martes, 21 de febrero de 2017

¡Una foto muy graciosa! (¿en serio?)

Esta imagen ha sido publicada en un sitio bajo el título "Imágenes graciosas" Se trata de la imagen de una aparente discusión, donde "aparentemente" los argumentos del chico no convencen a la chica, la que, ante la mentira o sea cual fuere el argumento utilizado, opta por darle una cachetada que le da vuelta la cara. Una cara que vemos sorprendida porque "aparentemente" no esperaba la reacción de su, "aparentemente", novia.

La imagen que los mueve a la risa es esta:


Pero...y si fuera a la inversa?. Si la fotografía captara el momento de la cachetada pero en lugar de ser la chica, fuera el hombre el que le pegara. ¿Sería "divertida"?. No. No sería divertida y habría sido condenada en las redes sociales y no faltaría quien ya hubiese lanzado una amenaza de muerte al agresor, o quien iniciara un juicio al "maltratador".

Vivimos en una sociedad ridícula que idolatra lo "políticamente correcto" al punto de defender lo que está mal, para poder seguir posicionados en esa hipócrita corrección. Que alguien le pegue a alguien no está bien y no es gracioso ni divertido. No está bien que un hombre le pegue a una mujer, pero tampoco está bien que una mujer agreda, impunemente, y en medio de las risas divertidas de los observadores, a un hombre.

Hay gente que sostiene que "es aceptable" que una mujer le pegue a un hombre porque el daño que le hará será mínimo. Sin embargo el daño del hombre al pegarle a una mujer será mayor. No por machismo sino porque la propia naturaleza lo determina así: el hombre es, naturalmente mas fuerte y con mas condiciones físicas para desarrollar mas fuerza y por lógica puede generar mas daño.

Pero ese argumento no es aceptable en un nivel psicológico pues tanto si un hombre golpea a una mujer, o ella lo hace, la violencia psicológica es la misma. Puede haber diferencia en cuanto al daño físico causado, pero el efecto psicológico es igual en ambos. Así como mentir. 
¿Alguien se atreve a afirmar que una mentira daña mas a la mujer que al hombre? Una mentira seguirá siendo mentira aunque todos la crean, y una verdad seguirá siendo verdad aunque nadie la crea. 

A la hora de recibir agresiones de una mujer generalmente ningún hombre lo denuncia, pero si ocurre al contrario, al hombre rápidamente lo procesan y lo someten a la crítica pública y a "marcarlo socialmente" como agresor. Y si un hombre fuera a denunciar a su pareja por haberlo agredido seguramente sería centro de burlas, y nadie lo tomaría en serio. Existe dos criterios a la hora de tratar estos temas. Uno riguroso cuando es en defensa de la mujer, y el otro es de burla hacia el hombre.

La imagen que ilustra este post no es divertida en ningún sentido. Es una imagen lamentable. Algo que no debería ocurrir, pero que ocurre, y lo peor es que hayan quienes lo encuentren divertido sólo por el hecho de ser un hombre el que está siendo golpeado...

Esta doble moral no está llevando por un camino peligroso donde la misma acción está bien o mal vista según de dónde provenga.
Lo que está mal está mal. 
Sin disculpas, ni sexos.
Publicar un comentario