jueves, 9 de febrero de 2017

10 ajustes básicos que debes hacer en tu router inalámbrico

Hoy por hoy todos la mayoría de los que nos conectamos a Internet lo hacemos a través de un router inalámbrico que nos permite utilizar cable para uno o varios dispositivos fijos, como por ejemplo un PC, una consola o un televisor inteligente, y utilizar WiFi para otros dispositivos móviles, como portátiles o smartphones.

La mayoría de los usuarios no se complican, instalan el router inalámbrico y empezan a disfrutar de su conexión a Internet. Es normal, ya que muchos creen que éste viene configurado de fábrica para ofrecer una experiencia totalmente óptima y segura, pero la realidad es totalmente distinta.

Si queremos sacar el máximo partido a nuestro router inalámbrico hay una serie de ajustes básicos que son fundamentales, y en este artículo te vamos a dejar un resumen con los diez más importantes y fáciles de realizar.
  • Cambiar la contraseña por defecto: es un ajuste tan básico e importante que no hacerlo es casi una locura. Para cambiarla debemos entrar en la configuración de nuestro router (introduce 192.168.1.1 en el navegador) y seleccionar la opción correspondiente. También es buena idea cambiar la contraseña y el usuario que nos permite entrar a dicho menú de configuración.
  • Activar el cifrado WPA2-PSK AES: Es la opción de cifrado más segura y con menor consumo de recursos que podemos encontrar. Si utilizamos dicho cifrado acompañado de una contraseña fuerte pondremos las cosas difíciles a los que quieran intentar invadir nuestra red inalámbrica.
  • Utilizar listas blancas de filtrado MAC: Este tipo de listas son las más efectivas, ya que sólo permiten acceder a nuestra conexión WiFi a una selección de dispositivos que hemos reflejado como autorizados. El resto estarán vetados y no podrán pasar.
  • Desactivar el broadcast SSID y cambiar el nombre de red: Con esto evitamos que la misma pueda ser vista por otros dispositivos circundantes. Si una persona no conoce directamente el nombre que hemos puesta a la red no podrá identificarla, lo que añade un plus importante de seguridad.
  • Actualizar el router: Esto tiene efectos tanto en seguridad como en rendimiento, ya que con el lanzamiento de nuevas revisiones de firmware los fabricantes suelen corregir posibles errores o fallos de seguridad y también implementan mejoras funcionales y de rendimiento. En los routers FRITZ!Box las actualizaciones juegan un papel muy importante, puesto que no sólo mejoran la seguridad y corrigen posibles errores, sino que además introducen nuevas funciones y mejoras de rendimiento y estabilidad.
  • Configurar el control parental: En conexiones compartidas es un ajuste fundamental y básico, ya que evitaremos que los más pequeños de la casa puedan acabar accediendo a contenidos inapropiados para su edad. Con la plataforma FRITZ!OS de AVM también podemos establecer horarios concretos e incluso generar códigos que permitirán navegar sólo durante un tiempo determinado.
  • Activa QoS (Quality of Service): Es una de las características más útiles e importantes que podemos encontrar en routers avanzados. Prioriza el tráfico y garantiza un ancho de banda mínimo a determinados servicios, como por ejemplo el juego online o el streaming de contenidos en alta resolución.
  • Cambia los canales por defecto: Un router inalámbrico transmite datos utilizando uno de los trece canales que están disponibles. Si utilizamos el canal por defecto podemos encontrarnos con una fuerte saturación, ya que es posible que muchos de los usuarios de nuestros alrededores estén en las mismas condiciones que nosotros. Los routers más avanzados suelen buscar por sí mismos los canales menos saturados, pero en cualquier caso lo mejor es comprobarlo en el panel de configuración del router.
  • Desactiva WPS: También conocida como Wi-Fi Protected Setup, es un sistema que permite vincular fácilmente dispositivos inalámbricos a nuestro router mediante la pulsación de un botón. Es una medida muy cómoda pero insegura, así que os recomendados desactivarla y hacer vinculaciones manuales, aunque tardéis un par de minutos.
  • Descarga y sincroniza las aplicaciones móviles del fabricante: Nos referimos a las aplicaciones para smartphone y tablet que ofrezca el fabricante de tu router, ya que con ellas puedes tener acceso a características muy útiles.

Publicar un comentario