sábado, 28 de enero de 2017

Las nuevas series de Tv que muestran lo que ocurre después que los súper héroes destrozan ciudades enteras

Dos Caras, Catwoman, Lex Luthor o Enigma son solo algunos de ellos: la sola presencia de estos temibles villanos bastaría para crear el caos y poner en un aprieto a superhéroes de la talla de Superman o Batman. No obstante, en ocasiones los malos no son tan malos y, de hecho, puede que los superhéroes no sean tan buenos como parecen serlo.

En las próximas semanas verá la luz una nueva serie que dará a conocer la faceta más oscura de los superhéroes, esos personajes a los que millones de personas admiran gracias a los cómics de DC. A la vez que demostrará que no todos ellos llevan capa. Se trata de ‘Powerless’, una comedia de situación producida por la cadena estadounidense NBC con un planteamiento un tanto original: ¿quién paga y arregla todos los destrozos que producen los superhéroes al luchar contra los villanos?
Su protagonista es Emily Locke, interpretada por Vanessa Hudgens (famosa por su papel en ‘High School Musical’), la orgullosa empleada de una empresa de seguros. Sin embargo, no se trata de una aseguradora más. En realidad, se trata de Wayne Security, una empresa que además de ser propiedad del multimillonario Bruce Wayne (el hombre que se esconde tras la máscara de Batman) se dedica a cubrir un singular sector: los daños que sufre la gente normal cuando un superhéroe lo destroza todo en su lucha contra el crimen.

Además, Wayne Security tiene un departamento encargado de innovar y crear productos con los que los simples mortales corran menos riesgos de sufrir daños colaterales al cruzarse con algún ser provisto de superpoderes (y capa). De hecho, la propia Locke es la directora de Investigación y Desarrollo. Así, buena parte de la serie se desarrollará en el laboratorio, un lugar que recuerda inevitablemente a aquel en el que Q le mostraba sus inventos a James Bond. No obstante, al tratarse de una comedia, los objetos creados por el departamento dirigido por Locke darán lugar a un buen número de situaciones curiosas.

Ya en el tráiler de la serie que puedes ver al final, cuyo episodio piloto fue grabado el pasado verano, se puede comprobar que la propia Emily Locke se ve afectada por uno de esos incidentes típico de los cómics: el tren en el que viaja descarrila (con el riesgo para su vida que ello supone) por culpa de una típica lucha entre superhéroes y villanos, que no dejan títere con cabeza.

En concreto se trata de Crismon Fox, que será la superheroína que aparecerá en este primer episodio de ‘Powerless’ hastiando a los ciudadanos con sus épicas batallas. Esta poco conocida francesa con poderes no es otra que Constance D’Aramis, la copropietaria de una empresa de perfumes parisina con una habilidad especial para controlar las feromonas.

No obstante, y aunque en el tráiler no aparecen personajes más populares como Batman o Superman, a lo largo de los episodios de ‘Powerless’ (de media hora de duración), Locke tendrá que enfrentarse a los daños provocados por héroes como Aquaman, Wonder Woman y otros miembros de la famosa Liga de la Justicia. De esta forma, Locke terminará siendo vista como una heroína que, sin superpoderes, combate el mal. En concreto, el mal provocado por los propios superhéroes.

De hecho, también tendrá que combatir con su propio jefe, que llega con la intención de revolucionar la empresa y cambiar demasiadas cosas. Además, su nombre no ayuda: se trata de Van Wayne, y no es otro que el primo de Batman. En definitiva, la frustración de Locke hará que también se pueda ver el lado más malvado de los superhéroes o, al menos, todo lo que hacen sufrir a los simples mortales de a pie.


Control de daños
Si bien ‘Powerless’ se estrenará en los próximos días de febrero, aún queda algo más para que la también estadounidense ABC lance ‘Control de daños’, otra serie con el mismo enfoque: los superhéroes crean el caos a su paso por las ciudades y alguien tiene que encargarse todo. Sin embargo, en esta ocasión, los protagonistas saldrán de la factoría Marvel.

De hecho, la historia está basada en el cómic homónimo en el que la empresa (también llamada Control de Daños) tenía por propietario a otro singular multimillonario que lucha contra el mal: Tony Stark, a.k.a Iron Man. La serie, que también será una ‘sitcom’, aún no tiene fecha de estreno, aunque se espera a lo largo de este 2017.

En cualquier caso, ya sean de DC o de Marvel, lo cierto es que alguien tiene que pasar la escoba cuando los superhéroes terminan su dura tarea (y reponer ladrillos, así como pagar roturas y peritar los siniestros de los coches). Acaban con el mal, pero los daños colaterales que provocan bien podrían ser obra de los peores villanos.






Publicar un comentario