martes, 28 de febrero de 2017

Combatiendo los excesos de velocidad en el tránsito...¡con secadores de pelo!

Un grupo de ciudadanos del pequeño pueblo de Hopeman, en Escocia, ha decidido tomar la justicia por sus propias manos debido a los coches que circulan a altas velocidades por sus calles. Para ello están utilizando secadores de pelo para engañar a los conductores.


 Según el gobierno de Hopeman, un pueblo en el concejo Moray de Escocia, las carreteras que atraviesan el pueblo se están viendo plagadas de viajeros que circulan a altas velocidades, sin importar si se encuentran en zonas escolares. El concejal Dennis Slater comentó a la BBC: “Esto es muy peligroso. Las velocidades a las que están circulando por las calles de Hopeman se ha convertido en un problema grave, especialmente cuando los niños van a la escuela en las mañanas”.

Es por esto que un grupo de ciudadanos ha decidido tomar acciones al respecto. Para ello están usando chalecos de seguridad de colores fluorescentes (como los que usan las autoridades de tránsito) y se posan en las esquinas apuntando secadores de pelo a los coches, con la intención de hacerlos creer que se trata de detectores de velocidad. Muchos de los coches caen en el engaño y hacen caso a la advertencia, temerosos de ser multados por ir demasiado rápido.

La policía de Escocia asegura que está al tanto del problema y que la seguridad vial es una prioridad para ellos: “estamos al tanto de las quejas sobre el exceso de velocidad en Hopeman y vamos a solucionar este problema”.

Mientras tanto, los habitantes del pueblo se han cansado de esperar una solución oficial y se han armado con sus secadores de pelo. El engaño parece estar funcionando. Los ciudadanos aseguran que, antes de usar esta estrategia, intentaban hacer señas a los conductores para que redujeran la velocidad, pero la respuesta que recibían era el famoso dedo medio.







Publicar un comentario