domingo, 21 de agosto de 2016

20 cosas que desaparecerán en los próximos años

¿Recuerdas las cintas VHS, el walkman, el fax y el disquete? Pues quienes nacieron después del 2000 no saben en absoluto qué hacer con estas cosas, que se han quedado obsoletas. Los objetos que aún solemos usar también podrían desaparecer en los próximos años. He aquí 20 cosas que sin duda no llegarán a 2066. 
  • Los conectores USB Como los disquetes, las conexiones USB están llamadas a caer en desuso. Los modelos más recientes de ordenadores ya no tienen puertos para recibirlas. De hecho, todo indica que todos los soportes de datos físicos deben de desaparecer más o menos a corto plazo, a medida que, cada vez más, accedemos a nuestros datos a través de la nube. Los CDs y los DVDs ya parecen retrógrados, e incluso el formato Blu-ray está luchando para hacerse un lugar, visto el crecimiento del vídeo a la carta. 
  • Las cámaras Los teléfonos inteligentes tienen un desempeño cada vez mejor para sacar fotos de calidad (de lo que comemos o selfis, a gusto del consumidor), lo que podría poner en peligro la propia existencia de las cámaras. Pero la cosa aún puede ponerse peor: la compañía Sony ha patentado una tecnología que nos permitirá grabar todo lo que vemos. 
  • El dinero Ya no lo llevarás en el bolsillo. De hecho, todo indica que, de aquí a tu muerte, el dinero físico (monedas, cheques e incluso las tarjetas de crédito) ya no existirá. Todas tus transacciones se podrán hacer perfectamente con la ayuda de tu teléfono inteligente, gracias a la radioidentificación y a la detección de huellas dactilares.Ver la foto en Flickr 
  • Las gafas Las lentes de contacto no las han substituido aún, pero la cirugía a láser podría ponerle fin al reino de las gafas. Cada vez hay más problemas de visión corregibles por medio de intervenciones que tienden a ser menos invasivas. 
  • Las bolsas desechables Las bolsas de plástico son un verdadero azote para el medio ambiente. A lo largo de los últimos años se ha animado a la gente a que las sustituya por bolsas reutilizables. Además, las legislaciones van avanzando y pura y llanamente las prohíben y fuerzan a la gente a buscar alternativas. 
  • Los motores de gasolina A medida que aumentan las estaciones de recarga y disminuye el precio de los autos eléctricos, será cada vez más ventajoso manejar este tipo de vehículos. Pronto, manejar un auto de gasolina se verá como retrógrado. Será el fin de las estaciones de servicio tal y como las conocemos. 
  • Las llaves Tus nietos considerarán las llaves que usas hoy en día para abrir tu casa verdaderas reliquias del pasado. Las nuevas casas les abrirán cada vez más espacio a las tecnologías de cerradura computarizada. La industria del automóvil ya ha comenzado a reemplazar las llaves tradicionales por botones de inicio. 
  • El destornillador de cabeza plana Bueno, ya que se han sustituido en gran medida por destornilladores de puntas múltiples, el destornillador de cabeza plana debe de desaparecer en 50 años, porque, seamos sinceros, en realidad no son convenientes.  
  • Las chimeneas de leña Las chimeneas de leña emiten micropartículas contaminantes, y, por eso, más y más leyes prohíben su uso. Llegará un momento en que aquellos que tengan un interés personal por encender su fuego con leña serán cada vez más raros. 
  • Los periódicos de papel Con el crecimiento de la web, la información en el papel se vuelve cada vez más obsoleta. Varios modelos se han desarrollado a lo largo de los últimos años, pero el periódico en papel perdura. ¿Durante cuánto tiempo más? Solo el futuro nos lo dirá. 
  • Los timbres Con la llegada del correo electrónico, el servicio postal se puso patas arriba. A pesar de que la circulación de paquetes se ha vuelto cada vez más frecuente, debido a las compras en línea, las cartas son cada vez más raras. ¿Hasta cuándo durarán? 
  • El teléfono fijo En algunos hogares ya no hay teléfono fijo. ¡Pasamos a la siguiente llamada! 
  • El televisor No solo la generación del milenio abandona su aparato de televisión por un simple ordenador portátil en el que pueda ver los programas que quiera y cuando le convenga, sino que cada vez más telespectadores se dan de baja de los canales por cable y los cambian por servicios de vídeo bajo demanda, como Netflix, Tou.tv, Club Illico o Shomi. El televisor, tal como lo conocieron Janette Bertrand y Guy Fournier, ya no existe. 
  • Los auriculares bluetooth ¿Auriculares bluetooth? ¿Para qué, aparte de parecer una especie de agente de inmuebles desfasados? Esa invención era muy útil para quienes necesitaban hablar por teléfono mientras conducían; pero hoy en día, como la mayoría de los coches vienen equipados con tecnología de manos libres, ¿para qué? 
  • Las tarjetas de visita Las tarjetas de visita con el cargo, el correo electrónico, el número de teléfono y el de fax, ya no tienen razón de ser. Si uno tiene problemas para encontrar a alguien en 2016, probablemente es que no domina Google o que esa persona no desea que la encuentren, por el motivo que sea. Microsoft acaba de comprar LinkedIn por 26.200 millones de dólares, y esto es solo el principio del fin de los contactos hechos por tarjetas de visita. 
  • La bombilla incandescente o fluocompacta La primera es una devoradora de energía, y los residuos de la segunda son ultratóxicos. No es casual que la novedad de las bombillas, el diodo electroluminescente, LED para los más íntimos, esté causando tanto furor. Pronto no se encontrará nada más para iluminar nuestros corazones. 
  • Los autos manuales Te puede parecer bonito preferir su contacto y la sensación de control que te da la transmisión manual, pero el hecho es que estos modelos de autos tienden a desaparecer en favor de los vehículos automáticos. Y esto no es nada: dentro de 50 años, los vehículos autónomos, sin conductor, podrían ser la norma. 
  • Los farmacéuticos, médicos, abogados y notarios ¿Creías haber elegido un oficio de futuro, al optar por una de estas profesiones liberales? Pues no estamos tan seguros. Cada vez más, a lo largo de los próximos años, profesionales que tienen que usar sus conocimientos enciclopédicos como parte de su trabajo podrían ser reemplazados por robots capaces de ese mismo juicio e incluso de empatía. 
  • Las impresoras para el hogar "¿Realmente necesitas imprimir este correo electrónico?", nos preguntábamos durante la década de 2000. La respuesta es no, por supuesto. En el futuro, cada vez habrá menos necesidad de imprimir documentos en casa. Esto te hará enfadarte menos con tu impresora, que, después de todo, ¡nunca funcionó a tu gusto! 
  • El azúcar Cada vez más los profesionales de la salud señalan el azúcar como una de las causas de la obesidad, la diabetes y otros problemas de salud. ¡Pero está TAN RICO! ¡Y los sucedáneos saben tan mal! Hasta que encontremos una manera de reproducir exactamente el sabor del azúcar, pero sin sus inconvenientes. Los investigadores ya están en ello.



¿Por qué hay 7 días en la semana, y 7 notas musicales, y 7 maravillas y 7 pecados capitales y 7..?

Ponte a pensar...

Lunes, martes, miércoles, jueves, viernes, sábado, domingo.

Pero también...

Do, re, mi, fa, sol, la, si. Siete notas musicales.

Rojo, naranja, amarillo, verde, cian, celeste o turquesa, azul, violeta. Siete colores del arcoíris.

Sajasra-ara (सहस्रार), agñá (आज्ञा), vishudha (विशुद्ध), anajata (अनाहत), mani-pura (मणिपूर), sua-adhisthana (स्वाधिष्ठान), muladhara (मूलाधार). Siete chakras en el cuerpo humano, según la teosofía.

Podríamos seguir.

Si bien es cierto que la razón de ser de los números desde su principio y hasta el final es práctica -contar ovejas o tomates-, también revelan patrones abstractos, y eso hizo que se volvieran objetos de profunda contemplación.

Cada número es significativo por sus propias razones, a veces asignadas, otras comprobadas: el 1, por ejemplo, es el más popular de todos los como primer dígito (en un conjunto de datos alrededor del 30% de las cifras empiezan con 1) y el 5 en Medio Oriente repele el mal.

Las siete maravillas del mundo antiguo, representadas por el artista holandés del siglo XVI Maarten van Heemskerck.
Sin embargo, cuando se trata de ser especial, el 7 merece un lugar privilegiado.

El preferido

Antes de hablar de los días de la semana, exploremos el número de ellos que hay.

Al parecer, el 7 es el dígito favorito.

Para su libro "Alex a través del espejo", Alex Bellos lo quiso comprobar así que hizo un experimento lanzando por las redes la pregunta "¿Cuál es tu número favorito?", y recibió decenas de miles de respuestas de todas partes del mundo.

Aunque le llegaron votos para todos los números del 1 al 100 y 472 votos para los números del 1 al 1.000, el predilecto sin lugar a dudas fue el 7.

En un experimento muy poco científico, se envió un email a los periodistas que estaban trabajando un día determinado en un medio periodístico, para tratar de confrontar tal afirmación.

Se recibió la respuesta de las 16 personas y 7 de ellas escogieron el 7, mucho más que otros dígitos, que como máximo lograron 3 seguidores.


Pero, ¿por qué?

Fotos inolvidables de las olimpíadas de Rio 2016

Desconcierto, lágrimas, tragedias, abrazos y emoción indescriptibles. Los juegos de Río dejaron imágenes para la historia.

Usain Bolt posa para la cámara mientras corre


Está quizá sea la imagen más icónica de las Olimpiadas de Río. Dos fotógrafos, uno de Getty Images y otro de Reuters, capturaron a Usain Bolt sonriendo para las cámaras en la semifinal de los 100 metros planos.

Usain Bolt y Andre de Grasse se sonríen mutuamente

El jamaiquino Usain Bolt y el canadiense Andre de Grasse cruzaron la meta en su semifinal de los 200 metros entre risas, bromeando, pero un poco en serio. Bolt se quería dejar llevar en los últimos metros, pero se vio sorprendido por el empujón final de De Grasse.

Shaunae Miller se desliza a la meta en la final de los 400 metros

Shaunae Miller sorprendió a todos y se quedó con el oro olímpico en 400 metros luego de cruzar la meta con un clavado.

Michael Phelps hace una señal con su dedo índice indicando que es el número uno del mundo

El nadador estadounidense Michael Phelps subía su dedo índice en señal de ser el número uno del mundo cada vez que conseguía una medalla de oro en Río. Lo hizo 5 veces así acumuló 23 preseas de oro.

La ciclista estadounidense Kristin Armstrong le muestra su medalla de oro a su hijo.

La estadounidense Kristin Armstrong se convirtió en la primera ciclista en ganar tres oros consecutivos en el mismo evento. Tras la victoria, le mostró su medalla de oro a su hijo.

El levantador de pesas colombiano Óscar Figueroa Mosquera celebra la medalla de oro conquistada en Río

Óscar Figueroa Mosquera celebra el primer oro de Colombia en Río 2016, al imponerse en levantamiento de pesas en la categoría de menos de 62 kilos.

Los niños duermen en cualquier lugar (menos donde quieres)







Fotógrafo toma fotos de los mismos lugares en que su abuelo lo hizo años atrás.

El fotógrafo Christian Carollo ha seguido los pasos de su abuelo (casi literalmente) al visitar los lugares donde fotografío sus imágenes en el pasado y volverlas a tomar en la actualidad con las mismas ubicaciones exactas a la forma en que los lugares se ven hoy en día. Los resultados son muy interesantes:

Puente Golden Gate abril 1979 - mayo 2015

Cafe Du Monde en Nueva Orleans febrero 1978 - abril de 2014

Parque Nacional de Yosemite Entrada abril 1979 - mayo de 2015

Gruta de los pescadores en San Francisco en 1979 - mayo 2015

Sitio histórico en la cumbre del promontorio del punto de oro nacional, Utah de septiembre de 1974 y en setiembre del 2015

Cunningham Cabin en Parque Nacional Grand Teton 1973-2015

Humor sentado






 

30 magníficas imágenes históricas

Foto de un Zeppelin sobre las pirámides en 1931.

John W. Young se divierte saltando luego de convertirse en el noveno ser humano en caminar en la luna en 1972.

Esta es una foto de un Médico Navajo en la Nación del mismo nombre dentro de Estados Unidos en 1904.

Botes salvavidas del Titanic alcanzan al transatlántico RMS Carpathia luego del hundimiento del primero.

Un vendedor de esclavos en Alexandría en Estados Unidos entre los años 1861 y 1865.

En estas celdas esperaban los esclavos a ser asignados a un nuevo dueño en Virginia Estados Unidos 1865.

Geniales mesas que imitan a los antiguos cassettes

La nostalgia de las cintas de cassette se encuentra con un diseño moderno, elegante, e industrial en Taybles , una empresa con sede en Los Angeles que se especializa en la elaboración de pop-art que fabrica muebles funcionales. Los tres jóvenes artistas que conforman la compañía (Taylor, Justin, y Zach) producen mesas de café en el formato de los populares cassettes, cada una hecha de una mezcla de materiales de madera dura, abedul, acero y siempre sellados con epoxi transparente. Algunos modelos también están equipados con luces LED en los agujeros porta copas.

En su página web,los artistas dicen que estas mesas se construyen  para " músicos, artistas y los jóvenes de corazón." Pero, en realidad, están destinados a cualquier persona que quiera añadir un poco de diversión y de individualidad a su casa. Cada mesa viene con una etiqueta personalizada siguiendo la lineqas de las anotaciones que se hacían en las cintas del tipo"Mezcla impresionante. Vol 2."







La ubicación de la grasa corporal y su significado sobres tus hábitos y tu salud

Tener un exceso de grasa corporal puede presentar un riesgo importante para nuestra salud, y no hay que ser obeso para padecer de ello: muchas personas delgadas tienen un índice de masa grasa elevado y una baja composición muscular. Es por eso que hay que estar atentos y monitorear la composición corporal con un nutricionista cada cierto tiempo. La clave es comer bien (no hacer dieta), beber mucha agua y hacer ejercicio por lo menos 3 veces por semana.

No todos guardamos grasa de la misma forma y no todos la almacenamos en el mismo lugar: algunas personas ganan peso sólo en la panza, mientras que otros ganan peso y grasa en las piernas o caderas.

Existen diferentes formas de bajar los niveles de grasa y diferentes causas para su almacenamiento y eso es lo que puedes ver en esta guía visual:

Mala alimentación, exceso de grasas


No importa que tanto ejercites, si tu alimentación no es la adecuada siempre tendrás niveles elevados (y peligrosos) de grasa corporal. La grasa abdominal es especialmente peligrosa ya que, al mezclarse con nuestros órganos, va incidiendo en ellos y causando enfermedades. Es algo que va mucho más allá de lo estético. Acércate a un nutricionista y pide ayuda para cambiar tu dieta: te sorprenderá lo bien que te sentirás.

Muchos nervios y ansiedad

La depresión, el estrés y la ansiedad pueden generar un impacto profundo en el cuerpo al aumentar los niveles de la hormona del estrés, el cortisol. Adicionalmente, el estrés nos hace querer comer cosas dulces todo el tiempo, lo que contribuye a aumentar nuestra ingesta de grasas malas. Intenta hacer más ejercicio para controlar la ansiedad y la depresión: al principio será difícil, pero una vez que termines te sentirás mucho mejor ¡Endorfinas gratis!
Predisposición a guardar grasa en la zona de los glúteos

Suele ocurrirle con mayor frecuencia a las mujeres, especialmente si están pasando por la menopausia o tienen problemas hormonales. Para eliminar esta grasa se debe evitar fumar, beber, y pasar mucho tiempo inactivo. Los ejercicios con pesas pueden ayudar a aumentar el tono y reducir la grasa de esta área.
Metabolismo lento

A las personas con problemas de metabolismo la grasa se les suele acumular en todo el estómago. Lo ideal es acercarse al doctor para identificar cuál es el problema específico, ya que los temas del metabolismo pueden afectar mucho más que solo el peso. Intenta reducir el consumo de bebidas alcohólicas, azúcares y grasas.

Mala circulación

Tiende a ser hereditario y se relaciona con cuerpos o extremidades que se ven hinchados. Es más común en mujeres embarazadas o personas con mala circulación. Asegúrate de beber mucha agua y subir escaleras o salir a caminar. El ejercicio extra mejorará la circulación.
Sedentarismo extremo

Este es el caso, en general, de la gente que es muy sedentaria. Si no te mueves, no haces ejercicio y comes comida poco saludable (o un exceso de calorías) aumentarás tu cantidad de grasa corporal de forma pareja en todo tu cuerpo. Intenta controlar tus porciones, comer más verduras y frutas y comenzar con ejercicio ligero, como una caminata de 30 minutos 3 veces por semana. La idea es hacer cambios paulatinos e ir de a poco.

**Este artículo no busca reemplazar la consulta con un profesional. Si tienes problemas de sobrepeso, no dudes en visitar a tu doctor y a un profesional en el área de la nutrición. No comiences un nuevo plan de entrenamiento sin consultarlo con tu doctor.




Soluciones inmediatas a problemas culinarios

Hasta al más experto chef le sucede que, a veces, el condimentar “a gusto” no queda exactamente con el gusto esperado. El exceso de sal o de picante y otros contratiempos culinarios tienen soluciones sencillas escondidas en la cocina.

Le puse demasiada sal a la sopa
Agregá agua. Existe la posibilidad de que no le hayas agregado demasiada sal a la sopa, sino que durante la cocción se haya evaporado gran cantidad de agua y se haya modificado la proporción de sal y líquido. Si este es el caso y el volumen de líquido se ha reducido mucho, simplemente agregá más agua. Vertí el agua de a poco y probá la sopa a medida que lo hace.

Agregá papas. Si el problema no es en realidad la falta de agua sino el exceso de sal, añadí papas a la sopa junto con un poco más de agua o caldo. Si es lo suficientemente afortunado como para descubrir el exceso de sal a poco de iniciar la cocción, podés agregar directamente a la olla algunas papas crudas en rodajas. Pero si la sopa ya está a punto (o casi lista), tendrás que apagar el fuego y cocinar las papas en una olla separada antes de agregarlas. Si no tenés papas, agregá algún otro tipo de almidón, como fideos o arroz cocido, que absorba el exceso de sal.

Aumentá la cantidad de cada ingrediente. También podés aumentar el volumen de toda la preparación agregando un poco más de cada ingrediente (excepto sal, por supuesto) de acuerdo con las proporciones originales. Al igual que las papas, los ingredientes pueden agregarse crudos o precocidos, según la etapa en la que descubras el problema.

Evitá la contaminación de la carneLas bacterias de la carne se transmiten fácilmente a otras comidas y el hecho de limpiar las superficies de la cocina y los utensilios con agua y jabón no es suficiente para prevenir la contaminación. La solución: disolvé 1⁄8 de cucharadita de lavandina en una taza de agua fría, colocá la mezcla en una botella con atomizador y rotulala como solución desinfectante. Después de preparar la carne, limpiá todas las superficies (tabla de picar, mesada, utensilios, etc.) con detergente y agua caliente. Luego aplicá la solución desinfectante y secá con papel de cocina.

Salé demasiado la carne
Añadí un poco de azúcar. Para salvar un trozo de carne del exceso de sal, simplemente espolvoreala con una pizca de azúcar. Agregá azúcar a la carne puede parecer extraño, pero la idea es hacerlo en tan poca cantidad que nadie lo note. El azúcar compensará sutilmente el exceso de sal.

Puse demasiada sal a las verduras
También podés agregar azúcar a las verduras. En realidad, se recomienda añadir una pizca de azúcar para realzar el sabor natural de las verduras, de modo que agregar un poco para contrarrestar el exceso de sal no es una idea demasiado innovadora. O probá rociarlas con un poco de vinagre o jugo de limón. Es probable que no neutralice la sal tan efectivamente como el azúcar, pero le dará un ligero dejo que hará que los paladares no se concentren en la sal.

Todos encuentran la comida demasiado picante
Añadí más ingredientes de sabor suave. La causa más frecuente de que una comida resulte picante es el exceso de alguna salsa o de adobo. La manera más rápida de solucionarlo es aumentar la cantidad de los ingredientes que no sean picantes. Si se trata de un plato tradicionalmente picante, como comida mexicana, agregá más porotos, caldo de carne o carne. En el caso de salsas o cualquier otro plato de consistencia líquida que esté demasiado picante, aumentá las proporciones de todos los ingredientes de la receta, excepto de aquél que sea picante.

Servilo con algún alimento con almidón. Para apagar el fuego por completo, serví el plato picante acompañado de arroz o con tortillas mexicanas y queso crema. Hay un motivo por el que estos ingredientes suelen encontrarse en los mismos platos picantes indios, chinos, tailandeses o mexicanos: pueden aplacar el fuego.

Retirá los trozos de ají picante. Otra razón por la que un plato puede resultar demasiado picante es que le ha puesto demasiado ají picante picado o en tiras (en el caso de tamales, verduras cocinadas al estilo tailandés o cualquier otra preparación que lleve mucha cantidad de ese ingrediente). Pero aquí hay una solución rápida para este problema: tomá una cuchara o un tenedor y quitá todos los trozos de ají picante. Colocalos en un pequeño recipiente de vidrio y dejalos al alcance de los que adoran el picante.

Llamen a los bomberos: le di un mordisco al ají picante
No recurras al agua. Muchas personas reaccionan instintivamente ante esta emergencia y eligen el peor método, es decir, ahogarse en agua, cerveza o gaseosa. El ardor que produce el ají picante proviene de una sustancia química denominada capsaicina, que no se disuelve en agua fácilmente. Por lo tanto, inundar la boca con agua sólo hará que el sufrimiento se extienda.

Probá con sal, leche o pan. En México, donde conocen los efectos del ají picante sobre las bocas desprevenidas, han utilizado durante siglos tres remedios que calman el ardor que produce el ají picante.

La sal es el antídoto más rápido y confiable para aliviar el sufrimiento de quien se haya “incendiado”.

La leche, la crema, el yogur o el queso también ayudan gracias a unas proteínas que contienen los productos lácteos, denominadas caseínas. Las caseínas rompen el enlace entre la capsaicina —compuesto químico que ocasiona el ardor— y los receptores del gusto y, de este modo, llevan alivio a la boca.

Un trozo de pan blanco, una galletita o una tortilla mexicana también producen alivio ya que absorben la capsaicina que produce la molestia.