martes, 7 de febrero de 2017

8 ridículos consejos pediátricos de la Edad Media

Cuando somos padres primerizos miles de preguntas nos asaltan a todas horas. Por suerte para nosotros, hemos nacido en la época de la información. Cualquier duda que tengamos podemos resolverla rápidamente consultando en internet.

Ahora imagina que naciste en la Edad Media y nada de todo esto se encuentra a nuestra disposición ¿Como resolverías todas tus dudas como padres?. Pues en aquellos años existían algunos libros que daban respuestas a las preguntas más comunes de la paternidad primeriza.

Estas y muchas otras cuestiones eran respondidas de una forma un tanto rocambolesca. A continuación os dejamos algunos de los ejemplos más raros.
  • Cómo cuidar al recién nacido “Inmediatamente después de nacer, el pequeño debe ser envuelto en pétalos de rosa trituradas mezcladas con sal fina. Los miembros del bebé deben ser acomodados correctamente para que tengan la forma correcta. Esto solo lo sabe hacer una buena enfermera. Al igual que la cera, los niños son blandos y fácilmente moldeables. Por esta razón debe saber que la belleza o fealdad de un bebé se debe, en gran medida a la pericia de las enfermeras – Aldobrandino de Siena, Régimen para el cuerpo (1254).” 
  • La importancia de envolver al bebé “Todas las partes del cuerpo de un recién nacido son muy delicadas y flexibles, por lo tanto es necesario envolverlo completamente, para que todos los órganos permanezcan en su lugar – Bartolomé en inglés, El sexto libro (1492).”
  • Cómo cambiar los pañales “La enfermera o alguna otra, debe sentarse junto al fuego. Coloca una almohada en el regazo y al bebé encima. Hay que asegurarse de que todas las puertas y ventanas estén cerradas. Es muy importante evitar que el aire pueda darle al niño. Si está muy sucio puede lavarlo con un poco de agua y vino y con una esponja o paño de lino. Los momentos ideales para cambiarle el pañal son a las 7 de la mañana, al mediodía, y las 7 de la tarde. También se puede cambiar a media noche, aunque no es lo habitual – Jacques Guillemeau, El parto (1612).”
  • Cómo lavar a su bebé “Debe lavar a su bebé después de una larga siesta. Si el tiempo es cálido, utilice agua tibia. Si hace frío, utilice agua caliente, pero nunca use agua hirviendo. Debe lavar al bebé 2 ó 3 veces al día, pero no los tenga tanto tiempo en el agua como para que se pongan rojos. Cuando le limpie las orejas asegurase que no le entra agua dentro. Si es invierno debe lavar al bebé cerca del fuego. Extienda y doble sus piernas hacia los riñones. Doble sus articulaciones y ponga un poco de aceite en ellas y en sus fosas nasales. Cuando acabe, hay que secarlo con paños suaves. Si hace frío habrá que calentarlos antes – Francesco da Barberino, Reggimento e costume di donan(1348).”
  • La lactancia “Durante los 14 primeros días después del nacimiento, la madre no debe amamantar a su bebé, ya que la leche materna aún no ha adquirido las propiedades beneficiosas que el niño necesita. En su lugar debe hacerlo una enfermera. Si no se dispusiese de ella se le puede dar leche de loba. En caso de recurrir a esta opción hay que darle una gota de miel al pequeño para que la leche sea menos perjudicial – Barthölomeus Metlinger, Libro para los niños (1473).”
  • Cómo elegir a la ama de cría ideal “Si la madre misma no pudiera amamantar al bebé hay que buscar un ama de cría. Esta mujer no debe ser ni demasiado joven ni demasiado vieja. La edad idónea son 25 años. Para alimentar al bebé debe hacer, por lo menos, 6 semanas desde que ella hubiese parido. El ama de cría debe estar sana y tener buen carácter. Ella debe ser de piel bronceada, cuello grande y pechos firmes ,ni grandes ni pequeños – Barthölomeus Metlinger, Libro para los niños (1473).”
  • Calmar el dolor de la dentición “A veces los bebés tienen problemas con la dentición. En ese caso deberá apretar las encías y el paladar con los dedos y masajear suavemente. Puede untar las encías con sesos de liebre o con grasa, mantequilla aceite de oliva de buena calidad. Esto debe hacerse 2 veces al día. La leche de perro también es adecuada para este propósito. Igualmente se puede utilizar grasa de gallina para el masaje – Michele Savonarola, Mulieres ad ferrarienses (1450).”
  • ¿A que edad puedes darle vino a tu hijo? “Las niñas pueden probar el vino a los 12 años y los niños a los 14. La razón es porque hasta ese momento los niños están creciendo y necesitan humedad. El vino es seco y elimina la humedad de la naturaleza, evitando el crecimiento del niño – Barthölomeus Metlinger, Libro para los niños (1473).”



Publicar un comentario