domingo, 26 de febrero de 2017

El curioso "Síndrome de París" que afecta sobre todo a los japoneses

Las cafeterías japonesas más caras y aspiracionales, las que pretenden que sus clientes se sientan con un mayor estatus que el resto, generalmente tienen nombres franceses. El 80% de las chicas japonesas fantasea con la idea de casarse en París. Louis Vuitton, en Japón, tiene un éxito apoteósico.


Sin embargo, toda esta pléyade de nipones que idealizan Francia, y en particular París, pueden ser víctimas del llamado síndrome de París cuando viajan como turistas a la capital francesa.

Una condición psiquiátrica infrecuente
El síndrome de París es una condición psiquiátrica infrecuente que afecta a alrededor de una docena de turistas japoneses que viajan a París.

Lo que ocurre con estos turistas es que llegan a la ciudad con unas altas expectativas románticas sobre el lugar, pero pueden acabar hospitalizados cuando descubren que los parisinos pueden ser maleducados o que la ciudad no cumple con las expectativas. El estrés que ello supone, al parecer, es demasiado para algunos japoneses.

El profesor Hiroaki Ota, un psiquiatra japonés que trabajaba en Francia, está acreditado como la primera persona que diagnosticó esta condición en 1986.

Compensando valores nacionales


Se ha observado que los visitantes japoneses son especialmente susceptibles. De los 6 millones de visitantes anuales estimados el número de casos reportados no es significante: de acuerdo con un administrador en la embajada japonesa en Francia, sólo unos 20 turistas japoneses al año son afectados por este síndrome. La susceptibilidad de los japoneses puede ser debida a la popularidad de París en la cultura japonesa y la notablemente idealizada imagen de París en la publicidad japonesa.

Mario Renoux, el presidente de la Asociación Médica Franco-Japonesa, dice en su artículo de la publicación Libération, "Des Japonais entre mal du pays et mal de Paris" ("Los japoneses están atrapados entre la nostalgia y la enfermedad de París") (13 de diciembre, 2004), que las revistas japonesas son las responsables primarias de la creación de este síndrome. Renoux indica que los medios de comunicación japoneses, y en particular las revistas, a menudo representan París como un lugar donde la mayoría de las personas en la calle parecen modelos y muchas mujeres visten con ropa de alta costura.

La embajada japonesa tiene una línea 24 horas para ayudar a los turistas japoneses que lo sufren. Los educados turistas japoneses que llegan a la ciudad son incapaces de separar la visión idealizada de la ciudad creada a partir de películas como Amelie, de la realidad multiétnica de la ciudad y del fuerte carácter de los franceses.




Publicar un comentario