jueves, 23 de febrero de 2017

El curioso método egipcio que ayuda a adelgazar sólo con un cordón

Existen múltiples y particulares técnicas que prometen ayudarnos adelgazar, y no tienen nada que ver con un regimen alimenticio. El Método Egipcio es una de ellas y no creerás lo simple que resulta ponerlo en práctica.


Este método no incluye dietas ni se basa en una alimentación saludable directamente, pero sí funciona como un recordatorio que te indica que debes bajar de peso.

Según la revista femenina Veintitantos consiste básicamente en amarrar un cordón en la cintura para que cada vez que lo veas recuerdes que debes controlar las porciones de lo que vas a comer, además funciona como un incentivo, pues vas ajustándolo más a medida que consigues bajar los algunos kilos.

Esta técnica funciona más bien de una manera psicológica y era utilizada por las mujeres egipcias para tener la tan anhelada “cintura de reloj”, aunque en la actualidad muchas mujeres en Inglaterra se han sumado a esta técnica.

Pese a que para muchas es un método inofensivo, esta técnica se relaciona con el “poder de la mente” por lo que muchas mujeres podríamos pensar que a largo plazo puede ser perjudicial psicológicamente hablando, tal vez podríamos obsesionarnos con nuestra figura o desarrollar trastornos alimenticios, pero no, no es así.

Felipe Vergara, psicólogo de la Universidad del Pacífico explicó que el Método Egipcio no es dañino y más bien funciona como una forma de crear conciencia sobre nuestros hábitos alimenticios por lo que no debería haber mayor problema.

“En general, las personas tienen poca consciencia de qué comen, cómo comen, de sus hábitos alimenticios. Por lo tanto, ponerse una cuerda es un acto simbólico de volver a la consciencia corporal, de preguntarse ‘tengo o no tengo hambre’, y si va aumentando de volumen de peso o no” dijo el especialista.

“Hay personas que se guían por el cambio de talla del pantalón, lo que es como una medida de alerta. El hecho de ponerse la cuerda todos los días ya genera más consciencia, en una especie de ritual” agregó.

En cuanto a los trastornos alimenticios el especialista explicó este método no podría originar bulimia y anorexia, ya que estos son problemas que dependen de los antecedentes de la persona, enfermedades que vienen desde antes.

“No hay una relación causal, es decir, no por ponerse la cuerda todos los días se va a generar un trastorno porque los trastornos alimenticios están ya en la personalidad. Esto sólo quizás puede evidenciarlo” explicó Vergara. “Al usar esta técnica quizás se ve más evidentemente, pero el trastorno la persona lo tenía de antes” agregó.

Además, el especialista explicó que el Método Egipcio puede ser muy útil en aquellas personas que tengan “actitudes de baja conciencia, es decir que tienden a comer más por ansioso, o comen cualquier cosa sin saber de qué está hecho”.

“Cualquier cosa que uno haga sin considerar todos los ámbitos de manera integral probablemente no sea la solución. Una persona que baja de peso y se ha mantenido va a estar preocupado de su salud física, emocional, mental y espiritual” dijo agregando que los métodos más efectivos son los integrales, aquellos que involucran una mayor cantidad de aspectos.

Método Egipcio y dietas
¿Se puede complementar un regimen alimenticio con esta técnica del cordón?

Según explicó Stefanie Chalmers, docente de Nutrición y Dietética de la Universidad del Pacífico a BioBioChile, este método “persigue generar un recordatorio frente a una decisión personal de evitar comer en exceso, y el evitar ese punto es parte importante de cualquier planificación dietética saludable”, pero fue enfática en explicar que esta técnica es “solo una forma más de apoyo en esos momentos en que la emoción por la buena comida puede favorecer el olvido de una decisión saludable de no consumir en exceso”.

En cuanto a si es o no recomendable complementar el Método Egipcio con una dieta, la respuesta de la especialista fue afirmativa ya que según explicó, cada uno puedo escoger la forma más adecuada para potenciar la decisión de bajar de peso.

“El método no es dañino ni agresivo con el organismo, y puede ser un buen complemento en alguna etapa del plan de pérdida de peso, siempre que se reciba la asesoría nutricional pertinente” explicó la especialista.

Cordón Malory Band

El método original incluye un simple cordón, pero actualmente han surgido nuevas opciones para reemplazar este hilo. La británica Penny Mallory, creo una alternativa ajustable con una cuerda de poliéster llamada Malory Band, la cual cumple la misma función: nos recuerda que queremos adelgazar y aprieta cuando la persona come demasiado o relaja los músculos abdominales.

Este cordón es ajustable en tamaño y es ideal para la ducha. Así no habrá necesidad de retirarnos “el recordatorio”.



Publicar un comentario