domingo, 18 de diciembre de 2016

¡Que fría esa mujer!, y otras imágenes divertidas







Los logros mas futuristas alcanzados en 2016

Una inteligencia artificial derrotó a un gran maestro de Go

En un torneo que rivalizó con la importancia histórica de Deep Blue contra el Gran Maestro de ajedrez Garry Kasparov en 1996 y Deep Blue contra los mejores campeones de Jeopardy en 2011, AlphaGo de Google ganó cuatro de las cinco partidas que jugó contra el campeón mundial de Go Lee Sedol. Algunos ingenuos expertos supusieron que la máquina no tendría ninguna oportunidad contra un humano en un juego notorio por su complejidad y jugabilidad sofisticada.
Tras su derrota, Sedol admitió tímidamente: “Después de mi experiencia con AlphaGo, he llegado a cuestionarme un poco las creencias clásicas, así que tengo más estudios por hacer”. La derrota de Sedol fue un rotundo recordatorio de que las máquinas están alcanzando rápidamente a los humanos en niveles de inteligencia, y que ningún dominio humano es inmune a los poderes de la IA.

Los vehículos autónomos de Uber se hicieron realidad

Sabíamos que los taxis autoconducidos iban a ser una realidad inevitable, pero aun así fue una gran sorpresa que Uber desplegara una flota de vehículos autónomos en octubre, un momento que marcó el comienzo de una nueva era para el transporte.

Los coches están lejos de ser perfectos, y algunas jurisdicciones están poniendo pegas estos programas pilotos, pero es solo cuestión de tiempo antes de que compartir viajes en automóviles robóticos sea el pan de cada día.

Dimos la bienvenida al primer bebé con tres padres genéticos

Una técnica controvertida conocida como donación mitocondrial fue utilizada para concebir a un niño con material genético de tres padres distintos. Esta terapia evita que se transmitan enfermedades graves de madre a hijo, en este caso un desorden genético debilitante y fatal llamado síndrome de Leigh, que afecta al sistema nervioso en desarrollo. La técnica todavía no es legal en los Estados Unidos, por lo que el Dr. John Zhang, del Centro de Fertilidad New Hope de Manhattan, realizó el procedimiento en México, donde “no hay reglas”.

Una niña ganó su batalla legal para ser criogenizada 

Una niña de 14 años con cáncer cerebral terminal pudo cumplir su último deseo después de que la corte británica aprobara su solicitud para ser preservada en una instalación de criogenia de los Estados Unidos. El padre de la adolescente, separado, se había opuesto inicialmente a sus deseos, pero el tribunal decidió que su madre era la mejor persona para decidir en nombre de la niña.

La adolescente murió poco después y ahora está criogenizada en el Instituto de Criogenia de Michigan. Este caso estableció un precedente que demostró que el deseo de ser preservado en una bañera gigante de nitrógeno líquido no es tan radical como para influir en la decisión de un juez sobre la tutela.

Los científicos crearon vida artificial con solo 473 genes

Los investigadores de Synthetic Genomics y el Instituto J. Craig Venter desarrollaron un genoma bacteriano sintético “mínimo” que es más pequeño que cualquier cosa encontrada en la naturaleza.
El objetivo del experimento era crear un genoma basal que los científicos tuvieran disponible para estudiar la vida y usar como “chasis” para agregar nuevos conjuntos de genes. La bacteria de 473 genes, denominada Syn3.0, podría ser usada para construir prácticamente cualquier tipo de célula con propiedades personalizadas, lo que permitirá a los científicos crear formas de vida artificiales que puedan usarse para producir nuevos medicamentos, sustancias químicas, biocombustibles y alimentos.

10 cosas que no se deben hacer en un viaje a Corea del Sur

Este país asiático, que va ganando terreno como destino turístico, cuenta con una amplia gama de tradiciones y costumbres peculiares. Entre ellas hay algunos gestos y comportamientos prohibidos que hay que conocer para no meter la pata mientras se interactúa con surcoreanos. En esta galería se han recopilado 10 curiosos tabúes que han pervivido en la sociedad de Corea del Sur hasta hoy en día.

Dejar los palillos en el plato de la comida: este gesto recuerda a un ritual funerario en el que se clavan barritas de incienso en un recipiente con arena.

Llamar a alguien con la palma hacia arriba: los surcoreanos usan este gesto solo para llamar a los perros u otros animales.

Lucir ropa demasiado escotada: se considera demasiado frívolo y provocativo.

Sentir vergüenza con temas relacionados con problemas de digestión: por ejemplo, llegar tarde al trabajo por culpa de una diarrea se considera algo normal. No solo eso, en el país hay muchas cafeterías donde sirven el café en tazas con forma de inodoro.


Prestar atención a los estornudos: en vez de desear 'salud' a una persona que acaba de estornudar, haga como si nada hubiese pasado.

El curioso "tiburón invisible"

La especie Squatina squatina, conocida también como tiburón ángel o 'tiburón invisible', se entierra en la arena del fondo marino con su piel imitando el color y los patrones de aquella. Este camuflaje hace a estas criaturas casi indetectables, lo que les permite pasar inadvertidas al hacerse con sus presas.

Sin embargo, mientras que su camuflaje logra engañar a los animales marinos, no es tan eficaz contra los humanos. De ahí que se trate del grupo de tiburones más amenazado del mundo, destaca el medio.

El especialista de la Universidad Simon Fraser de Vancouver Nicholas Dulvy señaló al rotativo que desde comienzos del siglo XX su número se ha reducido debido fundamentalmente la pesca de arrastre en los fondos marinos. Una investigación exhaustiva de la costa europea, desde Portugal a Noruega, sugiere que el animal se ha extinguido allí. Únicamente en el área de las españolas islas Canarias, donde la pesca de arrastre fue prohibida en la década de los 1980, el tiburón ángel aún pervive.

"La hermosa paradoja de estos animales es que se encuentran en peligro crítico, pero prácticamente está garantizado ir a bucear con ellos en las islas Canarias", afirma Dulvy. "En cualquier otro lugar de Europa no se tiene esta oportunidad", constata.

La Sociedad Zoológica de Londres y sus colaboradores han lanzado el Angelshark Action Plan: una iniciativa destinada a la protección de esta rara criatura en el archipiélago español.




Humor heroico







Antiguas fotos que algunas celebridades han compartido sobre su pasado

Liam Hemsworth compartió una foto de la época cuando él y Miley Cyrus se enamoraron en el set de su película de 2010, La última canción.

Rashida Jones registró el espíritu de los años 90 en una foto dónde se la ve a sí misma (derecha) junto a Gwen Stefani, su hermana Kidada, y Aaliyah, todas cubiertas de pie a cabeza de prendas de Tommy Hilfiger!

Hilary Duff compartió una adorable foto de su niñez

Mindy Kaling ha publicado una foto impresionante de todos los escritores serie "The Office"

Oprah Winfrey celebró el 30 aniversario de su antiguo programa de entrevistas mediante la publicación de esta foto del el primer episodio.

Enrique Iglesias nos llevó de nuevo a 1995, cuando se lanzó su álbum debut.

Cuando comprar un pastel en Argentina, era un acto anarquista (o el origen de las "bolas de fraile")

En las confiterías argentinas no es lo mismo pedir una berlinesa que un suspiro de monja. En ambos casos el cliente recibirá un pastelito de masa con crema. Sin embargo, optar por uno u otro nombre puede mostrar una actitud que se remonta a los orígenes del movimiento anarquista en el país.



En 1885, el pensador y militante anarquista Errico Malatesta decidió establecerse en Argentina. El país sudamericano parecía un buen lugar para escapar de las autoridades europeas.

Los gobiernos de Suiza, España, Rumanía, Francia, Bélgica, Inglaterra y, por supuesto Italia, su país natal, estaban hartos de Malatesta. Sus actividades revolucionarias le habían llevado incluso a Egipto, de donde había sido expulsado. Definitivamente, América parecía un buen lugar para cambiar de aires.

En Buenos Aires, Malatesta comenzó a divulgar el ideario anarquista entre los trabajadores. Con su ayuda y la de Ettore Mattei, surgieron los primeros sindicatos libertarios argentinos. Entre ellos destacaba la Sociedad Cosmopolita de Resistencia y Colocación de Obreros Panaderos.



Las autoridades argentinas no tardaron en conocer sus actividades y, después de otra campaña de acoso, Malatesta marchó rumbo a Italia. Sin embargo, en apenas cuatro años, su mensaje había logrado calar entre los trabajadores. Más de lo que hubiera pudiera imaginar.

Al ser el sindicato de panaderos de ideario anarquista, los trabajadores comenzaron a bautizar a sus creaciones con nombres que recordaban la lucha proletaria. Denominaciones que hacían referencia a la acción directa, se burlaban de la policía y se mofaban de la Iglesia católica.

Aparecieron así los cañoncitos, las bombas, los vigilantes, los sacramentos y las bolas de fraile, también llamadas suspiros de monja. De repente, la población argentina comenzó a ser partícipe de la difusión de los idearios libertarios a través de los pasteles.

Sin embargo, utilizar la repostería como forma de combatir al enemigo no era nuevo. Según cuenta Christian Ferrer en su libro Cabezas de Tormenta ya fue utilizado en 1528. En esas fechas, durante el asedio de Viena por los turcos, los pasteleros de la ciudad decidieron crear las famosas medias lunas. Su inspiración era el símbolo que las tropas enemigas tenían en sus estandartes. Ni que decir tiene cuál era el sentir de los musulmanes cuando veían a los vieneses comerse desde las empalizadas su símbolo sagrado. Aunque no conseguían acabar con el asedio, las medias lunas servían de combustible para alimentar la resistencia.

El tiempo desgasta las palabras. Sin embargo, los argentinos acuden aún hoy a las panaderías y piden, conscientes o no del significado, esas especialidades blasfemas y revolucionarias. Un hecho que pasó desapercibido a los diferentes gobiernos dictatoriales que ha vivido el país en el siglo XX. Sin duda, una ingeniosa estrategia que mezcla desobediencia y humor, que ya hubieran querido para sí los situacionistas franceses.



Consejos para no "meter la pata" cuando viajas

“Adonde fueres, haz lo que vieres”. Un saludo informal o incluso el gesto mejor intencionado podrían ofender a tus anfitriones. Esta es una breve guía para no quedar mal en tus viajes por el mundo.

Europa:
- Inglaterra: los ingleses son el único pueblo del planeta al que le encanta hacer fila, ya sea en el supermercado, en la oficina de correos o en las paradas de ómnibus. Cuando, en 1999, dos trenes descarrilaron en Londres, los pasajeros, en vez de salir alocadamente de los vagones volcados, hicieron una fila ordenada a la usanza tradicional británica. “Los ingleses no toleran que nadie se salte una fila, así que aunque haya una sola persona en la parada del ómnibus, más vale que te formes detrás de ella y la dejes subir primero”, dice Alex Finer, director del consejo europeo de Reader’s Digest en Londres. Y no te pegues demasiado a la persona que está delante; eso sería invadir su espacio personal. Por otro lado, si te colocás muy separado de los demás, es seguro que cuando alguien se acerque te preguntará si estás formado en la fila. El diario The Guardian recomienda seguir esta regla general: dejar el mismo espacio entre la otra persona y vos que el que dejarías si estuvieras “bailando con tu tía abuela”.

- Finlandia: aunque los finlandeses pasan buena parte de su vida encerrados en sus cabañas, algo que no soportan son las charlas frívolas. Así que ahorrá palabras y no te sorprendas si tu conversación es seguida por un largo silencio. Si tenés suerte de ser invitado a la casa de un finlandés, procurá mostrar la misma reserva que tus anfitriones. Abstenete de dar besos y abrazos al entrar, y no olvides sacarte los zapatos (esos relucientes suelos de madera se rayan fácilmente). “No bebas más alcohol del que hayas llevado, ¡y ni en sueños se te ocurra encender un cigarrillo!”, advierte Ilkka Virtanen, director editorial de Valitut Palat, la versión finlandesa de Reader’s Digest. “A los finlandeses no les importa cocinarse en sus saunas, ¡pero no toleran humo en sus casas!”

- Francia: en este país de los buenos modales, la educación se muestra en todos los intercambios verbales: “Buenos días, señor”, “Gracias, señora”. La forma más sencilla de acercarse a un francés o a una francesa es durante el ritual de besos que ocurre cuando te topás con alguien. “Dependiendo de la región, pueden ser dos, tres o incluso cuatro besos. Pero resistí la tentación de tocar la piel del otro; basta con acercar la cara y besar el aire”, señala Stéphane Calmeyn, director editorial de nuestra revista en Francia. A menos que tengas una relación muy estrecha con la otra persona, no debe haber ningún contacto entre las mejillas.

- Alemania: los alemanes son trabajadores, ordenados y disciplinados. Separan a conciencia la basura para reciclarla, y jamás se les ocurriría pasarse un semáforo en rojo, aunque no hubiera más autos a la vista. Pero la virtud más notable de los alemanes es la puntualidad. Por trivial que sea el motivo de una reunión, un alemán nunca llegará tarde. “Saldrán de casa con tiempo de sobra en previsión de un retraso imprevisto”, comenta Doris Kochanek, redactora de nuestra revista en Alemania. Y si eso significa que van a llegar demasiado pronto, no les preocupa, porque lo más probable es que todos ya estén allí. Este dicho alemán lo resume mejor: Fünf Minuten vor der Zeit ist des Deutschen Pünktlichkeit (“En Alemania, ser puntual significa llegar cinco minutos antes”).

- Italia: salame, pasta, pizza... Podés encontrar restaurantes italianos hasta en los lugares más apartados de la Tierra. Pero tené cuidado: salir a cenar en la capital mundial de la comida no es lo mismo que ir a la pizzería de tu barrio. En Italia, esa pasta que comés en casa es tan solo el primer plato, y se supone que vas a pedir también un segundo plato de carne o pescado. Cuando por fin termines el postre, sin duda necesitás una taza de café. “Pero no pidas un capuchino; a partir del mediodía, los italianos solo beben expreso”, afirma nuestro lector italiano Mario Giacchetta. Y al final, no arruines la cena pidiendo la cuenta por separado. En Italia, la cuenta siempre se divide entre todos, ¡y punto!
- Polonia: los hombres polacos son auténticos caballeros. “A toda mujer le abren la puerta, le ayudan a sacarse el abrigo y le acercan la silla para que se siente, mientras le dicen todo tipo de cumplidos encantadores”, afirma Malgorzata Makowska, del equipo editorial de Polonia. “Los señores mayores incluso la saludan a una besándole la mano”. A las polacas les gustan estas galanterías, que a las turistas emancipadas les parecen insinuaciones sexuales. Así que, amigas, recuerden que a los varones polacos se les enseña desde niños a ser corteses y galantes con las mujeres, ¡y no teman seguirles la corriente!

- España: a los españoles les fascina el ruido: motos estridentes, bocinas atronadoras, televisores a todo volumen; al parecer, tienen la necesidad innata de armar barullo. De modo que ni se te ocurra quejarte en la recepción del hotel de que los hombres que recogen la basura te despertaron a mitad de la noche. Lo mejor que podés hacer desde el principio es elegir con cuidado tu habitación; pedí una que se encuentre en el fondo del hotel y en el piso más alto posible. “Muchos restaurantes y otros lugares públicos se llenan de personas que se gritan unas a otras para hacerse oír”, advierte Natalia Alonso, directora de la edición española de Reader’s Digest. El poeta español León Felipe tenía una explicación de por qué sus compatriotas hablaban en voz tan alta: todos son descendientes de Rodrigo de Triana, el vigía de Cristóbal Colón, quien al avistar lo que luego sería el Nuevo Mundo gritó: “¡Tierra!”

¿Estás "delante de mi" o "delante mío"?

Esta es la historia de un amor prohibido. Una relación que no podía ser porque no cumplía la heterodoxia de las relaciones sentimentales en el país de la Gramática. Y a la RAE, guardiana de las buenas costumbres entre las palabras, no le gustaba nada la relación amorosa entre un adverbio y un posesivo. Y no por una cuestión homofóbica, no. Las relaciones entre palabras del mismo sexo estaban bien vistas en la vieja institución. Era una cuestión de categoría, de clase. Normas sociales que no podían romperse por el mero capricho sentimental, romántico y ñoño de dos amantes.

El adverbio Delante y el posesivo Mío se conocieron en una oración enunciativa un día soleado que se prestaba a la conversación. Se miraban, se hacían ojitos desde la distancia y al final ocurrió lo que tenía que ocurrir: que acabaron enrollados en el cuarto oscuro de una frase coloquial de moda. Desde entonces, no era raro verles pasear juntos de la mano. A algunos, los más conservadores y cercanos a la ley impuesta por la RAE, aquella relación les chirriaba sobremanera. Pero a otros, los más rebeldes, los de más baja condición, que un adverbio y un posesivo se enrollaran en público no sólo no parecía importarles, sino que aceptaron la relación como algo normal y correcto.

Mío y Delante se fueron a vivir juntos a un apartamento céntrico en el barrio gay de la Gramática. En su buzón habían escrito con orgullo sus nombres: Delante Mío. Y su ejemplo fue seguido por otros adverbios y posesivos que se atrevieron también a salir del armario. La RAE les expulsó para siempre del selecto barrio de la Norma Culta y censuró públicamente su relación. Pero ellos siguieron paseando su amor en los bajos fondos de la Gramática sin importarles un bledo lo que dijeran los bienpensantes.

Las normas son las normas y las relaciones, si son intensas, a menudo pasan por encima de ellas. Pero nunca está de más conocer las reglas para elegir cuándo saltárselas y si conviene hacerlo. Y la norma dice que un adverbio no puede ir seguido de un posesivo, al menos en el lenguaje culto. Por tanto, es erróneo decir : *delante mío o *enfrente suyo, sino delante de mí o enfrente de él.

En caso de duda, un truco: si se puede usar el posesivo átono antepuesto, la construcción con el posesivo tónico pospuesto también será correcta:

Estoy al lado de Juan=estoy a su lado=estoy al lado suyo

Y ahora que ya tienes la información, elige en qué lado de la ley te quedas.




3 historias que nos devuelven la fe en la humanidad

La madre adoptiva más amorosa
Por Leah Ulatowski


Para Cori Salchert, de Sheboygan, Wisconsin, Estados Unidos, y su esposo, Mark, ser padres adoptivos y de crianza no parecía factible hace unos años. Ambos trabajaban y ya tenían ocho hijos propios. Pero Cori, enfermera calificada, se dedicaba en cuerpo y alma a ayudar a familias que hacían duelo por un embarazo malogrado o por la muerte de un recién nacido. Si una pareja se sentía demasiado agobiada para sostener en brazos a su bebé moribundo, Cori lo hacía para que la criatura “no muriera sola”. En esos momentos pensaba: ¡Ojalá yo pudiera cuidar a estos niños! Así relata Cori su historia:

“En agosto de 2012 recibimos un llamado del hospital. Nos preguntaron si podíamos encargarnos de una bebé de dos semanas que no tenía nombre ni nadie que cuidara de ella. Había nacido sin un hemisferio cerebral, y los médicos no creían que pudiera sobrevivir. Estaba en estado vegetativo: no veía ni oía, y respondía solo a estímulos dolorosos. Pudo haber muerto en el hospital, envuelta en una manta y conectada a una sonda de alimentación sin que nadie se fijara en ella. Pero llevamos a casa a aquella hermosa bebé para que viviera con nosotros, y vivió más en 50 días que lo que muchas personas a lo largo de toda su vida. No había tenido una familia, y de repente era la menor de nueve hermanos. La teníamos en brazos todo el tiempo y la llevábamos con nosotros a todas partes.

Una noche me di cuenta de que la bebé estaba muriéndose. La familia entera se encontraba en casa, y todos se turnaron para sostenerla en brazos y darle un beso. Mi esposo incluso le cantó. Luego todos se fueron a dormir; solo mi hija Charity y yo nos quedamos despiertas con la niña. Abracé a Emmalynn contra mi pecho, envuelta en mi bata de baño afelpada y tibia, y le canté Jesús me ama. De pronto me percaté de que no la había oído respirar en varios minutos. Miré su rostro y vi que la hermosa criatura se había ido. Había dejado este mundo sintiendo los latidos de mi corazón. No sufrió dolor y, desde luego, no estuvo sola.

Es un regalo maravilloso formar parte de la vida de estos bebés, poder aliviar su sufrimiento, acariciarlos y amarlos, aunque ellos no puedan devolverle a uno algo tangible, ni siquiera sonreír a cambio de nuestros cuidados. Nos consagramos por entero a estos niños, y se nos desgarra el alma cuando mueren. Pero nuestros corazones son como vitrales: esas ventanas hechas con trozos de vidrio que se forjan nuevamente y que resultan aún más fuertes y bellas justamente porque estaban rotas.

Un acto fortuito de ayuda en la ruta
Por Justin Horner, tomado de The New York Times

A lo largo del año pasado tuve problemas con el auto en tres ocasiones. Siempre que me pasan estas cosas me irrito porque la mayoría de la gente no se molesta en ayudar. Una de esas veces estuve casi tres horas a la orilla de la ruta en el jeep grande de un amigo mío. En las ventanillas puse enormes letreros que decían “Necesito un gato”, y ofrecía dinero. Nadie se detenía. Justo cuando estaba por rendirme y empezar a pedir viaje, una familia mexicana se detuvo en una camioneta, y el padre se bajó.

Evaluó la situación y llamó a su hija, que hablaba inglés. A través de ella me hizo saber que tenía un gato hidráulico, pero era muy bajo para el jeep, así que tendríamos que “agrandarlo”. Luego, sacó un serrucho de su vehículo y con él cortó una sección de un tronco grande en el borde del camino. Llevamos el trozo hasta el jeep, pusimos su gato encima ¡y entramos en acción! Empecé a sacar el neumático, y de pronto le rompí el cabezal de la barreta. Su esposa se fue en su camioneta a comprar una nueva.

Cuando terminamos de cambiar el neumático, yo me sentía inmensamente feliz. La mujer sacó un bidón grande con agua para que nos laváramos. Intenté poner un billete de 20 dólares en la mano del hombre, pero no lo aceptó, así que me acerqué a la camioneta y se lo di a la esposa discretamente. Le pregunté a la niña dónde vivían. Ella contestó que en México. Terminaba de despedirme y de caminar hacia el jeep cuando la niña me preguntó a gritos si había almorzado. Como le dije que no, corrió hasta mí y me dio un tamal. Volví a darles las gracias, regresé al jeep y desenvolví el tamal. ¡Dentro estaba el billete de 20 dólares! Corrí hasta la camioneta. El padre vio el billete en mi mano y negó con la cabeza. Se concentró y me dijo en inglés: “Hoy por usted, mañana por mí”.

Carta abierta a las personas que me consolaron
Por Deborah Greene, tomado de ReflectingOutLoud.net

Queridos Extraños: los sigo recordando. Hace 18 meses, cuando sonó mi celular, ustedes acababan de entrar a la tienda a hacer sus compras, al igual que yo unos momentos antes. Pero yo ya había abandonado el carrito repleto de víveres en el pasillo de entrada. Mi hermano había llamado para decirme que nuestro padre se había quitado la vida esa mañana. Empecé a llorar y a gritar. Temblando, las rodillas se me doblaron y caí al suelo. Ustedes pudieron haber seguido su camino, sin hacer caso a mis alaridos, pero no lo hicieron. Pudieron haberse detenido a mirar mi lastimera muestra de dolor, pero no lo hicieron. Al contrario, me rodearon mientras yo decía sollozando: “Mi papá se suicidó. Está muerto”.

Recuerdo que uno de ustedes tomó mi teléfono y me preguntó mi clave de acceso y a quién debía llamar. Necesitaban que les dijera el nombre de mi esposo para buscarlo en mi lista de contactos. Recuerdo que escuché cómo le dejaban un mensaje urgente a mi marido para que me llamara. Me acuerdo que entre ustedes comentaban quién me llevaría a casa en mi auto y quién seguiría a esa persona para llevarla de regreso a la tienda. Aunque ustedes no se conocían, eso no importó. Se toparon conmigo, una desconocida, en el peor momento de mi vida, y me rodearon con un solo propósito: ayudar.

Aturdida, les dije que una amiga mía trabajaba en ese lugar, y uno de ustedes fue a buscarla. Y recuerdo que mientras estaba sentada junto a ella, uno de ustedes compró una tarjeta de regalo de la tienda para mí. A pesar de que esa persona no me conocía, quería que yo supiera que estaría pensando en mí. Esa tarjeta de regalo ayudó a alimentar a mi familia cuando mis emociones no me permitían pensar siquiera en cocinar.

Nunca volví a verlos a ustedes, pero hoy tengo una convicción profunda, porque se acercaron a ayudarme, me ofrecieron un rayo de luz en el momento más devastador de mi vida. Ustedes tal vez no se acuerden de esto. Quizá no se acuerden de mí, pero yo jamás los olvidaré.



El significado de un árbol de navidad invertido

La Navidad es una fiesta que está llena de tradiciones, aunque algunas son menos conocidas que otras. A mediados de la década de 2000, en un renacimiento de una tradición católica que comenzó en la Edad Media, las personas comenzaron a incorporar árboles de Navidad al revés en sus celebraciones.

Tendencia original
El árbol de Navidad fue utilizado por primera vez por San Bonifacio de Devonshire en el siglo VII para explicar la Santísima Trinidad a los paganos. El árbol de Navidad fue colgado originalmente boca abajo para que los paganos supieran que el árbol no era simplemente un adorno floral, sino que era un símbolo del cristianismo. En el siglo XII, los cristianos de toda Europa estaban colgando habitualmente su árbol al revés. Finalmente, la tradición fue reemplazada con el árbol de Navidad en posición vertical, de manera que el árbol señalara hacia el cielo.

Ideas erróneas de la tendencia original
A medida que la tradición del árbol cambió, algunos países de Europa mantuvieron el enfoque al revés. Con el tiempo, los cristianos que no estaban familiarizados con el árbol al revés empezaron a pensar que la tendencia era sacrilegio y representaba sentimientos anti Navidad. Debido a este error, algunos no cristianos usan el símbolo del árbol de Navidad al revés de la misma forma en que utilizan el símbolo de la cruz al revés, que originalmente era un símbolo de la cruz de San Pedro, como símbolo del anticristo.

Renacimiento de la tendencia original
A mediados de la década de 2000, la tendencia del árbol de Navidad al revés llegó a ser popular otra vez. Sin embargo, pocos creen que tenga mucho que ver con la historia o un renacimiento de las ideas y el simbolismo cristiano. Edward O-Donnell, un experto en tradiciones navideñas, explicó que el árbol de Navidad al revés muy probablemente se convirtió en una tendencia de nuevo porque parecía no tradicional. Un árbol al revés parece extraño en la casa y se podría considerar "vanguardista" y atraer a los no cristianos que celebran la Navidad.

Simbolismo del árbol de Navidad
El árbol de Navidad se ha utilizado como símbolo de varios conceptos cristianos. La forma triangular del árbol fue utilizada originalmente para simbolizar los tres puntos de la santísima trinidad. Debido a que los abetos se mantenían exuberantes durante el invierno, mientras que muchos otros tipos de árboles perdían sus hojas o morían, el abeto comenzó a simbolizar el Árbol de la Vida en el Jardín del Edén. Con el tiempo, la gente comenzó a decorar el árbol con manzanas y obleas blancas tomadas durante la Comunión. A causa de estas decoraciones, el árbol de Navidad representa tanto el Árbol de la Vida, como el Árbol del Conocimiento.




¿Por qué las mujeres hindúes llevan un punto rojo en la frente?


Seguramente alguna vez viste alguna foto de una mujer hindú con un punto rojo en la frente. Se trata del Bindi.

En primer lugar debemos diferenciar entre india e hindú: el término "india" alude a la persona nacida en el país de la India mientras que "hindú" alude a una de las muchas religiones de la India, el hinduismo.

Pues bien, según las creencias hindúes, el punto en la frente representa un tercer ojo para ver nuestro interior, hacia Dios. Su color rojo, es dibujado principalmente por las mujeres casadas como símbolo de su situación marital. El marido lo dibujaba en la antigüedad con su propia sangre. 

Hoy en día, las adolescentes suelen llevarlo pero de diversos colores ya que cada color significa una cosa diferente según la creencia. El rojo es un color reservado para las casadas, aunque también hay hombres que lo llevan.

El bindi (del sánscrito bindu, 'gota' o 'punto') es un elemento decorativo de la frente utilizado en Asia meridional (principalmente India) y el sudeste asiático. Tradicionalmente, es un punto de color rojo coloreado en la parte central de la frente, cerca de las cejas, pero también puede ser un signo o una joya lo que se porte en vez del punto.

De acuerdo con los seguidores del tantrismo, este chakra es el punto de salida para la energía kundalinī. Se dice que el bindi retiene la energía y fortalece la concentración.

Muchas personas lucen bindis de colores diferentes: el de color amarillo simboliza prosperidad y suelen llevarlo los hombres de negocios, el blanco evoca la purificación espiritual, el azul la sabiduría, el verde la suerte y el negro, en la mayoría de ocasiones, la soltería de una mujer. Estos significados, si bien se siguen aplicando actualmente, gira en función de las modas, pues muchas mujeres olvidan el típico y comprometido color rojo en pos de otros tonos que combinen con su sari o su actual estado.

Por otra parte, el bindi no es exclusivo de las mujeres, pues muchos hombres, ya sea por negocio, situación espiritual o ceremonias religiosas, también lo lucen en su frente. 


El simbolismo del punto rojo en las mujeres hindúes es una curiosidad que se nutre de muchos significados, en su mayoría espirituales, pero especialmente el rojo queda relacionado directamente con las mujeres casadas de la India pertenecientes al hinduismo. Una de las muchas y peculiares características de una sociedad que, debido al desarrollo y nuevos movimientos como el divorcio o la independencia femenina, hace tambalear los cánones de la estética más espiritual.




¿Por qué sólo los humanos tenemos mentón?

La barbilla o mentón (también llamado pera en Argentina, Chile, Colombia y Uruguay) es la parte de la cara situada debajo de la zona labial y por encima de la zona suprahioidea, donde comienza el cuello, llamada así por ser donde empieza la barba.

Esta parte está comprendida por la sínfisis mentoniana de la mandíbula o maxilar inferior; posee pelos largos y gruesos en el varón, piel movible, una capa subcutánea con tejido adiposo, que puede formar papada. Los músculos que comprenden el mentón son el músculo triangular de los labios, el músculo cuadrado de la barba y el borla del mentón.

En todo el reino animal, sólo los humanos tienen barbilla, y nadie sabe por qué. Incluso en los chimpancés y gorilas, la mandíbula inferior nunca sobrepasa el nivel de los dientes.

Hay decenas de teorías, pero ninguna es realmente buena. Una, por ejemplo, dice que el mentón evolucionó para defender a los dientes de los golpes de puño, pero esto hubiera requerido una cantidad absurda de generaciones de golpes mortales en la dentadura.

Otra dice que, a medida que nos fuimos irguiendo y dominando el habla, la mandíbula tuvo que sobresalir para dejar lugar a la lengua y la correcta masticación y respiración, pero no parece que la parte exterior siga el contorno del interior.

Finalmente hay una que  dice que, en realidad, el mentón no creció sino que se quedó atrás cuando el resto de la mandíbula se retrajo, probablemente porque ya no necesitábamos atacar a las presas con los dientes.

Nadie está seguro. Tal vez, simplemente, el mentón sea para pensar.