianos posibles para que, otro problema, no te huela el aliento más de la cuenta, otra cosa bastante desagradable.

Enumeramos una serie de comidas y alimentos que debes evitar sí o sí para que esa cita romántica no pierde nada de interés. ¡Mucha atención!


Chocolate 

Aunque nos han dicho que el chocolate es un alimento afrodisiaco que contribuye a liberar endorfinas y que es perfecto para toda cita romántica, los expertos en nutrición aseguran que tiene una doble función que puede llegar a ser contradictoria. El chocolate contiene anandamida y feniletilamina, dos compuestos químicos invisibles que afectar más a la mujer que al hombre y que reducen, de forma temporal, su deseo sexual y la líbido.

Quesos 

¿Te gusta un queso curado con un poquito de vino para cenar? Si después vas a tener relaciones sexuales, no es la mejor idea para mantener un clima íntimo y con el mayor erotismo posible. En concreto, este tipo de lácteos provocan un gran número de gases. Además, si se trata de un queso fuerte (un roquefort, queso azul o por el estilo), tu mal aliento va a ser el protagonista de la cita. ¡Ya sabes lo que tienes que evitar sí o sí! Donde esté un queso fresco en la ensalada…

Papas fritas

 ¿Qué? ¿Y si quiero tener una cena low cost en una hamburguesería acompañándola con unas patatas fritas? Pues nuestra recomendación es que no deberías. ¿Cuál es el motivo? Su alto nivel de sal provoca que el hombre tenga problemas de erección, es decir, que se pueda retardar más de la cuenta. Si tu pareja tiene la presión arterial, deberíais evitarlo a toda costa. Como dice el refrán, mejor prevenir que lamentar…

Tónica 

Una de las bebidas que se han puesto más de moda en los últimos años es el gintonic. Sí, queda muy bien ir a un local cool y pedirte uno cuando vas con tus amigos. Pues si te tomas uno y luego tienes pensado tener sexo con tu pareja, amigovio o persona no calificada, debes tener en cuenta que no es lo mejor que puedes hacer. La tónica contiene un elemento llamado quinina, la cual se encarga de alterar los niveles de testosterona, algo que puede afectar al rendimiento del hombre en la cama.

Bebidas energéticas 

¿Te gusta tomar bebidas energéticas como Red Bull o Burn para que te den energía para el resto del día o de la noche si se te hace muy larga? Si pretendes acabar con alguien en la cama, puede amargarte. ¿Por qué? Este tipo de productos te dan un ‘subidón’ prácticamente inmediato en el momento en el que te las tomas pero que cuando pasan los minutos pueden pasarte factura, especialmente en el sexo, dando lugar a los conocidos ‘gatillazos’.