miércoles, 17 de agosto de 2016

Si este fuera su cuerpo, todos andaríamos cazando Depredadores...y otras imágenes divertidas







Ovejas negras de las matemáticas: Número "raros"

Si en todas las familias hay alguna oveja negra, el clan de las matemáticas no iba a ser menos. Dejando aparte los linajes de teoremas e interminables fórmulas, hay una casa en la que abundan estos animales de pelaje oscuro: la de los números. A ella pertenecen, como bien nos enseñaron en el colegio, los números naturales, los enteros, los ordinales y los cardinales, los primos y los números que en realidad son una letra (los números i y e).

Pero aparte de todos estos miembros la mar de decentes, solo hace falta indagar un poco para dar con algún pariente extravagante, rarito o incluso con problemas psiquiátricos. Ojo al dato:

A la cárcel por una cifra

Existen infinitos números primos (aquellos que solo pueden dividirse entre ellos mismos y el 1 para obtener un resultado exacto) pero solo debes andarte con cuidado con un tipo: los números ilegales. Se trata de números primos que encierran información delicada.

El primer número declarado ilegal fue uno compuesto por 1.019 dígitos y generado por un ciudadano estadounidense en el 2001. Su representación binaria como código es en realidad un programa para decodificar la protección de las películas en DVD. Conocerlo o distribuirlo está considerado un delito en EE.UU., ya que sirve para vulnerar los derechos de propiedad intelectual de las obras.

Mayor imposible

Georg Ferdinand Ludwing Philipp Cantor fue uno de los matemáticos que desarrollaron la teoría de conjuntos, uno de los pilares de las matemáticas modernas. Él concibió también el concepto de número transfinito para designar a los ordinales que son mayores que cualquier número natural. Hoy en día puede entenderse como un sinónimo de infinito.

Si utilizas el término infinito para expresar una cantidad inabarcable, debes saber que todavía puedes ir un paso más allá con un “infinito más uno”. La existencia de un valor superior a infinito tiene sentido en los números hiperreales, en los ordinales y los surreales, un tipo de números que incluyen a todos los reales, infinitos e infinitesimales (muy próximos a cero).

El rarito

En la familia de las matemáticas no hay problema en llamar a las cosas por su nombre, por eso hay números raros. Esta clase numérica engloba a aquellos números naturales que son abundantes (la suma de todos sus divisores es mayor que la propia cifra) pero que nunca se obtienen como resultado al sumar sus divisores, independientemente de cómo se combinen. El más pequeño es 70.

Cuestión de amor propio

También tienen sitio en el clan para las cifras con mucha autoestima. Es el caso de los números narcisistas, aquellos que son iguales a la suma de sus dígitos elevados al número de cifras que tiene. Un ejemplo es 153, ya que al sumar 13+53+33 se obtiene el mismo valor.

Muy bien, que digamos, no lo estás haciendo...







La verdadera razón por la que no deberías orinar en la piscina

Durante toda la vida al ir a la piscina has leído un cartel que, entre sus muchas reglas, dice “no orinar en la piscina”. Y aún así estoy seguro que la gran mayoría lo ha hecho alguna vez. Pero no debes hacerlo, y la ciencia tiene una explicación bastante lógica (y un tanto asquerosa) que te lo dejará claro.

Todo tiene que ver con la química del cuerpo humano en conjunto con los componentes que se utilizan para mantener la piscina limpia, como explican los miembros de la Sociedad Americana de Química. Todo el mundo sabe que para mantener limpias y lo más libre de bacterias posible a una piscina se usan algunos tipos especiales de cloro, el problema está cuando este cloro entra en contacto con el sudor humano, la suciedad que tenemos sobre nuestra piel todo el tiempo y la orina.

Al entrar en contacto, se crean ciertos elementos químicos llamados “biproductos de desinfección” (DPB), los cuales pueden ocasionar esa famosa irritación en los ojos que ocurre cuando los mantenemos abiertos debajo del agua en la piscina. De hecho, los DPB incluso están relacionados con problemas como el asma, si estamos en contacto constante con ellos (lo que supone un verdadero riesgo para los atletas y nadadores olímpicos).

Aunque es inevitable que se creen estos elementos químicos debido a que el sudor y la suciedad siempre están presentes en nuestro cuerpo, más del 50% de los DPBs presentes en una piscina fueron creados gracias a la orina (o la urea que contiene) en el agua. Lo que quiere decir que evitar orinar en la piscina marca una diferencia muy importante.

Finalmente, ese famoso “olor a piscina” que todos conocemos también se produce gracias a este químico, lo que quiere decir que proviene directamente del orine y la suciedad que ha entrado en contacto con el agua. Estudios aseguran que una piscina contiene un promedio de 30 a 80 mililitros de orina por persona, por lo que la próxima vez que no aguantes las ganas por favor recuerda que es asqueroso y ve al baño a hacer tus necesidades, que para eso siempre están bastante cerca de la piscina.



El incendiario incendiado

En el manual del incendiario debe haber un apartado acerca de quemarse con el propio fuego. Pero no todos lo leen.


Jorge Luis Borges recordaba en uno de sus textos históricos un episodio protagonizado por el monje medieval irlandés Fursa, quien trabajara en la conversión de al cristianismo de los sajones paganos. La anécdota quedó registrada en la Historia Eclesiástica de la Nación Inglesa (Historia ecclesiastica gentis Anglorum).

"Fursa vio el infierno: una hondura llena de fuego. El fuego no lo quema, un ángel le explica. ‘No te quemará el fuego que no encendiste'. Los demonios lo acusan de haber robado la ropa de un pecador que agonizaba. En el purgatorio, arrojan contra él un ánima en llamas. Esta le quema el rostro y un hombro. El ángel le dice: ‘Ahora te quema el fuego que encendiste. En la tierra tomaste la ropa de ese pecador; ahora su castigo te alcanza'. Fursa, hasta el día de su muerte, llevó en el mentón y en un hombro los estigmas del fuego de su visión".

Toda esta innecesaria introducción acerca de quemarse con el propio fuego, no tiene más cometido que "colar" en un video viral un poco de cultura general.

En cuanto a la filmación en sí, fue registrada días atrás en en Madisonville, Kentucky, EEUU, durante el intento de ataque incendiario a una peluquería. La Policía local procura dar con el autor, alguien que probablemente sea fácil de reconocer... si está descalzo.

Cuando es el momento exacto se logran grandes fotos







Humor bíblico







Zenkerella, el mamífero mas misterioso del mundo

"La 'zenkerella' podría ser considerada como el último pokémon que los científicos todavía no han sido capaces de encontrar o atrapar con vida" un extraño tipo de ardilla que nunca ha sido hallada con vida por los investigadores.



Recientemente, unos biólogos encontraron a tres de estos especímenes sin vida, lo cual ha servido para analizar cómo este "fósil viviente" ha evolucionado a lo largo de los últimos 49 millones años.


La zenkerella (llamada en español "ardilla de cola escamosa sin patagio") es un misterioso roedor que vive en el África central. Podemos decir que es uno de los mamíferos menos estudiados de todo el planeta. La última vez que la comunidad científica había escuchado hablar de la zenkerella en estado salvaje fue hace dos décadas. Sumando los 3 nuevos ejemplares a los 11 que se conservan en los museos del mundo, los investigadores solo han tenido acceso a estudiar a 14 miembros de esta especie.

"Podríamos ver a la zenkerella como el último pokémon que los científicos no han podido atrapar y estudiar con vida" explicaba Erik Seiffert, profesor de neurobiología de Medicina de la USC. "Probablemente solo aparezca en mitad de la noche, en la profundidad de la selva africana. Seguramente pase la mayoría del tiempo subida en árboles muy altos, lo que hace que sea un animal especialmente difícil de ver".

Los científicos han analizado el ADN de los especímenes de zenkerella hallados y los han comparado con una con una base de datos que recoge el ADN de todos los roedores conocidos del planeta. Al contrario de lo que se esperaban, la zenkerella se encuentra genéticamente muy lejos del resto de ardillas de cola escamosa. Han descubierto que la zenkerella es el único miembro de su propia familia animal.

De los 5.400 mamíferos que actualmente pueblan la tierra, el caso de la zenkerella solo lo comparte con otras 5 especies. Son los únicos supervivientes de linajes antiguos que datan de 49 años atrás, lo que les hace merecer el título de "fósiles vivientes".




10 datos estadísticos que demuestran que el mundo no está tan mal

Vivimos en la sociedad del miedo. En Europa y América tememos a los atentados. En el resto del mundo, a la verdadera guerra. El hambre golpea ante la indolencia de lo acomodados y la indiferencia de los poderosos. La sangre corre entre inocentes, sin salpicar a quienes la provocan.

Vivimos en la sociedad del estrés. Después de pasarnos años estudiando, nos damos de bruces con una búsqueda del tesoro mientras permanecemos varados en la cola del paro. Cuando lo conseguimos, debemos aceptar la precariedad para subsistir.

Ya no confiamos en nadie ni tenemos esperanza por un futuro mejor. Así hemos crecido y así nos han enseñado a vivir... pero, ¿realmente estamos tan mal?

Aunque no lo parezca, a lo largo de los últimos años hemos mejorado en varios aspectos que nos demuestran que vivimos en un mundo mejor. Estos son algunos de ellos:

1- Esperanza de vida Desde 1800 hasta 2011, la esperanza de vida media del planeta ha llegado a duplicarse. En algunos países, el crecimiento es aún más significativo:



2- Índice de desarrollo humano
Pero de poco sirve vivir más si no vives mejor. Sin embargo, el crecimiento del Índice de Desarrollo Humano (de la ONU) en el que se analizan la salud, la economía y la educación también ha crecido significativamente en las últimas décadas.




3- Pobreza
En la actualidad, menos del 10% total del planeta vive en condiciones de pobreza extrema. Es decir, en “una condición caracterizada por la privación severa de las necesidades humanas básicas, como alimentos, agua potable, instalaciones de saneamiento, acceso a la salud, la vivienda, la educación y la información”.

Que 1 de cada 10 personas todavía viva en estas condiciones sigue siendo demasiado, pero hay que tener en cuenta que, en 1900, el 80% de la población vivía en la pobreza absoluta. La verdad es que rebajar un 70% en poco más de 100 años no está nada mal.

Hemos adoptado un perro...

Bird Born es un ilustrador de Moscú que suele crear divertidos cómics sobre la vida de gatos que se comportan como humanos. Sin embargo, tras adoptar un perro se conmovió tanto que decidió ilustrar su experiencia.




La espectacular transformación de una muñeca de 20 dólares en Wonder Woman


A la izquierda tienes una figura de juguete de Wonder Woman de las baratas. La foto de la derecha no es una imagen promocional de Gal Gadot interpretando a Wonder Woman. Aunque cueste creerlo, esa imagen corresponde a la misma figura de juguete, solo que después de haber pasado por las manos del artista Noel Cruz.


No es la primera vez que Noel Cruz nos asombra con su extraordinario talento. Su especialidad es precisamente la pintura y modificación de figuras, esculturas y muñecas, con especial hincapié en las figuras de actrices famosas. En este caso, el trabajo del artista ha sido sobre todo de pintura (y suponemos que algo de masilla en la cara). También ha añadido pelo real, correas de cuero y el característico látigo de la heroína. El resultado final es un juguete al que solo le falta comenzar a moverse y hablar.


Si te gusta mucho la figura y tienes 1.625 dólares de sobra, puedes pujar por ella en la tienda de Noel Cruz en eBay. Lo cierto es que, teniendo en cuenta que es un ejemplar único y que su actor tiene ya bastante renombre, es casi hasta una ganga.



Nuestra memoria se ve afectada cada vez mas por Internet

Internet es información. Por la Red fluye una ingente cantidad de datos que aumenta cada segundo que pasa. Podemos acceder a ese ciberocéano de conocimiento en el acto y prácticamente desde cualquier punto del planeta, un fenómeno que ya está cambiando el modo en que resolvemos problemas y aprendemos. Benjamin C. Storm, del Departamento de Psicología de la Universidad de California, en Santa Cruz, está convencido de que también está afectando, y de un modo muy profundo, a nuestra capacidad de recordar.

"Utilizamos internet como una especie de muleta, como un apoyo para la memoria, pero cada vez que lo hacemos dependemos más de esta tecnología", indica Storm, que ha coordinado un estudio sobre este asunto en el que participan otros expertos de su misma universidad y de la de Illinois.

En un ensayo publicado en la revista Memory, estos investigadores concluyen que la tendencia a acceder a la Red para solventar dudas sobre asuntos que creemos conocer o recordar detalles sobre los mismos no solo puede afectar negativamente a nuestra capacidad para mantener recuerdos, sino que aumenta cada vez que lo hacemos.

Para determinarlo, se pidió a dos grupos de voluntarios que contestaran a unas preguntas. Para responder, los miembros de uno de ellos podían utilizar un buscador online, mientras que otros debían valerse únicamente de su cerebro. A continuación, se les planteó que utilizaran el método que quisieran para responder a preguntas cada vez más sencillas. Los resultados mostraron que aquellos que habían utilizado la Red en primer lugar eran mucho más dados a emplearla también a continuación y a hacerlo con más rapidez, esto es, pasaban menos tiempo intentando recordar. De hecho, el 30% de ellos no logró contestar a unas sencillas cuestiones cuando luego se les pidió que no utilizaran internet para responderlas.

"La información disponible aumenta y los dispositivos móviles nos permiten acceder a ella cada vez más fácilmente, así que nos volvemos más dependientes día a día", indica Storm. No obstante, los investigadores señalan que aún pasará tiempo antes de que se pueda confirmar si este fenómeno tiene algún efecto real en nuestra capacidad memorística.



Mirar a una mujer durante 14 segundos es delito...

La afirmación de un representante público indio desata la polémica en la Red. "¿Y qué hacemos con los hombres con gafas de sol?", se preguntan los usuarios.

"La mayoría de nosotros no sabe que se puede denunciar legalmente a un hombre que mire a una mujer durante más de 14 segundos seguidos. Pero no se ha registrado ni un solo caso en el estado al respecto", aseguró el domingo pasado un comisionado especial del estado indio de Kerala, Rishiraj Singh, informa 'The Hindustan Times'. Una afirmación que ha sorprendido dentro y fuera de las fronteras indias.

Como no podía ser de otra manera, las redes sociales no tardaron en hacerse eco de la cuestionable afirmación del representante indio al crearse los 'hashtags' #14SecondRule y #14secs. Algunos usuarios bromearon al recordar que en el estado de Kerala no hay cronómetros de alta precisión.

Por su parte, el ministro de Deportes del estado de Kerala ha salido al paso en la polémica asegurando que el comentario del comisionado fue "de mal gusto" y pidiéndole que refresque sus conocimientos legales. "No sé de dónde ha sacado la información. Cita una ley que no existe", afirmó el ministro.





¿Puedes ver al leopardo?

En algún lugar de esta impresionante fotografía parece hallarse perfectamente camuflado un leopardo, aunque muchas personas consideran que en la imagen no hay ningún depredador, informa el portal 'Daily Mail'.


La instantánea fue tomada por el fotógrafo indio Sudhir Shivaram en una zona rocosa cercana a la localidad de Bera (Rajasthan, India). "El lugar es el hábitat natural de los leopardos. Lo vi salir de su madriguera y después se echó a descansar entre las piedras. Mantuve una buena distancia para no molestarlo y saqué la foto con el leopardo ligeramente fuera del centro, por lo que es más difícil encontrarlo", comentó el artista.

En efecto, el resultado de su trabajo fue extraordinario y como un juego empezó a enviar la foto a sus amigos retándoles a que ubicaran al felino. "Solo pocas personas han podido encontrarlo después de un tiempo. Muchos no aciertan, mientras que algunos incluso pensaron que no había ningún animal en la fotografía", relata Shivaram.