sábado, 11 de febrero de 2017

El iPhone 8 tendrá varias "novedades" que ya existen en otros teléfonos

Será en septiembre –si Apple no falla a sus costumbres- cuando se presente el iPhone 8. Pero no será el único, según las filtraciones, sino que llegará junto a los iPhone 7s y iPhone 7s Plus. Los dos últimos como evolución habitual de los iPhone 7, y el iPhone 8 como un salto mayor en hardware y diseño, con motivo del décimo aniversario desde la primera generación. Y en este, el iPhone 8, es donde encontraremos la gran mayoría de las novedades que, parece, justificarán un precio superior a los 1.200 dólares. Pero estas novedades ya están disponibles… en otros móviles.


Apple no se ha caracterizado nunca por ‘llegar pronto’. Sólo hay que revisar su historial para darse cuenta del tiempo que tardaron en traer la conectividad NFC, por ejemplo, o en sumarse a las pantallas por encima de las 5 pulgadas. Y estos dos anteriores son sólo algunos ejemplos, a los que se podría sumar la inclusión de la resolución Full HD, entre muchos otros más. Pues bien, cuando cada vez son más las filtraciones en torno al nuevo iPhone 8, lo que descubrimos es exactamente lo mismo: sus novedades lo serán para los iPhone, pero no para la telefonía, porque el resto ya las tienen.

Una de las ‘claves’ del iPhone 8 será la tecnología OLED para su pantalla, que crecerá en diagonal. Hasta ahora han aprovechado la tecnología IPS, y en contra de esto Samsung lleva haciéndolo años –pero muchos años-, con su propia ‘marca’ Super AMOLED. Además, las filtraciones apuntan a que la propia surcoreana podría ser el proveedor principal de estos paneles. Pero siguiendo con otra novedad, la segunda, parece que no habrá botones en el frontal del iPhone 8 y únicamente el ‘display’, algo que también hemos podido ver en muchos móviles anteriores, aunque quizá el Nexus 4 sea uno de los más relevantes porque la propia Google es la que, con Android, impulsó a los fabricantes a sustituir los botones físicos y capacitivos por táctiles integrados en la pantalla.

Pero ¿qué hay de la carga inalámbrica? Es otro de los puntos a los que las últimas filtraciones apuntan, y del mismo modo llevamos años viéndolo. No sólo carga sin cables, que en la familia Galaxy de gama alta de Samsung es habitual –entre otros fabricantes y modelos-, sino también carga rápida gracias a fabricantes de chipsets como, por ejemplo, Qualcomm.

La cuarta novedad sería el sistema de reconocimiento facial. Y seguramente será más avanzado que lo visto hasta ahora, pero ya formaba parte de Android desde Ice Cream Sandwich. Y de nuevo hay que mencionar a Samsung, porque con el Galaxy Note 7 se introdujo el reconocimiento de iris, que muy probablemente estará disponible también en el Samsung Galaxy S8. Y la última ‘novedad’ es el diseño construido en cristal. Aquí no hace falta irse a otro fabricante, porque fue la propia Apple la que construyó sus iPhone 4 y iPhone 4s con este material. Más adelante, sí, Samsung y otros fabricantes lo han adoptado, con la protección Gorilla Glass, para sus terminales más recientes.



Publicar un comentario