viernes, 3 de febrero de 2017

Desarrollar diabetes tipo 2 podría ser un indicador de cáncer de páncreas

Desarrollar o sufrir un empeoramiento de la diabetes tipo 2 podría ser una señal temprana de cáncer de páncreas, sugiere una investigación reciente.


Los investigadores analizaron los datos de casi un millón de pacientes con diabetes tipo 2 o cáncer de páncreas en Italia y en Bélgica. La mitad de los casos de cáncer de páncreas fueron diagnosticados en el plazo de un año desde que se diagnosticó la diabetes a los pacientes, mostraron los hallazgos.

Los investigadores también encontraron que los pacientes con diabetes tipo 2 cuya afección se deterioró rápidamente y requirieron un tratamiento más agresivo también tenían un riesgo más alto de cáncer de páncreas.

Los hallazgos del estudio, que no demuestran una asociación entre la diabetes tipo 2 y el cáncer de páncreas, fueron presentados el lunes en el Congreso Europeo del Cáncer (European Cancer Congress, ECC), en Ámsterdam. Las investigaciones presentadas en reuniones médicas por lo general se consideran como preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

"Los médicos y sus pacientes con diabetes deberían ser conscientes de que el inicio de la diabetes o su deterioro rápido podrían ser la primera señal de un cáncer de páncreas oculto, y se deberían tomar medidas para investigarlo", comentó la autora del estudio, Alice Koechlin, en un comunicado de prensa del ECC. Koechlin es jefa de investigación en el Instituto Internacional de Investigación sobre la Prevención en Lyon, Francia.

"En la actualidad no hay un método bueno y no invasivo para detectar el cáncer de páncreas que no sea cuando muestra señales o síntomas visibles", indicó.

"Esperamos que nuestros resultados animen que se realicen investigaciones sobre marcadores sanguíneos que indiquen la presencia del cáncer de páncreas, que podrían servir de orientación para las decisiones de realizar un examen de confirmación, como la endoscopia", añadió Koechlin.

Uno de los cáncer más letales
El cáncer de páncreas es uno de los cánceres más letales porque es difícil de detectar en una etapa temprana y hay pocos tratamientos efectivos, explicaron los investigadores.

Menos de un 1 por ciento de los pacientes de cáncer de páncreas viven 10 años después del diagnóstico, indicaron los autores del estudio en el comunicado de prensa. En 2012, se diagnosticaron aproximadamente 338,000 casos de cáncer de páncreas en todo el mundo, y 330,000 personas fallecieron de la enfermedad.

Según el presidente del ECC, el Dr. Peter Naredi, "debido a la gravedad del cáncer de páncreas y dado que solamente se detectan una minoría de casos en una etapa curable, debemos encontrar mejores modos de detección temprana".

Naredi es presidente del departamento de cirugía de la Academia Sahlgrenska de la Universidad de Gotemburgo, en Suecia. Naredi no participó en el estudio.

"Se han hecho algunos avances en la investigación para los biomarcadores sanguíneos", comentó en el comunicado de prensa. El hallazgo del nuevo estudio abre la posibilidad de combinar el diagnóstico de "una enfermedad asociada, la diabetes tipo 2, con los biomarcadores sanguíneos. Es un paso en la dirección correcta si podemos aumentar la proporción de diagnósticos tempranos de cáncer pancreático".



Publicar un comentario