lunes, 30 de enero de 2017

Murió al intentar no pagar la entrada y entró a la jaula de los tigres...

Este fin de semana, el zoológico chino de Youngor Wildlife Park, ubicado a 200 kilómetros de Shanghái, fue escenario de una masacre propiciada por una manada de tigres a un turista.


El hombre, quien se encontraba junto con su esposa y su hijo, ingresó al área de los felinos y fue atacado por uno de los animales hasta la muerte.

Varios visitantes del parque filmaron lo sucedido y registraron cómo uno de los animales clavó sus colmillos en el cuello del asiático, hasta dejarlo sin vida.

"Vi al tigre que atacaba a la persona, cuyo rostro estaba cubierto de sangre. Cada vez que se levantaba, el tigre lo empujaba de nuevo", explicó uno de los turistas.

Minutos después, trabajadores del zoológico llegaron al lugar e intentaron ahuyentar a los animales con petardos, sin embargo, el tigre que sostenía al hombre con sus dientes no lo soltó y se internó en la arboleda.

El zoológico cerró entonces sus puertas y finalmente el animal fue sacrificado.

El hombre fallecido, apellidado Zhang, entró por accidente en el recinto de los grandes felinos para evitar pagar la entrada al zoo, según el diario 'Shanghai Daily'.

Zhang formaba parte de un grupo de otras cinco personas: su esposa, sus dos hijos y otra pareja. Las mujeres y los niños pagaron la entrada, mientras que Zhang y otro hombre llamado Li decidieron buscar una entrada alternativa.

Por ese motivo, los hombres escalaron un muro de tres metros para ingresar en territorio del parque. Li relata que después de eso vieron una señal de advertencia pero decidieron ignorarla. En un momento determinado, Zhang saltó en el recinto donde se encontraban los tigres, pero Li decidió no hacerlo, salvando así su vida.

En una grabación que circula por las redes, se puede observar cómo los animales atacan al visitante, mientras los visitantes observan horrorizados e impotentes la atroz escena.





Publicar un comentario