miércoles, 25 de enero de 2017

El significado del humo que sale del escape de tu auto, según su color.

Si del tubo de escape de tu coche sale humo es bastante probable que algo esté fallando. Sin embargo, dependiendo de si el humo es de color blanco, negro o azul se puede conocer qué parte del automóvil necesita reparación.


Si sale humo de debajo del capó de un coche puede significar que ha recalentado. No obstante, si el humo proviene del tubo de escape la respuesta casi siempre tiene que ver con que hay algún elemento presente en el motor que no debería estar allí.

Dependiendo del color del humo puedes saber si tu coche está dejando pasar demasiado combustible al motor o filtrando aceite. De cualquier forma, en la mayoría de ocasiones es muy probable que te toque visitar al mecánico.

El humo blanco significa, en la mayoría de ocasiones, la presencia de agua en el sistema de escape, ya sea por la condensación mientras el coche estuvo apagado durante la noche o porque se filtra al motor desde el sistema del refrigeración (lo cual es dañino). Si solamente sale una pequeña cantidad de humo blanco mientras el motor está frío no hay nada de qué preocuparse. No obstante, si el humo es abundante es necesario ir al mecánico, puede tratarse de un fallo grave.

El humo negro suele significar que los inyectores están dejando pasar demasiado combustible, por lo que el exceso se convierte en humo que es desechado por el sistema de escape. Rara vez esto es algo grave, dado que suele tratarse de una bujía defectuosa (que no está quemando suficiente combustible), un fallo en los inyectores o filtro de aire defectuoso.

El humo azul es el resultado de la presencia de aceite de motor en la cámara de combustión. Esto puede deberse a que el sello de alguna válvula está roto y está dejando pasar aceite con cada revolución. Una de sus consecuencias es la pérdida de potencia del motor. De cualquier forma, no importa el motivo, si sale humo azul del escape de tu coche debes visitar el mecánico.



Publicar un comentario