sábado, 18 de febrero de 2017

Diferencias entre sotware gratuito, libre y de código abierto

Cuando hacemos referencia a un software, sea cual sea su naturaleza, uno de los primeros apartados que tenemos en consideración, después de conocer su tipo de uso y para qué está diseñado, evidentemente, es si es gratuito o por el contrario tenemos que pagar por él, es decir, si se trata de una versión comercial.

El segundo de los casos lo solemos tener bastante claro desde el principio, ya que sabemos que para hacer uso de ese título en concreto tendremos que hacer un desembolso económico, ya sea por número de licencias, único, tras la versión de prueba, etc. Sin embargo, cuando nos encontramos ante un software sin costo, podemos encontrar tres modalidades, software libre, de código abierto y gratuito, cuyas diferencias son las que nos disponemos a ver a continuación.

Hay que tener en cuenta que aunque estas licencias están estrechamente relacionadas entre sí, tienen algunas diferencias importantes que en determinadas ocasiones no estará de más conocer. De hecho en muchas ocasiones solemos utilizarlos de manera indiferente como si se tratase todo de lo mismo, pero la realidad no es esa. Si comenzamos por el software libre, se trata de una licencia denominada FSF (Free Software Foundation), fundación creada en el año 1985 por Richard Stallman con el fin de promover el uso de este tipo de programas.

Software Libre
Aquí se establecen cuatro reglas de uso que básicamente son: que se puede usar con cualquier propósito, se puede estudiar su funcionamiento y modificarlo adaptándolo a nuestras necesidades, se puede distribuir libremente para ayudar a otros y se puede mejorar el programa además de hacer públicas esas mejoras con el fin de que toda la comunidad se beneficie. Llegados a este punto hay que tener cuenta un aspecto muy importante, el hecho de que hablemos de software libre y que sigue las normas comentadas, no quiere decir necesariamente que sea siempre gratuito, ya que podría conservar su carácter libre pero ser distribuido de manera comercial; ahí precisamente la diferencia fundamental entre las licencias gratuita y libre.

El software libre no tiene porqué se gratuito

Software de código abierto
Por otro lado, el código abierto u Open Source, es una licencia más enfocada hacia los beneficios que los usuarios pueden obtener del hecho de tener acceso al código fuente de las aplicaciones para su posterior mejora y actualización. Por lo tanto se caracteriza por compartir el código fuente del título, por lo que el proyecto siempre tendrá una tendencia a ir subiendo de calidad a medida que va pasando el tiempo, al menos en la teoría. Por lo tanto podemos llegar a la conclusión de que el software libre se centra más en las cuestiones éticas relacionadas con el mundo del software, mientras que el de código abierto prioriza el apartado técnico de la aplicación.

Además una herramienta perteneciente a la categoría de software libre puede obtener beneficios económicos en concepto de desarrollo y mantenimiento, siempre que se entregue la fuente, mientras que en el Open Source esto no es obligatorio.

Finalmente un software gratuito, no tiene que ser libre ni de código abierto.





Publicar un comentario