domingo, 20 de noviembre de 2016

Las 100 fotografías mas influyentes de la historia

“Un hombre en la luna” (Neil Armstrong, 1969)

“Bosnia” (Ron Haviv, 1992)

“La tercera clases” (Alfred Stieglitz, barco camino a Europa, 1907)

“Alan Kurdi” (Nilüfer Demir, Turquía, 2015)

“Birmingham, Alabama” (Charles Moore, EEUU, 1963 )

“Niño albino” (Don McCullin, Nigeria, 1969)

Crees que la Coca Cola es mas rica que la Pepsi porque la publicidad "te convenció" de eso

La historia de Coca-Cola y Pepsi es la misma historia que la de muchas de las grandes marcas y rivales en otros sectores. Aunque a decir verdad, en el caso de estos refrescos azucarados hay una gran diferencia respecto al resto de escenarios: su aparente singularidad y diferenciación de la otra parte de una serie de patrones casi diríamos que... místicos.

Por ejemplo, uno puede argumentar que prefiere un BMW de un Mercedes o un Peugeot de un Citroen por una serie de características de uno u otro modelo. Uno puede preferir un producto de Microsoft o de Apple por las mismas serie de características o especificaciones. En cambio, ¿qué es lo que realmente diferencia a Coca-Cola de Pepsi?

Durante toda nuestra vida hemos escuchado esa leyenda urbana que nos hablaba de la fórmula mágica de una y de otra, del ingrediente que las hacía únicas y fabulosas. Bien, incluso esa aseveración no es del todo cierta. Los ingredientes de ambas deben ser auditados por las autoridades, es decir, que deben ser conocidos y se tienen que leer en la etiqueta. Veamos el ejemplo en el caso de la más popular de ellas, Coca-Cola. Sus ingredientes son:
  • Agua carbonatada.
  • Cafeína.
  • Jarabe de fructosa derivado del maíz.
  • Colorante alimentario E-150d.
  • Ácido fosfórico (E-338).
  • Aromas naturales.
Entonces, ¿dónde está esa fórmula? Pues en esos “aromas naturales”. La clave es que dentro de los aromas caben desde la canela hasta la lima o la vainilla, y de la mezcla o fórmula Coca-Cola y Pepsi han construido su imperio.

Esto nos lleva a otra pregunta, ¿es realmente esta fórmula de aromas naturales el principal agente para distinguir ambas marcas? Bueno, si eres un talibán de la Coca-Cola o la Pepsi estamos seguros de que dirás que sí, que una de ellas es infinitamente más rica que la otra.

Y como decíamos al comienzo, puede que tengas razón. Pero la ciencia te va a demostrar que la diferencia no está en su fórmula mágica.

La diferencia está en tu cabeza.
¿Coca-Cola o Pepsi?
El valiente investigador que se atrevió a cuestionar el dogma de la cola fue el señor Read Montague, un prestigioso científico norteamericano y director del Human Neuroimaging Lab and Computacional Psychiatry Unit en Virginia Tech Institute, además de profesor en el Baylor College of Medicine.

En el año 2004 Montague llevó a cabo una versión científica controlada con el método de doble ciego del desafío de las colas. En el mismo los participantes recibieron dos tazas sin marcar que contenían Coca-Cola y Pepsi respectivamente. Luego se les pidió a los participantes que bebieran e indicaran cuál sabía mejor.

El resultado fue una división uniforme entre las dos bebidas, una en la que no había ninguna correlación entre la marca que los participantes decían que preferían de antemano y la que eligieron posteriormente en el estudio. Por tanto, ya había una primera pista. Los “catadores” no podían distinguir entre las dos, y eso que anteriormente se habían declarado fans de unas y haters de la otra.

Pide ayuda para abrir una puerta sin romper unos platos y las respuestas son muy divertidas e ingeniosas

Deja lo que estés haciendo, ¡tenemos un problema entre manos! Un ama de casa ha publicado una foto de su alacena “imposible de abrir” y quiere consejos para poder hacerlo sin destruir esta preciosa vajilla de porcelana.

“La alacena que nunca puede ser abierta,” decía. Por supuesto, en internet nunca puedes decir “nunca”, porque poco después, un ejército de amables internautas llegó (con 16.000 reacciones y 600 comentarios) para ayudar a la mujer a salvar su vajilla.


Aquí recopilamos algunos de ellos donde dan muestras de mucho ingenio:
  • Es un asunto de economía: si la vajilla es barata, abre la puerta. Si es irremplazable, rompe el cristal de la derecha
  • Construye una casa idéntica al lado de la tuya, la única diferencia será que los platos estén colocados bien. Luego, borra la casa vieja.
  • Inunda la casa y luego abre la alacena sin problemas.
  • Abre una botella de vino. Bébetela. Espera que llegue tu marido a casa. Échale la bronca por nada. Ve a la cocina, abre la puerta y deja que se rompa la vajilla. Échale la culpa a tu marido. Él se disculpará y te comprará una vajilla nueva.
  • Tumba la alacena hacia atrás y luego ábrela.
  • Prueba a apagarlo y encenderlo de nuevo.
  • Vende la alacena al museo y llámala “Congelado en el tiempo”.
  • Es la alacena de Schrodinger, porque en estos momentos la vajilla está intacta y rota a la vez.
  • Prueba a hacer Ctrl + Z, debería funcionar...
  • Cubre la alacena con cinta de embalar, y déjasela a tus nietos como herencia, o guárdala como futura dote para tu hija.
  • Es muy fácil , llamen a maestros de kung-fu de las peliculas y antes que caigan los toman uno por uno y los colocan en la mesa.
  •  No abras la puerta.
  • Pasas una cartulina por la rendija de la puerta sin abrirla hasta llegar al otro extremo. Pídele ayuda a alguien que sostenga la cartulina desde el extremo contrario a la apertura de la puerta. Luego abres la puerta manteniendo tensa la cartulina, la bajas un poco y acomodas con cuidado los platos.
  • Rompe el vidrio de la parte superior y mete por ahí la mano para recoger los platos.
  • ¡Esos platos son de plástico!
  • ¿Esos son los platos de schrodinger?

En menos de 20 días Kirk Douglas cumplirá 100 años

Issur Danielovitz Demsky nació el 9 de diciembre de 1916. En pocos días cumplirá los 100 años, pero nadie lo recordará por ese nombre. En cambio, es difícil que alguien no conozca a Kirk Douglas, el nombre con el que se inmortalizó en el cine con algunas de las grandes superproducciones de la época dorada de Hollywood.

Nació en Amsterdam y llegó a los Estados Unidos con sus padres, judíos rusos que migraban de una Europa cada vez más convulsa. Como tantas familias de inmigrantes el joven Issur debió salir desde muy temprano a trabajar, hizo de todo un poco, desde luchador hasta botones en un hotel. Entre 1935 y 1939 pudo costearse los estudios en la Universidad de St. Lawrence, y pronto descubrió su verdadera vocación. Tras licenciarse en Artes, ingresó en la Academy of Dramatic Arts, en la que estudió interpretación durante dos años. Mientras asistía a clases interpretó varios papeles en montajes de aficionados en Nueva York y Pensilvania.

En 1941 debutó por fin en Broadway con la obra Spring Again. De esta primera época se destaca su participación en la obra Las tres hermanas, de Anton Chéjov, donde utilizó el seudónimo de George Spelvin Jr.

Pero luego sobrevino la Segunda Guerra Mundial y el joven (aún) Issur se alistó en la Marina, donde alcanzó el grado de teniente. Fue a su regreso del conflicto bélico que, finalmente, ingresó en el cine. Su debut fue en El extraño amor de Martha Ivers (1946), un melodrama protagonizado por Bárbara Stanwick; a Douglas le tocó el papel de su amargado marido.

En poco tiempo, su fuerte temperamento lo llevó hasta los primeros lugares en los papeles protagónicos. Su legendario mentón cuadrado con el hoyuelo que lo caracterizó de algún modo encarnaba a la perfección la personalidad de hombre enérgico, ambicioso y duro que fue común a muchos de los personajes que le tocó interpretar.

Hollywood había descubierto una estrella de enorme valía y comenzaba a gestarse la leyenda que durará hasta estos días.

Superproducciones.
Un año más tarde de este debut Douglas vuelve a participar en un film que el tiempo ha vuelto un clásico del cine noir de todos los tiempos.

Retorno al pasado (1947) es, según el juicio unánime de la crítica, una obra maestra del director francés Jacques Tourneur. Los papeles protagónicos correspondieron a Robert Mitchum y Jane Greer, pero el rol secundario le tocó a Douglas. En la película Mitchum encarna a un detective que es contratado por un viejo conocido, un jefe mafioso que encarna en una actuación memorable.



Este film le permitió consolidar su situación en la industria cinematográfica. Al poco tiempo firmó un contrato por cinco años con el productor Hal B. Wallis, pero apenas un año después su indomable temperamento lo llevó a romper con el productor. Su consagración se produjo con el papel protagónico en El ídolo de barro (1949), de Mark Robson, donde interpretó el papel de un boxeador que, con pocos escrúpulos, se abre paso a golpes en el mundo del box. Este trabajo le valió la nominación al Oscar.

SITOT, la app uruguaya que envía automáticamente un mensaje de alerta en caso de accidente

Cuando Fiorella Bergamasco tenía 10 años, sufrió la muerte de la madre de una de sus mejores amigas. Años más tarde, a la madre de otra amiga suya también le ocurrió un accidente grave. Estuvo cuatro horas y media sin ser encontrada, sin que la pudieran auxiliar y sin poder pedir ayuda. Un peón de un campo, de milagro, la encontró y logró salvar su vida. Estos episodios la marcaron y, por eso, comenzó a interiorizarse sobre los siniestros viales. Averiguó cifras y quedó impresionada por el volumen de accidentes que ocurren cada día: en 2015, en Uruguay, falleció una persona cada 17 horas por esta causa, según datos oficiales. Y el 60% de las muertes ocurrían en el lugar del choque.

"Cuando alguien sufre un accidente tiene que esperar que otro lo vea. Depende del azar, de un montón de factores que no están en control de la persona", comenta Bergamasco, de 23 años, licenciada en Negocios Internacionales.

Bergamasco señala que en largos tramos de rutas nacionales los conductores circulan en vías mal iluminadas y en mal estado. Una maniobra descuidada en esa situación, y la falta de ayuda podría ser letal.

Por eso, pensó en crear una aplicación de celular que, inmediatamente después de que ocurre el siniestro, envíe de manera automática un mensaje de texto a los "contactos de emergencia" de la víctima. La app se llama Sitot y la puedes descargar haciendo clic en este enlace. Ya está disponible en Android y la próxima semana estará para quienes tengan un teléfono de Apple.



El servicio —que será gratuito los tres primeros meses y por el que luego habrá que pagar un dólar mensual— utiliza los sensores que están presentes en los 2.200.000 teléfonos inteligentes que hoy tienen los uruguayos, según cifras del Perfil del Internauta Uruguayo.

El acelerómetro y el giroscopio proporcionan datos de velocidad, fuerza G del impacto y rotación del vehículo. Lo que hace la aplicación es interpretar esos datos y determinar, de manera automática, si hay que enviar un mensaje a los contactos que una persona agendó previamente.

Pero, ¿es posible que dentro del auto se caiga el celular y mande una alerta falsa? "No", contestó la creadora. "En ese caso no saltaría la alerta porque no se cumple que el impacto sea mayor a cierta fuerza", explicó.

Bergamasco y su equipo hicieron pruebas en kartings, donde comprobaron que el mensaje se enviaba correctamente. De todas formas, continuará siendo testeada con simuladores de choque.

Además de esta función básica, la aplicación también tiene otras, como un botón de pánico para reportar robos o incendios y es posible introducirle información médica o antecedentes clínicos de la persona que descarga el servicio.

7 partes del cuerpo que no sirven para nada...

¿Algunas vez te has preguntado por qué nos salen las muelas del juicio o por qué tenemos apéndice? Dicen que el cuerpo es sabio y es todo un milagro biológico, pero también está compuesto de ciertos órganos que no sirven absolutamente para nada.

Con el transcurso del tiempo, los seres humanos se quedaron con ciertas conductas y cualidades físicas que ya no cumplen con su propósito original, a esto se le llama características vestigiales, las cuales sólo están ahí como parte de nuestra herencia evolutiva.
  • El apéndice: El apéndice es la madre de los órganos vestigiales, y es que no sólo no sirve para nada, sino que, en caso de reventar, podría costarte la vida. Tradicionalmente la medicina asumía que el apéndice no tenía propósito, específicamente porque si lo retiras del cuerpo, no hay impacto alguno, pero Darwin creía que nuestros antecesores lo necesitaban para digerir una dieta de pasto. Con los años su propósito se ha vuelto menos significativo, aunque la ciencia moderna cree que sirve como reserva de las buenas bacterias, las cuales le dan un equilibrio al tracto digestivo. Aún así, si te lo quitas, no pasa absolutamente NADA.
  • Coxis: El coxis está compuesto de 5 vertebras unidas por ligamentos. En una vida pasada, ya saben, cuando éramos primates, teníamos COLA, ¿pero ahora? Esa pequeña parte de nuestro cuerpo es tan sólo un recuerdo que sólo sirve para romperse.
  • Las muelas del juicio: Ay esas malditas muelas del juicio… sólo sirven para traer dolor porque no CABEN en la mandíbula. Hace muchísimos años, los humanos necesitaban más dientes para soportar una dieta más ruda, sin embargo, con el paso de los años nuestras mandíbulas se han hecho cada vez más pequeñas y nuestras dietas más definidas. Lo bueno de esto es que los pequeños ya están creciendo sin estas muelas, ¡a eso se le llama evolución!
  • Dedos meñiques del pie: Nadie me puede negar que el pie humano es una maldita maravilla. No sólo cargan con nuestro peso, sino que también nos ayudan a hacer actividad física. El problema es que el dedo meñique no hace gran cosa. Si no lo tuvieras, podrías caminar perfectamente y ni siquiera lo notarías. Antes era muy útil, pues los dedos podían unirse, pero ahora no tienen esa cualidad.
  • Vello corporal: Antes era requerido para el calor, pero ahora sólo sirve para retirarlo por fines estéticos. Y es que así sucede: cuando no necesitas algo, ves la forma de quitártelo, tal es el caso del vello corporal. Y bueno, en el caso del cabello, el vello púbico y el de las axilas, hay que destacar que es importante para reducir la fricción del cuerpo y detener el olor, pero el resto no es para nada crucial.
  • Barbilla: Ufff, ni te imaginas la gran cantidad de debates que existen con respecto a la utilidad de la barbilla. Aunque no tiene función obvia, la barbilla está ahí simplemente porque nos gusta, es decir, es el resultado de la selección sexual. Hay expertos que dicen que ayuda a controlar la fuerza que produce la mandíbula al masticar, aunque NADA ha sido comprobado.
  • Músculos de la oreja: ¿Sabías que tienes músculos fuera y dentro del oído? Pues sí, y seguramente no los usas. ¿Puedes mover tus orejas? Nunca lo habías pensado, ¿cierto? Digo, hay personas que sí pueden hacerlo y ejercitan esos músculos, pero todos los demás… ¿qué importa? Y en el caso de los músculos internos, se han vuelto TAN pequeños, que ya no pueden cumplir con su función original, que era cambiar la forma de la oreja y redirigirla hacia el sonido… como los animales lo hacen.


Humor presentado







36 fascinantes imágenes históricas

Personas sentadas entre confeti y papel después de celebrar el final de la Segunda Guerra Mundial en la ciudad de Nueva York, 1945.

Un elefante de circo hace equilibrio sobre sus patas delanteras, 1920.

La carta ahora perdida "From Hell" publicada en 1888, junto con la mitad de un riñón humano, por una persona que afirmaba ser Jack el Destripador.

Los trabajadores de Disney discutiendo sobre cómo animar burbujas de agua en Pinocho, 1930.

Una Menorah frente a la ventana, mientras que una bandera nazi flamea justo enfrente de 1931.

Una foto tomada por el fotógrafo holandés Cor JARING en apoyo del movimiento Provo de 1960 Ámsterdam.

Se puede "predecir el tiempo con las articulaciones", y otros curiosos datos del cuerpo humano

  • ¿Es cierto que los pies crecen conforme nos volvemos mayores? Ciertamente es posible: Después de años de desgaste, los tendones y ligamentos en los pies se debilitan. Esto puede causar que los arcos de los pies se aplanen, lo que significa que los pies se alargan y se ensanchan. No quiere decir que les pasa a todos - gente que sufre de sobrepeso, que padece de pies y tobillos hinchados o que tienen alguna condición de salud en específica como diabetes son más propensas. En dado caso de que suceda, el incremento promedio es de una talla y se da entre los 70 y 80 años.
  • ¿Qué pasa cuando sientes el estómago en la garganta en la montaña rusa? Tus entrañas realmente se están volteando! Cuando en carrito de la montaña rusa está en la cresta se detiene por un segundo para aumentar el suspenso y luego se deja caer, tu cinturón te mantiene atado a tu lugar pero algunos de tus órganos internos relacionados – como el estómago con los intestinos – “flotan en el aire”. No causa daño alguno a tus intestinos ni siquiera la más peligrosa de las montañas rusas (todo vuelve a su lugar), pero tus nervios detectan el movimiento y lo registran como una sensación del estómago en la garganta.
  • ¿Por qué las mujeres parecen padecer de más frío que los hombres? El sexo débil tiene un mayor porcentaje de grasa corporal y mantiene más calor en la zona de las caderas. Eso ayuda a los órganos vitales mantener su temperatura pero no es así con las extremidades y cuando tus manos y pies sienten frío, lo siente de la misma manera el resto de tu cuerpo. Además, la investigación indica que las mujeres tienen el umbral del frío más bajo que los hombres; lo que significa que al estar expuestas a una temperatura muy baja, los vasos sanguíneos de los dedos de la mujer se contraen más que los de los hombres por los que empalidecen con mayor rapidez.
  • ¿El “olor a viejito” es real? Sí, pero de acuerdo a un estudio también existe un olor distintivo de las personas de edad mediana y también hay un olor a persona joven. La investigación encontró que las personas mayores tienen un olor más sutil y más placentero que las personas de mediana edad y que los jóvenes. No era lo que esperabas, ¿cierto?
  • ¿Por qué el café a temperatura ambiente sabe tan mal? La temperatura afecta el sabor. Investigadores en Bélgica encontraron que algunos receptores de sabor son más sensibles a comida que está a temperatura ambiente. De modo que el café caliente sabe menos amargo (y por consiguiente sabe mejor) porque nuestras papilas gustativas que detectan el sabor amargo no son tan sensibles cuando el café está caliente. Los olores también influencian al sabor también, así que hasta el café más amargo puede saber delicioso por su rico aroma; el café a temperatura ambiente no huele de la misma manera.
  • ¿Por qué nos levantamos para orinar en la noche pero no para ninguna otra cosa? Porque las neuronas sofisticadas e inteligentes en el intestino que controlan las contracciones del colon y que liberan los desperdicios son influenciadas por el ritmo circadiano del reloj biológico que nos despierta cuando hay luz y nos adormece cuando hay oscuridad. La mayoría de la gente no tiene la necesidad de vaciar el colón en la noche. Por el contrario, la vejiga, que actúa como un depósito para el flujo continuo de orina producida en los riñones, se puede estirar solamente hasta un cierto volumen hasta sentir la necesidad de ir. Normalmente puedes dormir de 6 a 8 horas sin necesidad de orinar, pero ciertas condiciones médicas o tomar mucha agua antes de ir a dormir pueden hacerte ir al baño en el transcurso de la noche.
  • ¿Por qué tenemos huellas digitales? Muchos expertos creen que son para mejorar el agarre, pero un estudio británico de hace algunos años sugiere otra cosa. Los investigadores encontraron que una huella digital complica el agarre a superficies planas y lisas ya que reducen el área de contacto directo con la piel. En cambio, piensan que nuestras huellas podrían ayudar al deslice del agua o a un mayor estiramiento de la piel lo que la protege de daños y ayuda a prevenir ampollas. Otros científicos sugieren que las huellas ayudan a mejorar nuestro sentido del tacto. Lo que es un hecho es que no existen dos huellas digitales iguales en el mundo, ni siquiera entre hermanos gemelos.
  • ¿El dolor en articulaciones es un pronóstico del clima? Quizás. La razón puede provenir a partir de un cambio en las lecturas barométricas: La presión atmosférica usualmente baja antes de que la temperatura lo haga; este cambio de presión causa que el tejido del cuerpo se expanda y por lo tanto que duela. El efecto es muy pequeño pero la gente que tiene artritis o articulaciones inflamadas de inmediato notan la diferencia. La temperatura también genera un impacto: en el 2007 investigadores en la Universidad de Tuft descubrieron cada que desciende la temperatura 10 grados corresponde a un ligero aumento de dolor en la rodilla con osteoartritis.
  • ¿Por qué aguantarse la respiración ayuda a quitar el hipo? Es sabido que mediante la retención de dióxido de carbono en el cuerpo (no exhalar), ayudará a que el diafragma pare con los espasmos que son la razón principal del hipo. Cuando tu diafragma se contrae de manera involuntaria, forza una inhalación de aire rápida que repentinamente es detenida por la epiglotis – un pedazo de cartílago localizado en la garganta detrás de la lengua, de ahí el sonido del hipo.
  • ¿Por qué los dientes se enchuecan al envejecer inclusive si de niño usaste braquets? Cada sonrisa es diferente, pero mucho de esto tiene que ver con que al envejecer perdemos un hueso detrás de las encías. Si pierde mucha parte del hueso – que incrementa por factores como el tabaquismo o enfermdad en encías – sus dientes sufren un enchuecamiento.
  • ¿Por qué mi estómago gruñe? Puede ser el sonido de sus jugos gástricos revolviendo y contrayendo los músculos del estómago preparándose para recibir comida. Para evitar esos sonidos vergonzosos que usualmente llegan en los momentos menos indicados, coma más frecuentemente pero poquitas cantidades de comida.
  • ¿Por qué a veces siento punzadas en los costados cuando corro? Tu diafragma se estira, se jala y se golpea durante el ejercicio lo que puede causar un agudo y punzante dolor en la parte inferior de la caja torácica, por lo regular en la parte derecha del cuerpo. Para hacer que el dolor se vaya, corre más lento y respira más controladamente.
  • ¿Por qué el sudor de las axilas huele peor que el sudor de otras partes del cuerpo? Tu cuerpo tiene dos tipos de glándulas de sudor. La mayoría del sudor se va a los brazos y piernas y es un compuesto de agua y sal. Pero la glándula en tus axilas (también la de la ingle) libera una sustancia aceitosa que las bacterias adoran. En realidad se trata de las bacterias comiéndose el aceite que tu cuerpo liberó lo que causa el olor.


Desafío: ¿Podrás encontrar todas las diferencias?

Son 8 imágenes donde existen algunas diferencias. En algunas imágenes la diferencia es una sola, algunas son muy evidentes y otras no tanto. Si no encuentras todas las diferencias, al final está la solución.

1 diferencia


1 diferencia


1 diferencia


1 diferencia


5 diferencias


3 diferencias


5 diferencias


9 diferencias


Tras el salto, las respuestas:


El experimento de Asch (o por qué seguimos a las mayorías)


En los años 50, el psicólogo Solomon Asch realizó un experimento muy simple: en un cuarto juntó a varias personas, de las cuales algunas eran actores contratados y sólo una era común y corriente. El ejercicio consistía en mostrarles hojas con rayas de diferentes tamaños y preguntarles cuál era la más grande —obvio a simple vista—, pero los actores contestaban mal a propósito con la intención de confundir a la persona y analizar su comportamiento. ¿Qué sucedió? El sujeto en cuestión respondió lo mismo que los actores, sabiendo que era incorrecto, sólo para estar de acuerdo con el resto de las personas reunidas. El estudio demuestra que la gente se conforma con lo que opine un grupo con tal de jugar un rol dentro del él, cediendo a la presión social para evitar la crítica y por temor a la equivocación.

En las dos primeras tanto los cómplices como el sujeto crítico respondieron de forma unánime la respuesta correcta. Sin embargo, a partir de la tercera prueba, los cómplices indican intencionalmente una respuesta incorrecta. En ésta, el sujeto da la respuesta correcta al final, mostrándose sorprendido por las respuestas previas (e incorrectas) de los cómplices. En la prueba siguiente la situación se repite: los cómplices dan de forma unánime una respuesta incorrecta y el sujeto crítico disiente dando la respuesta correcta pero mostrando un desconcierto mayor. Al repetirse la situación, el sujeto crítico eventualmente cede a la presión de grupo e indica también una respuesta incorrecta.

El experimento se repitió con 123 distintos participantes. Se encontró que aunque en circunstancias normales los participantes daban una respuesta errónea el 1% de las veces, la presencia de la presión de grupo causaba que los participantes se dejaran llevar por la opción incorrecta el 36.8% de las veces.

Aunque la mayoría de los sujetos contestaron acertadamente, muchos demostraron un malestar extremo y una proporción elevada de ellos (33%) se conformó con el punto de vista mayoritario de los otros cuando había al menos tres cómplices presentes, incluso aunque la mayoría dijera que dos líneas con varios centímetros de longitud de diferencia eran iguales. Cuando los cómplices no emitían un juicio unánime era más probable que el sujeto disintiera que cuando estaban todos de acuerdo. Los sujetos que no estaban expuestos a la opinión de la mayoría no tenían ningún problema en dar la respuesta correcta.





Cuando las cartas debían contener la frase "Saludo a Franco. Arriba España"

En tiempos de la dictadura franquista, sobre todo en los primeros años de la posguerra, muchas cosas cambiaron en España, y una de ellas fue el “protocolo” de las comunicaciones. Cuando te dirigí­as a un organismo oficial por teléfono la respuesta de la telefonista era: “¡Arriba España! Dí­game“, a lo que habí­a que responder: “¡Arriba España!”. Las peticiones/reclamaciones/solicitudes oficiales debí­an finalizar con : “Es gracia que espera alcanzar de Vd. cuya vida guarde Dios muchos años“. Sin esta coletilla se archivaban directamente en la papelera.

Y las cartas debí­an encabezarse con: “¡Arriba España! Saludo a Franco” y terminar con: “Por Dios, España y su revolución Nacional-Sindicalista“. Había que demostrar la afección “voluntaria y total” al nuevo régimen fuese como fuese. Es verdad que el propio régimen facilitaban muchas las cosas al poner en circulación sobres y postales patrióticos con grafismos referentes a Franco en los que ya se incluían estos eslóganes (junto a los sellos, otro método más de propaganda política), pero si no se disponía de tarjetas o sobres patrióticos se escribían a mano los eslóganes de referencia. Cuando el volumen de correspondencia a enviar era elevado, como por ejemplo el caso de muchos comercios o empresas, se recurría a sellos de caucho que se estampaban en cartas y sobres.

No los tires: alimentos que se pueden consumir después de vencidos (y los que nunca)

Entre las fechas de caducidad, las de consumo preferente y nuestros prejuicios de sociedad opulenta, muchas veces optamos por desperdiciar comida cuando nos surge la duda. Metemos en la heladera incluso lo que no necesita frío y, cuando no cabe todo, ahorramos sitio con ayuda del cubo de basura.

No debemos poner la salud como excusa: el motivo por el que tiramos comida suele ser que no planificamos lo suficiente nuestras compras y que ahorramos demasiado tiempo que deberíamos emplear en empaquetar bien, congelar o cocinar, en lugar de optar por productos precocinados.

Aquí tienes los alimentos que es más imperdonable tirar, porque duran mucho más de lo que solemos tardar en consumirlos.

Galletas


¿Sabes que esa característica textura gomosa no tiene absolutamente ningún efecto negativo sobre la salud? La sensación de comer una galleta que ha perdido su capacidad de crujir como está mandado es extraña, pero solo porque estamos demasiado acostumbrados a que engañen a nuestro paladar con productos hiperprocesados.

De hecho, si compras galletas con ingredientes caseros en la etiqueta, notarás que, desde el primer momento, no suenan ni se parten de la misma forma espectacular que las más procesadas y azucaradas. La causa es sobre todo la humedad del ambiente que va penetrando en ellas.

Los productos basados en el azúcar duran décadas. Puedes reblandecer la miel al baño maría en un fuego suave

Muchos niños las prefieren blandas: no te sientas culpable por dárselas así y, por favor, no las tires. Si no te gustan, puedes ponerlas unos minutos en el horno y quedarán como nuevas, incluso un par de meses después de comprarlas.

Miel y mermelada

Llevan azúcar en cantidad y se conservan sin problemas. Si observas que algunas zonas cristalizan no te preocupes: también se pueden comer. Los productos basados en el azúcar duran décadas. Si encuentras el bote tan duro que es impracticable, es muy sencillo solucionarlo: ponlo al baño maría a fuego suave mientras remueves unos minutos, o mételo un ratito en el horno a baja temperatura (que esté tibio).

Lo mismo pasa con el chocolate: por el mismo motivo, su cantidad de azúcar, puedes consumirlo incluso cuando se pone blanquecino.

Alcohol

Las bebidas alcohólicas destiladas duran mucho tiempo, incluso abiertas. En ocasiones el sabor empeora o se evapora parte del contenido, pero no suele haber problemas para consumirlas incluso fuera de fecha.

Para conservar bebidas como el vodka o el whisky a largo plazo, aunque estén abiertas, guárdalas mejor en vertical (para que no estén en contacto con el corcho y no se pierda líquido) y evita el calor y la luz directa. El envase de cada una está diseñado para que duren, así que no las metas en otros recipientes como licoreras.

Leche agria

Suena terrorífico si has vivido siempre con neveras modernas y 'ordeñando' solo tetrabriks, pero la realidad es que la leche que se cuaja en la nevera no tiene por qué hacerte daño. Si ha estado expuesta a sol o calor, la cosa cambia, porque puede tener bacterias peligrosas.

Desecha las partes espesas y puedes usar el líquido para hacer bollos, tortitas, natillas, pudin... Sabrá como si nada.

Patatas fritas

Hace poco explicamos que las patatas fritas de bolsa pueden salvarse y volver a la vida con ponerlas medio minuto en el microondas, incluso si se quedaron muchas horas fuera del envase.

Eso por lo que se refiere al sabor. En cuestiones de salud, las patatas rancias no pueden hacerte mal, y puede que hasta sean menos peligrosas para los dientes.

Aceite de oliva

El producto estrella de la dieta mediterránea no es perecedero: no caduca, propiamente dicho, nunca. Lo que sí sucede es que pierde algunas propiedades, por lo que cada empresa imprime la fecha que considera idónea para el fin del consumo preferente.

Si aparece moho en un queso duro, no hay por qué desperdiciar todo el trozo: puedes rasparlo o cortarlo y comerte el resto sin preocuparte

Tomar aceite de oliva caducado no supone riesgos, pero pruébalo en pequeñas cantidades antes de estropear una ensalada con un sabor distinto al deseado. Si te sabe rico, no tengas ningún problema. Para conservarlo adecuadamente, las indicaciones son similares a las del alcohol: lugares frescos (con temperatura constante) y oscuros, en cajas a ser posible herméticas. Así, además de no hacerte daño, sabrá y olerá como el primer día.

El colmo de la inseguridad: las páginas que envían la contraseña que creaste, a tu correo

Te acabas de subscribir a un servicio en internet; tuviste que registrarte, indicar tu correo electrónico, quizá un nombre de usuario y elegir una contraseña. ¡Ahí está! Ya tienes en tu bandeja de entrada un mensaje con el alias y la clave que te abren las puertas de tu cuenta en la web. Una palabra secreta que aparece escrita tal y como la habías tecleado, lista para que tú y todo aquel que sepa aprovecharse de la situación la utilicen para acceder.


Por muy inverosímil que resulte, esta paradójica práctica –enviar una contraseña de seguridad sin aplicar ni un solo método para protegerla de posibles ciberdelincuentes− es bastante común en internet. Así lo demuestra el amplio archivo que guarda plaintextoffenders.com, a la que los usuarios pueden enviar capturas de pantalla de los correos delatores para sacar los colores a las webs que no cuidan este aspecto fundamental de su servicio.

Los creadores de este repositorio de culpables son dos desarrolladores israelíes, Igal Tabachnik y Omer van Kloeten, que lanzaron su plataforma en 2011. Actualmente han logrado sacar a la luz más de 3.000 webs, gracias a la ayuda de todos los que han decidido colaborar con la causa, y de paso protestar, enviando una imagen.

Ambos creadores habían sufrido esta práctica en sus propias carnes y querían cambiar las cosas. Por eso crearon su particular muro virtual de la vergüenza. En él figuran desde portales de búsqueda de empleo hasta librerías, pasando por universidades y plataformas que ofrecen contenidos audiovisuales, universidades e incluso tiendas de ropa ‘online’.

No obstante, además de señalar a los culpables, les ayudan a enmendar su error dándole las pautas para mejorar la seguridad a la hora de almacenar y enviar las claves de sus usuarios. Ochenta de ellas han corregido sus fallos, pero el monto de las que están dispuestas a cambiar supone un pequeño porcentaje del total.

Pero, ¿qué problema hay con enviar una contraseña así, escrita en texto claro y perfectamente comprensible para máquinas y humanos? Que la clave se muestre de esta manera a su dueño significa que esa combinación (supuestamente secreta) está además guardada en una base de datos, en un servidor, de la misma manera. Totalmente legible para cualquiera que logre acceder, incluidos cibercriminales y estafadores de la Red.