lunes, 30 de enero de 2017

En la actualidad la madre de Trump no podría haber entrado a los EEUU

El discurso de Donald Trump contra los inmigrantes ha estado lleno de contradicciones, empezando por su madre, quien llegó de Escocia a Nueva York en busca de una mejor vida.


A los 17 años, Mary Anne MacLeod se subió a un barco en 1930 con muy poco dinero y la esperanza de encontrar un mejor trabajo. Esto de acuerdo a documentos revelados por el diario escocés The National.

En su discurso de campaña, Donald Trump defendió la historia de que el amor entre su madre y el empresario Fred Trump fue un romance a distancia y que ella no pasó ningún tipo de pobreza, aunque según informa el diario, trabajó como empleada doméstica durante cuatro años en Nueva York.

En su discurso Trump sostiene que “la influencia de trabajadores foráneos ayudan a bajar el nivel de los salarios, mantiene el desempleo alto y hace difícil para familias americanas pobres y de clase trabajadora, incluyendo a inmigrantes y sus familias, el ganarse un sueldo de clase media”.

Hasta ahora, el pasado migratorio de la madre de Trump había sido un misterio, se creía que la joven había conocido al empresario en el Bronx, en un viaje de vacaciones.

El resto de la versión de la familia Trump asegura que MacLeod regresó a su Escocia natal y que desde allí mantuvo la relación con el empresario hasta su matrimonio en 1936. Para ese entonces el padre de Trump ya era un importante hombre de negocios en el sector inmobiliario de Queens. Ella venía de un hogar humilde de 10 hermanos con un padre que trató de sobrellevar los años de la Primera Guerra Mundial y los de posguerra.

Antes de los años 20 no existían muchas limitaciones para los inmigrantes y en 1929, un año antes de la llegada de la madre de Trump, se declaró una amnistía para los miles de ciudadanos que habían ingresado al país sin debida autorización. En esa época llegó MacLeod.

En sus papeles de inmigración al llegar a Nueva York, justo un día después de alcanzar la mayoría de edad y tras nueve de travesía cruzando el Atlántico respondió que “no” en la sección en la que le preguntaban “si tenía intención de regresar a su país de origen”. En ese mismo documento escribió “criada” como su oficio.

De esa forma, la madre del presidente de Estados Unidos ingresó al país de manera legal, declarando además que deseaba convertirse en ciudadana.

Al parecer los primeros años de McLeod en Nueva York fueron complicados, consiguió trabajo en casa de una familia rica en las afueras de la ciudad pero lo perdió como consecuencia de la depresión en 1929.

Antes de casarse con Trump y dedicarse a labores benéficas, ya en una situación económica muy diferente, Mary Anne volvió a Escocia en 1934 de visita. Después, y a lo largo de los años, regresó a su pueblo natal, Tong, en la isla de Lewis.
MacLeod nació en 1912 y falleció en 2000 a los 88 años de edad.



Publicar un comentario