sábado, 5 de noviembre de 2016

Después de la fiesta la casa quedó patas arriba...y otras imágenes divertidas







Gifs que los personajes de 8 multifacéticos actores

Johnny Depp

Leonardo DiCaprio

Robert De Niro

Arnold Schwarzenegger

Por lo que más quieras: JAMAS lleves un peinado de estos (Post 36.000)







El surrealista Lago Eyre de Australia

Kati Thanda-Lake Eyre o sencillamente el lago Eyre es, en las pocas veces que está lleno, el más grande de Australia. Pero la mayoría del tiempo está seco, lo que no significa que deje de ser espectacular.

Las coloridas fotos de las vastas salinas del "Outback" autraliano fueron tomadas por un grupo de galardonados fotógrafos llamado Light Collective.



Cuando Thanda-Lake Eyre tiene agua, cubre una enorme área de 1,2 millones de kilómetros cuadrados, que equivale a la sexta parte de toda Australia.

Pero la mayor parte del tiempo está seco, exponiendo las salinas que se extienden por Queensland, Nueva Gales del Sur, el Territorio del Norte y Australia Meridional.

Los fotógrafos -Adam Williams, Luke Austin, Ignacio Palacios and Paul Hoelen- hicieron grandes esfuerzos para lograr estas maravillosas imágenes. Su auto frecuentemente se averiaba durante el difícil viaje por la remota Australia Meridional.

"El auto se nos varó por dos días", cuenta Williams. "Y nos tomó como cuatro horas recorrer 50 kms.".

Cuando finalmente llegaron a un pueblo llamado William Creek, a unos 1.000 km al norte de Adelaide, rentaron dos pequeñas aeronaves para tener esa vista única de la región.

Las 10 aplicaciones mas populares

Los smartphones crearon una nueva forma de consumir contenido digital. Los usuarios recurren a los celulares para hacer compras, leer noticias e interactuar con amigos. Y por lo general hacen todo esto a través de las aplicaciones.

Mientras que en junio de 2014 en promedio los usuarios pasaban 500 mil millones de minutos al año usando las apps, para junio de 2016 se llegó a los 700 mil millones de minutos, según datos de comScore.

Pero ese tiempo está concentrado en apenas unos "pocos elegidos": los usuarios invierten el 45% del tiempo en su aplicación favorita que, por lo general, suele ser una red social.


En la app de Facebook, que figura primera en el ranking con casi 150 mil millones de usuarios único, en promedio una persona pasa 13 horas por mes. Además, según contó Mark Zuckerberg en su última presentación, la red social cuenta con 1.800 millones de usuarios activos.

Facebook Messenger, al igual que WhatsApp, cuenta con 1.000 millones de usuarios activo; e Instagram tiene la mitad de ese número.

Aquí un detalle de las aplicaciones más populares según datos de comScore:

¿Qué buscan los usuarios en las aplicaciones? "Principalmente deben dar valor genuino. Las apps para cosas triviales cada vez tienen menos atractivo", analizó Augusto Fernández Villa, cofundador y COO de Poincenot. El foco está puesto en obtener servicios, información que sea relevante para la persona o bien comunicarse con amigos o conocidos.

La posibilidad de recibir respuestas personalizadas también es fundamental. Según explica Damián Rolón, director de Media y Telecomunicaciones de Snoop Consulting, se buscan programas inteligentes, que funcionen como asistentes virtuales.

"En el caso de una de app para viajeros, por ejemplo, que sepa donde estoy y me diga: 'estás muy cerca de tal destino, podés subirte a este bus y llegar en 10 minutos' y que con el tiempo vaya aprendiendo más para hacerme recomendaciones según mis gustos personales. Sin dudas este tipo de asistencia que me hace más fácil el trabajo, tiene más posibilidades de ser adoptada", detalló Rolón.

Que sea práctica y sencilla de usar también es clave. "El celular se utiliza en contextos específicos, viajando, caminando, en los 5 minutos entre reunión y reunión, si la app no está pensada desde su usabilidad para ser efectiva en estos contextos no va a ser atractiva para el usuario", concluyó Fernández Villa.



Creer o reventar: 10 curiosas maldiciones del mundo del deporte

Una cabra maldita que acechó a Los Cachorros por más de 70 años, un edificio maldito que inundó de miserias deportivas a una ciudad y los goles de Aaron Ramsey marcados por la muerte, son algunas de las maldiciones más curiosas del deporte.

Creerlo o no, depende de uno, pero el hecho de que la desgracia suceda en paralelo al conflicto resulta por lo menos llamativo.

1- LA CABRA DE LOS CUBS


Era el 6 de octubre de 1945, William Sianis, dueño de una taberna en Chicago, acudió al Wrigley Field, junto a su cabra, para ver a los Cubs. El problema era que "Murphy", su mascota, molestaba con su olor a los fanáticos que se situaban al rededor.

Hostigado por los mismos espectadores, tuvo que irse del estadio junto al animal. El odio que le causó la situación fue tal que sólo llegó a decir: "Los Cubs no volverán a ganar un campeonato". Algo realmente duro para un equipo que estaba definiendo la Serie Mundial y terminó perdiendo.

Finamente, después de 71 años de "la maldición de la cabra", los de Chicago Cubs pudieron romper el maleficio y conquistar el título esta semana.

2- LA PROMESA A LA VIRGEN DE JUJUY

En 1986, la selección argentina de fútbol, dirigida por Carlos Bilardo, consiguió su última copa del mundo.

Para prepararse para jugar en la altura de México, el plantel se concentró durante un mes en la localidad de Tilcara, Jujuy, en el norte argentino. Allí pasó por la iglesia Señora del Rosario, le pidieron ayuda a la Virgen de Copacabana para conquistar la copa y, según cuentan los fieles, prometieron volver para agradecer si se cumplía su sueño.

Pero ningún integrante del seleccionado argentino volvió a Tilcara tras la conquista de la Copa en el Estadio Azteca. Muchos creen que el enojo de la Virgen tiene que ver con que Argentina no haya podio ganar otro mundial desde entonces.

3- NO TOCAR EL TROFEO DE LA CHAMPIONS LEAGUE

Desde que la Copa de Europa cambió a su nombre actual, cada jugador que tocó la copa antes de tiempo perdió la final. En 2004, Ludovic Giuly, vivió la situación en carne propia tras tocar la Copa y ver como el Porto vencía por goleada a su Mónaco. Además se fue lesionado a los 23 minutos.

Paolo Maldini, fue otro en el que recayó la maldición. Rozó la copa y el Milan, que ganaba 3-0, terminó perdiendo el torneo en tanda de penales, a manos del Liverpool.

El último precedente ocurrió en el 2012. Anatoliy Tymoshchuk, volante del Bayern Munich, pasó su mano por el trofeo y el Chelsea terminó quedándose con el título por penales.

4-EL EDIFICIO MALDITO Y SUS 29 AÑOS DE SEQUIA

El One Liberty Place rompió una regla fundamental en Filadelfia. La norma prohibía la construcción de un edificio más alto que la estatua de William Penn, fundador de la ciudad.

Las miserias deportivas comenzaron desde el instante en el que empezó la edificación. 29 años duró la maldición, la cual quedó sin efecto cuando los Philadelphia Phillies, de la MLB, consiguieron el título en 2008. La historia cuenta que unos trabajadores movieron la estatua a la azotea del edificio.

5- LOS GOLES DE AARON RAMSEY

El jugador del Arsenal se convierte en polémica cada vez que convierte un gol, ya que al hacerlo un personaje famoso muere. Bin Ladden, Steve Jobs, Muamar Khadafi, Whitney Houston y Alan Rickman, entre otros, son algunos de los "supuestos nombres" que se cargó con su maldición.

50 fantásticos lugares de la tierra

Torres del Paine Parque Nacional, Chile

Río Li, China

Manarola, Italia

Sapa, Vietnam

Naukluft, Namibia

Julia Pfeiffer State Park, California

Humor compuesto








Cómo desactivar el Centro de Notificaciones de Windows 10

Una de las novedades con las que llegaba hace ya más de un año Windows 10, es su centro de actividades, que permite centralizar los mensajes que el propio sistema muestra al usuario. Unas notificaciones que pueden ser de Windows o de cualquier otra aplicación capaz de usar el centro de actividades de la última versión del sistema operativo de Microsoft para mostrar este tipo de avisos a los usuarios.


Sin duda, una característica que para muchos puede ser de gran utilidad, aunque en ocasiones puede llegar incluso a molestar hasta el punto de querer desactivarla. Si eres uno de ellos, sólo tendrás que seguir los pasos que vamos a mostrar a continuación para desactivar el centro de actividades de Windows 10 y acabar por completo con su presencia en nuestro escritorio.

Lo primero que tenemos que hacer es ir a la página de configuración de Windows 10 y desactivar desde los ajustes el centro de actividades. Para ello, pulsamos sobre el menú Inicio, accedemos a la configuración del sistema y elegimos la opción Personalización. A continuación, de entre las opciones que ofrece el menú del lateral izquierdo, seleccionamos Barra de tareas y posteriormente buscamos en el panel derecho la sección Área de notificación.

Ahí encontraremos la opción Activar o desactivar iconos del sistema, pulsamos sobre el enlace y nos llevará a un listado donde tenemos que buscar Centro de actividades. Junto a esta opción, tendremos un interruptor que con sólo deslizarlo hacia la izquierda, desactivará el centro de actividades de Windows 10.

Si lo que queremos es acabar por completo con el centro de actividades en nuestro sistema, entonces tendremos que ir al registro de Windows. Para ello, pulsamos Win + R, escribimos el comando regedit y pulsamos Enter. Una vez hecho esto, navegamos hasta la ruta HKEY_LOCAL_MACHINE \ SOFTWARE \ Policies \ Microsoft \ Windows \ Explorer, de no encontrar el directorio Explorer dentro de Windows debemos crearlo.


Dentro debemos crear un nuevo valor DWORD de 32 bits al que debemos llamar con el nombre DisableNotificacionCenter y que tenemos que asignarle el valor 1 en hexadecimal. Hay que tener en cuenta, que aunque parezca todo lo contrario, el valor 1 activa la función que desactiva el Centro de Actividades, mientras que si le damos el valor cero la desactiva y veremos como el Centro de Actividades se mantiene activo.

También podemos desactivar el centro de actividades para un usuario concreto si realizamos estos mismos pasos en la ruta del registro HKEY_CURRENT_USER \ SOFTWARE \ Policies \ Microsoft \ Windows \ Explorer.



Multan por piratería a una anciana de 86 años que no sabe descargar nada de Internet

Durante la última década, las leyes antipiratería han demostrado no ser una solución muy efectiva para el problema. En algunos lugares, incluso, ello ha dado pie a abusos.

El último ejemplo de ello ha ocurrido en Canadá, dónde una señora de 86 añosha recibido una multa de 5.000 dólares por descargar de manera ilegal el videojuego Metro 2033.

Christine McMillan, la mujer en cuestión, dice que ni siquiera sabe cómo se descarga un videojuego. Pero la agencia CANIPRE de Derechos de la Propiedad Intelectual ha utilizado un sistema de detección de IPs para encontrar a posibles piratas. Y entre ellos, ha hallado la IP de McMillan, por lo que la han invitado a abonar la suma correspondiente.

La anciana tiene un nieto adulto que podría haber sido el ejecutor del delito, pero asegura que nunca ha tenido acceso a su ordenador. De este modo, se niega a pagar cualquier tipo de multa y espera que la agencia retire la demanda, ya que ir a juicio sería muy costoso para ambas partes.

“Me pareció bastante impactante. Tengo 86 años, ¿para qué descargaría un juego de guerra?”, declara McMillan. “Que alguien te pueda amenazar a través de la red es intimidatorio. No puedo imaginar que el gobierno apoye estas medidas”.

La polémica ha abierto un intenso debate sobre la legislación canadiense contra la piratería. El hecho de que agencias tengan acceso a las IP de toda Canadá para analizar quién ha subido o bajado un juego de manera ilegal resulta bastante amenazador.

Además, los hackers pueden aprovecharse para piratear una IP –algo sumamente fácil– y descargar todo lo que quieran desde una identidad ajena. Probablemente, sea lo que ha ocurrido con Christine McMillan.

Por su parte, desde CANIPRE dijeron que reciben unas 400 llamadas e emails diarios, por lo que estaban demasiado ocupados para investigar este caso de momento.

“En última instancia, ayudamos a nuestros clientes a obtener un mensaje educativo sobre la lucha contra la piratería y el robo de contenido”, ha declarado Barry Logan, CEO de la compañía.

Logan quiere dar a entender que el caso de la anciana no irá más allá del aviso. Pero eso no resta que el pasado año recaudaran hasta 500.000 dólares por este tipo de multas, cantidad de la cual una parte podría provenir de polémicas similares.

En 2017, Canadá revisará su ley de propiedad intelectual.

Pero, aunque la piratería se ha reducido muchísimo en los últimos años, esto es efecto directo de plataformas como Steam, Spotify o Netflix, más allá de las normas reguladoras. Así que el país deberá reflexionar sobre el sistema que buscan adoptar para luchar contra este fenómeno.



El autocontrol en los humanos es un mito

Desde resistirte a un esponjoso croissant de chocolate a media mañana hasta no pasarse de copas un viernes por la noche, cada día libramos una batalla personal contra de la tentación.

Y cada día acabamos perdiéndola.

La sociedad humana lleva milenios creando historias en las que la falta de autocontrol nos ha llevado al desastre. Pandora abrió la caja y pobló el planeta de males. Eva se comió la manzana y fuimos condenados con la muerte y el dolor. Sabemos que sucumbir a la tentación nos lleva irremediablemente a sufrir un castigo pero, aún así, no podemos evitarlo.

Pero, ¿qué pasaría si en vez culparnos por caer en el vicio comenzáramos a aceptar que lo imposible es resistirnos?

Los psicólogos lo tienen claro: no tener fuerza de voluntad no es un defecto moral, simplemente es parte de la condición humana.

"La ventajas de la restricción con esfuerzo, en la que luchas contra ti mismo, están sobrevaloradas", argumenta el psicólogo Kentaro Fujita, en un artículo de Vox. Es decir, que resistir a la tentación, autocensurarnos, no nos lleva a nada bueno.

Aceptar este hecho podría tener unas implicaciones enormes para la sociedad. Si comenzamos a pensar que es imposible tener todo el autocontrol que queremos, dejaremos de sentirnos mal por caer en la tentación.

"Nuestro modelo prototípico de autocontrol es un ángel a un lado y un diablo al otro que luchan entre ellos", relata Fujita. "Tendemos a pensar que las personas con gran fuerza de voluntad son capaces de ganar esta batalla. En realidad, las personas que son muy buenas en el autocontrol nunca tienen estas batallas", asegura.

Esta idea se comprobó en un estudio de 2011 publicado en el Journal of Personality and Social Psychology. El estudio monitorizó a 205 personas durante una semana a las que se les dio BlackBerrys con preguntas sobre deseos y tentaciones que se apagaban por sorpresa.

El experimento demostró que las personas que opinaban que eran buenas resistiendo a las tentaciones en realidad informaron de menos tentaciones a lo largo del periodo del estudio. Es decir, no sentían con la misma intensidad y frecuencia las tentaciones que sí sentían los demás participantes.

También se ha demostrado que el autocontrol es en parte genética. Las personas con un alto nivel de conciencia tienden a ser buenos estudiantes y es más difícil que realicen compras impulsivas o jueguen a juegos de azar.

Pero, aunque tengamos claro que el autocontrol no forma parte de nuestra esencia, hay ciertas ocasiones en las que, inevitablemente, debemos hacer uso de él para sentirnos bien con nosotros mismos. Actualmente, los investigadores están estudiando si hay alguna forma de aumentar el autocontrol sin emplear demasiado esfuerzo.

Quizá, con sus investigaciones, podamos superar nuestros impulsos esquivando fácilmente el bache y dejando que el "no" sea el comodín a usar en casos de emergencia.