viernes, 10 de febrero de 2017

El primer medicamento impreso en 3D

Hemos visto que las impresoras 3D son capaces de concebir cada vez más cosas de materiales cada vez más diversos, pero el campo donde aún tiene que desarrollarse más es el de la alimentación y, sobre todo, el de los fármacos.

Con todo, ya existen píldoras impresas en 3D.


El primer medicamento impreso en 3D
En julio de 2015, se imprimió en 3D por primera vez en la historia un medicamento. El Spritam, fabricado por Aprecia Pharmaceuticals en New Jersey, Estados Unidos, está diseñado para aliviar síntomas relacionados con las convulsiones.

Con la impresión 3D se pueden así crear dosis distintas para necesidades diferentes, en vez de concebir una dosis de píldora para todo. La estructura porosa en 3D de la píldora, además, permite que se disuelva en 4 segundos, mucho más rápido que los medicamentos convencionales de dispensación libre.

Así pues, tal y como reconoció en su día la Agencia de Control Alimentario y de Medicamentos de Estados Unidos (FDA), Spritam es el primer medicamento impreso en 3D aprobado para su comercialización.



Publicar un comentario