jueves, 7 de julio de 2016

La emocionante carta de "la señora de al lado" a la "Chica del bañador verde"

Con el verano ha llegado el calor, la época de playa y piscina. Quitarte la ropa y enseñar tu cuerpo puede parecer algo normal. Sin embargo, miles de personas no se encuentran a gusto con su cuerpo y tienen dificultades para quedarse en traje de baño con naturalidad. Una situación que Jessica Gómez vio en primera persona y ha reflejado en un post de Facebook dedicado a una adolescente acomplejada por su cuerpo, pero que en realidad vale para cualquier persona. La autora Jessica Gómez le dedica un emotivo texto a la joven a la que anima a quererse a sí misma.

En declaraciones a FCINCO, la autora afirma que se trata de una historia real. "Fui con mis hijos a Xivares (que es nuestra playa favorita del mundo) y ella estaba allí, con sus amigos y su amiga de la melena. Todo lo que escribí, lo pensé realmente al verla. Quizá porque me veía a mí misma años atrás. Escribir la carta quizás era mi manera de recordármelo a mí misma para, algún día, decírselo a mi hija y también a mi hijo".Sobre el impacto y la respuesta de los usuarios en Facebook, Jessica Gómez nos cuenta que "sabía que muchas personas se iban a sentir identificadas. 


QUERIDA CHICA DEL BAÑADOR VERDE:

Soy la mujer que está en la toalla de al lado. La que ha venido con un niño y una niña.

Primero que nada, decirte que estoy pasando un rato muy agradable junto a ti y tu grupo de amigos, en este trocito de tiempo en el que nuestros espacios se rozan y vuestras risas, vuestra conversación ‘transcendental’ y la música de vuestro equipo me invaden el aire.

¿Sabes? He alucinado un poco al darme cuenta de que no sé en qué momento de mi vida he pasado de estar ahí a estar aquí: de ser la chica a ser “la señora de al lado”, de ser la que va con los amigos a ser la que va con los niños.

Pero no te escribo por nada de eso. Te escribo porque me gustaría decirte que me he fijado en ti. Te he visto, y no he podido evitar verte.

Te he visto ser la última en quitarte la ropa.

Te he visto ponerte detrás de todo el grupo, disimuladamente, y quitarte la camiseta cuando creías que nadie te miraba. Pero yo te vi. No te miraba, pero te vi.

Te he visto sentarte en la toalla en una cuidada postura, tapando tu vientre con los brazos.

Te he visto meterte el pelo tras la oreja agachando la cabeza para alcanzarla, quizá por no mover los brazos de su estudiadísima posición casual.

Te he visto ponerte en pie para ir a bañarte y tragar saliva nerviosa por tener que esperar así, de pie, expuesta, a tu amiga, y usar una vez más tus brazos como pareo para taparte: tus estrías, tu flaccidez, tu celulitis.

Te vi agobiada por no poder taparlo todo a la vez mientras te ibas alejando del grupo tan disimuladamente como antes lo hiciste para quitarte la camiseta.

No sé si tenía algo que ver, en tu descontento contigo misma, que la amiga a quien tú esperabas se soltaba su larguísima melena sobre una espalda a la que sólo le faltaban unas alas de Victoria’s Secret. Y mientras tanto tú ahí, mirando al suelo. Buscando un escondite en ti misma, de ti misma.

Y me gustaría poder decirte tantas cosas, querida chica del bañador verde… Puede que porque yo, antes de ser la mujer que viene con los niños, he estado ahí, en tu toalla.

Me gustaría poder decirte que, en realidad, he estado en tu toalla y en la de tu amiga. He sido tú y he sido ella. Y ahora no soy ninguna de las dos –o acaso soy ambas aún- así que, si pudiera dar marcha atrás, elegiría simplemente disfrutar en lugar de preocuparme -o vanagloriarme- por cosas como en cuál de las dos toallas, la suya o la tuya, prefiero estar.

Quisiera poder decirte que he visto que llevas un libro en tu bolsa, y que cualquier vientre que ahora tenga tus dieciséis años perderá, probablemente, su tersura mucho antes de que tú pierdas la cabeza.

Me gustaría poder decirte que tienes una preciosa sonrisa, y que es una pena que estés tan ocupada en ocultarte que no te quede tiempo para sonreír más.

Me gustaría poder decirte que ese cuerpo del que pareces avergonzarte es bello sólo por ser joven. ¡Qué coño! Es bello sólo por estar vivo. Por ser envoltorio y transporte de quien en realidad eres y poder acompañarte en cuanto haces.

Me encantaría decirte que ojalá te vieras con los ojos de una mujer de treinta y pico porque quizás entonces te darías cuenta de lo mucho que mereces ser querida, incluso por ti misma.

Me gustaría poder decirte que la persona que algún día te quiera de verdad no amará a la persona que eres a pesar de tu cuerpo, sino que adorará tu cuerpo: cada curva, cada hoyito, cada línea, cada lunar. Adorará el mapa, único y precioso, que dibuja tu cuerpo y, si no lo hace, si no te ama así, entonces no merece que le ames.

Me gustaría poder decirte que –créeme, créeme, créeme- eres perfecta como eres: sublime en tu imperfección.

Pero, ¿qué te voy a decir yo, si sólo soy la mujer de al lado?

Aunque, ¿sabes qué? Que he venido con mi hija. Es la del bañador rosa, la que juega en el río y se está untando en arena. Hoy sólo le ha preocupado si el agua estaría muy fría.

A ti no te puedo decir nada, querida chica del bañador verde…

Pero todo, TODO, se lo voy a decir a ella.

Y todo, TODO, se lo diré a mi hijo también.

Porque así es como todos merecemos ser queridos.

Y así es como todos deberíamos querer.





Tu cerebro te engaña porque esto NO es un espiral...y otras imágenes divertidas







Grandes genios de la historia a los que les encantaba trabajar en la cama

Mark Twain
Hubo escritores, estadistas, inventores y hasta pintores que trabajaron en la cama por enfermedad, por hábito o capricho. Si trabajas en casa podrías intentarlo, ¿por qué no? Basta un buen soporte para colocar el portátil o los papeles o lo que sea que necesites. Si eres artista de fin de semana, igual podrías convencer a tu pareja:

Cariño, esta semana empiezo [acabo] la novela ... si me dejas que lo pase en la cama.
LEONARDO DA VINCI
Al genio italiano le gustaba meditar en la cama en las primeras horas de la mañana. Escribió en su Cuaderno de notas: «He experimentado que es de grandísima utilidad, estando en la cama a oscuras, reparar y considerar con la imaginación los contornos de las formas que se estudiaron u otras cosas de especulación delicada».

A diferencia de muchos de nosotros, que lo primero que hacemos es echar un vistazo a las redes sociales.

MARK TWAIN
Twain escribió prácticamente toda su obra literaria en la cama. Entre otras, es autor de una de las primeras historias de viajes en el tiempo: Un yanki en la corte del rey Arturo. Una historia que quizá comenzó con un sueño, de esos que si sales de la cama, olvidas por completo.

SCOTT FITZGERALD
Scott Fitzgerald, con una salud precaria en sus últimos años, quiso concluir la redacción de El último magnate en la cama. Cada día pasaba cinco horas escribiendo sobre una mesita, con la espalda entre almohadones. Fue un ataque al corazón, y no la cama, lo que impidió a Fitzgerald terminar su obra.

ROBERT LOUIS STEVENSON
Stevenson paseaba para despejar la mente, pero a menudo trabajaba en la cama. Tres días pasó en ella para escribir El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde, a razón de 10.000 palabras diarias. Todo comenzó cuando la esposa de Stevenson consideró que el primer borrador era flojo. Stevenson quemó el manuscrito, se metió en la cama y comenzó Dr. Jekyll y Mr. Hyde desde cero.

EL CARDENAL RICHELIEU
El villano en las películas de mosqueteros dirigía Francia desde la cama. Solo salía de ella para pasear por el palacio y hablar con el rey y gobernantes de otros países.

MARCEL PROUST
Proust parecía sentir alergia al mundo. Reescribió En busca del tiempo perdido en la cama con una bolsa de agua caliente en los pies, en una habitación revestida de corcho. Tenía una docena de bolígrafos; si alguno se caía, no lo recogía.
Frida Kahlo

JUAN CARLOS ONETTI
Cuenta la leyenda que el escritor uruguayo pasó doce años sin salir de la cama en su piso en Madrid. Según Dorotea Muhr, viuda de Onetti, es un mito, pero reconoce que el escritor, achacoso en sus últimos años, escribía en la cama.

WINSTON CHURCHILL
Churchill dictaba cartas, manejaba papeles oficiales y gobernaba Inglaterra desde la cama. No le fue mal: impidió que Hitler, que apenas dormía, invadiera el país.

FRIDA KAHLO
Pasó gran parte de su vida en la cama. A los seis años tuvo poliomielitis. A los diecinueve, un tranvía la atropelló y le rompió la columna vertebral, las costillas, la pelvis y la pierna derecha. Pasó dos semanas en coma y un año de convalecencia. Durante todo este tiempo paso por treinta y dos operaciones.

«Nunca pensé en la pintura hasta que tuve que guardar cama a causa de un accidente automovilístico», dijo años más tarde. «Me aburría muchísimo en la cama […] y decidí hacer algo».

Así comenzó Frida a pintar. Primero, sus corsés; luego, sus ropas y más tarde, otros temas. Lienzos pequeños porque podía manejarlos mejor en la cama.

Tras repasar a estos personajes históricos, parece claro que la cama avivó la creatividad de algunos artistas y la mente de hombres de estado. Sin embargo, la Universidad de Harvard desaconseja trabajar en la cama porque rompe la asociación dormitorio-sueño y dificulta el descanso nocturno. 

De todas maneras, habrá que probarlo.


No publiques tu fotos de vacaciones (otros ya las publicaron antes...)

No hay cosa mas tediosa que alguien que ha regresado de sus vacaciones, saque su teléfono para mostrarte las maravillosas fotos que tomó en su descanso. Cada imagen es acompañada de una reseña que a ti te importa menos que la vida de los suricatas subterráneos del ártico (WTF!), pero igual, por cortesía,  tienes que poner cara de interés y mirar 10 veces la misma foto ("esta es de un ángulo diferente"). 

Sin embargo, gracias a Internet, esto puede empezar a cambiar, porque cuando alguien te vaya a mostrar una foto, simplemente le respondes que ya la viste, y lo dejarás al otro con cara de sorpresa, imaginando cuándo le sustrajiste el teléfono para verlas...

Es que en tiempos de cámaras hasta en los despertadores, todo parece que ya ha sido visto...para que lo corrobores aquí te dejo unas cuantas muestras de lo poco originales que somos al momento de fotografiar nuestras vacaciones o nuestro día a día, pero si igual quieres repetir, te damos varias ideas:

Cuando llegues a la playa, haz una foto de la espuma mojando tus pies en la orilla. Ni siquiera tienes que ponerte el bañador y parecerá muy natural.

Cuando ganes un premio deportivo, aunque sea en las fiestas de tu barrio o algo aún menos relevante, hazte una foto mordiendo la medalla o el trofeo. Sí, como Rafa Nadal.

Si visitas alguna ciudad turística, puedes situarte lejos de los edificios y monumentos de manera que estos parezcan más pequeños y simular que los estás sujetando. Verás qué risa.

Salta y pide a alguien que dispare justo cuando estás en el aire. Mejor aún si lo hacen varias personas. ¡Foto original asegurada!

Modulín, el impresionante sintetizador artesanal y la caja de música de madera

El artista e inventor Martin Molin construyó una caja de música de diseño personalizado y un sintetizador modular con sonido de violín.

El modulin, tal el nombre del extraño aparato,  fue llamado así porque es un sintetizador modular que suena como como un violín. Al menos eso es lo que dice Molin. Lo vi y pensé que era un cruce entre un acordeón y un theremin. La caja de música utiliza una alimentación de papel como una pianola. Molin espera un día sincroniza la caja de música y la máquina de canicasl para que puedan tocar alguna pieza juntos! 

Tal vez recuerdes que Molin ganó popularidad a principios de este año con otra invención increíble, una caja de música hecha a mano que funciona con 2,000 canicas. ¿Lo recuerdas? Lo puedes ver aquí.


Mientras tanto asómbrate con esta nueva y genial creación:

12 beneficios de tomar agua con limón cada mañana

¿Sientes como si estuvieras caminando por la vida en una neblina turbia? Probablemente todo el tiempo te sientes débil y cansado desde el momento que te levantas de la cama por la mañana. A veces dejamos que nuestro cuerpo se “rompa” hasta el punto en que simplemente debemos hacer algo diferente con el fin de recuperar la salud perdida. Si está buscando una manera sencilla de mejorar tu salud y tu nivel de vida, sigue leyendo:

¿Sabías que? Beber agua de limón en la primera hora de la mañana actúa como un agente de limpieza para todo el sistema. Aquí te presentamos 12 beneficios importantes que tendrás en tu cuerpo si lo haces:
  • 1. Ayuda a la digestión Los jugos del estómago y el jugo de limón son muy similares entre sí. El consumo de jugo de limón a primera hora de la mañana ayuda a aflojar y eliminar las toxinas que llenan tu tracto digestivo. También te ayudará a tener mejores movimientos intestinales por la mañana, mientras que se hidrata tu colon y estimulando la producción de bilis. Así que si tienes problemas de acidez, indigestión o hinchazón esta es una gran solución.
  • 2. Tendrás un sistema inmune alto El jugo de limón tiene un alto contenido de vitamina C; esta importante vitamina ayuda a luchar contra la aparición estacional de la gripa y el resfriado. Los limones también ayudan al cuerpo a absorber más hierro de los diversos alimentos que consumimos.
  • 3. Hidratación La deshidratación puede ser dolorosa y mortal. La mayoría de las personas llegan a este estado ya que no beben suficiente agua. Beber agua de limón durante todo el día te mantendrá hidratado.
  • 4. Energía Beber un vaso de agua de limón antes del desayuno te dará un impulso instantáneo de energía.
  • 5. Rejuvenece la piel Los radicales libres son la causa de las arrugas y el envejecimiento de la piel. Los limones contienen antioxidantes que detienen este daño de los radicales libres. La vitamina C en los limones ayuda a su piel a mantener su elasticidad, lo que evita la formación de arrugas. Esto también ayuda a disminuir manchas antiestéticas en la piel.
  • 6. Reduce la inflamación El ácido úrico se acumula en el cuerpo y causa inflamación. El jugo de limón elimina el ácido úrico y mejora tus articulaciones.
  • 7. Ayuda en la pérdida de peso No, el agua de limón no es una bebida milagrosa cuando se trata de perder peso. Lo que pasa es que combate los antojos de alimentos, aumenta tu metabolismo y hace que te sientas lleno.
  • 8. Alcaliniza tu estómago Los limones son muy amargos, pero son uno de los mejores alimentos alcalinizantes en nuestro planeta. Un exceso de ácido puede causar una serie de problemas de salud por la inflamación como la enfermedad de Alzheimer, obesidad, cáncer y diabetes entre otros. El agua de limón neutraliza estos ácidos.
  • 9. Saneamiento y depuración Como ya lo habíamos mencionado el agua de limón elimina las toxinas que se acumulan en su cuerpo. Estas toxinas pueden causar mucho daño a las células, los tejidos y todos los órganos del cuerpo. El jugo de limón es un diurético que ayuda a mantener tu tracto urinario libre de toxinas, mientras que el cambio en los niveles de pH detendrá el crecimiento bacteriano.
  • 10. Propiedades antivirales y antibacterianas Los limones tienen propiedades antivirales y antibacterianas que ayudan a luchar contra los dolores de garganta, resfriado común y la gripe. Si bebe agua de limón todos los días, evitarás estas enfermedades en absoluto.
  • 11. Refresca tu aliento Aunque el ácido cítrico puede erosionar el esmalte de los dientes, beber agua de limón no tiene el mismo efecto, de hecho el agua de limón ayuda a combatir las bacterias de la boca desagradables que te hacen tener mal aliento.
  • 12. Mejorará tu cerebro El jugo de limón contiene altos niveles de magnesio y potasio, que son maravillosos para los nervios y la salud del cerebro, también ayuda a combatir la depresión y a combatir el estrés.


"Las versiones Españolas", nuevo video de Marcelo Andrea.

Marcelo Andrea, es un representante del Electro Pop en Argentina de quien ya habíamos hablado y escuchado algunos de sus trabajos en este post de Adictamente. Se trata de un dúo donde  Liliana Herrera se encarga de los sintetizadores y teclados y Marcelo Andrea en Voz.


El dúo vuelve ahora con un nuevo trabajo. Se trata del video oficial del tema "Las versiones Españolas" que ha si grabado en La Plata, Buenos Aires, y lanzado el pasado 3 de julio.

Escucha a continuación el novedoso trabajo de Marcelo Andrea (Expreso Maniquí). Si quieres conocer más de su trabajo, puedes visitar su canal de youtube, donde encontrarás otros videos así como un backstage de la grabación del tema que te presentamos hoy:

Megaupload vuelve y regala 100GB de almacenamiento en la nube...(o no...)

Desde que a inicios de 2012 Megaupload cerrara y Kim Dotcom fuera enjuiciado el emprendedor de Internet ha intentado repetir su éxito y no lo ha logrado. Lo intentó con “Mega” y falló, pero ahora se prepara a lanzar un nuevo servicio, con el que promete regalar 100 GB de almacenamiento en la nube a todos sus usuarios y otras bondades.

Dotcom todavía no tiene un nombre para su próxima aventura y negocio en Internet, pero asegura que además de los 100 GB de almacenamiento gratuito para cada usuario también contará con cifrado en tiempo real, ningún límite de transferencias y sincronización con todos los dispositivos del usuario. Básicamente atacando a las dos características más criticadas de otros servicios, como su ex-emprendimiento, Mega, que tuvo que abandonar por diferencias con sus socios.

En una entrevista con Torrent Freak asegura que la plataforma está en desarrollo, y en su perfil en Twitter menciona el hashtag “#5thRaidAnniversary”, lo que podría significar que el lanzamiento del servicio se llevaría a cabo en el quinto aniversario de la redada de su mansión, o lo que es lo mismo, el 20 de enero de 2017.

Lamentablemente no podemos estar tan seguros de que cumplirá su promesa, sobre todo cuando en el pasado ha hablado de “crear su propio Internet” y hasta se ha declarado en bancarrota. Así que tendremos que esperar para ver qué pasa y si, de hacerse realidad, el servicio es tan bueno como suena.



Te lo advierto: ¡No entres a leer este post!


Vaya. Lo hiciste. ¡Después de que te pidiera específicamente que no hicieras clic en este artículo, no me hiciste caso y entraste!

Al hacerlo, caíste en uno de los trucos más viejos de la historia. Para obtener tu valioso clic empleamos un método de persuasión llamado “autoinconformismo estratégico”, comúnmente conocido como psicología inversa.

La psicología inversa es intentar que una persona adquiera una creencia o un comportamiento diciendo exactamente lo contrario de lo que queremos conseguir. Funciona porque no nos gusta que nos digan qué hacer, hasta tal punto que haremos algo que no queremos hacer o en lo que no creemos sólo para reafirmar nuestra autonomía, incluso aunque eso signifique hacer algo completamente irracional o en contra de nuestros intereses. Y somos tan tercos que ni siquiera seremos conscientes de lo que está pasando.

La mayoría de la gente piensa que este truco sólo se puede utilizar en niños, o prefiere relegar el concepto a los niveles más dudosos de la psicología popular. Pero el efecto es muy real, y es algo que podemos utilizar en nuestra vida diaria con un impacto sorprendentemente positivo. No funciona con todo el mundo, y ciertamente no funciona todo el tiempo; a veces incluso es contraproducente, pero cuando se utiliza correctamente y de manera responsable, puede servirnos para dirigir a las personas difíciles y ayudarnos a conseguir que la gente haga cosas por su propio bien.

¿Cómo es posible que algo así funcione? Cuando llevamos la contraria en estas situaciones, estamos tratando de restablecer nuestra libertad y autonomía. Este comportamiento puede ser muy flexible (hasta cierto punto), y puede tener sus raíces en nuestro pasado evolutivo.

Según Paul Nail, psicólogo de la Universidad de Central Arkansas, ser un grano en el culo tiene un propósito cuando se trata de aumentar nuestra propia posición social. Una persona molesta que está en la parte baja del tótem social puede perturbar la armonía de un grupo con la esperanza de atraer seguidores. Con el tiempo, esto podría ayudar a la persona elevar su orden jerárquico o incluso sustituir al actual líder.

Psicológicamente hablando, este impulso se debe a un fenómeno conocido como “reactancia”, un término acuñado por el psicólogo Jack Brehm en la década de 1960. La reactancia es esa desagradable sensación que tenemos cuando nuestra libertad de elegir se ve amenazada. A menudo esto nos impulsa a llevar la contraria y hacemos lo opuesto de lo que nos han dicho que tenemos que hacer. Como era de esperar, la psicología inversa funciona mejor en personas que son reticentes al cambio y generalmente molestas.

El psicólogo Jeff Greenberg de la Universidad de Arizona Tucson explica que “la libertad de elegir proporciona control, algo que la gente usa para hacer lo que le viene mejor”. Renunciar al control y no defender los derechos propios a veces puede ser perjudicial, por lo que nuestra tendencia a la reactancia puede ser producto de la evolución.

Los niños no pueden evitar caer en este método de persuasión. La reactancia es importante desde una perspectiva de desarrollo. El psicólogo austríaco Otto Rank observó hace más de un siglo que la voluntad de un niño emerge inicialmente como una contravoluntad: los niños aprenden la palabra “no” antes de aprender a decir “sí”. La oposición al control de los padres es la manera en la que los niños desarrollan su sentido de la individualidad, y también es cuando emerge por primera vez su sentido de la propia voluntad.

La psicología inversa se puede seguir utilizando hasta la edad adulta. En un estudio de 2011 coescrito por Paul Nail, 200 estudiantes universitarios fueron encuestados acerca de su uso de la psicología inversa y otras estrategias de influencia. Alrededor de dos tercios de los encuestados dijo que había utilizado la técnica de persuasión en su vida diaria y de manera periódica.

Pero ese mismo estudio demostró que no todas las formas de la psicología inversa son iguales. En algunos casos, los estudiantes universitarios la usaron para provocar una respuesta reconfortante. “Algunos estudiantes parecían menospreciarse a sí mismos delante de los amigos con la esperanza de obtener el apoyo social o el consuelo”, dice Nail. Es una manera extraña y engañosa de conseguir ese apoyo, pero bueno, funciona.

Cuando los adivinos leían el futuro en las arrugas de la frente.

Entre las formas más extravagantes de predecir el futuro está la llamada "metoposcopia", un arte creado hacia el siglo XVI y que consistía en adivinar lo que le iba a pasar a una persona leyendo las líneas de su frente. 


Según esta creencia, las arrugas de esta parte de la cara se podían leer igual que las líneas de la mano e incluso se podía encontrar una relación con los astros para describir la personalidad de una persona y cómo le iba a ir en la vida.

Un pequeño librito publicado en 1785 en Alemania por un tal Carl Ludwig Silbermann abundaba en el arte de la metoposcopia e incluía dos plantillas para leer la frente de las personas, una para hombres y otra para mujeres. El sistema, consiste en marcar con tinta las arrugas de la persona y luego poner encima la plantilla para ver qué valores corresponden a cada línea. Y la predicción es parecida a la que hace cualquier echador de cartas o lector de manos, un timo como otro cualquiera, solo que a partir de una parte insospechada del cuerpo.

Si te has quedado con ganas de más, en este PDF tienes fotos y algunas páginas del libro. No te olvides de leerlo frunciendo mucho el ceño.


Estas fotos son geniales y lo que no nos muestran es sorprendente







Comparación de posters de cine de las versiones originales y las nuevas versiones







Humor bíblico







Los superhéroes y algunos de sus (ridículos) trajes...

Ser superhéroe conlleva una gran responsabilidad (que se lo digan a Spiderman) y, en ocasiones, un traje ridículo. Y decimos “en ocasiones” porque, aunque normalmente vemos trajes ceñidos que sirven a la perfección para correr, huir o pelear, otras veces algunas indumentarias producen un nivel de vergüenza ajena digno de mención. De hecho, algunos superhéroes te dejarán con la boca abierta, y no precisamente por sus poderes sino por su torpeza (o la de sus sastres) con la aguja y el hilo.

El mismísimo hombre murciélago ha sufrido preocupantes mutaciones en su clásico traje negro y gris. Ahora que se han pasado las celebraciones del Orgullo Gay, es necesario recordar que Batman también tuvo un traje arcoíris. De hecho, desde los años 30 del siglo XX, cuando el personaje nació, Bruce Wayne ha tenido más cambios de ropa que un modelo durante un desfile. En ‘The Rainbow Batman’ (que también ha tenido versión televisiva), nuestro héroe justificaba tan chillón uniforme para que los malos se fijaran en él y evitaran hacer daño a Robin. ¿Suficiente excusa?

No obstante, no ha sido la única vez que esto ha sucedido. Batman también ha llevado tocados tan extravagantes como un sombrero de plumas indio, que puede quedar muy bien en carnaval pero que igual no amedrenta a los criminales:

Plumas de Batman

Por otra parte, el papel de las mujeres también ha tenido polémica en el mundo del cómic, con imágenes bien bochornosas que atentan contra cualquier precepto del feminismo y del sentido común. Que se lo digan a La Mujer Invisible, una de Los Cuatro Fantásticos. Para conseguir que su marido, el científico Reed Richards (o sea, el señor Fantástico), le prestara atención, decidió recortar su traje y cubrir lo mínimo necesario, como pechos y genitales. Pero su marido no estaba contento. Algunos adolescentes hormonados, probablemente sí.


Alguien también debió de pensar que Power Girl, prima de Superman, debía mostrar chicha antes que proteger algunas partes de su anatomía. Así, mejor vestirla con una especie de bañador que deje las piernas al aire y una pantalla escotada en el pecho, justo a la altura del corazón. Muy práctico.

Los garrafales errores de las películas de catástrofes naturales

No hay época del año en la que echemos un vistazo a la cartelera y no nos encontremos al menos con un par de películas sobre catástrofes y desastres naturales (o provocados por una invasión alienígena). Coches en llamas, ciudades colapsadas, la humanidad al borde de la extinción… Afrontémoslo, simular tragedias naturales es una de las cosas que más nos gustan como especie y disfrutamos con ello. Precisamente por ello, resulta bastante curioso que sigamos cometiendo los mismos errores que cuando empezamos. Echando un vistazo a las explicaciones científicas que se esconden detrás de los desastres más cinematográficos se descubre que las catástrofes reales son ligeramente distintas a las que nos están enseñando las películas de la gran pantalla.

Entre tanta destrucción ocupa un lugar preferente la Estatua de la Libertad. Esa que, sin quererlo, termina convirtiéndose en la protagonista de un sinfín de películas de catástrofes. Toda cinta sobre desastres naturales que se precie la muestra antes o después parcialmente derruida. 
Eso sí, nunca aparece reducida a escombros, que sería precisamente lo que le pasaría en la vida real. Uno de los ejemplos más célebres se encuentra en ‘El Planeta de los Simios’ donde, además, su aparición toma un enorme valor simbólico como caída de la raza humana.

Partiendo de lo básico, la señorita Libertad no ha sido capaz (al menos sin ayuda) de sobrevivir siquiera a sus cien primeros años de vida. Alrededor de 25 millones de dólares han tenido que invertirse para poder frenar la erosión y corrosión que ya sufre de por sí sin necesidad de que un tornado o un maremoto cause estragos en su estructura. Por mucho que se empeñen los guionistas y directores, la estatua no deja de ser un monumento hecho a base de hierro y cobre, materiales que sufren la cercanía del mar, fríos inviernos y vientos huracanados. Cualquier desastre la pulverizaría en un abrir y cerrar de ojos.

Pero ojo, la solemne estatua verde no es ni mucho menos el único elemento paisajístico que los cineastas se resisten a derribar, convirtiéndolos prácticamente en indestructibles. Resulta que hacen exactamente lo mismo con los puentes colgantes.

En las películas de desastres nos suelen mostrar estructuras a medias, puentes a los que les faltan trozos. No obstante, la realidad es un poco distinta: se caen por completo, pese a quien le pese. Y lo cierto es que esto no debería sorprendernos, al menos si comprendemos el funcionamiento de los propios puentes.