sábado, 18 de febrero de 2017

Congelarse los genitales: Nueva terapia sexual

La crioterapia es un tratamiento que utiliza temperaturas bajo cero para tratar diferentes lesiones y problemas de salud. Originalmente, era utilizada por los deportistas para aliviar el dolor muscular, como una alternativa a los baños de hielo tradicionales. También se ha vendido recientemente como una terapia antienvejecimiento. Se dice que mejora la circulación sanguínea, acelera el metabolismo y potencia el sistema inmunológico.

Ahora, un spa de Manchester ha encontrado un nuevo y erótico uso para esta terapia bajo cero.

El revolucionario método consiste en congelar los genitales a -160 grados para mejorar su aspecto, aumentar el deseo sexual y los niveles de endorfinas de los clientes. Conocido coloquialmente como Amor Mist, el servicio está disponible para hombres y mujeres, pero solo puede realizarse por profesionales capacitados.

El sistema funciona de la siguiente manera. El terapeuta rocía un vapor a -160 grados en la zona genital a través de un tanque de nitrógeno líquido. Durante el tratamiento el frío se distribuye por la zona y la caída de la temperatura estimula los receptores de temperatura, aumentando el riego sanguíneo en la zona y favoreciendo la liberación de endorfinas.

“Mientras la piel siente la 'congelación', el cuerpo envía señales de ida y vuelta al cerebro, que le indican si hay daños en los tejidos. Eso, unido al aumento instantáneo de nivel de endorfinas que genera un incremento de energía y un 'high' natural, genera una apariencia cutánea más tersa, joven y vibrante en el área genital al estimularse la producción de colágeno", explican los responsables del spa al diario The Sun.

30 minutos de tratamiento, 50 libras, y verás tus genitales rejuvenecidos y tu impulso sexual multiplicado gracias al poder del frío. ¿Probarías algo así?



Publicar un comentario