sábado, 27 de agosto de 2016

Breve pero muy lograda selección de excelentes imágenes divertidas







El increíble origen de la expresión "Hacer un Bradbury"

Doing a Bradbury (hacer un Bradbury) es una expresión para señalar un éxito inesperado o una victoria accidentada. La expresión nació en Australia a causa de un héroe nacional, Steve John Bradbury, campeón de patinaje de velocidad sobre pista corta. Fue el primer australiano en ganar una medalla de oro en unos juegos olímpicos y accidentada o no, su vida cambió, gracias en parte al hacer un Bradbury. Su historia merece ser contada.

Bradbury llegó a las olimpiadas de invierno en 2002, celebradas en Salt Lake, con 29 años. Sin pena ni gloria se había ganado un hueco dentro del combinado nacional tras una serie de buenos resultados a lo largo de la década de los 90′. Tras sufrir un terrible accidente en el 95 un patinador le pasó por encima y le hizo un corte en el muslo del que tardó en recuperarse año y medio. Perdió varios litros de sangre y fueron requeridos 111 puntos de sutura. La mala suerte solo había hecho que empezar. En el 2000, sufrió de nuevo un accidente en competición. Al intentar esquivar a un contrincante caido, tropezó y cayó contra la barrera y se fracturó 2 vértebras. Los doctores y su entorno se temían lo peor, su retirada parecía cerca.

Steve para nada se rindió, confió en si mismo y se preparó para competir en la prueba de velocidad de los 1000 metros individual. El logro de hacer acto de presencia en semejante competición, ya era de talla mundial, aún así el australiano con paso firme y decidido avanzó hasta los cuartos de final. Hasta aquí, parecía decir la realidad. En su cuadro, competían, Apollo Ohno, el favorito local y Marc Gagnon, el campeón mundial. Participaban cuatro y solo dos podían avanzar. Tras caer uno de los tres y descalificar a Gagnon, Bradbury estaba en la semifinal. Nadie se lo podía creer.

En semifinales se enfrentaba al campeón olímpico Kim Don-Seung, de Corea, al multimedallista olímpico Li JuaJun, de China y al canadiense Mathew Turcotte. Si las probabilidades en cuartos eran mínimas, aquí eran nulas. Pero otra vez, el resto de participantes volvieron a chocar y Bradbury se coló en segundo lugar. Steve estaba en la final.

Una serie de rocambolescas acciones le hicieron llegar a la gran final. Si el hecho de participar ya era un premio, estar enfrentándose al estadounidense Ohno, al cual ya había visto en cuartos de final, al coreano Ahn Hyung-So (triple medallista de oro en Turín 2006), Li y Turcotte en la gran final, era sinónimo de éxito rotundo. La final fue pura rivalidad, escasos centímetros separaban a unos y otros, mientras que Bradbury se rezagaba cada vez más hasta quedar a 15 metros de distancia de la cabeza. En la última curva, la suerte se volvió a aliar con el curtido Steven, un destino azaroso y caprichoso quería cerrar con buen final. Los combatientes que peleaban por el oro mundial chocaron en la última curva, Bradbury los consiguió esquivar y cruzó en primer lugar. Era el primer australiano en conseguir un oro mundial. Algunos lo califican como el oro más injusto de la historia pero que más da, la historia y su entorno no podían cerrar el cuento con mejor final. El invencible Bradbury era héroe nacional.

Tal fue así que en su país natal, Australia, las autoridades decidieron sacar sellos con su cara. Además en 2007 le fue otorgada la medalla de la Orden de Australia. El patinador tras esta hazaña, decidió retirarse dejando su legado en la categoría de oro mundial. 

¿Podrás adivinar quien es esta (feísima) mujer?

Esta foto es del año 1959. La fea mujer que ves en esta imagen tiene un rostro que encontramos familiar y que nos hace pensar ¿dónde la vi antes?. Y la has visto, porque esta señora es muy conocida en el mundo del cine y de Hollywood, y la mayoría de nosotros, ya sea que les guste el cine o no, la ha visto en algún momento.

Ahí te dejo la foto para que pienses un poco, y si no logras dar con su identidad, tras el salto te lo cuento:



...y sazonaremos la comida...¡con sonidos!

¿Sabías que lo que estás escuchando mientras comes puede influir en el sabor de los alimentos y las bebidas?


Desde el sonido crujiente de una papa frita hasta la música de fondo en un restaurante, nuestros oídos y nuestras papilas gustativas envían señales que se viajan juntas por la red del sabor en el cerebro.

"Los chefs, gastrofísicos y neurogastrónomos resaltan la importancia de lo crujiente y lo crocante", dice Charles Spence, psicólogo experimental de la Universidad de Oxford (Inglaterra).

"Son atributos que nos gustan mucho en la comida pero tendemos a pensar que es algo que sentimos en la boca cuando mordemos, cuando de hecho la investigación muestra que el impacto del sonido es igual o mayor".

Spence ha dedicado los últimos 10 años a entender cómo nuestro cerebro procesa la información de cada uno de nuestros sentidos.

Ha comprobado que los sonidos juegan un rol destacado cuando se trata de comer, que empieza incluso antes de que el objeto de nuestros deseos toque nuestros labios.

Probablemente habías notado esa reacción y se la atribuías solamente al aroma, pero "desde el chisporroteo de los huevos o la carne en la sartén a el gorgoteo del café en la cafetera nos preparan para lo que se viene".

Además de los estudios que ha hecho en el laboratorio de investigación transversal de Oxford, Spence ha trabajado con el famoso chef Heston Blumenthal para verqué pasa cuando eso que se venía llega.

Blumenthal no sólo es dueño de The fat duck, uno de los mejores restaurantes del mundo, sino que siempre ha abogado por que la culinaria se aborde desde un punto de vista científico. Además, es un pionero en la gastronomía multisensorial.

Juntos condujeron varios experimentos para explorar cómo nuestras sensaciones sonoras afectan la percepción del sabor.

En uno de ellos, le sirvieron a los participantes una ostra dividida en dos. La primera mitad iba acompañada con sonidos marítimos, la segunda, con los de una granja.

La primera fue calificada como considerablemente más agradable.

Cuando le dieron a otro grupo helado de huevo con tocino mientras escuchaban el cacareo de gallinas y luego el chisporroteo del tocino en la plancha, éste último hizo que el sabor del tocino pareciera mucho más intenso.

10 magníficas fotos aereas de animales africanos

HAZ CLIC EN LAS IMÁGENES PARA VERLAS A PANTALLA COMPLETA

Flamencos en el lago Bogoria (The Grosby Gropu)

Elefantes en el Delta Okavango (The Grosby Group)

Flamencos en el Lago Bogoria

Las garzas vuelan por encima de los búfalos en el delta del Okavango, Botswana

Una gran manada de antílopes eland

Humor mortal







El día que Barbra Streisand llamó a Steve Jobs para que le arreglara la computadora

¿A quién llamas cuándo se te estropea la computadora y no eres capaz de solucionar el problema solo? La mayoría de los mortales llaman a un amigo o, en el peor de los casos, acuden a un servicio técnico. Barbra Streisand también, pero si eso falla tiene un as en la manga que no está al alcance de cualquiera: llamar al CEO de Apple.

Recientemente, la popular cantante se puso en contacto con Tim Cook para quejarse de Siri y pedir al máximo jefe de Apple que arregle la manera en la que el asistente de voz pronuncia su nombre. Al parecer, y según explicó en una entrevista a NPR, Siri pronuncia su apellido con una s demasiado fuerte cuando en realidad es una s suave como en sand.

Tim Cook (que debía estar alucinando al otro lado del teléfono) se comprometió amablemente a solucionar la pronunciación en un parche que saldrá el próximo 30 de septiembre y que seguramente estarán esperando con ansiedad en la mansión Streisand.

Pero las injerencias de la cantante en Cupertino no acaban ahí. Según ha confesado recientemente en una entrevista a The Guardian, Streisand llegó a llamar al mismísimo Steve Jobs para que le arreglara el ordenador.

No sabía qué le pasaba a mi computadora y ningún técnico era capaz de arreglarlo, así que dije: “¿Pueden pasarme con Steve Jobs?” Le comenté el problema y tampoco sabía de qué se trataba, pero me pasó el contacto de su técnico personal, que tampoco pudo averiguarlo. Fue gracioso.

Probablemente en Apple tengan un concepto de gracioso bastante diferente del que la popular cantante tiene en su cabeza. La gran duda que Streisand no resolvió cuando contó esta anécdota es si la computadora que pretendía arreglar era Mac o Windows.


Tráfico: ese enemigo mortal

Con millones de automovilistas en el mundo atascados en el tráfico, era necesaria una investigación para ver qué tan dañino es inhalar el aire contaminado. Las últimas investigaciones de la Universidad de Surrey, demostraron que el simple ajuste de sistema de ventilación de tu coche mientras estás sentado en el tráfico puede afectar considerablemente tu exposición a gases tóxicos hasta en un 76%.


Durante el estudio, científicos aseguran que durante los embotellamientos, o en los semáforos rojos con otros vehículos parados en frente, si cerramos las ventanas del coche y apagamos el ventilador, nos dará menor exposición a los contaminantes. Investigadores descubrieron que encender el ventilador o AC, aspira el aire sucio desde el exterior hacia el interior del vehículo, lo que resulta en una acumulación de contaminantes en el coche.

Los resultados también mostraron que cuando los vehículos se detienen por la luz roja, pasan por diferentes ciclos de conducción como el ralentí, aceleración y desaceleración. Al mismo tiempo, otros vehículos se ponen en cola, emitiendo nuevas emisiones; estas emisiones toman más tiempo para dispersarse, especialmente en las zonas edificadas acumulando el aire contaminado en cada semáforo.

El autor principal de la investigación Dr. Prashant Kumar, de la Universidad de Surrey, explicó: "Siempre que sea posible y con las condiciones climática correctas, una de las mejores maneras de limitar tu exposición al mantener las ventanas cerradas, ventiladores apagados y para tratar de aumentar la distancia con el coche de adelante".

El estudio mostró que los conductores atrapados en los semáforos fueron expuestos hasta 29 veces a más partículas contaminantes nocivas que aquellos que conducen en el tráfico que fluye libremente. También se encontró que los peatones están expuestos a una mayor contaminación del aire alrededor de un semáforo.




La pirámide más grande del mundo está en México...oculta debajo de una motaña

Lo sabemos la pirámide de Giza en Egipto es una de las más famosas en el mundo, pero no es la más grande. Ese título lo gana la gran pirámide de Cholula, un templo azteca antiguo en Puebla, México, con una base cuatro veces más grande que las otras Pirámides y casi el doble de volumen.


¿Si es la pirámide más grande del mundo por qué nadie lo sabe? Podría ser debido a que la gigantesca estructura está oculta bajo una montaña.
De hecho, parece tanto una montaña, que el famoso explorador español Hernán Cortés se la perdió por completo, y sin darse cuenta construyó una iglesia en la parte superior derecha de la misma.

Para entender lo impresionante que es la gran pirámide de Cholula, hay que ir mucho antes de Cortés y su ejército plantado un símbolo del cristianismo en su punto más alto.

Conocida como Tlachihualtepetl (que significa "montaña artificial"), los orígenes de la pirámide son un poco extraños, ésta fue construida en torno al año 300 aC por muchas comunidades diferentes en honor al antiguo dios Quetzalcóatl.
La pirámide fue construida con adobe, un tipo de ladrillo hecho de barro cocido, y cuenta con seis capas construidas en la parte superior por muchas generaciones. Cada vez que se completó una capa, la construcción recogía una copia de seguridad por un nuevo grupo de trabajadores. Este crecimiento incremental es lo que hizo que la gran pirámide de Cholula sea tan grande. Su base mide 450 por 450 metros, que es cuatro veces el tamaño de la Gran Pirámide de Giza.

De hecho, el volumen total de la pirámide es de unos 4,45 millones de metros cúbicos, mientras que el volumen de Giza se encuentra a 2,5 millones de metros cúbicos.
Los antiguos aztecas utilizaban la gran pirámide de Cholula como un lugar de culto durante 1,000 años, posteriormente se trasladaron a una nueva ubicación más pequeña cerca. Antes de que fuera sustituido por estructuras nuevas, era cuidadosamente decorado con insectos rojos, negros y amarillos. Pero sin mantenimiento, los ladrillos de barro empezaron a proporcionar nutrientes a todo tipo de vegetación tropical.

Cuando Cortés y sus hombres llegaron a Cholula en octubre de 1519, unos 1,800 años después de que la pirámide fue construida, masacraron a alrededor de 3,000 personas en una sola hora, 10% de la población entera de la ciudad, y nivelaron muchas de sus estructuras religiosas. Pero nunca tocaron la pirámide, porque jamás la encontraron.
En 1594, después de establecerse en la ciudad y afirmando es suya, se construyó una iglesia: La Iglesia de Nuestra Señora de los Remedios, en la cima de la montaña de la pirámide oculta. ¡Ahora Cholula cuenta con 365 iglesias!

Ahora, después de 2,300 años de su construcción inicial, el sitio se ha convertido en un destino turístico. Probablemente en el futuro, los arqueólogos obtendrán una mejor comprensión de cómo se construyó la estructura, por quién y cómo llegó a parecerse tanto a una montaña.




...y comeremos lechugas rojas...

Puede que en el futuro seamos capaces de producir plantas en masa, pero éstas no serán verdes. Este es el modelo en el que actualmente se encuentran trabajando científicos vinculados a la Agencia Espacial Europea de Alemania e Italia, quienes se han basado en evidencias sobre la soja.

El verde de una planta viene dado por la absorción de la luz por parte de las células vegetales. Éstas contienen un pigmento conocido como clorofila, que actúa como un foco de absorción en los cloroplastos. ¿Son estos fundamentales para absorber la luz? Lo cierto es que no. Si fuera así, los seres humanos seríamos verdes. Los mamíferos basamos nuestro color en la melanina, que si bien también se encuentra presente en el reino vegetal, la forma en la que interactúa con los rayos ultravioleta en la epidermis es la causante de nuestro color y la manera en la que recibimos la luz solar.

Los científicos de la Agencia Espacial Europea se basan en una variedad de soja mutante que solo contiene un 20% de clorofila respecto a las plantas verdes habituales. Esta deficiencia cambia las propiedades de sus hojas, que adquieren un color amarillento. Sin embargo, reflejan la luz muchísimo más que sus parientes verdes, lo que se traduce en una menor absorción de energía. No obstante, fijan mucho más el dióxido de carbono del aire, lo que resulta positivo para los cultivos.

Los investigadores pretenden medir el brillo que emiten los seres del reino vegetal y así observar de qué forma convierten el dióxido de carbono en carbohidratos fundamentales para la fotosíntesis. Para ello, emplearán un sensor denominado HyPlant, desarrollado por el Centro de Investigación Jülich (Alemania), basado en 'cámaras' capaces de detectar la luz reflejada y emitida en las plantas.

“Por primera vez podremos medir si las nuevas ideas relacionadas con la fisiología de las plantas pueden detectarse por instrumentos voladores, allanando el terreno para seguir desarrollando tecnologías”, explica Dirk Schuettemeyer, coordinador de campaña de la ESA.

“En primera instancia HyPlant podrá observar una larga explanada de soja mutante cerca de los campos verdes. El siguiente paso será cuantificar la fluorescencia de los diferentes campos para probar la teoría de las tasas similares de fotosíntesis entre la soja original y la mutante”, añade.

Con esta técnica pretenden mejorar los conocimientos sobre cómo la fotosíntesis afecta a los ciclos del carbono y el agua. La información sobre la salud y el estrés de la vegetación planetaria puede ser fundamental para afrontar la demanda creciente de alimentos y piensos.

Según aclara la ESA en el comunicado, todavía es pronto para afirmar si el ciclo natural de fotosíntesis será o no un impedimento para cultivar plantas en otro escenario. Todavía hacen falta experimentos. El Explorador de Fluorescencia de la ESA será puesto en marcha en torno a 2022.



Los pollos que son felices tienen mejor sabor...

Mientras el mundo se divide entre los que abogan por los denominados 'productos naturales' y los que sostienen que no es tan sano el pollo ecológico como lo pintan (ni tan sostenible para el medio ambiente), los científicos observan desde cerca nuestro comportamiento al respecto.


Es así como el equipo de Lisa Feldman Barrett (reputada profesora de Psicología de la Northeastern University) ha descubierto que la experiencia de comer carne está basada en gran parte en lo que sabemos de cómo se ha criado el animal. Si pensamos que es un pollo que ha vivido en una granja, piando al Sol y disfrutando de la compañía de su familia, nos sabe infinitamente mejor que si imaginamos que ha tenido una vida triste y después le han acabado partiendo el cuello en un matadero.

Para llegar a estas conclusiones, los investigadores contaron con un grupo de voluntarios que se sometieron a una curiosa experiencia gastronómica. Los científicos les invitaron a probar varias carnes, todas ellas servidas en pares idénticos pero con distintas descripciones. Después, les entrevistaron para conocer su opinión sobre lo que habían comido.

A pesar de que los pares de carne que servían cada vez eran exactamente iguales, los voluntarios valoraron como más sabrosos aquellos que habían tenido una buena vida que los que habían sido criados en entornos industriales. Además, aseguraron que olían mejor y que tenía mejor aspecto. Algo que sugiere que nuestras creencias puede influir en nuestra conducta alimentaria.

Los resultados, publicados en la revista especializada PLoS ONE, están en consonancia con varias investigaciones recientes que muestran cómo nuestras creencias influyen en la forma que valoramos los alimentos. En el caso del vino, por ejemplo, que como varios estudios han demostrado, pensamos que sabe mejor si es más caro.

Además, los científicos observaron que la experiencia era notablemente peor si los voluntarios sabían que los animales habían sufrido. Algo que podría dar explicación al crecimiento exponencial de los denominados "productos naturales" o "agriculturas ecológicas".





Comprobado: Las lavadoras se comen tus calcetines (pero el problema está en tu cerebro)

Que levante la mano aquel que no ha perdido un calcetín en alguna ocasión. Miras en la lavadora, en el cesto de la ropa, debajo de la cama, sobre el pomo de la puerta... nada. En ese momento, no te queda otra que mirar con cara de póker al electrodoméstico de un solo ojo. Fijo que se lo ha tragado. Incluso llegas a imaginarte que los ingenieros diseñaron en secreto un monstruo devorador de calcetines en el interior.

Y lo cierto es que las lavadoras no comen calcetines. Al menos, no tanto como pensamos. Según explicó en una ocasión el Instituto de Ciencia de Whirlpool, tanto en las lavadoras de carga superior como en las de carga frontal, los calcetines pueden darse a la fuga. Lo hacen porque quedan atrapados en zonas que no están a la vista del usuario. En el caso de las lavadoras de carga frontal, pueden quedar atrapados bajo el caucho. En el caso de las máquinas de carga superior, el calcetín se puede colar a través del pequeño espacio que queda entre los tambores interiores y exteriores.

Así que, efectivamente, es más que probable que la lavadora se esté tragando algunos calcetines. Además, otra cosa que suele ocurrir si eres de los que utiliza la secadora, es que la electricidad estática haya provocado que el calcetín se pegue a alguna otra prenda y pase completamente desapercibido mientras doblas la ropa.

Pero, como puedes imaginar, esto no puede ser la única razón de la desaparición de tantos calcetines. Y no te equivocas, falta el elemento más importante: reconocer que el problema está en tu cerebro. Se trata de un sesgo cognitivo.
El año pasado, la división de Samsung en Reino Unido encargó al psicólogo Simon Moore y al estadístico Geoff Ellis que evaluasen la situación y descubriesen a qué podía deberse el aumento exponencial de calcetines perdidos por los usuarios. Según la firma, los británicos pierden una media de 1,3 calcetines todos los meses (15 al año). Eso son nada menos que 84 millones de calcetines perdidos cada mes. Mucho más de lo que cualquier lavadora se podría tragar. Entonces ¿dónde van a parar?

Según Moore, que entrevistó a más de 2.000 personas, la desaparición de los calcetines es el resultado de un sesgo cognitivo. Como explica el psicólogo para Mental Floss, "por poner un ejemplo, hemos encontrado una correlación entre desapariciones de calcetines y el tamaño de una casa. A más personas viven en un hogar, mayor probabilidad de perder calcetines". Ya que son más los que se implican en las tareas domésticas, si notan la falta de uno de ellos achacarán que otro lo encontrará o sabe dónde está. Cuando la falta se hace más que evidente, "todos acusan a la lavadora".

Un factor que contribuye a esto son los atajos mentales que tomamos para resolver los problemas. Si un calcetín se pierde, Moore asegura que la gente solo mira en los lugares más evidentes antes de darlo completamente por perdido. Según explica el psicólogo, "la mejor forma de encontrar un calcetín sería volver sobre nuestros pasos y averiguar dónde puede estar". Pero no es así, somos perezosos. "En lugar de mirar por detrás de los radiadores o debajo de las camas, aceptamos el calcetín que nos queda como una entidad singular, experimentamos un pequeño proceso de duelo breve y seguimos con nuestras vidas".

Lo más curioso, es que aquellas personas entrevistas por Moore que aseguraban disfrutar de lavar la ropa, eran mucho menos propensos a perder calcetines. "Ellos, simplemente, prestaron más atención a los detalles". Por lo que el psicólogo piensa que aquellas personas que detestan las tareas domésticas siempre perderán calcetines. "Es mejor culpar a las lavadoras de nuestros propios fracasos. Lo mejor sería admitir que odiamos hacer esas tareas".




Descubren una manera de comer sin límites y no engordar

Científicos estadounidenses de la Universidad de California en San Francisco han descubierto en qué condiciones la grasa beige, importante para el organismo, se convierte en grasa blanca, menos beneficiosa para el cuerpo. En el futuro, el descubrimiento permitiría dejar de lado las limitaciones a la hora de comer, teniendo en cuenta que esto no implicaría engordar.

Los investigadores han logrado alterar la genética de la grasa beige que quema calorías y, con ese avance, podrían ayudar a prevenir la expansión de la obesidad y la diabetes tipo 2, informa UCSF News Center.

En un estudio publicado en la revista 'Cell Metabolism' estos investigadores, encabezados por Shingo Kajimura, explican que han modificado los adipocitos 'beige' de unos ratones de laboratorio para evitar que se conviertan en grasa blanca, un tejido que almacena energía y resulta perjudicial en grandes proporciones.

El cambio, que no tiene efectos cardiovasculares secundarios, resulta posible gracias al control de la autofagia: las células digieren sus componentes internos defectuosos o que estiman que no necesitan. El problema de ese proceso es cuando acaban con sus propias mitocondrias, que queman la glucosa para obtener energía.
Las células de grasa 'beige' (a la izquierda, en verde) con la expresión UCP1 —un gen que indica su capacidad para quemar energía— destacada en rojo, comparadas con su estado 'blanco' alternativo.
En el cuerpo humano se habían identificado dos tipos de tejido adiposo, el blanco y el pardo: el primero, fundamentalmente, almacena energía, mientras que el segundo regula la temperatura corporal. En 2015, estos especialistas descubrieron que los lípidos saludables son completamente diferentes y los denominaron grasa 'beige'.

"Durante muchos años nos concentramos en aprender a convertir la grasa blanca en 'beige', pero nos hemos damos cuenta de que también tenemos que hallar la manera de que se mantenga en ese estado durante más tiempo", ha comentado Shingo Kajimura.

Este hallazgo también podría aumentar los niveles de grasa 'beige' en las personas con obesidad, a las que ayudaría a minimizar su acumulación lípida.




"Chile no crece porque está lleno de chilenos"

"¿Por qué Chile no crece? Porque está lleno de chilenos". Según los medios, a simple vista la frase aparecida en la columna del destacado economista venezolano Ricardo Hausmann, que encabeza el centro para el Desarrollo Internacional de la Universidad de Harvard, podría parecer una provocación. Para promocionar su reflexión, el académico lanzó esta frase en Twitter.

Sin embargo, el punto del economista es bastante profundo. En su columna, titulada 'Los admiradores extranjeros de Trump', Hausmann defiende el papel de los inmigrantes en el desarrollo del país. "Proyectar los problemas de una sociedad sobre chivos expiatorios extranjeros es una táctica política muy antigua. Sin embargo, resulta sorprendente el grado en que la hostilidad hacia la inmigración va en contra de la evidencia de lo beneficiosas que son sus consecuencias", puntualiza el economista.

Según Hausmann, los inmigrantes representan un gran aporte para el crecimiento de los países. "Si bien los inmigrantes representan alrededor del 13% de la población estadounidense, dan cuenta del 26% del total de emprendedores… Esto sugiere que la inmigración constituye parte importante de la vitalidad económica y de la creación de empleo en Estados Unidos".

¿Y por qué aborda a Chile? Porque, según el experto, Chile representa un ejemplo claro del efecto que pueden tener los inmigrantes en el desarrollo económico del país. "En Chile, es cuatro veces más probable que inmigrantes de países no vecinos sean emprendedores de que lo sean los nacidos en el país", sostiene.

A continuación, Hausmann asegura que Chile es el "país más rico y discutiblemente de mayor éxito de América Latina, al cual le gusta compararse con Australia, Nueva Zelanda y Canada". Sin embargo, destaca que "se encuentra estancado" y que le "está resultando difícil diversificar su economía".

"Mientras estudia el porqué, le sería beneficioso compararse con sus modelos en términos de la proporción de población nacida en el extranjero. En Chile, es menos del 2%. En Australia, Nueva Zelanda y Canadá, es el 27%, el 28% y el 20%, respectivamente, lo que obedece en parte a que estos países cuentan con políticas activistas respecto de la inmigración", afirma el economista.

Según el experto, "la falta de inmigrantes en Chile puede explicar parcialmente la escasez de emprendimiento, innovación y diversificación". Para ilustrar su punto de vista, Hausmann pone el ejemplo de los coreanos que vinieron a Chile y contribuyeron a revitalizar la industria textil chilena.






Beso mortal: muere después de un beso de su novia

El joven volvía de quedar con su novia, que actualmente se encuentra en paradero desconocido, cuando comenzó a tener fuertes convulsiones.

Julio Macías González, un joven de 17 años de la delegación de Iztapalapa (Ciudad de México), ha fallecido a causa de un enorme chupetón en el cuello que le hizo su novia, de 24 años, informa 'Hoy Estado de México'.

Los hechos tuvieron lugar después de que el joven volviera a casa tras haber pasado la tarde con su pareja. Se sentó a la mesa a cenar con su familia y, repentinamente, comenzó a tener fuertes convulsiones. Cuando los servicios sanitarios llegaron a la vivienda, no pudieron hacer nada por salvar la vida de Julio.

Los médicos determinaron que la succión le había provocado un coagulo de sangre que viajó por vía intravenosa hasta el cerebro, desembocando en una embolia.

Los padres han responsabilizado a la joven de la muerte de su hijo, que actualmente se encuentra en paradero desconocido, asegurando que nunca aprobaron su relación debido a la diferencia de edad.