lunes, 27 de febrero de 2017

La explicación detrás del peor papelón en la historia de los Oscar

Lo vimos todos: Warren Beatty dudó unos segundos cuando abrió el sobre para anunciar quién era el ganador del premio a la mejor película del año. 


No quiso decir lo que estaba leyendo. Su compañera en la misión de gritar el título galardonado, Faye Dunaway, pensó que estaba jugando con el suspenso y lo apuró. El le enseñó el nombre y ella quiso acelerar el trámite: "La La Land", exclamó. Luego todo fue fiesta para el elenco y equipo del film de Damian Chazelle, fiesta que instantes después se convirtió en confusión. No era La La Land la ganadora, era Luz de luna.

¿Qué había pasado? El primer esbozo de explicación lo dio el propio Warren Beatty, quien salió para poner el pecho a las balas: "Voy a explicar lo que pasó: el sobre decía Emma Stone, por La La Land".

Pero, ¿cómo pudo tener el sobre equivocado? Lo primero que se dijo fue que de alguna manera, el sobre de quien acababa de alzarse con el premio a mejor actriz había pasado de manos de Emma -o de DiCaprio, quien llevó ese sobre al escenario-, a manos de Beatty.

Esta hipótesis rápidamente fue descartada por dos razones: porque de haber sido así, el sobre debería haber estado abierto, pues ese premio fue el que se entregó minutos antes que el de mejor película; y porque Emma Stone no tardó en salir a aclarar que ella tuvo el sobre en sus manos todo el tiempo.

Según indica el protocolo de esta ceremonia -y acaba de comprobarse que se cumple a rajatabla- nadie más que los dos socios de PriceWaterhouseCooper que se encargan de realizar el conteo de votos, tienen acceso a los sobres.

Ellos son los únicos que conocen la lista de ganadores y les entregan el sobre en mano a cada presentador de un premio justo antes de que este suba al escenario, para garantizar la transparencia.

Por eso, las responsabilidades apuntan directo a estas personas. Un dato clave para develar el misterio es que cada uno de los dos socios llega por separado al teatro, en medio de un operativo de seguridad, y cada uno tiene copia de los sobres.

De esta forma, si a alguno le ocurre algo en el camino, el otro se encargará de cumplir con el trabajo. Luego, cada uno se ubica de un lado del escenario con la misma cantidad de sobres.

Es decir, hay dos sobres por cada categoría. Ahí estuvo el error. De alguna manera, cuando Beatty y Dunaway subieron al escenario, les entregaron la copia del sobre de Mejor Actriz, en vez del de Mejor Película.



Publicar un comentario