martes, 31 de enero de 2017

Qué es una "fuga de memoria RAM" y como solucionarlo

Si eres usuario de Windows, es probable que alguna vez te hayas encontrado con que hay un programa consumiendo más memoria RAM de la que debería. Este hecho se conoce como fuga de memoria, y suele ocurrir cuando un programa no libera la memoria RAM que inicialmente había cogido para utilizarla. Conforme avanza el tiempo, esta fuga de memoria puede seguir alimentándose hasta que en unas cuantas horas o días el sistema se quede sin memoria RAM libre, y empiece a utilizar recursos del SSD o disco duro, ralentizando el PC.


Causas y efectos de una fuga de memoria RAM
La causa de las fugas de memoria suele ser un bug en el software debido a fallo en su diseño. La mayoría de fugas de memoria pasan inadvertidas, sobre todo si tenemos mucha memoria RAM o reiniciamos o apagamos a diario el ordenador. El problema más grave con esto suele ocurrir cuando una tarea se repite una y otra vez solicitando nuevos bloques de RAM sin liberar los anteriores, hasta que finalmente consume toda la memoria RAM.

Los programas que más comúnmente suelen tener fugas de memoria son los navegadores web o los gestores de torrent, aunque también pueden ocurrir en otro tipo de programas o incluso en juegos. En el caso de los navegadores, puede ser que cerremos una pestaña, y el proceso desaparezca del ordenador, y la RAM no se libere. Es por ello que a veces cuando tenemos muchas horas encendido el ordenador es posible que con todo cerrado tengamos un consumo de RAM del 50% en lugar de un 20%, y no haya ningún programa abierto consumiendo esa diferencia.

Soluciones antes las fugas de memoria RAMPara detectar los problemas de fugas de memoria, podemos observar el Administrador de Tareas y ver cómo va evolucionando el consumo de memoria RAM en el ordenador, así como con otros programas de monitorización de recursos de terceros. Si detectamos un programa concreto, podemos buscar en Google el nombre del programa seguido de “fuga de memoria” o “memory leak”, y probablemente encontremos a alguien que también tiene el mismo problema que nosotros.

La solución más sencilla para este tipo de problemas, aunque suene a chiste, es simplemente reiniciar el ordenador. Al hacerlo, se libera toda la memoria RAM y se carga de nuevo el sistema operativo desde cero. La parte más compleja de solucionar se da cuando la fuga de memoria está generada por el propio sistema operativo o en un determinado programa, y que aunque reiniciemos volverá a aparecer, para lo que hay que esperar a que los creadores del software lancen un parche solucionando el error, o directamente podemos optar por otra alternativa o una versión anterior del programa que sepas que funciona correctamente.

Además del sistema operativo o un determinado programa, también un driver puede ser el causante, por lo que será conveniente revisar si hemos conectado últimamente algún dispositivo nuevo o hemos instalado algún driver que puede estar generando problemas.



Publicar un comentario