domingo, 29 de enero de 2017

Zonas erógenas masculinas que no todas las mujeres conocen

Sin duda alguna las caricias, además de demostrar amor, son una de las armas de seducción preferidas en la intimidad. Al igual que nosotras, ellos tienen sus zonas erógenas y, si sabemos cómo estimularlas, podremos conseguir resultados mucho más excitantes. Las rutas alternativas que, aunque puedan tardar un poco más, resultarán más placentera son:
  • 1.- El pecho Una zona que no debemos olvidar. Los pezones masculinos son muy sensibles y les resulta agradable que los acaricien. Aprovechá para tocar el resto de su pecho y buscar otras zonas que le provoquen cosquillas placenteras o escalofríos.
  • 2.- Los dedos Básicamente jugá con su dedo como si fuese su miembro viril. Él solito hará el símil entre los dos.
  • 3.- Su boca Una forma diferente y satisfactoria de excitar a un hombre es dejándolo jugar con sus sentidos sin que pueda tocarte. Unos besos apasionados con un claro mensaje sexual pueden ser suficientes para encender sus ganas.
  • 4.- Las orejas Tanto los lóbulos como la parte inferior de las orejas son una zona erógena muy sensible. La idea es acariciarlos y besarlos suavemente para luego pasar a su cuello y espalda.
  • 5.- El cuello Esta zona del cuerpo es tan sensible como la femenina y ofrece un montón de maneras para estimularla, besar y sin duda acariciar ofrecerá buen resultado. ¡Sé creativa!
  • 6.- El cuero cabelludo A ambos sexos nos gustan los masajes en esta zona, ya que la cabeza está llena de terminaciones nerviosas que pueden causar el tan deseado escalofrío. Lo mejor de la excitación mediante el masaje capilar es que podés hacerlo en público sin llamar la atención.
  • 7.- Jugar con sus emociones El cerebro es la mayor zona erógena. Decirle cosas excitantes, los movimientos y caricias sugerentes son formas perfectas para despertar su deseo.


Publicar un comentario