jueves, 17 de noviembre de 2016

Pobre, tan linda y tan andrajosa...y otras imágenes divertidas






Las variadas y hermosas caras del amor







Mujeres y automóviles, una historia de amor y odio







La cocina: ese escenario de tantos desastres...







¿Por qué las aves comen plástico si eso las mata?

Debido al olfato. Las aves marinas identifican el cada vez más ubicuo plástico de los océanos como comida, lo que finalmente tiene una consecuencia letal para su organismo, pues acaban alimentándose de ese plástico.


Concretamente, los desechos plásticos marinos emiten el olor de un compuesto sulfuroso, y ello es en lo que han confiado siempre las aves para encontrar su comida, tal y como concluye un reciente estudio de la Universidad de California en Davis que ha sido publicado en la revista Science Advances.

Con todo, no todas las aves se guían tanto por el olfato, de modo que las hay más afectadas que otras por el plástico. El caso del albatros, que puede planear durante 6 días sin batir las alas y que tiene un agudo sentido del olfato, junto a las aves marinas tubenosadas, es el más dramático.

Polietileno de alta densidad, polietileno de baja densidad y polipropileno, los tres desechos plásticos más frecuentes, fueron los tres tipos que se usaron en el estudio mencionado para estudiar cómo las aves acudían a él. Utilizando el analizador químico, el equipo confirmó que el plástico hedía al compuesto de azufre sulfuro de dimetilo, o DMS, una señal química liberada por las algas, que cubre el plástico flotante.
El estudio observó que las aves marinas que rastrean el olor de DMS para encontrar presas tienen casi seis veces más probabilidades de comer plásticos que las que no lo hacen, lo que también podría abrir la posibilidad a nuevas estrategias que aborden el problema del plástico del océano, que no sólo afecta a las aves marinas, sino también a los peces, las tortugas marinas y otras especies marinas.




Plutón le debe su nombre a una niña de 11 años

Plutón fue descubierto el 18 de febrero de 1930 por el astrónomo estadounidense Clyde William Tombaugh desde el Observatorio Lowell en Flagstaff, Arizona, y fue considerado el noveno y más pequeño planeta del sistema solar por la Unión Astronómica Internacional y por la opinión pública desde entonces hasta 2006.


Pero la razón de que su descubridor lo llamara Plutón se debe a una niña de 11 años, Venetia Burney, que era la nieta de un bibliotecario en la Universidad de Oxford. La niña pudo hacerle llegar la sugerencia del nombre a Tombaugh, pocos meses después de que el hallazgo se hiciera público.

El Dios del inframundo
Venetia sugirió darle el nombre romano del dios del inframundo. Y se le ocurrió porque Pluto podía aparecer y desaparecer, como hacía ese planeta que parecía haber jugado con los astrónomos durante décadas. El 24 de marzo de 1930 había tres nombres finalistas. Plutón (Pluto para los angloparlantes), Minerva (divinidad romana que sonaba bien pero que ya había dado nombre a un asteroide) y Cronos (titán de la mitología griega hijo de Urano y con Saturno como equivalente Romano). Plutón ganó por unanimidad

En 2006, la Unión Astronómica Internacional revocó el estatus de planeta a Plutón, que pasó de ser el noveno planeta a un objeto transneptuniano. Recientemente, sin embargo, la campaña por devolver su estatus de planeta ha ido ganando defensores.

Más allá de 30 veces la distancia que separa a la Tierra del Sol, un mundo frío, helado posiblemente y oscuro porque allí la luz de nuestra estrella llega con una milésima parte de su potencia. A punto de cumplir 89 años, Venetia observó por primera vez el ahora planeta enano a través de un telescopio.



En 1982 se arrestó a un robot por primera vez

Quienes nos hemos criado bajo los códigos narrativos del cine de la década de 1980, ésta historia nos sonará inmediatamente a películas como Juegos de guerra, Cortocircuito o Juguete mortal. A diferencia de esas películas, esta es la historia real del primer robot que fue 'arrestado' por la policía.


Concretamente, el 18 de agosto de 1982, la policía de Beverly Hills, del departamento North Beverly Drive, puso bajo custodia a un robot llamado DC-2.

Según la noticia del arresto, DC-2 fue puesto bajo custodia por "distribuir de forma ilegal tarjetas de visita y por causar conmoción en general" en Los Ángeles.

Lo que nos retroae al cine ochentero, o a producciones nostálgicas como Stranger Things, es que los responsables de estos actos en realidad fueron ser los dos hijos adolescentes del dueño de la empresa que había desarrollado el robot. Gene Beley, era dueño de la compañía que fabricaba el robot, Android Amusement Corporation.

Al parecer, ambos hermanos decidieron sacar al robot valorado en 30.000 dólares de paseo sin autorización, Ferris Bueller style.

La policía consideró citar a Beley por no obtener un permiso oficial para distribuir publicidad en la calle, pero no se presentaron cargos y el robot fue finalmente devuelto a su dueño.





¿Por qué los humanos tienen los glúteos tan prominentes?

Allí donde la espalda pierde el nombre, en los seres humanos disponemos de un reservorio de grasa dividido en dos glúteos prominentes. Sin embargo, a la ciencia no le queda muy claro por qué el llamado prosaicamente como culo es tan grande.

La acumulación de grasa en la parte trasera de la pelvis es un fenómeno exclusivamente humano, sobre todo femenino, pero ¿hay alguna razón de que eso esté ahí, además de servir como atractivo sexual?

Cuestión de hormonas
La hormona responsable de que se forme tejido adiposo en ese lugar (así como los muslos o las caderas) es el estrógeno, y si las mujeres tienen más grasa allí se debe a que la testosterona (hormona masculina por excelencia) tiende a producir el efecto contrario.

Pudiera ser que, como indican algunos biólogos evolutivos, sea un símbolo del estatus sexual, la salud y la capacidad fértil (a más estrógenos, mayo capacidad de procrear) de la mujer, pero no queda tan claro que esto sea solo así, tal y como explica Jorge Alcande en su reciente libro ¿Por qué los astronautas no lloran?: La inversión energética y evolutiva requerida para generar las protuberancias corporales humanas es tal que parece sugerir la existencia de otra razón. La naturaleza no suele gastar tanto en rasgos que podrían ser suplidos por otros más baratos: por ejemplo, una diferente coloración de la piel en las zonas que quiere que llamen la atención.

¿Por qué?
Una hipótesis alternativa la presenta Dennis Bramble, investigador de la Universidad de Utah: tenemos tanto culo para correr. No tanto para correr a gran velocidad, sino para correr sostenidamente durante mucho tiempo, en plan maratón. Según Bramble, nuestros ancestros debían competir con las hienas, grandes corredoras de fondo, por la carroña, y en esa tesitura un buen culo era necesario.

Pero ¿necesario para qué exactamente? Un culo gordo es, también, resultado de tener dos grupos de músculos (el glúteo mayor y el glúteo menor) excepcionalmente desarrollados, tal y como remata Alcalde: Ellos nos ayudan a mantener el equilibrio sin esfuerzo recogiendo la energía del trote y compensando el balanceo de la carrera. Los monos, cuyas nalgas son escuálidas, apenas mantienen su carrera unos minutos sin desfallecer.
Ahora los runners ya tienen algo más para salir cada noche a corretear por las calles.



Mascarilla casera para eliminar arrugas del rostro en una semana

Esta es la receta de una crema casi "milagrosa", ya que, aseguran, tan solo en una semana comenzarás a ver grandes cambios en tu piel; olvídate de las arrugas de tu cara y manos. 


Necesitas:
  • 2 cdtas. de vaselina.
  • 1 cda. de aceite de almendras o aceite de oliva.
  • 1 yema de huevo.
  • 1 cdta. de miel.
  • 1 aguacate maduro.
Cómo prepararla:
  • Calienta un poco la vaselina, ya sea en una olla en la estufa o en el microondas en un recipiente adecuado por pocos segundos, sólo lo suficiente hasta que suavice; si no, se quemará.
  • Agrega la miel y mezcla muy bien. Añade el resto de los ingredientes, el huevo al final. Mezcla vigorosamente, pon la crema en un frasco tapado y agita bien para que se incorpore todo.
Tips para usarla:
  • Primero que nada deja reposar la mezcla por 5 minutos mínimo.
  • Lava y seca muy bien tu cara y unta la mascarilla en tu rostro.
  • Masajea por unos pocos minutos en sentido circular, suavemente y con los dedos anulares para no imprimir tanta fuerza.
  • Deja actuar durante 30 minutos y después elimina con una bola de algodón o una toalla humedecidas en agua mineral.

Humor intolerante







Zoofilia, canibalismo, violación y asesinato: Caperucita Roja

Los cuentos infantiles nunca son tan luminosos como pensamos, de hecho, la de 'Caperucita roja' siempre fue una aventura de sangre y violación.

1. Así huele la ropa interior quemada

Te quitas la ropa porque así te lo ha pedido.

"Quémala en la chimenea", dice, y tú lo echas todo al fuego, excepto tu pequeña caperuza roja, porque sabes que más allá de este hogar caliente, la nieve mata.

"Quémala toda porque está muy sucia", repite la voz quebrada.

En la chimenea, las llamas se comen poco a poco los bordes de tus leotardos gruesos, de tu jersey blanco, de las pequeñas bragas rosadas que tu abuela tejió con cariño, y que ahora exige que destruyas.

"¿Abuelita? ¿Estás bien?", preguntas.

Pero tú misma sabes que su respuesta será oscura. Que su respuesta dará miedo. Que el aliento hacia el que caminas desnuda sólo te traerá desgracia, y aun así, a ti te gusta.
2. Cultura de la violación

Esa sensación de peligro es, precisamente, la que recorrería nuestro cuerpo si fuéramos la protagonista del cuento de Caperucita. Pero no la de sus versiones dulces e infantiles. Ni tampoco la que nuestras maestras nos contaban en la escuela, o la que los cuentos coloridos de la infancia dibujaban con un final siempre feliz.

Al contrario que la niñas que en nuestra imaginación visten de rojo y llevan cestas llenas de pasteles, la Caperucita real tuvo que enfrentarse a una serie de depravadas desdichas, escritas por primera vez por el también depravado Charles Perrault.

Este conocido cuentista francés del siglo XIV fue el encargado de dar forma a algunas de las historias de terror que se contaban oralmente de generación en generación. Historias mágicas que en su mayoría guardaban los miedos de una época, y que dejaban ver ciertas lecciones o moralejas para aquella sociedad.

Caperucita tenía un mensaje muy claro entonces. La inocencia que mostraba aquella niña pretendía ser un reflejo de la inocencia de todas esas muchachas que a menudo se dejaban engañar por “algunos lobos”. Por algunos hombres feroces que podrían estar acechándolas si estas se portaban mal y salían de casa despreocupadas.

La lección de Perrault estaba dirigida hacia las jóvenes, y su Caperucita Roja sólo era una advertencia fácilmente resumible: cuidado, niñas, las violarán y será culpa vuestra.

3. La venganza de la lolita

En 2005 se estrenó Hard Candy de David Slade, una película en la que la actriz Ellen Page viste una capucha roja y se relame los labios cual brillante nínfula. De hecho, aunque Hard Candy guarde muchas similitudes con una historia como Lolita de Vladimir Nabokov, lo cierto es que sólo es una versión de Caperucita roja.

En la película, sin embargo, todos los rasgos de la inocencia desaparecen en seguida, pasando a convertirse esta en una especie de venganza al hombre perverso, de vuelta de tuerca a la moraleja de Perrault. Aquí es la adolescente la que tortura y culpa al hombre que intenta aprovecharse de ella, y de esta manera destruye un mito que durante siglos había convertido a las niñas en carne fresca y en sangre tonta.

Cocinar mata a 4 millones de personas cada año

Cocinar es la quinta causa de muerte en los países en desarrollo. Y todo porque no disponen de unos fogones que eliminen adecuadamente el humo.


Estos fogones son hogueras abiertas y emiten un humo que al inhalarlo provoca la muerte de alrededor de 4 millones de personas y enferma a muchos millones más, según cifras de la Organización Mundial de la Salud.

Los combustibles como la madera, el carbón o las heces secas desprenden tóxicos que si no son debidamente extraídos acarrean dolencias respiratorias y cardiovasculares crónicas, como pulmonía y cáncer.

“Tener un fogón abierto encendido en tu cocina es como encender 400 cigarros por hora en una habitación cerrada”, dice Kirk Smith del departamento de salud global de Berkeley.

Son 3 billones los hogares que dependen de estos fogones, que producen casi tanto hollín como los coches diésel y los camiones de todo el mundo.

Además, cocinar supone un calvario: los ojos lloran, los pulmones chirrían y la cabeza duele tanto parece a punto de estallar. Y es un problema que afecta principalmente a mujeres y niños, de los que mueren 500.000 anualmente por respirar un aire tóxico en su propia casa.

En países como China, Uganda o Guatemala, la mayoría de mujeres suelen estar encadenadas a las tareas de la cocina. Tal y como recuerda el estudio sobre pobreza energética de Practical Action, ir a recolectar el combustible y la comida y luego cocinar deja al día sin apenas horas.
La salud y la economía están estrechamente ligados en este caso. Con la carga de alimentar a las familia, las cocineras acortan su vida y se quedan sin tiempo para actividades formativas o de ocio de su interés.


Para ponerle remedio, la Alianza Global de Naciones Unidas para unos Fogones Limpios lleva 10 años proporcionando unas cocinas menos tóxicas y más eficientes en Bangladesh, China, Ghana, Guatemala, India, Kenya, Nigeria y Uganda.
Lejos de querer aprovecharse de este nicho de mercado, la Alianza para los Fogones Limpios no vende estas nuevas cocinas sino que trabaja impulsando en la buena dirección a fabricantes y distribuidores.

Este 2016 ya han proporcionado un sistema más limpio a 60 millones de hogares y para 2020 se prevé que sean 100 millones de fogones para una cocina que nutra sin dañar.




Animales en magníficos y particulares retratos

Sergey Polyushko es un fotógrafo ucraniano cuyo portafolio incluye todo: arquitectura, moda, fotografía comercial y de calle. Sin embargo sus retratos animales es su trabajo más llamativo.