lunes, 29 de agosto de 2016

Stephen King anunció que irá a ver la película de dos uruguayos

Cuando alguien como Stephen King dice que va a ir a ver tu película de terror, algo hiciste bien. Ayer, el maestro de la literatura de suspenso y terror estadounidense tuiteó que iría a ver Don't breathe o No respires, la nueva película de la dupla Federico Álvarez - Rodolfo Sayagués, y que llegará a los cines uruguayos el próximo 8 de setiembre.


La película, que ya ha cosechado muchas críticas favorables desde su estreno en el festival SXSW en Austin, Texas, fue incluso señalada por un experto de ese país como una película que parece dirigida por "Alfred Hitchcock bajo los efectos del crack".

Tras el éxito de Posesión infernal hace tres años, su nuevo trabajo ha sido muy anticipado tanto en Hollywood como en Uruguay. Ambos cineastas cuentan con el encanto de ser "los uruguayos trabajando en Hollywood", una historia que comenzó con el éxito viral del cortometraje Ataque de pánico (2009) y siguió con el trabajo de los uruguayos dentro de la productora de Sam Raimi, director de Diabólico (1983) y El Hombre Araña 2 (2004), entre otras.

"No teníamos ganas de volver al horror brutal", menciona Álvarez. "Uno tiene que hacer la película correcta y la mejor de los proyectos que estás desarrollando. Tiene que haber una buena historia que a mí me motive contarla". Don't breathe fue uno de los tres nuevos guiones que la dupla escribió en Hollywood.

A Álvarez le gusta definir a esta como "su primera película" debido a la escala menor de producción en comparación con Posesión infernal: "Tuvimos un camino poco ortodoxo. Tiene más sentido que este hubiese sido nuestro primer proyecto".

Don't breathe se centra en la invasión de tres jóvenes en la casa de un ciego con el objetivo de robarle. Para el infortunio de los protagonistas, una vez adentro se darán cuenta que se metieron en la casa equivocada. De acuerdo al portal especializado en filmes del género Bloody Disgusting, para describir el filme hay que imaginar un hijo entre Cacería macabra (2011) y La habitación del pánico (2002) de David Fincher.

La película sigue cosechando hitos como este reciente: que el creador de obras como Carrie, It, Apocalipsis o El resplandor haya decidido ir al cine. No es poco elogio.


Murió Willy Wonka

En 1971, Gene Wilder le abrió las puertas de la fábrica de chocolate más famosa al mundo. Allí, su interpretación de Willy Wonka pasó a formar parte de la historia del cine, con escenas memorables y posturas que llegaron a transformarse en memes de la web (ver recuadro). Wilder parecía tener incorporado el espíritu de la novela de Roald Dalh y eso fue lo que el director de Willy Wonka y la fábrica de chocolate, Mel Stuart , vio en él para elegirlo sobre actores como Fred Astaire o Joel Grey.

"Lo miré y supe inmediatamente que era la única persona que podía representar a Willy Wonka", declaró el cineasta a The Washington Post en 2005. La elección fue certera y Wilder caló inmediatamente en los espectadores con su interpretación. A partir de allí se convirtió en una de las figuras de la comedia hollywoodense del momento, y sus clásicas colaboraciones con el director Mel Brooks aumentaron el éxito de la denominada "comedia de enredos".

Wilder, que fue también productor y director, murió este lunes a los 83 años por complicaciones en el Alzheimer que padecía desde hace tres años y que según su sobrino había decidido mantenerla en secreto para "proteger" la sonrisa de los niños con los que se cruzaba.

Gene Wilder nació como Jerome Silberman en una familia de inmigrantes de origen ruso y comenzó su trayectoria como intérprete durante los años 60 en Broadway, la meca del teatro estadounidense.

Su debut en el séptimo arte llegaría con un pequeño papel en la exitosa cinta de culto Bonnie y Clyde (1967), dirigida por Arthur Penn y protagonizada por Warren Beatty y Faye Dunaway. Penn lo descubrió mientras asistía a una de las presentaciones de Alguien voló sobre el nido del cuco en Broadway, donde Wilder compartía cartel con Kirk Douglas, y lo invitó a participar en su película.

Ese mismo año comenzó su fructífera colaboración en el mundo del cine de comedia con el director y actor Mel Brooks, a quién también conoció en el mundo de las tablas por intermedio de la esposa de Brooks. Gracias al filme Los productores y su posterior colaboración, ambos alcanzarían su periodo de mayor popularidad en los años 70.

Además, la crítica y el público lo aclamaron por su papel de Waco Kid en la tercera cinta de Brooks, la parodia de un western y éxito de taquilla Locuras en el Oeste (1974). Otro de los trabajos en conjunto con Brooks que los catapultaron al primer plano de la comedia fue El joven Frankestein, una parodia de las películas de terror de la década de 1930 que tuvo gran éxito en todo el mundo. Fue durante esta relación que Wilder fue nominado al Oscar en dos ocasiones.

A lo largo de su carrera, Wilder colaboró también con otros directores de cine de humor, como Woody Allen y los actores Marty Feldman y Richard Pryor. Fue memorable su intervención en uno de los episodios del filme de Allen Todo lo que siempre quiso saber sobre el sexo y nunca se atrevió a preguntar, de 1972.

Su último papel importante fue en una versión para la televisión de la película Alicia en el país de las maravillas a finales de 1990, en la que también trabajaron Ben Kingsley y Martin Short.

Durante su carrera probó suerte en la dirección varias veces, y se estrenó como realizador en El hermano inteligente de Sherlock Holmes (1975), a la que siguieron películas como The World's Greatest Lover (1977), Les séducteurs (1980), La mujer de rojo (1984) y Luna de miel embrujada (1986).

Sus complicaciones de salud no comenzaron, sin embargo, con la aparición del Alzheimer, ya que en febrero de 2000 Wilder ingresó en una clínica de Nueva York tras sufrir una recaída del cáncer linfático que se le había diagnosticado décadas antes. Justamente, en 1993, Wilder abrió un centro de apoyo para los pacientes de cáncer y sus familiares, llamado Gilda's Club en recuerdo de su esposa Gilda.

El actor se casó a lo largo de su vida en cuatro ocasiones y su actual esposa era Karen Boyer, con quien contrajo matrimonio en 1991.

Retirado del mundo del cine en 1999 para dedicarse a labores humanitarias, en 2005 publicó sus memorias bajo el nombre de Kiss Me Like A Stranger y en 2007 su primera novela, centrada en la Primera Guerra Mundial, titulada My French Whore.

El meme de Willy Wonka
Pese a que se había alejado de la intepretación hace tiempo, Gene Wilder aún se encuentra muy presente en la web. Gracias a una imágen de una escena de Willy Wonka y la fábrica de chocolate, Wilder ha aparecido en muros de facebook, imágenes de twitter y otras plataformas como un meme. La imagen en cuestión utiliza la curiosa expresión de Wilder para agregar una frase de tono irónico o, a veces, despectivo.





...aunque se vista de seda..., y otras imágenes divertidas







A veces la vida te da limones, y no puedes hacer limonada







Excelentes alternativas a Whastapp

Después de que la compañía de mensajería instantánea para dispositivos móviles Whatsapp comunicara el pasado jueves que ha modificado sus términos de uso y privacidad, pasando a compartir con Facebook datos personales como el número de teléfono, muchos usuarios de esta aplicación se plantean otras alternativas para, de esa forma, conservar su 'anonimato móvil' en la red social.

Respondiendo a esta demanda, portales Internet especializados en telecomunicaciones han publicado una serie de alternativas a Whatsapp. Aunque muchas de ellas también requieren datos del usuario y su número de teléfono, al menos no comparten dicha información con Facebook.

Telegram


Esta aplicación de mensajería que cuenta con millones de usuarios por todo el planeta le hace clara competencia a Whatsapp. Es totalmente gratuita y no incluye suscripciones de pago. Además de no contar publicidad, no obliga a consignar el número de teléfono.

Viber

Esta App de mensajería, que cuenta con más de 100 millones de usuarios en todo el mundo y que funciona de forma similar a Whatsapp, requiere el número de teléfono para identificar al usuario y contiene publicidad, aunque no comparte toda esta información con Facebook. Además permite realizar llamadas de voz.

WeChat

Esta aplicación china cuya comunidad de usuarios está en continuo crecimiento (cuenta ya con más de 400 millones) y proporciona servicios similares a Whatsapp. Aunque WeChat requiere el número de teléfono, no lo muestra públicamente y permite desvincularlo de la cuenta cuando se desee. La aplicación, que contiene anuncios, es una aplicación gratuita que permite chatear y realizar tanto llamadas de voz como videollamadas, así como compartir la geolocalización entre usuarios.

Kakao Talk

Esta alternativa también requiere precisar el número de teléfono, al que envía un código de verificación. Además de poder chatear con otros contactos, permite compartir fotografías e imágenes, mensajes de audio y llamadas de voz grupales sin importar la ubicación de sus usuarios de todo el mundo.

Kik

Kik es una opción de mensajería instantánea que no requiere facilitar un número de teléfono para su uso, bastando con registrarse en la aplicación. Además de poder chatear por Kik, se puede compartir imágenes y fotos, dibujar bocetos y acceder simultáneamente a páginas de Internet sin necesidad de abandonar la aplicación.



Esta aplicación es, sin duda, una de las mejores alternativas a Whatsapp, pues, además de su servicio de mensajería instantánea, también ofrece herramientas para encontrar amigos y nuevos contactos entre sus más de 70 millones de usuarios en todo el planeta. Asimismo, Tango cuenta con minijuegos internos, permite audio y videollamadas, compartir imágenes, y muchas otras cosas.




"Fue un trabajo interno": revelan quien mató a Kennedy

El director de cine estadounidense Oliver Stone reveló detalles de una confesión sobre el asesinato de John F. Kennedy que un supuesto ex agente del Gobierno de EE.UU. decidió hacerle poco antes de morir. El hombre, oculto bajo el seudónimo de 'Ron', aseguró haber pertenecido a la guardia presidencial de ese entonces y afirmó que "alguien de su propio equipo había disparado contra el presidente", informa 'Daily Mail'.

El cineasta señaló que Ron contactó con él por primera vez a través de una serie de cartas luego de que dirigiera en 1991 la película 'JFK', en donde plantea la hipótesis de que el crimen de Kennedy fue producto de una conspiración del Gobierno. Tiempo después, tras conocerse personalmente, el supuesto exveterano, enfermo de cáncer, decidió compartir el secreto, que hasta el momento solo conocía su propio hijo.

Según palabras del propio Ron, el disparo mortal fue "un trabajo interno" hecho por un francotirador perteneciente a la guardia de seguridad encargado de asegurar el perímetro. Al respecto, Stone añade que en un principio se tornó escéptico frente a las afirmaciones del supuesto ex funcionario dada la gran cantidad de teorías y señalamientos en torno a la muerte de Kennedy. Sin embargo, asegura que logró disipar sus dudas al constatar que Ron fue marinero en Vietnam, de lo que se convenció al oír su jerga militar y los intrincados detalles, que el director describe como "plausibles y muy auténticos".

"El escenario que supone [Ron] es muy práctico. Esa sería la manera en que yo lo haría si tuviera que hacer algo por el estilo", añade Stone.

Aunque el aclamado director desconoce el principal motivo de por qué Ron decidió hacerle la confesión, subrayó luego de su último encuentro con él en un hotel en Rochester, en Nueva York, que el ex veterano "no quería dinero ni reconocimiento" y que actuó movido únicamente por su conciencia.

Los detalles de la confesión fueron conocidos por primeras vez por Matt Zoller Seitz, biógrafo de Stone, y serán expuestos en el libro titulado: 'The Oliver Stone Experience', que saldrá a la venta el próximo 13 de septiembre.



16 reveladores frases en currículums laborales






Como reacciona nuestro cuerpo después de una taza de café




Famosos y sus hijas







Lo que te puedes encontrar si vas a pescar...







Actrices que cambiaron radicalmente su figura para sus personajes

Charlize Theron -  Imperator Furiosa, Mad Max Fury Road

Hilary Swank — Maggie Fitzgerald, Million Dollar Baby

Mayim Bialik — Amy Farrah Fowler, The Big Bang Theory

Gwendoline Christie — Brienne of Tarth, Game of Thrones

Anne Hathaway — Fantine, Les Misérables

Penélope Cruz — Italia, Don’t Move